martes, marzo 31, 2009

Cero y van dos

Más info en Batalla.

Anuncios varios

No acostumbro este tipo de posts, pero hay mucha info que tengo guardada y que debo sacar. Algunos de ustedes estarán felices, otros no tanto.

Primero las malas nuevas:
Por problemas de logística en varios de los paises sudamericanos donde Benediction se iba a presentar, la banda canceló toda la gira hasta nuevo aviso. Desafortunadamente no hay fecha tentativa para reponerlo por lo que les rogamos, primero que nada, nos disculpen, está totalmente fuera de nuestras manos, y segundo que vayan a donde compraron los boletos para que se les reembolse su dinero. esto se puede hacer a partir del jueves 2 de abril en Ticket Master o en las taquillas del Hard Rock Live.

Gracias
EYESCREAM CONCERTES
Ni modo, esas cosas pasan y si creen que sólo aquí, revisen los últimos meses lo que ha pasado con Opeth, Evergrey, AC/DC, Metallica y otros tantos, en Europa, Estados Unidos, Asia... Ni hablar.

Luego, así vienen abril y mayo, en estricto orden calendárico:


Se que los glóbulos lectores entienden que este blog no es emo ni manga ni nada por el estilo. Entenderán también que An Cafe es chamba (por eso aprovecho el blog y lo subo) y que además, habrá más de uno por aquí que tiene un primito o hermanito o conocido que podría interesarse ¿no? Esto es en Abril. ¿Alguien recuerda la rola de Deep Purple que se llama Abril?



Cuando tocó Inquisition en el primer Heavy Metal Circus, la guitarra estaba tan fuerte que la consola estaba en mute. Lo que se escuchó fue directamente salido de los amplis. Mayhem trae buena alineación, por cierto.



Muchos preguntaron y por fin, aquí la confirmación. Bandotota, pieza clave en la historia del thrash, una banda que hacía tiempo andaba entre venir o no.



Tarja. Siempre ofrece muy buenos conciertos, sobre todo para los fieles de su estilo. Se anunció que la gira la hará con Mike Terrana (MASTERPLAN, SAVAGE CIRCUS, ex-RAGE, ex-YNGWIE MALMSTEEN) en la batería; Maria Ilmoniemi en teclados; Oliver Holzwarth (BLIND GUARDIAN, ex-SIEGES EVEN) en el bajo y Alex Scholpp (ex-FARMER BOYS) en la lira



Metal Vikingo en su máxima expresión. La vez pasada que vinieron coincidí con ellos (y de casualidad) en una taquería donde acostumbramos ir luego de los conciertos. Parecen Vikingos, tocan como Vikingos y esa noche me quedó claro que comen y beben como Vikingos.



Bandota también. Todo un lujo del doom con texturas. Tengo una cuenta pendiente con ellos, la vez pasada no pude ir al toquín, esta vez me vale madre como, pero no falto.

Info como siempre en:

lunes, marzo 30, 2009

Piñata González (reloaded)

**Se me había pasado otra anécdota. la agregué en negritas (que en este blog son blanquitas destacadas).



¿Vas a trabajar en la noche?
Sí, ¿por?
Porque me gustaría que te quedes conmigo. ¿Puedo ir?
Me encantaría que fueras, pero a ti los lugares con mucha gente no te gustan y va a haber mucho ruido.
No importa, quiero ir.
¿Seguro? Va a estar mucho más fuerte que esto y lleno de gente (Pongo Deliverance en el estéreo, le subo bastantito... él empieza a sacudir su pequeña cabeza) Mmm, no sé qué opine tu mamá.
No importa, le decimos que quiero ir ¿va?
Hagamos algo, vamos ahorita y vemos cómo está de gente, y así decides si quieres ir o no.
Era mi hijo. Mi mujer y mi hija estaban fuera en una Verbena Popular, él y yo estaríamos juntos todo el día. Pero en la tarde noche era Opeth, y aunque realmente no iba a trabajar, pues no me lo iba a perder. Lo llevé al Circo como a las 5:30 esperando que tal vez hubiera un sound check. Llegamos y la cola llegaba hasta el Eje 3, y faltaban dos horas para el concierto. Entramos y la banda se había ido como 45 minutos antes, pero estaba el inge de luces probándolas. El chamaco se subió hasta la última fila del Circo y levantó las manos, se fue hasta la barricada, subió, se divirtió. Llegamos a casita y me dijo que mejor quería jugar en la compu a Ben 10. Me hubiera encantado que fuera, pero al mismo tiempo no. Si se molesta o se harta o se quiere ir, ¿qué hago? Pero en el ambiente ya flotaba un aura extraña, algo estaba por suceder.

Regresé al Circo y llegué un minuto antes de las 8. Hace muchísimo tiempo que no voy a un concierto nada más porque me gusta la banda, sin la presión del tiempo y de la chamba. Entré y estaba repleto. El Circo Volador lleno es hermoso, y más por lo que verlo así significaba. Ya era hora que una banda además de Lacrimosa y Tarja o Nightwish (no es pedrada) hiciera un Sold Out como el de ayer. Aproximadamente a las 8:05, fuera luces. Empezaron a todo motor con Heir Apparent y desde el instante mismo en que empezó a sonar quedó claro que el público de Opeth es el más cabrón de México. No recuerdo, y conste que he ido algunas veces, un público tan ruidoso y entregado en el Circo. Ojalá así fuera siempre, hermanados todos, entregados todos, sumidos en un vapor de amor incondicional por la música, sin rencores ni mala leche ni jaladas.
Se notaba que hicieron sound check, todo sonaba clarito por las 14 bocinas de cada lado. El ingeniero (yo estaba justo detrás de la consola, esperando que nadie se acercara por ahí para que los de seguridad no me quitaran) tenía todo hecho. Nada de mover botoncitos sobre la marcha, de pasarse cinco rolas tratando de entender el sonido de la banda. Eso ya estaba hecho, sólo arreglaba detallitos mínimos, como subirle un poquito más a la guitarra que llevaba el sol, y una vez concluido bajarle al nivel que tenía antes. Siguieron con Ghost of Perdition. Llevábamos casi 20 minutos de concierto en sólo dos rolas, y no se sentía. El público cantaba casi todos los versos y entre una y otra rola, el rugido debió escucharse afuera como truena de tormenta. Godhead’s lament dejaba claro que además venían con ganas de tocar material de todas las eras. Íbamos en tres rolas apenas y ya se habían cubierto tres discos (Watershed, Ghost Reveries y Still Life) y con la siguiente, que fue The Leper Affinity, la variedad en cifra llegó a cuatro de cuatro, pues esta rolita viene en el clásico Blackwater Park. Hasta ese punto Akerfeldt había hablado poco, lo que era imposible de negar era que estaban pasándola de lujo. El baterista estaba de plano perplejo por el recibimiento y la respuesta: en varias ocasiones la gente aplaudía a ritmo de la rola sin que nadie lo solicitara con el clásico gesto, de la nada venía sobre los pasajes instrumentales el clásico “hey hey hey” con el puño arriba y entre cada rola nacían las porras “Opeth, Opeth, Opeth” y el “olé olé ole olé, Opeth, Opeth”.

Siguieron con Credence, “una balada, o una especie de balada tal vez. Esta viene en un disco de 1997 llamado My Arms Your Hearse” en palabras de Akerfeldt. Para ese momento el éxtasis era insoportable. Costaba trabajo saber como reaccionar. El mismo Akerfeldt en un momento había dicho, palabras más palabras menos que “en Suecia cuando tocamos la gente se queda así (se separó del micro, abrió la boca y puso mirada de perdido, con los brazos cruzados) mientras que ustedes se ponen locos, así (se separó del micro y empezó a hacer headbanging lanzando la señal de los cuernitos al aire)” Obviamente el público se volvió loco en ese instante.
Siguieron con Hessian Peel, porque finalmente los conciertos suelen ser para ayudar a promover el disco más reciente, y en este caso, Watershed es uno de los mejores discos del 2008, así que nadie se quejó de escuchar temas nuevos, al contrario, el Circo se caía. Uno de los momentos más memorables anoche, y me atrevo a decir en la historia de los conciertos en el Circo a los que yo he ido, llegó con Closure, del disco Damnation. Hacia la última parte de la rola, absolutamente improvisado pero increíblemente hermoso, el público empezó a corear con “Oes” la melodía de la guitarra. Ya antes en la noche había sucedido dos o tres veces que la gente gritaba y aplaudía tanto que el audio se perdía, o se escuchaba apenitas por los decibeles de 2, 500 cabrones entregados, pero esto era inédito. Con Megadeth por ejemplo fue aprendido o copiado de los argentinos (corear sobre el riff de Symphonie of Destruction). Sonó impresionante, tanto que Akerfedt dijo al terminar la rola: “me pusieron la carne de gallina, nunca habíamos vivido esto” y no terminó de decirlo cuando de la nada, improvisadamente hermoso, espectacularmente nuestro, el público empezó a corar la melodía nuevamente. Las caras de los músicos eran sencillamente de humildad, de agradecimiento. Fue uno de los momentos más hermosos que yo he podido vivir en todos estos años de ir a conciertos. Son esos espacios cuando te queda clarísimo que cuando queremos, somos el mejor público del mundo. Ese apoyo ya lo quisieran bandas que venden boletos en decenas de miles.


Siguieron con The Night and the Silent Water del Morningrise y luego con The Lotus Eater del watershed. En algún momento Akerfeldt había bromeado diciendo “estoy muy feliz” (haciendo el gesto con el dedo sobre la boca, como cuando simulas una sonrisa). “Su supone que no debería estar feliz por el tipo de música que tocamos, pero estoy feliz. Gracias por hacerme feliz. Se supone que debería decir cosas como FUCK YOU (con gesto gruñón y voz medio gutural), pero la verdad es que stoy feliz. En todo caso puedo decir fuck you (sin gesto y con voz normal, como de cuates)” y el público se reía con él. La verdad muy entretenido en sus participaciones. Cerraron con Deliverance, previa presentación de la banda, en la cual por supuesto dijo “y mi nombre, bueno mi nombre para esta noche me lo puso Martín Méndez. Me pareció chistoso pero no se si a ustedes les resulte lo mismo. A mí me dio risa, espero que no les moleste, mi nombre esta noche es Piñata González”. El rugido y la carcajada generalizada, además del espontáneo “Piñata, piñata, piñata” dejaron claro que nadie se ofendió. Fue una noche perfecta en la que nada destruiría la comunión entre banda y público. Y desde la consola era además un placer hermoso ver al inge de luces que cantó cada palabra de las rolas y se sacudía con cada riff. Sabía la música que estaba iluminando y por eso las luces fueron tan espectaculares y certyeras. No era picar botoncitos a ver qué pasa sino seguir con colores y texturas lo que la música hacía. Qué noche más hermosa.
Otra do situación que antes de ayer no me había tocado ver fue que antes de Lotus o deliverance, antes del encore pues, Akerfeldt salió con una cámara de video. eso es clásico, y l a gente se prende y tdo, pero agarró y dijo: "esto les va a perecer ridículo, se van a sentir tarados, pero va a ser hermoso. Quiero que a la cuenta de tres todos hagan headbanging. Y va a salir en un DVD si es que alguna vez hacemos otro. Una, dos, tres" y 2, 500 locos andábamos sacudiendo la cabeza, sin música, nomás por el placer de echar desmadre. por cierto que en la consola había dos micrófonos de ambiente conectados. Oajlá lo vivido anoche y lo que se viva hoy, se retome alguna vez en un audio oficial.

