viernes, febrero 05, 2021

Michael Schenker, entrevista completa

Antes de entrar de lleno a la entrevista, quiero poner un poco de contexto. Desde hace algunos meses tengo el agrado de trabajar Relaciones Públicas para Nuclear Blast. Eso significó de entrada que tuve que conseguir entrevistas para el mítico guitarrista para diversos medios, mismas que pueden encontrar online en Rolling Stone México, Summa Inferno, Pólvora y Marvin. También hubo algunas impresas en los periódicos Metro (gracias Eli García), Publimetro (gracias Canibal Zambada) y AM de Querétaro (gracias Julián). No sé como subir aquí PDF's completos así que se las debo, aunque al final encontrarán muestras de cómo se veían en formato captura de pantalla. Eso sí, todas cumplieron su cometido: difundir el 50 aniversario del que fuera guitarrista de Scorpions en Lonesome Crow y que todavía co escribió algunas canciones para Fly To The Rainbow y Lovedrive, de UFO entre 1974 y 1979 y después en diversos momentos de los 90 y 2 mil y que rehusó unirse a Ozzy y Deep Purple, entre otros.


La llamada fue tempranera, no recuerdo si 9 o 10 de la mañana y platicamos como 40 minutos, hasta que se cortó la llamada. Luego de revisar las demás entrevistas me queda claro que como la mayoría, tiene ciertas respuestas/historias/anécdotas que repite constantemente, pero eso es normal. Es consecuencia también de que ciertas preguntas se las hacemos todos los entrevistadores.

Total que al principio estaba medio de pocas palabras, pero de a poco se soltó. Yo no quería caer en el chismerío de su relación con Rudolph Schenker porque hay bastante en la red al respecto, y por eso no hay preguntas sobre él, aunque si lo menciona. Así, esta es la entrevista completa, sin ediciones (bueno un poquito en mis preguntas, jeje):

65 años de edad y 50 de músico. ¿Te levantas alguna vez en la mañana y te tomas un café y piensas que has estado haciendo esto por 50 años? O tal vez no lo piensas y no te preocupa. ¿Qué te parece tener una carrera tan longeva?

Bueno cuando me levanto en la mañana agradezco que aún estoy vivo. Eso es lo primero pero pueden ser 50 años o 100, yo hago música desde el corazón y puedo decir que de cierta manera, el tiempo no existe para mí. Todo mi viaje ha sido un proceso de desarrollo como músico, como persona y creo que para eso es la vida, para aprender, entender cosas nuevas, desarrollarte y yo creo mi música desde adentro, nunca he sido parte de ninguna tendencia, en todo caso he creado tendencias, ya sabes, guitarristas de los 80 copiaban mi estilo y etcétera, etcétera. Yo creo que eso pasa porque muestro sin problemas mi manera de tocar la guitarra líder y eso a su vez es porque para escribir me sumerjo en las profundidades de la creatividad. Siempre voy un paso adelante porque obtengo frescura de los resultados en lugar de tomar cosas de las tendencias que ya están ahí. No me interesa tomar un pedazo del pastel que ya está en la mesa, la fama o lo que sea, soy como un niño en el arenero, me encanta tocar y hacerlo sin competir, sin comparaciones. Me encanta poner tres notas juntas para provocar piel de gallina. Esa es mi pasión, ahí es donde me siento feliz. Y eso es algo que he hecho toda mi vida y nunca me salí del riel porque el arroyo de la creatividad es infinito, y yo soy muy afortunado de poder acceder a algo así, por eso decidí que prefiero ser artista antes que un músico que es más una máquina de hacer dinero.

 


Mirando hacia atrás hay muchos artistas que tienen una carrera con una banda o lo que sea, pero cuando uno mira a Michael Schenker se encuentra con que estuvo en dos bandas legendarias, Scorpions y UFO, y que su propio nombre es leyenda. Comenzaste muy joven con Scorpions. Yo vi ese show de reunión en Wacken y fue muy nostálgico para mucha gente, pero como ves tú esos años con Scorpions, ¿son recuerdos agradables, como fue?

Bueno como dije antes no suelo mirar hacia atrás, pero toda mi carrera ha sido un proceso de desarrollo y un viaje, ha sido un aprendizaje constante y por eso no me quedo atrapado en el pasado, es más, ni siquiera suelo escuchar cosas que hice en el pasado porque siempre me muevo hacia adelante. Claro, cuando armo un set debo recordarme como se tocan ciertas canciones, pero ese es el único momento en el que miro hacia el pasado, pero en general vivo en el ahora. No me gusta dedicarle energía al pasado ni tampoco al futuro, pienso en el ahora y en ser creativo.

 

Ok, algo así como ser inmortal, como el nombre de tu siguiente disco ¿no?

Sí, el disco se llama Immortal, es el 50 aniversario de Michael Schenker. Verás, desde que escribí mi primera pieza musical, que fue "In Search of The Peace Of Mind" y que el crédito apareció como si la hubieran escrito todos los Scorpions. En el primer tiraje decía por ejemplo: letra de Michael Schenker y Rudolph Schenker, pero eso era imposible porque nosotros no sabíamos inglés, mal informaba. En realidad debería haber dicho música de Michael Schenker y letra de quien quiera que la haya escrito pero bueno, esas fueron las primeras notas, la primera pieza de música que puse en un disco en mi vida. Yo tenía 15 años, Rudolph tenía 21 y bueno, ese es un recuerdo que siempre estará conmigo porque fue el inicio. Y otra cosa que sucedió por primera vez y que recuerdo muy bien es cuando escuché la primera vez mi música en la radio, eso fue maravilloso. Es decir, sí conservo ese tipo de recuerdos. El solo a la mitad de "In Search of The Peace Of Mind" lo creé cuando tenía 15 años pero creo que era perfecto, no le cambiaría ni una sola nota porque el resto de Lonesome Crow se nota que era un guitarrista en desarrollo, un amateur y demás, pero no sé de donde vino ese solo, es tan perfecta que nunca le cambiaría ni una nota. Es como Stairway To Heaven, no le cambiarías ni una nota pero algunas veces así pasa, y eso viene de… bueno quien sabe de dónde viene y a veces cuando la escucho me vuelvo a preguntar de dónde vino ese solo porque de hecho la estructura de la canción en general es bastante compleja para un muchacho de 15 años, y créeme, yo tampoco entendía como es que pude hacer algo así. Pero bueno, ese fue el inicio y es un recuerdo muy preciado que tengo. Yo comencé a tocar la guitarra a los 9 años pero a los 15 fue cuando todo lo que tenía dentro comenzó a salir al mundo.

 



Y esa misma canción tiene en tu nuevo álbum. Leí que es una especie de versión extendida, ¿es correcto?