Hoy repiten y anunciaron que van a darle una vuelta al set list. Ojalá hoy que es quincena algunos que no habían podido comprar su boleto se animen. De verdad es un conciertazo que vale la pena el esfuerzo económico.

Más adelante anuncios y más cosas, pero esta reseña no me la quise guardar. Las fotos, por supuesto, son del Gallo Ibérico.

jueves, marzo 26, 2009

Batalla

Ya tenemos una banda inscrita. Pasen a Batalla para ver el detalle.

Y como hoy ando con ganas de tomarme todo con poca seriedad, si hoy me muriera y aunque a mí me van a incinerar, mi lápida podría decir:


Migrañeitor

miércoles, marzo 25, 2009

Ciudad en la luna



Yo estuve ahí en el 2005. Qué conciertazo. Qué gran banda. Luego los vi ya dos veces en Wacken. Una, sentado contra una enorme llanta de un trailer que guarda lockers en los que por unos euros puedes guardar y tener seguras tus cosas; otra muy cerquita del escenario, con el Canibal.
La primera vez que los vi sin embargo fue en el Circo Volador. Promovían Deliverance, mastodonte sonoro, disco impecable, maravilloso. Tal vez no fue el mejor audio ni las mejores luces, pero fue de las noches más memorables que me han tocado en el Circo. Una de esas ocasiones en que uno desearía que más gente estuviera ahí. Parecía que no regresarían.
En Wacken, la primera vez que los vi fue 2006. Estaba cansado, además particularmente la tocada de Opeth me dejó una anécdota, porque llegó un tipo cahaparrón, pelirrojo y lleno de pecas. me vio sentado ahí, taría dos chelas, me regaló una. "No deberías sentarte ahí" me dijo. "La gente ocupa estos lugares pa mear. Yo lo hice jajajaja" No me importaba mucho, estás en un festival, cuando hace calor sudas, bebes todo el día y varias veces parte de la chela termina en tu playera, en las barbas, en el pantalón. Si llueve te enlodas. Sentarte donde alguien pudo haber orinado es un accidente más. El chavo era un pescador escocés. Y Opeth sonaba maravilloso, aunque recuerdo haber pensado "no es una banda para festivales tan grandes". Digo, no brincan por todos lados, es una banda que debes escuchar, sin mayores curiosidades escénicas. Kuego el año pasado, El canibal, su chava, mi chava y yo estábamos en el pueblo tratando de comprar víveres. Teníamos el tiempo contado porque Opeth tocaría, creo, como a la 1, y queríamos estar ahí. El tiempo apremiaba pero al final pudimos verlos. Otra vez, maravilloso concierto.
Ahora regresan y venden boletos como chelas en Wacken (bueno no tanto jaja). Qué gusto, para mí es de las mejores bandas de la historia y su Watershed de los mejores discos del año pasado. Aquí el boletín oficial:

Opeth, gema del metal sueco,
regresa a México
· Domingo 29 de marzo,¡SOLD OUT!
· Nueva fecha el lunes 30, Circo Volador

Dilemma hará realidad uno de los sueños fantásticos más recurrentes en la imaginación de los metaleros subterráneos de México. Opeth, la leyenda, el mito, uno de los únicos grupos de metal extremo que aprendió a dominar e incluir en su concepto los terrenos del progresivo, regresa a México. Catalogada en algunas publicaciones como la banda más talentosa de la historia del metal, Opeth tocará en un Circo Volador lleno hasta el tope el domingo 29 de marzo, y para que nadie se quede sin verlos, en segunda y última fecha el lunes 30.

Opeth es el nombre de la ciudad en la luna descrita por el autor William Smith. Para el mundo de la música es el nombre de un cuarteto que ha escrito algunas de las páginas más interesantes en la historia del metal. Es el tipo de banda que ofrece música inesperada. Sus temas largos, casi épicos, permiten a los músicos dar giros inimaginables que finalmente generan en el escucha la sensación de novedad y asombro.

Los músicos de Opeth crean sus temas con la idea básica de no limitarse, las etiquetas y la autocensura son el peor enemigo y ciertamente son palabras que no existen en el vocabulario del cuarteto. Este concepto es quizás el que mantiene a la banda en el circuito de culto y no en los grandes listados de popularidad en el mundo. Ellos lo saben, y no les importa.

En palabras de Mikael Akerfeldt, vocalista, “el día que nos limitemos o intentemos adaptarnos a las modas musicales, Opeth morirá”. Es una banda con integridad que se ha ganado todos los calificativos y adornos que la distinguen con talento y actitud. Su nombre pasó ya a la historia a pesar de no estar en las rotaciones radiales, MTV, un sello discográfico transnacional o las grandes marquesinas. Quienes no la han escuchado tienen ahora la oportunidad de atestiguar el concepto calidad en el metal extremo.

Todo comenzó en 1990. Opeth comenzó a buscar alternativas y tuvieron que pasar 5 años para que sus conceptos cristalizaran. Ya para 1995 llegó el ansiado debut discográfico, llamado Orchid. Armonías en guitarras gemelas, pasajes acústicos, combinación de voces guturales con otras limpias, temas larguísimos y nada de melodías rabiosamente veloces fueron el primer contacto del mundo con la banda.

En 1996 vino Morning Rise, disco que cuenta con un tema de más de 20 minutos y que sin embargo, todos los críticos de metal coincidían en decir que no estaba ni un segundo más larga o corta de lo que debería estar. En el 98 llegó el tercer CD, My arms your hearse, llamado por la revista Brave Words and Bloody Knuckles “el Dark Side of the Moon del death metal”.

Siguieron Still life del 99 y Blackwater Park del 2001, igual que sus antecesores con reseñas casi increíbles. El siguiente anuncio fue relativo a un disco de concepto doble, aunque salió dividido en dos partes con algunos meses de diferencia. Fueron Deliverance (monstruosamente pesado) y Damnation (pensado para cubrir canciones más ligeras, siempre dentro del concepto Opeth). En 2004 llegó Ghost Reveries, disco que debutó en el lugar 64 de Billboard y en el lugar 9 en las listas suecas. La revista Decibel lo describió como “dolorosamente hermoso, increíblemente brutal y en muchas ocasiones una combinación de ambas cosas”. Entre muchos otros detalles, con ese disco se sumaron al cartel de Gigantour 2006, junto a Megadeth, Lamb of God y Arch Enemy.

Finalmente en el 2008 lanzaron Watershed, disco que debutó en el lugar 23 de Billboard, en el número de las listas oficiales de Finlandia y número 7 en la lista australiana ARIA. Ese es el disco que finalmente los trae de vuelta a nuestro país. Sus presentaciones serán una oportunidad única para descubrir lo que pasa más allá de lo comercial y digerible. La cita original era el 29 de marzo, pero con un SOLD OUT tres semanas antes, se ha decidido abrir una segunda fecha, el lunes 30 de marzo, en el Circo Volador. [Fin del boletín de prensa].

Migraña Porcelain Heart

Metalliprices

GRAL-A
980.00

GRAL-B
650.00

VER-A
1380.00

NAR-A
880.00

VER-B
680.00

NAR-B
580.00

Ver-C
380.00

NAR-C
280.00

DISCAP.
650.00

martes, marzo 24, 2009

'Tallica

Esto es como la crónica de un texto anunciado. No es un best seller, pero la historia previa a la autorizaciuón del boletín de prensa oficial, es cuando menos, ridícula. No es culpa de Lars y James, ellos no deben estar enterados de nada de esto, pero Live Nation, la empresa que maneja sus giras en la actualidad, es una pesadilla.
Todo comenzó el viernes pasado, o mejor dicho, la noche del jueves. Finalmente me informaron de manera oficial (porque el póster lo estaban diseñando por lo menos una semana antes) que venía Metallica y se tenía que escribir un boletín de prensa. Lo hice:
¡Metallica regresa a México!
· Sábado 6 de junio, Foro Sol
· Boletos en pre venta los días 30 y 31 de marzo

La especulación y la espera han terminado. En medio de una gira Europea con el 90% de las fechas agotadas meses antes, Metallica desviará su ruta para satisfacer el hambre metalera de sus fans mexicanos. Una vez más será el Foro Sol el testigo del poderío sonoro del cuarteto californiano que actualmente promueve Death Magnetic, su noveno disco en estudio. La cita será el próximo sábado 6 de junio, los boletos estarán disponibles en pre venta Banamex los días 30 y 31 de marzo y para el público en general a partir del 1º de abril, en el sistema Ticketmaster.

Metallica es un cuarteto originario de Los Ángeles, aunque su carrera se desarrolló más bien en San Francisco, y forma parte de la tetralogía llamada “Los cuatro grandes del thrash” junto con Megadeth, Slayer y Ántrax. La diferencia entre los últimos tres y el conjunto formado actualmente por James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammet y Robert Trujillo es que a principios de los 90, justo al tiempo que Nirvana explotaba con Nevermind, Metallica se convirtió en la banda más grande (por lo menos en cuanto a números) de la historia del metal.

Sobre Metallica se ha escrito de todo, porque en su carrera han sucedido cualquier cantidad de situaciones anecdóticas: en los 80 crearon una imagen rebelde que se negaba a entrar a los formatos comerciales típicos de promoción, como MTV, aunque luego cambiaron de parecer empezando con el excelso video de One, en 1989. Fueron “derrotados”, si así le puede llamar a la ridícula visión de los votantes para los Grammy por Jethro Tull, ese mismo año. En una accidentada gira con Guns and Roses, James Hetfield sufrió quemaduras graves en un concierto en Canadá luego de que un lanzallamas de utilería fue accionado a destiempo, justo debajo de sus pies.

Musicalmente hablando el debate ha sido interminable. Cuando lanzaron al mercado su quinto trabajo en estudio, autotitulado aunque referido comúnmente como el disco negro, el mundo del metal se dividió como nunca antes. Miles se sintieron traicionados y acusaron al cuarteto de venderse a los intereses comerciales; millones sin embargo hicieron de aquél el segundo disco más vendido en el mundo occidental en la llamada era soundscan (desde que se implementó la lectura electrónica y registro de datos vía código de barras). Otro punto destacado es que para muchos críticos, musicólogos y opinólogos, Master of Puppets, el tercer disco de la banda, es el mejor/más importante de todos los tiempos en la historia del heavy metal. Además, los que no piensan así suelen aceptarlo dentro de los 5 discos más influyentes que se han grabado, lo cual de cierta manera dimensiona el impacto del cuarteto.

Metallica fue también una de las primeras bandas de ese nivel en hacer un documental que terminó por desnudarlos como seres humanos llenos de conflictos y problemas comunes. Some kind of monster mostró a la gente cómo eran los conflictos de poder, ego, creatividad y fama en el seno del conjunto. Una vez más fueron criticados, sobre todo porque el resultado de esa etapa fue St. Anger (2003), disco considerado por muchos el punto más bajo en la carrera del cuarteto, aunque por otra parte, la brutal honestidad también fue elogiada.

Pasaron cinco años antes de que Metallica grabara un disco nuevo. La sequía terminó en el 2008 con Death Magnetic, un disco muy bien recibido por la crítica en general que es además el sustento de esta nueva gira. Los títulos y años de sus discos son Kill ‘em all (1983), Ride the lightning (1984), Master of Puppets (1986), ...And justice for all (1988), Metallica (1991), Load (1996), Re Load (1997), St. Anger (2003) y Death Magnetid (2008). A la fecha, Metallica ha cosechado 9 Grammys y ha vendido alrededor de 100 millones de discos.

Metallica regresa a México. La cita será el próximo sábado 6 de junio, en el Fopro Sol. Los boletos estarán disponibles en pre venta Banamex los días 30 y 31 de marzo y para el público en general a partir del 1º de abril, en el sistema Ticketmaster, Mix Up, Discolandia, Liverpool, Gandhi, al teléfono 5325 9000 y en el sitio www.ticketmaster.com.mx. [Fin del primer boletín de prensa, que nunca verá la luz del día].

Luego, como suele suceder, cuando ya estaba escrito y terminado, me enteré que había que traducirlo y mandarlo para su aprobación a la gente de Live Nation. No es nada nuevo, son la agencia que maneja, entre otros, a Madonna. Se que son de piel muy delicada, que nada les gusta y que el boletín, así como estaba, sencillamente no iba a ser autorizado. Decidí entonces escribir algo más condescendiente:

¡Metallica regresa a México!
· Sábado 6 de junio, Foro Sol
· Boletos en pre venta los días 30 y 31 de marzo

Metallica regresa a México. El cuarteto fundado en 1981 por Lars Ulrich y James Hetfield regresará a México por tercera vez el próximo sábado 6 de junio, en el Foro Sol. La banda promueve actualmente Death Magnetic, su más reciente disco. Los boletos estarán disponibles en pre venta Banamex los días 30 y 31 de marzo y para el público no tarjetahabiente a partir del 1º de abril, en el sistema Ticketmaster.

Metallica es un cuarteto formado en Los Ángeles, aunque su carrera se desarrolló básicamente en San Francisco. Son uno de los llamados “cuatro gigantes del thrash” junto a Megadeth, Slayer y Ántrax. La diferencia entre estos tres y la banda formada por James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammet y Robert Trujillo es que a principios de los 90, Metallica se convirtió en la banda más grande en la historia del metal.

Todos sus discos son piezas clave del rock pesado. Comenzando con su debutante Kill ‘em all, Metallica le mostró al mundo que venían para quedarse con el trono con un sonido que, para ese entonces, la mayoría de la gente ni siquiera creía posible. Desde entonces han grabado varios clásicos del metal. Hablando de Kill ‘em all, pocos resisten la tentación de sacudir la cabeza con canciones como Seek and Destroy o Whiplash. En 1984 grabaron Ride the Lightning, obra maestra que traía una balada metalera, algo que Metallica exploraría a partir de entonces con un estilo muy peculiar. Aquella canción era Fade to black, tema de ese disco que junto con For Whom the Bell Tolls y Creeping Death suelen ser de las más pedidas en los conciertos.

Luego llegó el tiempo de Master of Puppets, un disco que la historia contempla dentro de los tres más influyentes para el desarrollo del metal. Para entonces Metallica ya era un nombre muy reconocido, aunque aún debían reafirmar su status como maestros del género, algo que lograron en definitiva con su siguiente larga duración, ...And Justice for All. Gracias en parte a la exposición mundial del video a la canción One, Metallica estaba a punto de tomar por asalto el mundo del rock duro, de manera definitiva. Ese momento llegó en 1991 con el lanzamiento de su quinto disco, el autotiulado también conocido como Disco Negro.

En ese momento Metallica explotó como la banda más exitosa de metal de todos los tiempos. A partir de entonces las cosas jamás serían iguales para ellos. Ese disco es aún uno de los más vendidos en la era de soundscan (control de ventas por medio de códigos de barras). Tras dicho CD hicieron Load y re Load, dos discos diferentes lanzados con un año de diferencia aunque ambos provenían de las mismas sesiones de composición. Fue una especie de disco doble pero partido en dos y lanzado al mercado como productos individuales con un año entre cada uno.

Luego vino el documental. Some Kind of Monster era diferente a lo típico ya que ofrecía una visión honesta en torno a la tambaleante relación entre los miembros de una banda legendaria. Como resultado de esos tiempos apareció St. Anger, un disco cuyo título era bastante apropiado y que mostraba a Metallica en su faceta más cruda y brutal. Eso fue en el 2003, luego vinieron varias giras por lo que los fans debieron esperar otros cinco años para que sus héroes regresaran con un disco nuevo. Como resultado, en el 2008 la banda grabó Death Magnetic, un disco muy bien recibido tanto por los fans como por la crítica que estuvo en los primeros lugares de Billboard por varias semanas consecutivas. Ese es el disco que la banda promueve actualmente, el disco que los traerá de regreso a México. [Fin del segundo boletín de prensa, otro que tampoco verá jamás la luz del día y que fue escrito a las carreras, por cierto].

La pelotita estaba en la cancha de Live Nation, pero era viernes, era tarde y no íbamos a tener respuesta. Así, el sábado lo anunciaron tanto Metallica como Ocesa en sus respectivas páginas oficiales. De ahí empezó lo de siempre con nuestra prensa, todos se enteraron, todos lo sacaron pero varios, igualmente, con versiones divergentes. La info oficial decía en líneas generales: Metallica, 6 de junio, Foro Sol, pre venta el 30 de marzo. Las notas sin embargo, según el periódico que lea cada quien hablan de una fecha o de dos; del 6 de junio, o del 5 y 6 o del 6 y 8. Lo único oficial hasta hoy es el sábado 6, pero tenían que sacarse un as bajo la manga, a ver si le atinan. Como dato anecdótico, el único diario que por accidente tenía el dato correcto desde el viernes, pero por amistad y decencia no sacó nada hasta que fue oficial, fue el Esto.

Terminó el fin de semana y ayer, el boletín "oficial" aún no estaba autorizado. Llegó el aviso, que no les gustaba, que debía ser algo más básico, más encueradito, más simplón (para mi gusto, claro). Y quedó así:

¡Metallica regresa a México!
· Sábado 6 de junio, Foro Sol
· Boletos en pre venta los días 30 y 31 de marzo
· Confirmado Avenged Sevenfold como invitado especial

Metallica regresa a México. El cuarteto fundado en 1981 por Lars Ulrich y James Hetfield regresará a México por tercera vez el próximo sábado 6 de junio, en el Foro Sol. La banda promueve actualmente Death Magnetic, su más reciente disco. Los boletos estarán disponibles en pre venta Banamex los días 30 y 31 de marzo y para el público no tarjetahabiente a partir del 1º de abril, en el sistema Ticketmaster.

Metallica es un cuarteto formado en Los Ángeles, aunque su carrera se desarrolló básicamente en San Francisco. Comenzaron a grabar discos en 1983 con Kill ‘em all. Luego, en 1984 grabaron Ride the Lightning. Ambos discos contienen algunas canciones consideradas clásicos del metal de todos los tiempos y suelen ser parte del set list en vivo de la banda.

En 1986 lanzaron Master of Puppets, uno de los discos más influyentes en la historia del metal. Fue un disco que llegó al número 29 de los 200 más vendidos de Billboard y que se mantuvo en esa lista durante cerca de 20 meses. Fue también el primer disco de la banda en ser certificado Oro, en 1986, y para el 2003 había alcanzado el status de seis veces platino.

Su siguiente disco fue ...And Justice for All. Ese fue el primer disco que les generó una nominación al Grammy y eventualmente también el primero de nueve de dichos premios obtenidos a lo largo de su carrera. En 1991 lanzaron Metallica, también conocido como El Álbum Negro, mismo que debutó en el número uno de la lista de Billboard. Con el tiempo se convirtió en uno de los discos más vendidos de la historia.

Entre 1996 y 1997 sacaron dos discos: Load y Re Load. Luego vino un espacio de cinco años sin discos en estudio, aunque ocuparon ese tiempo para sacar Garage Inc. (colección doble de covers) y S&M (concierto sinfónico) en 1998 y 1999, respectivamente. Para el 2003 ofrecieron St. Anger, su octavo disco en estudio. También en esos tiempos realizaron el documental Some Kind of Monster. Ya en el 2008 terminaron Death Magnetic, su noveno disco en estudio. Ese es el disco que finalmente los traerá de regreso a nuestro país, diez años después de su última visita. Avenged Sevenfold será la banda invitada. [Fin del boletín, ahora sí, oficial].

Ayer en la sangre derramé mucha bilis. Mucha gente opta por no leer, o por leer a medias y entonces las historias suelen quedarse a medias. Alguien vio en Wikipedia que venía lamb of God y Mastodon, y de pronto ya es un hecho. La única realidad confiormada es que viene Avenged Sevenfold. Chance entrarán dos bandas más, una de ellas mexicana. Igual que con Maiden, el plato fuerte es el estelar, en este caso Metallica. Pero a diferencia de Maiden, los californianos no van a traer bandas legendarias, ni es festival propiamente. Será a lo mucho algo que recueree aquél 30 de abril de 1999 cuando tocaron además de los 'tallica boys, Pantera y Monster Magnet. Y de ahí viene otra historia, que algunos seguramente recuerdan porque fue legendaria. Cuando tocó Pantera, que venía en su mejor momento por cierto, la gente estaba realmente prendida. En aquella época no se usaba el diseño sin sillas en pista. Muchos, muchísimos metaleros creyeron al mismo tiempo que más que dar orden, las sillas estorbaban. Ante semejante estorbo la decisión mayoritaria (porque unánime no era) fue quitarlas. En esos días, para hacer y definir bien las filas, lñas sillas se amarraban unas a otras de las patas. Para hacer espacio no se podía quitar una sillita por aquí y otra por allá, se tenían que quitar filas enteras. Y así sucedió, como body surfing surrealista, lo que nadaba sobre las cabezas de la gente eran filas enteras de sillas doradas y rojas. En medio del desmadre, algunos, o varios de los que estaban en secciones de piso decidieron derribar la barrera del clacismo y se amotinaron hacia el frente del escenario. Muchos lo recuerdan con gusto, como parte de una anécdota del desmadre juvenil. Los que pagaron zona dorada y se quedaron sin sus lugares, los golpeados y algunos más, no lo recuerdan con tanto afecto. Phil Anselmo tuvo su parte de culpa, o participación. Tomaba el micrófono y golpeando el pecho gritaba "come on Mexico". Su actuación fue potente, casi legendaria, pero la realidad es que Metallica los borró del escenario. Claro, los que estuvieron recordarán que los liderados por James Hetfield tardaron bastantio en salir, y eso fue porque condicionaron su salida a que la gente se alivianara. es decir, mientras el Foro Sol pareciera zona de guerra y motín, no saldrían. Hubo algunos anuncios en el sonido local, la raza se alivianó (a la altura del House, o de la consola, se veían dos montañas de sillas amontonadas) y Metallica dio un concierto memorable. O casi, porque tocaron dos tres rolas de Load y Re Load. Por primera vez en ki vida estaba en el "backstage" de un concierto así, y diez años después no puedo olvidar el rugido de 55 mil cabrones gitando "Master, master" ni el apretón de manos con Vinnie Paul, sonriente, amable y bebiendo algún tipo de coctel.
Hoy la apuesta es ver si Metallica vende al ritmo que lo hizo Radiohead, al ritmo de Maiden o de plano ya ni eso. ¿Yo? Yo creo que serán minutos los que duren los boletos disponibles.