Sí, justo porque es algo tan importante para mi, es el inicio de mi carrera como músico profesional y me parecía la canción más importante, la que debía estar a fuerza en un disco de 50 aniversario y quería hacerla épica así que le agregué un largo palomazo al final. Y hoy, cuando la escucho, siento que los solos son como tener una conversación interior conmigo mismo y descubro dónde y por qué hice ciertas elecciones y puedo escuchar varias emociones que se muestran en las partes de la guitarra líder, es como una nuevo viaje desde la perspectiva del trabajo de la guitarra líder.

 Y será un disco lleno de estrellas. Tienes a Ronnie Romero de Rainbow, Ralph Scheepers, Joe Lynn Turner y supongo que nadie le dice que no a Michael Schenker. Si tú le pide a alguien que cante o toque en un disco tuyo es difícil creer que te dirían que no pero, ¿cómo llegaste al momento de escoger a todos los invitados?

En realidad no fue tan planeado. En 2019 ya tenía claro que venía mi 50 aniversario y quería celebrarlo con amigos de la industria pero juntar músicos de todo el mundo para crear algo es bastante complicado. En un momento incluso se me pasó el tren porque el disco debería haber salido en 2020, que era el año real del 50 aniversario. Yo ya me había rendido ante la idea de tener invitados pero mi agente me explicó que en realidad Lonesome Crow salió hasta 1972, y entonces me alegré de que en realidad tenía dos años para juntarlos y celebrar como debe ser, así que me renació la esperanza. La diferencia fue que en esta ocasión sabía cual era el límite de tiempo y no quería perderlo y además quería una alineación compacta. Así contacté a Ronnie Romero y le pedí de entrada que fuera el cantante de todo el disco, él ya había cantado conmigo en Resurrection (Michael Schenker Fest, 2018) y aceptó, y luego Barry Sparks (Dokken) me decía que quería ser mi bajista y por supuesto estaban Steve Mann (teclados) y Bodo Schopf (batería) y esa era una banda muy compacta, porque todos son grandes músicos. Pero luego hice el festival crucero 70000 Tons Of Metal y cuando terminó estuve cuatro días en un hotel y comencé a escribir. Luego regresé al Reino Unido y de pronto vi en la tele lo del virus y eso cambió todos los planes nuevamente, pero lo raro es que la situación con el virus trajo complicaciones porque, de entrada no pude regresar a Alemania, las fronteras estaban cerradas y comenzaron las restricciones y los encierros y todo pero bueno, eventualmente encontramos una manera de llegar a Alemania, un viaje realmente pesado porque debimos hacerlo en coche. Ya sabes, tuve que tomar el ferry y al final terminé viviendo una cuarentena de 42 días porque fice este viaje ida y vuelta cuatro veces y cada vez tuve que hacer cuarentena de 13 días excepto una vez que la libré, pero en total tuve que encerrarme por 42 días, fue una experiencia de no creerse pero si no lo hubiera hecho este disco jamás habría sucedido, así que la primera vez que fui a Alemania escribí el primer libro de composiciones nuevas, los tracks básicos, en el estudio de Michael Voss, llamamos a Ronnie para ver si estaba listo pero me contestó así de “no, no puedo viajar, estoy en cuarentena y todo está patas para arriba”, ya sabes, y creo que estaba en Bulgaria y tenía ciertos compromisos y no podía así que le dije que no se preocupara, que le llamaríamos más adelante a ver si estaba listo. Luego mi compañera Amy, que es bajista y tiene muy buen gusto musical y consume mucha música y sabe lo que pasa en el mundo de la música porque yo no escucho música desde hace 50 años así que no sé que es lo que hay. Entonces le pregunté si conocía a algún cantante y me dijo que Ralph Scheepers era un cantante fantástico, así que le dije que confiaba en ella. Luego le pregunté a Michael Voss si lo conocía y me dijo que sí, que era un cantante fantástico y al día siguiente ya estaba grabando para nosotros, yo no lo podía creer. 



Y ese fue el inicio de un giro porque al final del día, al terminar la grabación me di cuenta que todo estaba saliendo como yo quería de inicio y que creí que no sería posible. La diferencia era que esta vez las llamadas no las hice yo sino que fueron llegando. Pasaban cosas como “ah, ¿Michael Voss? Hola, soy Brian Tichy y ya sabes, a él lo conocía porque tocó conmigo en Temple Of Rock y es un gran baterista, fantástico, uno de los mejores en el mundo y dijo que quería contribuir con algo para el 50 aniversario y dijo que podría ofrecer seis tracks sin usar que tenía, y yo me quedé sorprendido, era increíble. Y luego le llamó a Michael Voss y le dijo que un amigo suyo llamado Derek Sherinian que toca el teclado también quería participar en el 50 aniversario porque era fan, así que le pregunté a Voss qué podríamos hacer con un tecladista como él, porque yo quería hacer un disco orientado hacia la guitarra así que creé todos los tracks de guitarra y pensé que tal vez podría poner algunas camas de teclados, pero Voss me dijo que Derek era de los mejores del mundo, lo cual yo honestamente no sabía y me sugirió hacer una especie de palomazo con el teclado. Yo me sorprendí porque jamás en mi vida había hecho algo así, un palomazo con un tecladista pero pensé que tal vez no era mala idea hacerlo por primera vez en este disco, tal vez a los fans podría agradarles así que le pregunté si se refería a lo que hacían Jon Lord y Ritchie Blackmore y me dijo que sí. 



Entonces pensé que podría funcionar. Yo nunca lo había hecho pero cuanto escuché el resultado, con Ralph y Tichy y Derek quedé muy sorprendido. Es decir, yo nunca había trabajado con un vocalista como Ralph, estaba totalmente sorprendido. Y luego llamamos de nuevo a Ronnie pero el seguía con complicaciones por la cuarentena y sus pendientes así que de nuevo le dijimos que no se preocupara, que lo volveríamos a llamar, pero entonces le pregunté a Voss qué podríamos hacer ahora, porque el tiempo corría. Le pregunté si tenía alguna otra sugerencia y me dijo que Joe Lynn Turner, y me quedé pasmado porque soy su fan. Y ya habíamos trabajado antes, en mi disco Heavy Hitters (2005), un disco de covers que hice en el que originalmente yo era músico de sesión, pero terminó siendo un disco de MSG pero bueno, le pregunté a Voss si tenía contacto con Joe Lynn Turner, me dijo que sí y al día siguiente ya estaba grabando con nosotros, y yo no podía creerlo. Además logramos que cantara en otra canción, y fue tan fantástico que no podía creer como todo iba tomando forma, paso a paso, todo empezaba a salir de maravilla sin que yo tuviera que hacer nada que no fuera tocar. Es decir, las llamadas llegaban solas y yo me decía, Michael, esto no lo podrías haber hecho tu solo, de alguna manera el universo estaba cuidando de ti y te está poniendo en frente a toda esta gente, estos grandes músicos. Y así fue que seguimos adelante. Luego, debo decirte que Michael Voss, cada que yo toco, cuando grabo los tracks de guitarra, en automático él comienza a crear letras, melodías vocales y cosas que están ahí para ayudarme, son como una guía y eso pasó varias veces, Voss venía y me decía ‘mira, anoche trabajé en esto’ y en una de esas llegó con una pieza hermosa, y hasta donde recuerdo yo nunca antes había grabado una power balad, y Voss me mostró lo que había compuesto y cantaba desde el corazón con tanta pasión que le dije que sólo él podría cantarla, y esa es After The Rain. Y luego había otra canción para la que tenía un gran título, The Queen Of Thorns and Roses, y esa una canción inusual para mí y cuando Michael me mostró lo que hizo con ella a nivel vocal y nuevamente me quedó claro que no imaginaba a nadie más que él cantándola, así que ya teníamos listas otras dos canciones completas. Eventualmente Ronnie estuvo disponible y así terminamos el resto de las canciones. Pero el proceso fue maravilloso. Y al final claro está In Search Of The Peace Of Mind que yo quería que fuera algo muy especial y le pedí a Garry Barden y Ronnie y Doogie White que participaran y todos tienen una parte en ella. Y Gary tiene una hermosa voz, muy masculina y quedaba perfecta y entonces al final, para esa canción tuve algo así como otro Michael Schenker Fest, por Robin McAuley también canta un pedacito. Por eso In Search Of The Peace Of Mind es tan especial, no podría haber esperado un mejor resultado.