Migraña, mejor opina o muere

PD. Parece que hoy más tarcdecito ya estará el precio de los boletos. de entrada sé que serán sin sillas (obvio) y dividido en General A y general B.

sábado, marzo 21, 2009

6/6/09

Foro Sol.
El lunes el resto de la historia

Disposable Migraña

jueves, marzo 19, 2009

La Batalla



El resto de la convocatoria, en Batalla.

miércoles, marzo 18, 2009

Pitufitalento

Este texto ya lo subí hace algunos meses, imagino que hace más de un año y medio, pero apenas ahora, tengo la ilustración. Como muchos glóbulos saben, cada mes escribo un artículo para la revista Marvin. La relación con esa revista ha sido de lo mejor que me ha pasado en la vida. Todo el equipo actual y todos los que han pasado por ahí siempre me han hecho sentir en csa. Especialmente Ceci, la jefa de jefas. Podría dedicarle varias líneas de elogios y palabras dulces -merecidísimas todas- pero no hace falta. La quiero muchísimo y lo sabe. pero también quiero mucho a otros dos personajes que están ahí desde que me invlucré con la revista: Sandra González "La Pitufa" y Manú Charriton.
Marvin es como una gran familia, el ambiente en la oficina suele ser relajado y ellos, como yo, no sienten el paso de los años en versión "qué dirán de mí". Si acaso lo sentimos en las rodillas jaja, en las arrugas. Ahora, la mayoría son bastante jóvenes, pero edad de más o no, todos son muy reventados. Hace una semana fui al Bar Imperial a una fiesta/tocada organizada por la revista. La idea era pasar a saludar, pero cuando me di cuenta eran casi las 2am. Y era miércoles. Pude ver en vivo un proyecto muy interesante que se llama Los Dorados. No quiero definirlo porque no es lo mío, pero si he de hacerlo, diría que es una especie de acid jazz o free jazz con aderezo psicodélico. Y ahí estaban todos ellos, y como buena guerrera ahí estaba Ceci. Esa noche, la pitufa me dijo: "Luisito, te prometo que mañana te mando la ilustración que te debo".
La historia cuenta que cuando escribí el artículo que podrás leer más adelante, ella hizo la ilustración. Esa es una de las cosas que más gustan de Marvin, que leen tu texto y lo diseñan con algo que vaya al caso. por ejemplo, la que está en circulación este mes lleva como tema de culto "Límites". Mi texto va por el metal rebelde, la religión y demás, se llama "¿Límites? Dime de parte de quien". Cuando me llegó a la oficina, abrí la revista como siempre con ansia y anhelo, porque nunca sé como diseñaron mi nota hasta que la veo imprsa. Lo primero que vi fue una catedral, la de Notre Dam si no me equivoco, de cabeza. Wow, como siempre, me enamoraron. Pero aún así, a pesar de que los diseños suelen gustarme mucho, ninguno jamás ha superado el que hizo la Pitufa para aquella nota de América. Nos conocíamos poco y sin embargo captó la esencia del escrito, y en buena medida de mi personalidad, con un hermoso dibujo. Desde ese día soy fan de la Pitufa, aunque no siempre diseñe mis textos. Además como persona es un amor.
Bueno, sin más, la nota y el diseño que la acompañó en su momento:
Cuando el metal descubrió a la otra América

La otra América, la de los países del tercer mundo (curioso concepto, se saltaron el segundo) ha sido siempre un baluarte para el rock en general y el metal en particular. La otra América, la olvidada por los gobernantes, la dejada a su suerte por la iglesia, la sucia, la corrosiva, la selvática, montañosa, guerrillera y conflictiva. Así nos pintan los estadunidenses con su histórica falta de cultura y educación.
Muchos han sido los grupos que llegan a esta tierra con ínfulas de invencibles y con agallas infladas, como haciéndonos el favor de pisar el suelo que ellos consideran menos que el suyo propio (la referencia es por supuesto a ciertas bandas gringas, los europeos admiran esta América misteriosa y paradisíaca).
Cuenta la leyenda que fue Kiss la primera banda que le mostró al resto de las hard rockeras y metaleras que del Río Bravo para abajo había mucho más que burros, sombreros y jorongos. Cuenta la leyenda que cuando la era del maquillaje estaba por llegar a su fin, cuando las entradas a sus conciertos ya no se vendían como pan caliente en suelo estadunidense y europeo, un puñado de empresarios brasileños les hicieron una oferta.
Cuenta la leyenda también que el precio por aprender que pagaron esos promotores fue alto (y no sólo en cuanto a dinero). Pero quedó también para la historia la imagen de los cuatro fantásticos del rock ante 200 mil personas en maracaná. Y el mundo del rock volteó la cara y fijó los ojos en la otra América.
Todo empezó de abajo hacia arriba. A Brasil le siguieron Chile y Argentina, de pronto esos alejados países tenían festivales tipo Monsters of Rock y Rock in Rio con bandas como Iron Maiden, Slayer, AC/DC, Megadeth, Manowar, Skid Row, Motorhead, Ozzy Osbourne y varios más adornando sus carteles. Y literalmente tocaban para decenas, a veces cientos de miles de personas. México venía detrás, comenzó a abrir sus puertas al rock duro “gabacho” y europeo por ahí de 1990. La otra América, la de los americanos ya no parecía tanto tercer mundo y si un lugar donde hasta hoy, cientos de bandas reconocen que encuentran al mejor público. Y se puede hacer negocio.
México es parte de esa otra América, es el lugar donde bandas como Lacrimosa hacen su agosto y son verdaderamente grandes. Therion por ejemplo acaba de editar un paquete llamado Live in Mexico (la edición especial contiene 2 cd’s en vivo en el Circo Volador y cuatro DVD’s, uno en México y tres más con diversas presentaciones en vivo y rarezas), Hammerfall grabó los tres Bonus Tracks de One Crimson Night en Guadalajara y Haggard tiene el disco Awaking the Gods – Live in Mexico. Argentina es la capital de Megadeth, como lo demuestra la próxima edición del disco That one night: Live in Buenos Aires (Aquella noche única: en vivo en Buenos Aires). Rio de Janeiro es el hogar adoptivo de Iron Maiden, que inmortalizó el ya de por sí legendario festival Rock in Rio con la edición del DVD Iron Maiden Rock in Rio.
Paralelamente también ha crecido la escena metalera de esa otra América. Bandas mexicanas de metal como Luzbel adoptan la virtud de Pancho Villa y conquistan cada año el mercado estadunidense con largas y poco promocionadas giras. Grupos del cono sur como Rata Blanca tienen un nombre tan grande como sus años de historia, y Brasil, el eterno país selvático le ha regalado al mundo a fenómenos como Seputlura y Soulfly, además de bandas prometedoras como Krisiun.
Así que Estados Unidos en su vehemente incapacidad de entender que el mundo no tiene ombligo y que si lo tuviera, ellos no lo representan, han pretendido olvidar(políticamente, económicamente, musicalmente) a esa otra América. El problema para ellos radica en que cada vez más los músicos inteligentes (aunque siempre existirán los Motley Crue y los Ted Nugents en el mundo) saben que el mercado local ya no es la meta necesaria. Abrieron la puerta de un mundo cálido y amoroso que los recibe con ansia y emoción. Esa otra América para el metal es hoy como una sala acogedora y luminosa en donde muchas bandas quieren reposar. Porque venir a esta América les inyecta ánimos, les pinta enormes sonrisas en el rostro y de paso les engorda sus cuentas bancarias.
Suramérica, eso que los gringos entienden como un continente aparte que empieza en Tijuana y termina en la Patagonia es todavía, como la selva del Amazonas, las cumbres del Cusco o las ruinas de Chichen Itzá un lugar con millones de historias por descubrir.
La otra América vive orgullosa de su legado al mundo, de su visión amable de la tragedia que representan el hambre y la pobreza. La otra América entiende de metal y de hard rock, tanto que lo manufactura en inglés, español y portugués. Estados Unidos se mira a sí mismo como América, lástima, ellos se pierden el verdadero significado. [Fin de la nota publicada]
Pitufa querida, como te he dicho mil veces antes, gracias:




Por cierto, a todas las bandas interesadas en la Batalla para Wacken, pasen al Blog de la Batalla.

lunes, marzo 16, 2009

Movido finde

Y empezó como no el viernes.

Una vez más fuimos al yuppies. Una vez la pasamos muy bien (Arthur Alan Gore y yo) y una vez más eso fue apenas el inicio de otra aventura. La idea era ir a un billar/bar a ver a una banda de covers de metal donde toca el novio de una de ellas, pero terminamos en una fiesta privada donde tocaba el novio de otra de ellas. Re lejos para variar. Llegamos Sofía, Arturo y yo con la enorme duda, porque lo que se escuchaba desde fuera mientras caminábamos al lugar indicado eran cumbias. La banda de Rodrigo toca covers, pero no de esos. Entramos y todos iban disfrazados de fresas bien portaditos, sentíamos aún que ahí no era la onda hasta que vimos a los cinco rockers que serrían nuestro pase de entrada.
Cuando estaba en la secundaria y la prepa, algunas veces nos trepábamos todos en el pecas (un vovho mal pintado) o en un Maverick café, agarrábamos rumbo hacia Las Águilas o Colinas del Sur y con la premisa de que alguien en los salones de grados más abajo que nostros había dicho que tendrían fiesta, llegábamos sin invitación, con nuestros discos de rock y metal y cambiábamos el aspecto de dichos reventones. Alguna vez los dueños de la casa repelaron y nos tuvimos que ir, pero normalmente llegábamos y sin decir agua va, tomábamos por asalto el estéreo y nos la pasábamos de lujo. Eso fue más o menos el sentimiento el viernes. La banda cobra y les habían pagado, lo cual hacía todavía más extraño que los hubieran invitado. Sí, como toda banda que se dedica a esto, tiene algunas versiones de La Castañeda, Caifanes/Jaguares, Héroes del Silencio... Pero ni con eso se prendían los invitados, y ante tal actitud, Gore, Sofía y yo decidimos (tequila con squirt y Vodka con squirt de por medio) hacer de la fiesta, una velada íntima. Empezamos a pedir rolas como Rotten Child of Mine (versión Mystica de Sweet child), Helloween, Manowar y cosas por el estilo. Creo que para medirle el agua a los camotes se reventaron Rock and Roll de Led Zeppelin. nadie dijo nada (excpeto nosotros, claro) así que se siguieron por ahí. Al final, llegar de improviso a una fiesta, echar desmadre privado ante la mirada de varios y hacer que la banda toque a Nirvana en una fiesta donde la gente sólo reacciona ante beats electro chafas y cumbias, no tiene precio. para todo lo demás existe Master Card.
Luego, salir de ahí fue otra historia. me perdí como por 40 minutos hasta que una patrulla me dio señales de humo y me ayudó a encontrar el camino a casa.
Desvelado como de costumbre, el sábado no había chance de mucho porque había que estar desde tempra en el Circo para el Eye Scream Metal Fest. Justo cuando el Gallo Ibérico y yo pudimos entrar, los Glass Mind estaban diciendo "chido banda, nostros somos Glass Mind, gracias". Y yo los quería ver, ni modo. Luego de ellos tocó una banda que se llama Kimah, a la que aunque ya dentro, no pude escuchar. A las 3 en punto empezó 3 Inches of Blood. La entrada era flojona aunque era de esperarse por lo temprano. Conforme fue avanzando su set ya se veía muy decente. GRAN banda, una verdadera joya que hasta ese día y ya dentro del Circo sin poder hacer más, me enteré que algunos cabeza huecas en el foro de My Space de EyeScream llamaban emo. Ja, si eso es emo, que me rebautizen. Sólidos, encantados con la respuesta del público y evidentemente entretenidos, los cuatro músicos hicieron un set de una hora en el cual recorrieron sus tres discos. Me quiero imaginar que no será la única vez que los veremos en México. Son canadienses atípicos, dos de ellos gorditos desaliñados y los otros dos delgaditos pedotes. El bajista se quedó ahí toda la noche, bebiendo, viendo a las demás bandas y al final, grabando todo el concierto de Hatebreed. A 3 Inches los escuché con el Canibal en Wacken, pero no nos levantamos así que no los vimos. Confirmaron que sus tres discos son de esos que hay que tener. Excelente manera de coemnzar la fiesta de bandas internacionales, sin duda.
Su set , que por cierto lo escribieron en una hoja rota de algo que se llama Dean Markley Blye Steel (o sea, una hoja cualquiera que encontraron por ahí) fue:
Deadly sinners
Revenge is a vulture
Fear on the bridge (Upon the bolining sea I)
Premonition of pain
Forest king
Night marauders
Ride darkhorse, ride
Demons blade
Trial of champions
Wykydtron
The goatriders horde.