 

Justo eso te quería preguntar, porque después de UFO todo lo que has hecho lleva tu propio nombre, Michael Schenker Fest o Temple Of Rock o Group. ¿Por qué tener estos tres nombres distintos para tu música, es algo legal, es para distinguir participantes de los proyectos?

Sí sí, es por eso. Por ejemplo, cuando me volví más experimental con instrumentos acústicos y eléctricos y haciendo covers pero lo que yo quería era satisfacer mis necesidades artísticas, tocar todas las partes de guitarra que quería hacer y que no podría haber desarrollado en los Scorpions o en UFO, y mira que UFO era una de las mejores bandas del mundo pero yo sentía que había llegado el momento de concentrarme en mi propia música porque escribí algunas canciones con ellos que se volvieron éxitos, y me espanté, por eso salí de ahí, creía que la industria ahora querría que yo escribiera éxitos y no quería que hubiera gente diciéndome lo que debería escribir o no. Luego regresé y sacamos Strangers In The Night que resultó ser un disco en vivo fantástico, luego regresé brevemente a ayudar a los Scorpions con el disco Lovedrive pero llegó el momento de seguir mi propia visión en lugar de perseguir algo que no me interesaba y que además ya había vivido, estuve con UFO en el momento más alto de su carrera y de pronto estaba con los Scorpions y volví a sentir que perseguía algo que no me interesaba en absoluto. Por eso decidí seguir mi visión como artista y es algo que he hecho desde entonces. Pero esa es una etapa mía que sirve de contexto para la gente, les ayuda a entender el por qué nació el primer Michael Schekner Group con Simon Philips y luego entró Cozzy Powell y Chris Glen y demás. Después vino el proyecto McAuley Schenker, que representa una era en particular. 



Luego vino mi etapa experimental con solo mi nombre, hasta que sentí que había satisfecho todo lo que quería explorar como artista experimental. Luego pude haber entrado con Ozzy Osbourne o Deep Purple y varios artistas más que me pidieron unirme a ellos pero tuve que rechazarlo. Yo adoro a Ozzy, soy su fan pero tuve que decirle que no, debía mantenerme honesto como artista. Y eventualmente cree Temple Of Rock pero así separo las épocas, porque todo lleva en el título el nombre de Michael Schenker pero con esas etiquetas la gente puede saber de antemano qué Michael Schenker va a encontrar. Por ejemplo si ves algo de Temple Of Rock sabes que es con Herman Rarebel y Francis Bucholz de los Scorpions y Doogie White de Rainbow. Y luego está Michael Schenker Fest y la gente sabe que es la etapa en que yo trabajaba con cantantes de los 80 y que grabé covers pero que los cantaban los cantantes originales de cada rola, y eso es de lo que se trata el concepto de Michael Schenker Temple of Rock. Y ahora con el 50 aniversario bueno, sigue siendo Michael Schenker pero no es un aniversario de MSG, es un aniversario en el cual la música es tocada por la alineación actual de Michael Schenker Group. Entonces así es más fácil  para mí y para los fans distinguir qué pasó en cada etapa, así sabemos por ejemplo cuando estuvo Doogie White, Es informativo, ayuda y cada nombre de banda es como un subtítulo. No fue algo planeado pero si miro hacia atrás sí puedo entender que tuvo que ser así.



 En este momento le estaba haciendo la última pregunta pero se cortó, así que ese fue el final de la entrevista.

Sobre Michael Schenker se pueden decir muchas cosas. Su paso por el metal ha sido destacadísimo, y sin embargo, desde mi punto de vista y por eso lo escribí así en Marvin, se trata de un músico legendario pero no tan famoso que tiene un hermano muy famoso, pero que no califica como legendario. En la entrevista con el AM de Querétaro decía por ejemplo que al inicio de los Scorpions le vieron la cara, y que ese era su problema con Rudolph. Por ejemplo, Michael aparece como co escritor de la letra de In Search Of The Peace Of Mind, pero dice que ni la escribió ni sabía inglés. Solo la música es de él.

Así las cosas pues. Al final del día, grabar del celular a una aplicación en la tablet con una llamada enlazada desde Alemania resultó ser un reto interesantye. El día de la entrevista, a finales de diciembre, le entendí todo, pero hacia mediados de enero cuando reproduje la grabación, el volumen era bajito y los ruidos más mínimos tapaban un poco su voz, así que costó trabajo, pero ahí está.

Si llegaste hasta aquí, muchas gracias.

Migraña en busca de la paz mental mode on, jeje.









martes, agosto 04, 2020

Entrevista con Lugubrem, de Mordskog.


Cada vez que hago una entrevista suelo pasar por uno de dos procesos: tengo cierta expectativa que puede o no cumplirse o que puede o no superarse, o no tienes expectativa (en el sentido de que no sabes qué esperar, no que te valga madre) y te avientas como cuando brincas del trampolín de diez metros en la fosa de clavados, con esa angustia de a ver qué pasa.

Con Lugubrem, el fundador y cantante de la banda estaba en el segundo proceso. Honestamente no sabía qué esperar, no sabía si hablaba mucho o poco, si era amable o no. Honestamente también debo decir que no soy experto en Black Metal en general, ni en Black Metal mexicano en particular, pero cuando pasa eso (que no conoces mucho del artista), investigo. Y en esa labor descubrí que era muy poca la información disponible a simple vista, pero que la que estaba disponible era muy interesante.

Resultó que Lugubrem es todo un personaje, y lo digo con alegría, como cumplido. Su mente es un caos, probablemente porque no acostumbra dar entrevistas. Comienza una idea y para meterla en contexto se desvía de ella... a veces regresa, a veces no. Cuando hablé con él quedé gratamente sorprendido porque hablamos por más de 40 minutos y no se me hizo largo ni tedioso, y por el contrario, se me hizo muy interesante, a pesar del caos. En una charla tan larga te quedas con ciertas impresiones, pero después, cuando transcribes lo platicado le encuentras recovecos, matices, desviaciones, subidas, bajadas...

Total que la entrevista no había salido porque estaba esperando que el destino pande´mico que vivimos actualmente ayudara a definir si habría Candelabrum en 2020 o no. por esa misma razón no he subido la charla con Johan de Candelmass. Por eso (la de Mordskog) y porque era muchísimo texto. Finalmente Candelabrum anunció que no se llevará a cabo en este año, pero el nuevo proyecto de Lugubren The Rise of Mictlan, tocaría en la versión "quédate en casa" del Wacken (y de no ser por la pandemia hubieran tocado EN Wacken), así que parecía un buen momento, y aquí está, la primera parte.

Ahora bien, ya dije que la mente de Lugubren es un caos, pero eso no es malo, es como una esfera de discoteca ochentera que al recibir luz lanza destellos luminosos hacia todos lados, pero si pones atención, puedes encontrar algunos puntos donde la luz finalmente queda fija. Así es la charla, si se lee con calma, es probable encontrar al menos ideas que puede uno concluir ahí donde la conclusión no llega. Hay mucho que desmenuzar, e insisto, es apenas la primera parte.

Sin más preámbulo, aquí les dejo la charla.


Mordskog – Lugubren
Por Luis Jasso
#Sangre de Metal

¿Cómo está la onda con Mordskog? Han ido y venido pero ahora están de vuelta con un cartel muy interesante en Candelabrum que parece les queda bien porque no es un concepto mainstream.
Mordskog siempre ha sido una banda underground y muy independiente a la escena de Black Metal en México. ¿Por qué estos puntos? Bueno, en 2003 formé Mordskog pero lo hice público hasta el 2008, así que grabé unos demos en tape (cinta), lo empecé a mandar por correo electrónico y vía postal a todos lados y nunca di entrevistas. En 2006 se grabó un disco que nunca salió pero que va a salir próximamente. Entonces en 2008 ,me di cuenta que ya no podía estar conteniendo esa energía y seguir incógnito, underground, así que decidí tener una alineación para tocar en vivo y después de grabar un siete pulgadas y algunas cosas más, que tampoco salieron, en el 2008 decidí crear la alineación con integrantes de Haborym, de Puebla, una banda de culto al Black Metal, fundada desde 1992 y que también casi no toca en vivo, no sacó mucho material y que se mantuvo siempre muy hermética, como era el verdadero Black Metal en los 90. Con ellos a bordo se presentó la banda (Mordskog) en vivo, dimos una entrevista para Cult Magazine en el 2013, una más a un webzine llamado Bardo Methodology, de Estocolmo, que entrevista puras bandas de metal extremo y algunas cosas como Dead Can Dance, Fields Of The Nephilim, bandas que también tienen mucho misticismo y no sabes qué onda con los integrantes. Luego, en el 2017 culminamos Mordskog, ya hace casi tres años, porque Mordskog ha sido siempre esa banda de culto a la muerte, de cosas que estamos viviendo  en nuestro país de caos, violencia… ahora nos sentimos muy gratificados con lo que estamos viviendo con esta pandemia, es algo que nos ha motivado a recobrar fuerza y en el ritual final llenamos el Foro Bizarro, en diciembre de 2017, pero como nuestros devotos son de toda la República Mexicana y del mundo, cuando se nos presentó la oportunidad de tocar en Candelabrum Metal Fest, esta nueva propuesta con tantas bandas interesantes, bandas también hermanas en cuestiones musicales, de camaradería, porque a algunos de los músicos los he conocido en mis viajes o cuando he ido a tocar con otras bandas por Europa (tocó algunas veces con Endstile por ejemplo). Entonces ya pasa del ser fan a algo más íntimo y personal y pues hay que apoyar este festival, más que nada tomamos la decisión (de tocar, porque después del show del Bizarro anunciaron que nunca más tocarían en vivo) porque todos esos devotos que están regados por toda la República no pudieron asistir al ritual final, tal vez no pueden pagar un vuelo desde Tijuana o un bus de Monterrey solo para ver a Mordskog, A demás la fecha fue un jueves me parece, entonces tiene que valer la pena, es más fácil si vas a ver a más bandas. Desafortunadamente en la escena mexicana tienes que ser una banda de culto y casi no tocar para que tal vez alguien que sea “die hard” (fan de hueso colorado) si se anime a gastarse una lana en viáticos y Hotel y avión y todo para ir hasta la CDMX, entonces, empatizamos con nuestros devotos y estamos al 100 con este gran festival, con esta gran propuesta en la que estamos para dar lo mejor de nosotros, básicamente. No hay planes para tocar más, pero tenemos unos proyectos alternos muy interesantes, también envueltos en este mismo hermetismo que caracteriza al verdadero Black Metal, que cumple todas las funciones musicales, espirituales y visuales. Para mí es un conjunto de varios elementos en el altar: el incienso, las velas, la sangre, la daga, toso eso es lo que caracteriza una ceremonia de Mordskog. Entonces, si podemos hacer masivo el mensaje de muerte, de miseria, de destrucción, de contaminación y envenenamiento de la sangre, del alma, de todo lo que está en contra de lo que nos inculcaron a la mayoría por ser mexicanos, nuestra religión, y que ya después por X o Y te vas revelando y vas agarrando tu propio camino, porque ya no te confirmas, el metal en general te inspira a revelarte. El Heavy Metal, la música clásica, el progresivo, toda esa música te inspira a romper esa línea sistemática, desde los orígenes familiares, ancestrales y que tu digas quiero ser libre y quiero rebelarme de alguna forma, como lo hizo Lucifer en ese sentido. Nosotros normalmente no damos entrevistas, pero es tiempo de que la gente también sepa realmente la esencia de Mordskog, quién está detrás de Mordskog, como se comunican los miembros de Mordskog y que no esté tan hermético, porque la gente también merece saber más de una banda de Black Metal extremo.