Para el cambio de set, en el escenario del Lobby estaba el turno de Nailser. Buen trabajo aunque el audio estaba un poco saturado. La idea sin embargo era buena: mientras el escenario principal quedaba listo, la gente podía ver bandas nacionales. Además todos habían hecho soundcheck y se contaba con dos sets de batería. Acabando 3 Inches simplemente se puso la otra batería, que ya estaba armada al gusto de Dark Lunacy. Así, los horarios se estaban cumpliendo al pie de la letra. Llegó entonces el turno de Dark Lunacy. Los había visto una vez en un festival de Dilemma y me habían gustado mucho. Para entonces la audiencia ya era como de 700 personas, y casi todas estaban ahí por Lunacy, para sopresa de muchos de nosotros. Por ahí andaba Oscarelo de The Art Records, el que sacó los primeros dos discos y que de cierta manera me los presentó, musicalmente hablando. la gente estaba absolutamente entregada, coreando cada canción y haciendo ruido equivalente a un Circo lleno. La banda estaba feliz también, se les notaba en todas las sonrisas que dedicaron durante sus 80 minutos de concierto.
Tocaron:
Aurora
Play dead
Varen'ka
Through the non time
Forlorn
Motherland
Heart of Leningrad
Pulkovo meridian
Cold embrace
Stalingrad
Die to reborn
Dolls.
Impecable, a tope y con mucha actitud. El resto de la tarde se les vio por el lobby comprando discos, tomándose fotos con sus fans y firmando de todo. Lo que nadie esperaba era que una vez concluído su set, buena parte de la audiencia se iría a casa. Ese es justamente el problema de ser promotor, lo que nadie entiende y que a muchos les vale madre. nadie se imaginaba que Dark Lunacy fuera el headliner, y sin embargo así fue. Yo de entrada apostaba por Evergrey y evidentemente el promotor lo hizo por Hatebreed. Sin embargo no fue así, lo cual no dejó de ser sorpresivo. Como sea, Dark Lunacy demostró cuánto ha crecido y lo bien que domina su estilo.




Luego, durante el cambio de set tocó una banda anunciada como Nocturna, que en realidad se llamaba algo más Nocturna. No recuerdo el nombre pero hacían una especie de black metal con tintes góticos de muy buena factura. Realmente me sorprendieron gratamente. Los vi acompañado de la querida Ariadna Montañez, de Sangriento y el buen Gus que la ayuda a ella y a mí los jueves. Los tres coicidimos que la banda era realmente buena, aunque para nostros, totalmente desconocida. Son originarios de Puerto Vallarta. Con la magia de internet, ahora encuentro que el nombre completo es Emarebil Nocturna. Chéquenlos.
En el escenario principal era el turno, otra vez muy puntual y sin mayores complicaciones, de Shining. La verdad no los conocía nada, excepto por lo que leí de ellos. Será mi falta de entendimiento real del black, pero lo suyo era una especie de mezcla de black más o menos tradicional con elementos muy marcados de blues, psicodelia y progresivo. Obviamente el sonido es muy interesante, aunque no es muy lo mío. Fueron poquitos los que se quedaron a ver los 105 minutos que ofrecieron, pero estaban extasiados. Attila Csihar no llegó por cuestiones de tráfico, pero en realidad y a juzgar por los coemntarios de la gente, no lo extrañaron mucho. Estéticamente la banda es rara. No se maquillan como black metaleros, no usan parafernalia black metalera e incluso parecen más bien una banda tipo tecno: el batersita por ejemplo usaba unos lentes negros y mantuvo una postura absolutamente recta durante todo el cocnierto; todos llevan pelo corto, dos de ellos usaban una mascada en la cabeza y estaban perfectamente bien peinaditos. Kvarforth es un tipo extraño que se bebió un Jack Daniel enterito en el escenario, que se autoflageló golpeándose repetidamente con un cinturón, mismo que usó para sofocarse dos o tres veces y así darle dramatismo y un tono de voz agónica a su presentación. Interesante, eso sí. Su my space los describe como Swedish Anti-humanitarian Art, y por lo menos en la cuestión Arte, sí fusionan los elementos de música con el performance.
Tocaron:
Eradication of the condition
Yherligane eh steg...
Submit to self destruction
Fullstandigt jaula dod
Langtar bart fran mih hjarta
Nagonting ar jauligt fel
Ohm
Medley (popurrí, pero no se de que rolas)
Plagoande o´helga plagoande
Claws of perdition
Vilseledda barnasjalars hemmavist
Lat ass ta altt fran varandra
Svart industriell olycha
Por ahí pude saludar al buen Sautherom que vino desde Monterrey nomás por ellos. Al final ya no lo ví y no supe que le pareció, aunque como siempre fue un gusto verlo. Igualmente estaban por ahí Gad Granados y los Cáustica X, Bucanerito y otros más.





En el lobby era el turno de Arkhe. Gran banda aunque pierden algo de tiempo entre rola y rola. El audio no les ayudó mucho, pero hicieron un gran cover a Disposable Heroes, de Metallica, que prendió a todos como antorchas bañadas en alcohol.
Llegó el turno de Evergrey. Parece mal karma porque algo de gente se había ido tras Dark Lunacy, así que para los maestros suecos quedaban por ahí de 500 personas nada más.- Es una pena porque se puede entender la crisis, que el cartel a algunos no los convenció, que hay muchos conciertos juntos o lo que sea, pero yo si cre´+i que Evergrey, como Opeth, en su regreso a México ya tendría agarrados de los pies a muchos más. Pocas bandas con su calidad interpretativa y quedó claro que sí tienen sus fans en México. Fue la banda de la que se vendieron más discos en el lobby por ejemplo. Puntuales y elegantes los suecos dieron cátedra de posgrado sobre lo que una banda de metal melódico con tintes progres puede hacer.
Tocaron.
Blinded
End of innocence
As i lie here bleeding
Soaked
Still in the water
Monday morning apocalypse
Mark of the triangle
Rulers of the mind
The masterplan
I'm sorry
Recreation day
Broken wings
A touch of blessing.
Ni siquiera se trata de señalar con el dedo, tal vez México no está listo para Evergrey, tal vez nunca crezcan en el gusto de miles, tal vez fue mala suerte. Sólo puedo decir que la neta, se lo perdieron.





A Sabachtani no pude verlo y Hatebreed, aunque hay que reconocerles la entrega y su profesionalismo, pues la verdad no es lo mío y no creo tener mucho que reportar. Tampoco tengo el set list. Lo cierto es que a pesar de que para su presentación había realmente poca gente, 200 tal vez, estaban absolutamente entregados.



Finalmente ayer me fui al Hard Rock para ver a Anneke con su Agua de Annique. Sorprendentemente la banda abridora, que se llama Bisana, recibió un excelente trato del público. Y no sorprende tras escucharlos, excelentes representantes del rock duro melódico hecho en México, pero ya es costumbre tratar de bajarlos. Me dio muchísimo gusto ver al amigo Max dándole al bajo y tener a una audiencia tan receptiva.
El concierto fue absolutamente cumplidor, tomando en cuenta lo que es Agua de Annique. No se parece a The Gathering, pero le voz de Anneke que es inconfundible ahí estuvo. La gente al parecer se sabía todas y cada una de las rolas porque las cantaron a tope todas. Ella estaba conmovida, se le notaba en la sonrisa, las miradas conspicuas. Su banda es sólida y cumple perfecto con su labor de adornar la voz y voz y composiciones de Anneke. Ella todó el piano y la guitarra y estuvo muy platicadora con la gente. Alguien le gritó I love you, y ella contestó I love you too, lo cual arrancó carcajadas de unos 600 adoradores reunidos ahí. Lo malo es que el gritante nunca se calló y tuvimos que escucharlo pidiendole matrimonio y rolas durante toda la noche. Jodió con Scorpion flower hasta qye se la cantó: "te la dedico", fue lo que una sonriente y amable dijo. Hacía mucho calor y las desveladas ya hacían mella en mi cuerpo. Sentía calor que salía desde adentro de mi cuerpo y una especide de comezón, lo cual sin duda era la manera de mi cuerpo de decirme que ya debía dormir bien. Pero estar ahí fue un placer, y aunque no tengo aún el set list, cantó entre otras You are nice, Witnesses, Somewhere, Valley of the Queens, Sunken soldiers ball, Day after yesterday, The blowers daughte y My Girl. De The Gathering ofreció My Electricity y Alone, además del cover a Moonspell con Scorpion flower. Otra noche en la que el público salió extasiado.
En fin, un movidito fin de semana, aunque muy divertido.
My Electricity, Alone (Gath

viernes, marzo 13, 2009

Eyescream últimas noticias:



Shining tendrá como invitado en unos cuantos temas al legendario cantante húngaro Attila Csihar. Si hay black metaleros por ahí apuntados, y sobre todo si hay fans de Mayhem que están entre que deciden ir o no, calculo que esto les debe dar el último empujoncito para decidirse.
Para quienes no lo ubican:
Durante los últimos veintitres años, Attila Csihar ha estado involucrado en la música. Desde entonces se ha convertido en una de las figuras más prominentes y admiradas del metal extremo. Sus primeros pasos los dio en la banda Tormentor, misma con la que editó dos discos, un demo llamado The seventh day of doom y el larga duración Anno Domini. En el 93 se unió a Mayhem y grabó con ellos De Mysteriis Dom Sathanas, una pieza clásica e ineludible en la historia del black metal. Luego, en el 98, se unió a Aborym. Primero sólo apareció como vocalista invitado en el disco Kali yugha bizarre. En esos años todo era confusión pero Attila siempre se las arreglaba para estar vigente: fuera como cantante invitado por Emperor para un tributo a Mayhem o colaborando en diversos proyectos, para finales de los 90 Aborym se reunió y grabaron un segundo disco, Recipe Ferrum, al que siguieron (ya con Attila como cantante único, porque antes compartía el rol con otra persona)Fire walk with us y With no human intervention. Desde entonces ha colaborado también con Anaal Nathrank, Limbonic Art, Sunn O))), Frost (baterista de Satyricon) y Carpathian Forest entre muchos más.
Otros proyectos en donde ha participado son Keep of Kalessin, Korog (Hungría), Professor Fate, Finnugor (Finlandia/Hungría) e Ycosohateron (Italia).
Info sobre Atrtila y más cosas interesantes en www.brutalism.com
Info sobre el Eyescream Metal fest, en esta dirección.

Se va a poner chido.