Ya que mencionas el fanzine (Bardo Methodology), leí la entrevista y me pareció muy interesante porque no es lo típico que te encuentras en México, pero también creo, porque no soy un seguidor a profundidad del género, que las respuestas no son las típicas de una banda de Black Metal de hoy. Hablabas mucho de tradiciones prehispánicas, el culto a la Santa Muerte, etcétera. Creo que es el género que más te permite expandirte en ese tipo de sentimientos, explorar caminos oscuros y demás. Entonces, ¿cómo es la vida de una banda de Black Metal en un país tan religiosamente cerrado como lo es México?
Bueno, yo te puedo hablar sobre Mordskog y sus miembros. Una banda de Black Metal … ahora ya cualquier persona puede comprar por internet un pentagrama, puede ponerse una cruz invertida, es como otros géneros de música que no quiero mencionar porque me dan asco, que no es metal obviamente y que no es algo oscuro, pero ves como la juventud se deteriora. México está tan podrido que ni siquiera es necesario decir que estamos en contra del catolicismo o del cristianismo por vivir en México. Hoy en día cualquier joven o persona que tiene internet tiene acceso a fetiches, a pornografía infantil, a asesinatos, a cosas que están involucradas por organizaciones criminales y ya nada es difícil, difícil era en los 90, cuando lo más que hacías era vestirte nada más de negro y eras güertio, tal vez tú que eres rubio y tal vez tienes un background familiar más hecho sufriste con eso. Ibas al Bazar Perinorte o Peri Coapa o no sé, y el hecho de que llevaras una playera que, aunque no hayas sido Black Metal como dijiste, claro que llevaste una playera de Iron Maiden cuando el diablo está manejando a Eddie en The Number of the Beast, y ese era el problema. El problema es que eras metalero, no había redes sociales, no había esa revelación. Si antes nuestro padres o familiares ya con Pink Floyd, Joy Division, King Crimson, Marillion que ya traían esa onda Stoner/psicodélica ya eran rebeldes, imagínate, porque traían su motita. Ahora hay tantas drogas y tanta perversión política y religiosa y entonces el Black Metal ahora no es difícil. No es difícil porque cualquier persona puede tener acceso a comprar huesos, un pentagrama, pintarse la cara y usar sangre y decir que toca Black Metal. Aquí lo importante es tener los conocimientos de diferentes corrientes que ya te hablé, espirituales, visuales, religiosos, musicales, porque esto es muy importante, por ejemplo, nuestro baterista en Mordskog tiene 26 años tocando, de Haborym de Puebla, el guitarrista vive de eso, es maestro y tiene varias maestrías y va por un doctorado de música clásica; se inspira desde el Romanticismo, Barroco, Bach y demás, entonces la idea es que si vas a tocar Black Metal y vas a mostrar algo en contra de un país donde a lo mejor está posicionada la religión católica, lo vas a hacer bien, al extremo, no vas a salir de repente a decir “ah es que voy a misa con mis papás y me tengo que quitar mi pentagrama”, no, te guardas el pentagrama, escuchas la misa y lo respetas. Ya después si te da asco y tienes ganas de vomitar pues lo haces, pero respetas porque vas con tu familia o mejor les dices que ya no empatizas con esa ideología y te alejas. Hay muchos músicos de Black Metal que son dos caras, andan de aquí para allá y deciden que van a tocar Black con Thrash o lo quieren disfrazar un poco o no lo llevan al extremo. A nosotros en Mordskog eso no nos importa, la pandemia la vemos con gratitud, nos inspiramos, nos aislamos también para hacer nuestra música y nuestras cosas, somos muy solitarios y muy independientes a la escena y eso es lo que a nosotros nos da satisfacción y una victoria privada: conseguir nuestras metas con un ideal sólido que viene de hace más de 20 años que somos músicos, y compartirlo con los devotos que quieran inspirarse y apoyar e incluso tal vez formar otras bandas con la misma ideología. Eso es lo que nos interesa a nosotros como músicos y como integrantes de ciertos cultos que seguimos de forma paralela.  

La gente suele creer que el Black Metal es solamente “odio a Dios y amo a Satanás”, pero en realidad es más de reproducir lo pagano. Leía en la entrevista al medio sueco que piensas introducir elementos prehispánicos a tu concepto, y no estaría peleado porque el Black Metal es una cuestión espiritual de raíz, o así lo entiendo yo, y te permite que si no estás en Noruega y estás en México puedas expandirte o mostrar toda esta tradición pagana, ¿es correcto, va por ahí?
Es correcto y me da mucho gusto que menciones que hayas leído esa entrevista porque fue el parteaguas entre el nuevo proyecto y Mordskog. Nosotros como Mordskog siempre fuimos influenciados más que nada … ya sabes, cuando eres rubio quieres ser moreno, cuando traes la mata larga quieres ser como el que está pelón, nunca estamos conformes con lo que tenemos, somos muy malagradecidos con nuestra persona y eso es algo muy curioso. Si vives en México quieres apoyar a los europeos, y los europeos están todos influenciados por Sarcófago, Sepultura, Sudamérica ¿no? Y eso es parte del ser humano, que está muy confundido en lo que quiere. De repente obtienes algo y quieres otra cosa porque ya no te satisface y desde ahí ya vienen muchas perversiones y muchas cosas que no quiero mencionar ahora, me quiero enfocar a la pregunta que acabas de hacer: el tiempo cuando Niklas (Göransson, editor de Bardo Methodology), que es un buen amigo de la vieja escuela de Estocolmo, de los tiempos de Marduk, Unpured, de Suecia en general, bandas como Grave, Entombed, Grotesque y esa oleada de Black/Death, él lo que hizo fue que empezó a viajar por el mundo y a conocer bandas, nos conocimos y uno como mexicano que hace 25 años se escribía con disqueras como Hammerheart, Moonfog, Hot Records, Solistition y todas esas y nos mandaban sus discos y ese era el boom, en un país donde no hay violencia …hablamos de que fui a Noruega el año pasado, tienes que manejar a 20 km por hora, todo mundo te sonríe, no hay esa energía o vibra que tenemos en México, ese “latín fever”, no lo tienen, entonces nosotros de morrillos siempre estábamos que Emperor, Dimmu Borgir o sus proyectos alternos como Troll, y en Suecia Morbid y que el de Morbid cantó en Mayhem y empiezas a descubrir y es como cuando naces y empiezas a ver cómo caminar y cómo funcionan las cosas, y así nos pasó. 

Yo estaba con Mordskog y estaba en medio de mi despertar espiritual, que no es el Satán, porque todos pasamos por eso, ser el rebelde y la contra de, pero cuando llegas a cierto nivel de oscuridad, cuando tocas fondo y tu entorno se vuelva mierda y miserable, cuando conoces quienes son tus verdaderos amigos y tus mejores amigos se vuelven tus enemigos en un país que está tan corrompido en muchas cosas de traición y deslealtad es cuando yo me aislé, creé una introspección, empecé a leer cosas más allá del ocultismo y eso me iluminó y me hizo preguntarme por qué apoyar con el nombre de mi banda, cuyo nombre está inspirado en noruego antiguo y en el “feeling” del Black Metal de la vieja escuela y ahí en la entrevista digo que se habla del culto a la Santa Muerte como algo contemporáneo, que vino desde los murales de Diego Rivera y todo el folclor del Día de Muertos y todo eso, y eso me motivó a ir más hacia la raíz de mis ancestros, porque yo estoy influenciado de los nórdicos por el sonido escandinavo, pero me vino un despertar espiritual con ciertas actividades que hice, ya aislado, y decidí implementar algunos instrumentos shamánicos y prehispánicos, hechos de barro totalmente, todo orgánico, y de ver de dónde venimos, que hicieron los mayas, los aztecas pero sin salir de esa línea… porque ya sabes, hay muchas bandas que están en esa línea oscura, tienen ese despertar, tal vez tipo Tiamat o Moonspell y cambian todo su giro al extremo. Nosotros no, nosotros queríamos retomar las tradiciones ancestrales pero con todo el fin mortuorio y esotérico que también tienen estas religiones prehispánicas. Al final nos hicieron la invitación para tocar en Noruega en el Festival Beyond the Gates, con Mordskog, y yo les dije que no, que acababa de tener una visión y que mejor presentaría por primer vez en Noruega mi proyecto después de Mordskog… y es que ellos decían que querían a Mordskog pero yo les decía que ya no existía, que ya se murió, ahora viene el despertar de Mordskog, el qué pasó después de eso, les dije que quería presentar un proyecto que tuviera la cultura de México, con una indumentaria totalmente orgánica, sin metales ni botas ni nada contemporáneo, que todo fuera hecho a mano y presentarlo en ese festival que es muy de élite, creo que es el mejor festival de Black Metal que hay y podríamos tocar algunos covers de Mordskog. Les gustó la idea, agarré músicos europeos de muy buenas bandas de los 90, me fui con mi guitarrista que es mi brazo derecho, como un hermano y nos fuimos al Party San a llevar el mensaje de que íbamos a tocar con The Rise of Mictlán en el Beyond The Gates, y la gente nos decía que habían visto las fotos con el penacho y todo, les dijimos que Mordskog ya no existía pero que tocaríamos algunos covers y bla bla bla, y fue así que hicimos la transformación para poder hacer un proyecto más completo que tenga que ver con mi sangre. Esa fue la historia con esa entrevista de Bardo, al final en Mordskog ya no se implementó nada prehispánico , se quedó como algo de los 90 y The Rise Of Mictlán va a tener ese sonido Black Metal orgánico, sucio, bien afinado, bien mezclado y masterizado porque nos gusta hacer las cosas bien, ya no somos niños que graban los demos en cochera y sacan 20 copias o se sienten más Black Metal o más true porque solo sacan 30 copias con sangre de gato y solo para coleccionistas, porque algo así hicimos con Mordskog, 13 copias en una caja de madera con una estatua de la muerte y un pedazo de cráneo humanos y todo pero la grabación era una mezcla y una master de Fredrik Folclare, de Unleashed y Necrophobic, él me echó la mano en cuestión de precios porque yo llevo tiempo haciendo amistad y relación con los artistas para saber cómo es su vida, cómo sobreviven, por qué siendo noruegos tienen tanto odio para hacer Black Metal… entonces el hecho de viajar me ha empapado para madurar y saber que si voy a presentar algo en Europa o en México, aunque lo presente una o dos veces nada más, que sea con toda mi devoción y con gente en la que confío, a la que conozco de más de 15 años y que además sean buenos músicos, entregados y que en una situación de emergencia en el escenario sabrán cómo reaccionar, que tengan la inteligencia emocional de decir “no la voy a cagar y voy a ser profesional”. Porque a lo mejor los primeros cinco años de mis primeras bandas no fui profesional, y la vas cagando y vas aprendiendo. Entonces aunque sea Black Metal y le cantes a quien quieras, debes preocuparte porque los devotos o los espectadores se lleven un buen sabor de boca.  

Fin de la primera parte de la entrevista.

Como siempre, si llegaste hasta acá, ¡muchas gracias!

*Los videos se usaron solo como contexto, estoy casi seguro de que no son oficiales, así que se hace la aclaración de que la música y concepto pertenecen a Mordskog y que aquí la finalidad de mostrar la música es meramente informativa.
**La foto grupal es oficial, la de Candelabrum fue tomada de la página de Candelabrum.

Migraña en "caos" Mode on.

miércoles, julio 22, 2020

Jet Jaguar - "Endless Nights": reseña

Nota aclaratoria: Inicio el texto con el video de "Rompiendo el Acero" que, si bien no aparece en el disco reseñado, es una buena manera de meter en contexto a la banda, pues se trata de la canción más famosa que tienen.


Dicen que no hay plazo que no se cumpla, y aunque pasaron tres años casi completos desde su victoria histórica en Wacken, finalmente llegó el larga duración debut de Jet Jaguar. El título es “Endless Nights”, contiene diez temas y dura poquito más de 44 minutos. Fue un trabajo realizado en dos partes: cuatro canciones grabadas y producidas por Tonio Ruiz y seis más grabadas y producidas por ellos mismos. La mezcla la hizo Henrik Udd (Powerwolf, Hammerfall, At The Gates), en Suecia. Todo esto, más que llenar líneas, es importante porque tuvo que ver con que pasaran tantos años y con parte del sonido del disco. El sello detrás del lanzamiento es el alemán Pride and Joy.

En general se trata de un trabajo que cumple enteramente con las expectativas. Si fuera requisito ponerle una calificación numérica, yo le pondría 8.5 de 10 puntos. En general tiene muy buen sonido, la mezcla es muy buena y permite casi en todo momento detectar todo lo que sucede con claridad. También en general se trata de un Heavy muy bien hecho, aunque en ocasiones tiene acercamientos al Hard Rock y lo que a mediados de los 80 los reseñistas llamaban Pop Metal.

Ese término nunca me gustó, y menos en esos tiempos de adolescencia porque parecía una contradicción total, como querer juntar agua y aceite, aunque las variantes tampoco eran del todo agradables, pues Pop Metal era sinónimo de Glam Metal y Hair Metal, términos peyorativos todos.

En ese sentido es complicado definir el disco. Lo que en su momento se llamaba Hair Metal o Glam Metal tenía más que ver con la imagen que con la música. Eran términos que igual definían a Poison que a Cinderella, a Mötley Crüe que a Def Leppard, y sabemos que musicalmente no siempre tenían mucho en común. En ese sentido, hoy, a treinta y tantos años de distancia, el término Pop Metal no me suena tan descabellado. Al final del día se trataba de describir a bandas que tocaban Heavy, pero que no tenían miedo de meter elementos poperos en su concepto. La variante sería la cantidad de Pop que rodea ese concepto.

En el caso de “Endless Nights”, no es tanto como parece a primera vista. El disco tiene muy buenos riffs, hay solos por todos lados y ofrece un sonido que si bien por momentos si hace referencia a bandas como Mötley Crüe y Autograph, también establece que la banda es capaz de moverse entre el Hard, Heavy y Glam con un sonido que se va endureciendo conforme avanza el disco. Además, las canciones más pesadas aparecen más hacia el final, por lo cual es importante tomarse el tiempo de escucharlo completo y sin pausas, como en los viejos tiempos.

“Jet Ranger” es la primera, una que se había lanzado como sencillo y que es buena elección para abrir el disco. Tiene velocidad y buenos riffs adornados coro un tanto popero pero bien pensado, con buenos solos, melódicos y bien tocados. Buen tema, aunque por alguna razón, la voz de Maxx suena distinta a su tono habitual.


En “Mr. Lee” viene un buen riff machacante. La batería tiene por ahí lo que parece ser un toque de cencerro (o especie de) que le da un ambiente sabroso a la canción. Algunos momentos en los coros recuerdan al Mötley Crüe de “Kickstart my Heart”, por ejemplo.