On the realms of Migraña

miércoles, marzo 11, 2009

Insomnio

Lo he padecido hace muchos años. Con el tiempo (y Cablevisión) he aprendido a disfrutarlo. Pero hay noches en que nomás no tienes ganas de estar despierto, y ayer eso fue lo que pasó. Además, cuando hay luna llena y aunque parezca jalada, me cuesta el doble que lo normal conciliar el sueño.
Otra de las cosas que necesito casi religiosamente para sobrevivir con cierto decoro, es el café. Cuando vino el recorte en la empresa, una de las chavas que corrieron era dueña de la cafetera, y con su partida, nos quedamos secos. Trato de beberlo descafeinado justamente por aquello de la falta de sueño, pero ayer mi desesperación era mucha y me robé una taza de una cafetera comunitaria en otra área. La noche llegó pero el sueño nomás no. Por mi mente danzaba una imagen hermosa que no detallaré, pero que era suficiente para mantenerme ocupado por varias horas, y a eso hay que sumarle la hermosa aparición de Nanahuatzin y el resultado fue que todavía a las 4 de la mañana estaba viendo el NFL Channel con la historia del cambio de Terrel Owens de los Vaqueros de Dallas a los Bills de Búfalo. En esas terribles noches la cabeza me da muchas vueltas. La batalla de las bandas por ejemplo está en etapa soñada, a unos días del anuncio e incluso, si se meten a la página oficial, ya está la banderita de México. Además, la idea de que Opeth sea sold out y vaya por una segunda fecha me tenía en una especie de estupor casi sexual. Porque dirán lo que digan, pero un sold out con tanta anticipación era algo más que necesario y sobre todo justo para Dilemma. Ayer pensaba un poco en eso. Mientras me cambiaba de posición una y otra vez porque cuando estoy acostado mucho tiempo y despierto, me duele la espalda, mis ideas variaban sobre lo difícil que es tratar de hacer algo en este país. Lo primero que te llueve es mierda y si no sabes lidiar con eso, cualquier cosa se puede venir abajo.
Luego pensaba en mi vida. Me la he pasado mucho mejor de lo que hubiera podido esperar, pero parte de mí se empeña siempre en encontrarle peros a las cosas. Nio modo, así he sido siempre, pero cuando el reloj marca las 3 o las 4 de la mañana, pues hasta a mí me da flojera. Pensé varias veces pararme y servirme un whiskey (gracias a Raúl de Metal Hammer tengo una pata esperando por los gallos Ibérico y Caminador y por mí, jaja) pero me dio flojera. estaba muy calientito en mi cama y el whiskey implicaba hielos, además de que cuando me sirvo uno específicamente para que me de sueño, siempre logro lo contrario. Otras veces me pongop a leer, pero la única lectura pendiente que tengo en mi casa es un libro inmenso sobre la vida de Pancho Villa, narrado como novela por el magistral Paco Ignacio Taibo II. Le neta es que Pancho Villa, por muy narrado que esté, a las 3 de la mañana, pues nomás no se antoja. Y ese es parte del problema con el insomnio, que no sabes bien que quieres pensar: estás contigo mismo y ahí no hay secretos y aunque puedes manipular tus pensamientos, son ellos quienes terminan manipulándote a tí.
Había ido al teatro pero llegu+é tarde y no pude entrar. Me quedé afuera con una querida amiga esperando a un querido amigo. En la platica comentábamos como mucha gente que vas conociendo en diferentes etapas de tu vida, al final cambia radicalmente. Muchos que en la adolescencia son metaleros, cuando entran a la universidad cambian. Nunca he podido explicarlo bien, pero es como cambiar el chip de información de tu vida y dejar de ser tú para ser quien la sociedad quiere que seas. Está bien, cada quien su vida, lo malo es cuando esos amigos o conocidos se vuelven irritantes como los cristianos: "yo era metalero pero ya crecí, lo trascendí. te ves mal a esta edad y escuchando música de rebelde adolescente". Chale, qué duro es ver como un traje y la idea de la responsabilidad pueden cambiar a la gente. Porque hay miles de metaleros trajeados, yo soy enemigo de esa frase mamila que dice "El hábito no hace al monje, pero lo distingue", la bronca no es el traje en sí sino la actitud que lo acompaña. Por eso cuando creces, miles de canciones que en tu adolescencia significaban algo, cuando eres más grande significan cosas más profundas. Por ejemplo, llevo tres días escuchando en el coche a todo volumen (que es poco, por cierto) The Last in Line de Dio:
We're off to the witch we may never never never come home but the magic that we'll feel is worth a lifetime (Sí maestro Dio, la adrenalina de ser metalero y libre pensador, de cagarla mil veces pero no arrepentirse de haberlo intentado vale lo de una vida entera)
We're all born upon the cross the throw before the toss you can release yourself but the only way is down (y el camino hacia abajo está muhco más lleno de retos y vueltas de tuerca que el camino hacia arriba. Sí maestro Dio, nuestro camino es hacia el sur de la cruz y yo lo entiendo como metáfora, como un llamado a la libertad, a vivir y asumir las consecuencias de hacerlo. Y con su voz, maestro Dio, con su voz...)
We don't come alone we are fire we are stone we're the hand that writes then quickly moves away (claro, somos muchos. Desorganizados y en ocasiones pareciendo enemigos, pero somos muchos y vamos dejando huella por donde pasamos. Tiene usted razón, maestro Dio)
We'll know for the first time if we're evil or divine we're the last in line yeah we're the last in line (sabremos si somos malvados o divinos, carajo, que pinche frase. Llevo varios años enamorado de esa frase y de los miles de conceptos que me ha provocado pensar).
Siempre he creído que en esa rola, Dio habla de algo diferente a lo que yo entiendo, y no me importa. es decir, siempre he querido creer que los que estamos formados al final de la cola somos los metaleros, pero estar al final es una bendición porque te da tiempo de vivir. Que sean otros los que corren al frente para ganarse su pedacito de cielo, yo me lo quiero ganar viviendo. Y si no se puede, como decía Raxas, "anunciaré mi funeral en medio de una gran fiesta, invitaré a los amigos que ganaron conmigo el infierno". Entonces sabre si soy malvado o divino.
Bueno, todo eso pasaba por mi mente anoche en la madrugada mientras nanahuatzin brillaba en todo lo alto del cielo, roja como la sangre que he bebido en copa de piel y que me ha hecho conocer dimensiones paralelas de placer.
Mala influencia esa del insomnio, y hoy volví a caer en las garras del café de mis compañeras. No se si podré dormir, aunque de ser así, espero que el Dios del metal me ilumine y me lleve de paseo otra vez por los corredores de mi mente y me haga, por lo menos, reírme de mi mismo cuando lo trate de explicar.

Migraña pidiendo que lo dejes beber de tu sangre

PD. Recuerden que este blog es "un paseo por la mente del Chico Migraña", y no siempre es divertido jaja.

PD 2. Paen a ver a Ziggy que escribió un lindo pensamiento sobre el Día Internacional de la Mujer.

martes, marzo 10, 2009

Agua de Annique



El domingo, para el mundo del bloff y la onda chic, toca Radiohead. para un grupo más reducido de personas pero mucho más auténticas, la cita es con Agua de Annique. Me imagino que casi todos lo saben , pero por aquellos que no, Es el nuevo proyecto de la hermosa Anneke van Giersbergen. Se va a poner bien y tampoco quedan tantos boletos, así que para sus fans, ya saben. Aquí el boletín de prensa oficial:
Anneke van Giersbergen (Ex The Gathering) ofrecerá su concepto Agua de Annique en el Hard Rock Live
Sábado 14 en el Teatro Morelos de Morelia, Michoacán
Domingo 15 de marzo, Hard Rock Live capitalino
Promueve los discos Air y Pure Air
Anneke van Giersbergen es para miles de mexicanos lo más cercano que han estado de tocar el cielo. Sus suaves melodías vocales sobre un contexto metalero con The Gathering marcaron toda una era en la música. Aquella banda holandesa fue de las primeras en aventurarse con tal combinación y el éxito fue tal, que hoy cientos de bandas recorren el mismo camino. Sin embargo Anneke dejó la banda hace algunos años y creó su propio concepto, uno más sutil y melodioso, llamado Agua de Annique.

Ahora, literalmente porque el público latinoamericano lo pidió en innumerables cartas y comentarios, Anneke traerá su Agua de Annique a nuestro continente, con escalas mexicanas los días sábado 14 de marzo y domingo 15 en el Teatro Morelos de Morelia y el Hard Rock Live capitalino, respectivamente. Los boletos están disponibles en Ticketmaster y taquillas del Hard Rock.

Agua de Annique es pues la nueva idea musical de Anneke. Atrás quedaron sus días con The Gathering, de los cuales sólo se expresa con afecto y calidez. Lo de ahora es un rock mucho más puro, lleno de melodía y arreglos que le permiten a van Giersbergen explorar caminos más amplios con su voz. La banda es joven, pues se anunció como tal en junio de 2007, el mismo día en que tanto The Gathering como Anneke anunciaron en comunicados por separado que su colaboración musical había terminado.


Con The Gathering, Anneke grabó los discos Mandylion, Nightime birds, How to measure a planet?, If then else, Souvenirs y Home. Todos fueron discos muy exitosos y en varias ocasiones fueron motivo perfecto para que la banda girara con enorme por México. Fue siempre una agrupación que tenía dos tipos de seguidores: los que seguían el progreso musical y la veían como una entidad creativa, y aquellos que eran fieles amantes de la voz de Anneke.

La increíble voz de van Giersbergen ha adornado además canciones de amigos y otros proyectos. Su participación en el clásico de Ayreon, Into the electric castle es una de las colaboraciones más preciadas de la historia del rock subterráneo. Además se le puede escuchar en los discos Icon II del proyecto Wetton/Downes (ambos ex Yes, Asia), Night Eternal de los death metaleros portugueses Moonspell, Black Symphony de los holandeses Within Temptation, Smear Campaign de los pioneros grind Napalm Death entre muchos más.

Dichas colaboraciones ofrecen sin haberla escuchado jamás una percepción de los niveles que ofrece con su voz. Desde rock progresivo clásico hasta el más brutal death metal, en todos lados cabes el talento de Anneke van Giersbergen. Su disco Pure Air, colección de temas en versiones acústicas tiene además colaboraciones o duetos con grandes del rock europeo. Tal es el caso de Danny Cavanagh (Anatema), John Wetton (King Crimson, Asia), Sharon den Adel (Within Temptation) y Arjen Luchasen (Ayreon).


Para sus fans mexicanos la espera ha terminado. Ellos saben perfectamente bien la impresionante capacidad vocal de Anneke y lo han manifestado con su presencia en la taquilla. Promete ser una noche de re encuentro digna del tamaño de personalidad que van Giersbergen ha creado con esfuerzo y dedicación.

Agua de Annique se presentará los días sábado 14 de marzo y domingo 15 en el Teatro Morelos de Morelia y el Hard Rock Live capitalino, respectivamente. Los boletos están disponibles en Ticketmaster y taquillas del Hard Rock. [Fin del boletín de prensa oficial]


Mañana o pasado lo hago con más calma, pero el anuncio oficial sobre Opeth es que el 29 de marzo es sold out y se abre nueva fecha para el lunes 30. Es para mi gusto la mejor banda del momento (que no sea "clásica" por supuesto) y mucho más que merecido que les vaya tan chingón. Yo ya los ví tres veces en vivo y jamás me han decepcionado. Ahora, a agotar la segunda fecha.


lunes, marzo 09, 2009

Horarios Eye Scream Metal fest

Listos los horarios. están confirmados pero con la leyenda "sujetos a cambio sin previo aviso". es decir, tomen sus precauciones. El Lobby también se va a poner chido. Ustedes saben si se lo pierden.


ESCENARIO PRINCIPAL....

.. ..

3 Inches of Blood (60 minutos set)...............................15:00




Dark Lunacy (80 minutos set)……………….................16:30




Shining (105 minutos set)……………………………….18:20




Evergrey (90 minutos set)……………………………….20:30




Hatebreed ……………………………….....22:30- hasta que se canse la banda




LOBBY....