“Blinding Lights” es probablemente la más cercana al Hard Rock de todo el disco. Es también en la que mejor uso se le da a los coros tipo “oh uoh”, tanto que seguramente funcionarán bien en vivo. Los solos son muy melódicos y hacen recordar el sonido ochentero de bandas tipo Ratt. 


La que sigue es “Race or Die”. En esta hay al inicio un juego en estéreo de los riffs, uno en por cada lado de las bocinas, lo cual es un toque muy interesante. Es una rola veloz, de las más heavys del disco. De nuevo los “oh uoh” parecen ser el toque Jet Jaguar en este disco, pero también parece que podrían habérselos saltado, sobre todo porque en general es un tema más rápido y directo. Interesante como en cada bocina suena un riff un poco distinto, los solos gemelos son muy buenos y los individuales realzan aún más la canción. Las voces dobladas ofrecen el toque amigable que permea en el disco, pero suman a la idea de que los “oh-uoh” sobran un poco. 


Este es un buen momento para hacer una reflexión. Desde mi perspectiva, es entendible la parte de los coros “poperos”, son un buen elemento musical, algo que podría ir definiendo el estilo de Jet Jaguar, pero me parece que hay momentos en que están metidos más a fuerza que a gusto. Es decir, se pueden hacer coros que hagan de las canciones piezas más accesibles para oídos no tan acostumbrados al rock duro, es perfectamente válido, pero llega un momento en que parece que podrían haber buscado alguna variante que les permitiera tener ese toque más fresco y amigable, sin recurrir siempre al “oh uoh”.

Después sigue “Tormenta”, una semi balada que muestra un muy buen manejo del español, que fluye. Esto puede sonar contradictorio ya que el castellano es la lengua madre de todos en la banda, pero hay decenas de ejemplos de bandas que no logran transmitir en español un mensaje que no suene forzado o rebuscado, y en esta canción el idioma encaja perfecto con la música. Por momentos se escucha lo que podría ser una camita de teclados en el fondo. Los solos son más lentos y melódicos, muy acorde al estilo de la rola. 


En “Up to the top” el tono es más oscuro que en las demás canciones, y otra vez aparece el “oh-uoh”. Sin embargo “No Surrender”, que tiene un interesante detalle al iniciar en acústico, sale al quite. Esta va más en el tono oscurón de la anterior y es muestra inequívoca de que se les da bien crear riffs machacantes, en esta canción en particular un poco más lentos y por ende un tanto más pesados. Buenos solos gemelos, los toms de la batería se escuchan particularmente graves, lo cual suma a la atmósfera de la canción. Y sí, los coros dan muestra de que pueden sobrevivir sin el “oh-uoh”. 

Después viene “Final Prayers”, la más rápida, bastante oscura, aunque es la primera en que se nota un sonido distinto al resto del disco en cuanto a producción, ya que suena un poco más sucia. Aquí los coros son tipo pandilla, como Skid Row en sus primeros dos discos por ejemplo, un cambo muy agradable. Si tuviera la misma brillantez y definición en el sonido que el resto sería magnífica. 

Después viene “Nunca más”, la segunda en español, con buenos pasajes melódicos a dos guitarras. Suena a Heavy ochentero sin los adornos glam de la época. También se nota un poco el cambio en la calidad de la producción, también un poco más sucia. Otra vez muy buenos solos, melódicos, se pueden tararear y se pegan. En esta canción algunos pasajes de la batería por ejemplo podrían tener una mejor definición, como en las primeras cuatro o cinco y lucirían muchísimo.

El disco cierra con “10,000 voices”, un poco más lenta que el común denominador en el disco, también con un tono más ominoso y pesado. Por momentos rompe en pasajes semi acústicos, como de banda de metal progresivo. Suena bien aunque sí se aleja un poco del concepto general del disco al tener muchos elementos musicales en un solo espacio. Es la más compleja en estructura, es también la más larga y si bien no parece ser tanto su estilo, en ningún momento desmerece, al contrario, muestra que los chavos son capaces de meterse en la selva densa con machete en mano para abrirse camino por lo desconocido. 


Entonces, ¿está bueno el disco? Sí, por supuesto. Aquí el truco, desde mi opinión, es no perder de vista que a pesar de que en los últimos tres años han sido una banda muy visible, este es apenas su primer disco. Algo me dice que cuando venga el segundo encontraremos una definición más cercana a lo que quieren lograr; mantendrán algunos elementos que han mostrado ser parte de su ADN, pero seguramente incorporarán otros. En el corazón de su música hay un Heavy Metal muy bien tocado, una sensibilidad interesante para encontrar la manera de incorporar detalles pop que lo hacen más accesible, y mucho talento individual. Ya solo falta que decidan qué tanto quieren que la parte más suave permeé en su música y cómo resolver lo que en este disco está peligrosamente cerca de convertirse en cliché, que son los coros “oh uoh”. Si encuentran la manera de mezclar esa sensibilidad, digamos más amigable, con el Heavy que tienen de base, poco faltará para que se conviertan en una fuerza incontenible.
Y es que nada de malo tiene el que el sonido se recargue en elementos menos veloces o contundentes, como el Hard Rock, es solo que están en ese momento de definición musical por el que pasan cientos de bandas, con la diferencia de que ellos son mucho más visibles que esos cientos y por necesidad, las críticas serán mucho más viscerales, tanto en el elogio como en la maledicencia. La ventaja que tienen es que han sabido sortear lo negativo de buena manera, que son gente que tiene el apoyo de sus familias y amigos y que eso mismo les ha significado aprender a mantenerse con los pies en la tierra. Lo suyo es un esfuerzo por mostrar su música por las razones correctas, como son la pasión por lo que se hace y el amor por el Metal, ya después, lo demás es lo de menos.


Como siempre, si llegaste hasta acá, ¡muchas gracias!

Chico Migraña en "a mí si me gusta Jet Jaguar ¿¡y qué?!" Mode On.

martes, julio 07, 2020

Cirith Ungol, entrevista


Debo decir que las entrevistas que he hecho recientemente con relación al Candelabrum han sido muy disfrutables, pero como casi en todo en la vida, por una u otra razón, uno termina con cierto favoritismo. Esta con Robert Garven cae en esa categoría. La hice minutos después de escuchar todo el glorioso "Forever Black", el disco regreso de Cirith Ungol. La hice mientras estaba en el pueblo de Ayotla, en el Estado de México y honestamente, no sé bien por qué, no le tenía fe.