14:00-14:20…………..……………Glass Mind....

14:30-14:50………………………Kimah....

16:00-16:20………………………Nailser....

17:50-18:10………………………Nocturna....

20:00-20:25…………………………Arkhe....

22:00-22:25…………………………Sabactani....

Sangre en la red

Hoy no alcanza el tiempo para escribir gran cosa. espero que mañana sí. Por ahí tengo pendiente un rasponcito a la Rolling Stone versión argentina que hizo una nota patética sobre Kiss. Pero será mañana.

Hoy a las 9pm nos escuchamos en Rockconexion punto com o en su versión My Space punto com. Anoche quemé mi primer cd, jajaja, así que hoy debuto mi primer acopladito. Conéctense y opinen, habrá desde Candlemass y King Diamond hasta Triumph y Black Sabbath con Tony Martin.

Migraña Maligno.
Por cierto, hasta ahora, maligno es la única banda de metal para el Vive Latino. Tendremos que apoyarlos pa que no se sientan solitos.

jueves, marzo 05, 2009

Anneke te invita al Hard Rock

martes, marzo 03, 2009

Cerrando el círculo

Para cerrar el capítulo 2009 de Maiden, y ahora que ya salió el nuevo número de Rolling Stone, aquí les comparto la nota que escribí para la portada pasada:

Iron Maiden

Iron Maiden. El nombre se refiere a muchas cosas más que la banda de metal. De hecho, y a juzgar por la letra de la canción del mismo nombre, Steve Harris conocía la historia del artefacto de tortura que, además, también sus recovecos legendarios. Es común pensar que la estatua de aproximadamente dos metros de alto, un metro de ancho y cubierta en su interior con puntas y picos de hierro se usaba para torturar gente en la Edad Media. Sin embargo la mayoría de las Doncellas de Hierro encontradas son del Siglo XVIII en adelante. Era también ese el apodo de Margaret Thatcher, la Primer Ministro británica que ejerció el poder de 1979 hasta 1990. Finalmente, la canción habla de una mujer que seduce a los hombres y después los mata en una Eiserne Jungfrau (nombre alemán de la iron maiden): “¿No quieres venir a mi cuarto? Quiero mostrarte mis artefactos, sólo quiero ver como tu sangre escurre hacia el piso. La Doncella de Hierro no puede ser combatida, la Doncella de Hierro no puede ser buscada”.
La historia de la banda y sus cambios de alineación (sobre todo en sus primeros años) son historia antigua. Llega un momento en el cual deja de ser importante como se llamó el guitarrista que estuvo 15 días en la banda, tiempo en el cual tocó con ellos en un pequeño bar en... No, Iron Maiden ya no requiere de ese escrutinio bárbaro para llenar espacios. Su trayectoria es muy particular y legendaria, su legado se encuentra repartido en 14 discos de estudio, nueve entregas en vivo, algunos EP’s (cuatro), varias recopilaciones de éxitos, rarezas y una gran cantidad de sencillos. A punto de cumplir 35 años de vida, el hoy sexteto puede presumir que se encuentra en el mejor momento de su carrera, por lo menos en el aspecto de popularidad. Hace un año se convirtieron en la primera banda de metal en la historia de los conciertos en México en llenar el Foro Sol sin otra banda de alto calibre en la alineación (recordemos que Metallica vino con Pantera y Monster Magnet, que Korn y Linkin Park vinieron en formato de mini festival). También ha sido el concierto de rock duro que se vendió más rápido. En entrevista exclusiva para Rolling Stone, Bruce Dickinson comentó que “afortunadamente la banda ha expandido su base de fans en cada lugar que se presenta. Lo mejor es que aún tenemos oportunidad de tocar en lugares donde nunca antes lo habíamos hecho. (En la gira pasada) visitamos países nuevos para nosotros en Latinoamérica, países también como Rumania y otros de Europa Oriental. Recuerdo concretamente Costa Rica que es un lugar en el cual jamás habíamos tocado. Es más, ni siquiera tenemos un sello discográfico que nos represente allá y sin embargo fue el concierto más grande que han tenido, fue al aire libre y fue todo un suceso, todo Costa Rica se volvió admiradora de Iron Maiden. Era increíble”. Pero no todo acaba ahí, el 2008 fue también el año en que el afamado festival alemán Wacken Open Air logró su audiencia más grande en 19 años de historia, y la banda estelar fue justamente la liderada por Dickinson. Literalmente miles de personas tuvieron que ver el concierto desde afuera del área destinada para tal propósito porque no cabían. Nunca antes el fenómeno había tenido tanto alcance, “me complace saber que la gente nos quiere tanto (risas), me pone feliz”.
El fanatismo de la gente por la banda tiene varios matices. Son de los grupos que lograron trascender la barrera de las generaciones y hoy en sus presentaciones es posible ver adultos de 50 años o un poquito más, y niños que a duras penas llegan a la década de vida. Dentro de ese universo particular hay un microcosmos mucho más detallado. Tal vez los de Maiden sean los fans/coleccionistas más devotos del mundo. Basta con echarle una mirada a las páginas de intercambio de bootlegs (grabaciones no autorizadas de los conciertos) para entender el nivel de fanatismo que generan los británicos. Contrario a lo que la lógica podría indicar, a Dickinson este suceso no le incomoda. “Bueno son fans y quieren tener todo lo que puedan. La verdad es que no puedes evitar que la gente grabe los conciertos para compartirlos entre ellos. Parte de ser fan de Maiden significa que, de cierta manera, eres parte de la banda, así que yo no diría que hacen algo malo. La mayoría tiene todos los discos, o por lo menos lo intenta y van a cuanto concierto pueden así que no, yo no tengo bronca de que la gente comparta lo que tiene”. Sin embargo este tema va ligado con otro más moderno, las descargas ilegales por internet. Como en casi cualquier argumento que se le ponga enfrente, el cantante también tiene su punto de vista respecto al asunto, y a pesar de que es muy parecido a lo que piensan la mayoría de los artistas, también ofrece un giro muy personal. Su visión es que: “Para mí la parte triste de las descargas es que, de cierta manera, reduce las expectativas de la gente en cuanto a la música. Creo que es triste, no tanto para bandas como Iron Maiden, porque seamos realistas, nosotros tocamos muchos conciertos y podemos hacer algo de dinero de esa manera, pero eso no aplica para las bandas nuevas. Para ellos las descargas representan un verdadero problema. Imagínate cuántos grupos hay que sufren para tener algo que comer porque la gente sencillamente no paga por la música. La escuchan y la disfrutan pero creen que no vale la pena pagarle a los músicos por su arte. Eso me parece tristísimo. Creo que al final del día la más afectada es la música misma. El músico se dedica a esto porque ama su arte, porque quiere hacerlo y eso me parece fantástico, pero en algún momento también debe comer. Iron Maiden y las grandes bandas no somos los que estamos muriéndonos de hambre pero hay miles y miles de conjuntos jóvenes, que empiezan, y a mí sí me preocupa lo que les depara el futuro. Yo creo que para ellos las cosas van a ser realmente muy duras, aunque imagino también que habrá algunos cambios relativos al internet. Afrontémoslo, la red en verdad es muy joven y está en cambio constante y se profesionaliza en ciertos rubros. Yo si creo que ciertos cambios son posibles, que en algún momento se podrá proteger el arte de las personas. Y me queda claro que muchas bandas no dicen nada de aparecer sin consentimiento en Youtube y Facebook y todo eso que ofrece calidad de mierda porque lo que quieren es promoverse. Ya nadie cree que tenga chiste ir a comprar un CD, como antes, cuando lo mejor del mundo era ir por tus discos de Larga Duración”.
Los seguidores más aferrados del combo inglés entenderán esas palabras a la perfección. En México se han llevado a cabo algunas exposiciones o convenciones de Iron Maiden. Tales encuentros se han convertido en hermosos escaparates donde admirar todo tipo de rarezas originales relativas a la banda. Por ejemplo, la discografía oficial es una sola, pero tiene tantos matices que se transforma en una especie de cofre de tesoros en el cual es posible encontrar joyas que en los círculos de coleccionistas se cotizan en varios miles de pesos. Por ejemplo, México es uno de los países en los cuales EMI (el sello discográfico que los representa) jamás ha re editado el catalogo del sexteto. Se han hecho innumerables reimpresiones, pero hasta ahí. Tal hecho no es para ser juzgado como bueno o malo, es sencillamente un dato curioso, porque algunos países, como Japón, cuentan con varias re ediciones. Cada una con un extra particular. Pero Japón es un caso conocido, no es difícil enterarse que nuestras bandas favoritas graban bonus tracks (temas extra de la edición convencional para el resto del mundo) para las ediciones niponas. Esto ayuda a que las tiendas japonesas compren producto nacional y no acudan a almacenes de exportación con precios más accesibles. Pero hay dentro del mundo de la doncella algunas perlas que se encuentran en territorio latinoamericano. Si algo tienen en común todos los discos de la banda, son sus portadas. Existe sin embargo una rarísima versión del disco Maiden Japan en Venezuela. La portada clásica ofrece a Eddie blandiendo un sable tipo samurai sobre su cabeza. La edición venezolana tiene a Eddie en actitud victoriosa con un brazo levantado, mientras que en la mano del otro sostiene la cabeza cercenada de Paul DiAnno. A sus pies se encuentra un hacha. Ese disco se ha cotizado en sitios de subasta por internet en poco más de mil dólares. Cuenta la leyenda que cuando la banda vio esa portada, decidió retirarla. El problema fue que el embarque a Venezuela ya no se pudo detener.
Otra de las características propias de la doncella es que suelen escribir canciones con significado. Ya sea por influencia del cine, de la literatura o de la historia, muchas de las letras de Iron Maiden son pequeñas novelas que le dejan algo al escucha. Cuestionado al respecto, un alegre Dickinson opinó que “yo no podría cantar canciones que no tuvieran que ver con algo (risas). Por eso no podría cantar canciones pop, porque suelen ser la la la la la y mierda (risas) pero sí, hay ocasiones que escribimos sobre temas grandes o clásicos y otras lo hacemos un poco desde la perspectiva de la ironía, sin tomarnos muy en serio. Es mejor cantar sobre algo que tenga un significado”. Y es ahí donde han surgido muchos malos entendidos, aunque cuando se trata de instituciones como la Iglesia Católica, algunas ultra conservadoras sociedades de padres de familia y otros representantes de la censura, no hay nada que explicar. El clásico “The Number of the Beast” es un tema que narra un sueño, y la cita del principio de la canción es tomada directamente de la Biblia. Otras canciones como “Revelations” y “The Flight of Icarus” son también historias contenidas en dicho libro. Curiosamente, y en el contexto literario, Iron Maiden y Metallica tienen en común una cita del libro Una sombra sobre Insmouth, único relato corto que fue publicado como libro en el tiempo de vida de H.P. Lovecraft (todo lo demás se publicaba en una revista, y en formato libro sólo tras su muerte): "That is not dead, which can eternal lie. Yet with strange aeons, even death may die.". La frase, con un pequeño ajuste forma parte del tema “The thing that should not be” de Metallica, y es el texto que se lee en la lápida de la portada de Live After Death, de Maiden.
Volviendo a la polémica que generó durante años la banda, lo más común fue acusarlos de adoradores del Diablo. La portada de The Number of the Beast anunciaba de cierta manera que se trataba de una sátira. Eddie tiene agarrado al señor de las tinieblas como marioneta y lo mueve a su antojo, mientras Satán hace lo propio con los humanos. Sentido del humor. El problema es que las autoridades eclesiásticas, por lo menos de América Latina, no tenían ganas de reír. Tras culpar a Iron Maiden de ser portadores de los mensajes del Apocalipsis, la influencia de dicha institución tuvo peso suficiente para que en 1992, un concierto ya programado en Santiago de Chile, no se llevara a cabo. Y México no está exento de semejante barbarie y falta de cultura, sólo que aquí el grupo que padeció la cancelación fue Black Sabbath.
Ese 1992 es también año de buenos recuerdos pues marcó la primera vez que la doncella se presentó en nuestro país. En octubre de ese año y como parte de la gira promocional del disco Fear of the Dark, el Palacio de los Deportes abrió sus puertas por dos noches al entonces quinteto londinense. Fueron dos fiestas únicas en las cuales la banda encargada de calentar motores fue la extinta Branda. Esa fue la primera vez que Maiden ofreció un concierto en México, pero no fue la primera vez que estuvo entre nosotros. Antes, por allá de 1983 habían venido con fines promocionales, traídos por la entonces llamada EMI Capitol, su casa discográfica. Muchos fans de la vieja guardia recuerdan con cariño el periplo, aunque muchos también confunden los sitios. El hecho es que fueron a firmar autógrafos y ofrecieron una conferencia de prensa: el recuerdo más recurrente (y que finalmente es el correcto) indica que fueron el Gran Bazar del Toreo, aunque otros aseguran que fue donde que hoy es la Comercial Mexicana de Pilares, otra tienda del mismo nombre en Miguel Ángel de Quevedo y Plaza Inn. La visita dejó varias anécdotas: primero, que la banda no venía completa, sólo venían dos de ellos y no pudieron bajarse del auto en que viajaba por la cantidad de gente que había. Algunos que estuvieron ahí recuerdan que el coche “salió todo golpeado, la gente casi lo levanta”. Segundo, en esos tiempos en México sólo se habían editado el Killers y el Number of the Beast. Tras la impresionante respuesta del público, el sello decidió que no era mala idea editar también los tres discos restantes que existían en ese año: Iron Maiden, Maiden Japan y el que en ese tiempo era el más reciente, Piece of Mind. Aquella visita incluyó también una entrevista en vivo en televisión, en un programa que se llamaba Viernes y que se transmitía en el extinto Canal 13 (hoy es Tv Azteca). A veces muy parlanchín y a veces parco, Dickinson recuerda que “desde el primer show que hicimos en México hasta éste último que pasó la reacción de la gente ha sido extraordinaria”. Las otras ocasiones que han estado en territorio mexicano fueron septiembre de 1996, con Mákina como grupo abridor; agosto de 1998, con Ángeles del Infierno como banda invitada; enero de 2001 en una gélida y mojada noche con un cartelazo que incluía a Quuensryche y Halford y febrero del 2008, con Lauren Harris como telonera. Es decir, contrario a lo que algunos piensan, Iron Maiden es de las bandas metaleras que más veces han estado en nuestro país. Esta que será la sexta visita será especial. “Ahora llevamos el show completo, el que llaman la producción europea, con Eddies gigantes, hienas, gatos mucha pirotecnia, algunas mantas nuevas y el mismísimo Diablo. Amamos México, la última vez estuvimos en Monterrey y Guadalajara y los lugares fueron insuficientes, supimos que mucha gente se quedó con ganas de vernos. Esta vez queremos que todos sean parte de la experiencia de ver a Maiden en vivo, por eso iremos a lugares más grandes” (en Monterrey tocarán en el Estadio Universitario y en Guadalajara lo harán en la Arena VFG).
Otro detalle importante es que esta nueva presentación sigue siendo parte del Somewhere Back in Time Tour. Eso significa que la lista de canciones se regodea en los primeros nueve discos en su trayectoria. Con la promesa de incluir algunos temas que no tocaron el año pasado, la incógnita y el debate en ciertos sectores de su público tiene que ver con sus más recientes producciones. Previo a esta gira habían hecho una serie de fechas, mayoritariamente en Europa, en las que tocaron de principio a fin A Matter of Life and Death, el que hasta ahora su último larga duración. Muchas personas no creen que sea un trabajo destacado, y muchos más consideran que de haber venido con esa gira, el resultado no hubiera sido un lleno total en el Foro Sol. Nunca lo sabremos, por supuesto, pero sí es claro que la tendencia musical de la banda ha cambiado hacia senderos más complejos, con ciertos toques de rock progresivo (introducciones, pasajes instrumentales largos con más melodía y menos fuerza...) mientras que los trabajos solistas de Dickinson han mantenido un brillo más metalero, más directo. ¿Será que él está de acuerdo en esto?: “mis discos solistas son un reflejo de mí y los músicos que me acompañan, pero no me gustaría comparar las dos cosas, no tiene caso. Lo de Maiden es un sonido que creamos cuando estamos juntos como banda, y lo solista es diferente. Con suerte la gente podrá disfrutar ambos conceptos, no hay razón para no hacerlo”.
Los músicos de la alineación clásica de la banda son más bien tranquilos e introvertidos. Dickinson sin embargo fue por mucho tiempo aquél que hablaba de más y que en ocasiones metía en problemas (sin quererlo la mayoría de las veces) a la banda. Eso es el origen por ejemplo de aquella lluvia de huevos orquestada por Sharon Osbourne que les tiraron en el Ozzfest, pero hoy, Bruce suena más maduro. Una de las leyendas urbanas relativas a Maiden era que en los 80 tenían una fuerte rivalidad con Judas Priest. Igual que en cualquier pleito, esta moneda tiene por lo menos dos caras (la versión de cada banda) y si se toma en cuenta la opinión de los fans, tiene miles de veredas. Pero el que fuera esgrimista, co escritor de cine (Chemical Wedding, Reino Unido, 2008) y que actualmente es piloto de avión y conductor de radio, además de cantante de la banda obviamente, tiene una respuesta más bien centrada sobre aquél conflicto: “Bueno, hubo un tiempo en que nosotros éramos la banda abridora de Judas Priest, pero en algún momento las cosas cambiaron. Hubo un festival en el cual, ya sabes, nosotros aún éramos una banda muy joven que venía de Londres y de pronto éramos la banda estelar, y ellos estaban debajo de nosotros. Parece que eso los molestó un poco (risas) pero nada, fue hace mucho. A mí me encanta saber que Priest sigue tocando, me parece que están contentos con lo que han logrado así que no, no hay ningún tipo de problema con ellos, para nada”. Tal vez desde el 2000, cuando hizo un dueto en el tema “The one you love to hate” de Halford, la pregunta estaba respondida, pero incluso en el metal existe siempre un poquito de morbo sobre pleitos legendarios.
Y dentro de esa morbosidad inagotable existe también otro dato histórico en Chile. Los sudamericanos tienen fama de ser muy entregados, tanto que en ocasiones pierden el control. También hay que pensar que los promotores de vez en vez equivocan su elección de banda soporte. Así, en 1996 y tras la previa cancelación por parte de las autoridades eclesiásticas de lo que debió ser el primer concierto de Maiden en Santiago, los británicos por fin estaban en suelo chileno. Los primeros en tocar fueron los locales Panzer. Si bien el recuento de los daños indica que no les fue bien, por lo menos los aguantaron. La siguiente agrupación fue un error total: los Héroes del Silencio no tenían absolutamente nada que ver con la doncella, y el público así lo manifestó. Los españoles trataron de iniciar con el tema “¡Rueda, fortuna!” de Avalancha, pero apenas pasados los 30 segundos de iniciada su participación, la lluvia de escupitajos, palos y botellas fue tal que, sin terminar siquiera esa canción, Bunbury y compañía dejaron el entarimado. Lo peor fue que el incidente no paró ahí. Cuando finalmente salió Maiden, algún inadaptado le escupió a Blaze Bailey y a Steve Harris, lo que provocó una serie de insultos y comentarios del ex cantante. Nada para enorgullecerse, pero ya con el tiempo como buen sanador, la anécdota queda como muestra de que los seguidores de Iron Maiden son muy devotos, y especiales.
También en Europa se cuecen habas. Cuando Dickinson dejó la banda, y entre otras cosas declaró que ya estaba cansado de que los fans aceptaran todo lo que se les daba, sin cuestionarlo, los que reaccionaron negativamente fueron los españoles. Algunas reseñas de los primeros conciertos de Bruce como solista en el país ibérico indican que la gente le daba la espalda, y quienes se mantenían de frente le gritaban traidor. Lo bueno es que el tiempo pasa y todo lo cura. Actualmente son cada vez más los grupos que mencionan a Maiden como influencia, incluso representantes de géneros más extremos, como Carcass. “Mira, creo que Maiden ha creado su propio universo en cuanto a influencias, diría que la banda existe de cierta manera fuera de ese concepto de las bandas modernas y contemporáneas y las influencias, tenemos nuestra propia dirección. No soy nadie para juzgar lo que hacen los grupos nuevos o para explicar por qué no llenan estadios, lo importante es que existe música para todo tipo de gente, aunque creo que en Inglaterra la tendencia es más hacia el sonido de metal más tradicional, más Iron Maiden si quieres, pero en el mundo a la gente parece gustarle mucho el estilo más pesado. Ya sabes, mi hijo está en una banda, muy buena por cierto y él canta con ese estilo a gritos y gruñidos y es algo que yo no podría hacer, perdería mi voz en cinco minutos si lo hiciera, pero en él suena muy bien. A la gente le gusta ese estilo”. Tal visión se complementa con la pregunta sobre su opinión de tocar conciertos en formato festival: “lo que me gusta de los festivales es que siempre hay oportunidad de conocer varias bandas diferentes dentro del espectro del heavy metal, tienes chance de ver bandas que pueden ser más extremas y que le gustan a otro tipo de público que tal vez no conoce tanto a Iron Maiden, Carcass es un ejemplo de eso, y me parece fantástico que así sea”. (N de la R, al momento de esta entrevista, la única banda extra confirmada era justamente Carcass).
Es pues la Doncella de Hierro, la rockera, la que ha sabido evolucionar y mantener atentos a sus millones de fieles seguidores. Algunos elementos que la rodean, aunque fueron clásicos en los 70, en la actualidad les provee de un aura de grandeza. Tal es el caso de volar en su propio avión (con el fuselaje pintado con el logo de la banda, Eddie y los países a recorrer), pilotado por Bruce Dickinson; presentar un espectáculo enorme aunque sin muchos recursos tecnológicos (en lugar de láser, pantallas y multimedia recurren mejor a la pirotecnia, mantas, marionetas gigantes y la interacción con la gente, por ejemplo) y tocar lo que realmente se debe considerar como un conjunto exclusivo de grandes éxitos, sin parecer un acto de nostalgia que se niega a morir. Anunciaron además un próximo disco, mismo que “haremos del mismo modo que los anteriores. Debo confesar que en ese aspecto somos muy primitivos, nuestras ideas siempre se originan en una guitarra, un teclado o una melodía en la voz”. Si lo primitivo es representado por Iron Maiden, corramos entonces por nuestras macanas y sacudamos la cabeza en frenéticos rituales de comunión. Y si eso se parece a la realidad metalera, esa que tantas veces se ha cuestionado por diversos sectores sociales, no importa, ya lo dijo Maiden: “No tengas miedo, conmigo estás a salvo. Honestamente…tan a salvo como cualquier alma podría estarlo, sólo déjate ir. Estás atrapado en algún momento del tiempo...”. Quedémonos pues atrapados dentro de esta Doncella de Hierro. [Fin de la nota publicada].

Migraña en lust for life mode