Mentiría si dijera que sigo a Cirith Ungol desde los 80, y como este espacio ha sido en muchas ocasiones una especie de diario, sin mentiras ni pretensiones, sin los rigores necesarios para considerarlo un espacio periodístico (como escribir en primera persona, por ejemplo), debo admitir que descubrí a la banda hace probablemente unos 20 años, pero me enganché más cuando escuché "The Goddess of Doom", de Reverend Bizarre, en algún momento de los tempranos 2000. En esa época me enganché (y sigo enganchado) con el Doom, y esa canción era un libro de texto para buscar y escuchar bandas que no conocía. En la letra hay una parte que dice "Cirith Ungol, Exitus and Scald". Conocía a Scald, tengo un disco que tiene una rola con un solo de campanas a la mitad, maravilloso, no conocía a Exitus y no recordaba a Cirith Ungol. Me hice a la tarea de escuchar algo de la mayoría de las bandas mencionadas y fue ahí que me volví a enganchar con Cirith. El maravilloso riff de la rola de Reverend, la forma en que metieron en una melodía de voz a 33 bandas me hizo enamorarme más del género, y redescubrir a Cirith Ungol, que por cierto, no me parece tan clavadamente doom. Mientras escribo esto bebo whisky (¿qué mejor para escuchar Doom?) y escucho esta rolota, por cierto.

La llamada resultó ser con Robert, otro baterista más en mi historial de entrevista. Por alguna razón, o probablemente a razón de que no suelen ser los llamados para hacer entrevistas, suelen ser muy platicadores y los más llenos de anécdotas. Ellos ven a su banda siempre desde atrás y un poco desde arriba y tienen cierto nivel de locura como para ganarse la vida golpeando tambores, así que suelen ser divertidos. Esta vez no fue la excepción.

La entrevista comenzó un poco floja, lo admito, pero Robert resultó ser muy platicador y muy amable. La charla duró probablemente otros 10 minutos, pero no lo grabé porque no le había dicho que ya estábamos en formato entrevista. Como sea, aquí está la entrevista completa, sin ediciones. Espero que la disfruten tanto al leerla como yo al realizarla.

Cirith Ungol tocó en México hace treinta y tantos años, han pasado tres décadas. ¿Qué recuerdas de aquella vez y qué esperas en este regreso?
Uy, cuántos recuerdo. Tocamos una vez en el Whisky A Go Go, era siete de enero de 1982 y una persona que iba desde Ciudad de México, de nombre Efrén Bernal, que era dueño de una tienda de discos llamada “Flashman 2000” en la Ciudad de México estaba ahí para hacer negocios con nuestra compañía de discos (en ese tiempo era Liquid Flame Records), era una compañía que importaba y exportaba discos a todo el mundo, y él nos vio tocar en el Whisky y nos dijo que quería llevarnos a la CDMX. Así, el 17 de abril de 1982 tocamos en una cena show, no recuerdo como se llamaba el lugar (en realidad fueron dos fechas, una en el Salón Imperial y otra en Skatorama, en Lomas Verdes) pero tocamos ahí con una de las bandas legendaria de ustedes, Chac Mool (honestamente, cuando hizo este comentario me ganó para el resto de la entrevista), lo cual fue una experiencia maravillosa. Luego, no recuerdo si una noche antes o una noche después, Efrén nos llevó a una de las grandes plazas de la Ciudad pero terminamos entrando a una estación de radio subterránea, literalmente, bajamos unas escaleras, era un lugar que tenía una especie de monumento con una casita en el tope, e hicimos una entrevista ahí, así que nuestra experiencia en la CDMX fue sencillamente espectacular. Nunca lo vamos a olvidar. De verdad tenemos muchas ganas de regresar.

Y ahora vienen en un festival que honestamente tiene un cartel excelente. ¿Alguna vez han tocado con Candlemass u OverKill que son parte también del Candelabrum?
Sí, tocamos con OverKill en Alemania, en un festival muy grande llamado Rock Hard. También hemos tocado con Candlemass, somos cuates, ya sabes, cuando estás haciendo tiempo en algún aeropuerto luego te encuentras con otras bandas, y a ellos los hemos encontrado varias veces. Ambas son bandas muy chingonas. Somos una banda vieja que tiene su propia onda y que a la gente aún le interese lo que hacemos nos parece maravilloso.

Es interesante eso porque ustedes existen desde los 70 y crearon la mayoría de su música en los 80, y he leído reseñas del nuevo disco y todo eso y veo que hay quienes dicen que ustedes tienen un sonido retro, pero eso está mal porque no es que suene retro, así han sonado siempre ¿cierto?
Sí, es cierto, cuando salió el disco, Tim y yo nos moríamos de risa, Tim es nuestro cantante, y en algunas reseñas decían que el disco sonaba como Cirith Ungol, y entonces era chistoso porque no sabíamos a qué esperaban que sonáramos. Yo siempre hago la broma de que si después de que los Beatles se separaron, si pasaran cinco años y regresaran, nadie se sorprendería de que sonaran como a los Beatles, pero al final del día me queda claro que en nuestro caso pasó mucho tiempo entre el último disco (Paradise Lost, 1991) y este nuevo (Forever Black, 2020, 29 años), es como que regresamos de la tumba, y la gente no sabía que esperar, pero cuando decidimos regresar lo hicimos con la idea de que tocaríamos algunos conciertos y ya, pero a la gente le gustó y empezaron a salir más fechas y festivales así que en un momento dado pensamos que si la banda estaba junta de nuevo, tal vez podríamos retomar las cosas donde las habíamos dejado y así fue como “Forever Black” tomó forma.
 
Y es interesante porque musicalmente habrán retomado donde se quedaron, pero en términos de audiencia, hay mucha gente joven que está descubriendo a bandas de este tipo. Ustedes van a mantener a sus viejos fans pero van a tener muchos nuevos, ¿cómo te sientes con eso?
Maravilloso, sobre todo porque nuestros viejos fans están en casas de asistencia jajaja, pero ya en serio, luego nos preguntan por qué creemos que las generaciones jóvenes se enganchan con bandas como la nuestra y honestamente no lo sé, pero te puedo decir que hacemos la música igual que en ese tiempo, es decir, no la hacemos pensando en qué querrá escuchar alguien más sino que hacemos la música que nosotros queremos escuchar y tocar, y pienso que a la gente que le gusta Cirith Ungol entiende que hay cierta pureza que viene de la mano con esa idea de hacer música para nosotros mismos, así que nos sorprende siempre el que haya gente que escucha y disfruta de esa música. Es complicado entender por qué razón a alguien le gusta algo pero creo que la gente que disfruta de nuestra banda tiene un gusto un poco más inusual, y eso es bueno. Hace poco en una entrevista le decía al reportero que uno querría ser más famoso… Por ejemplo, si estás en Estados unidos, la cerveza más famosa es Coors Light, y si fueras a Alemania se reirían de ti porque en realidad no es muy buena, pero es la que todo mundo toma. Bueno, yo veo a nuestra banda y nuestra música como si fuera una cerveza artesanal o una cerveza oscura de Alemania o una XX de México ¿sabes?, algo con más sabor, pero no todo mundo va a aceptar ese sabor, les va a parecer… no quiero decir que salvaje o loco, pero será distinto a lo que normalmente les gusta. ¿Tuvo sentido lo que dije?
Sí, mucho.
Bueno, te puedo dar otro ejemplo. Yo crecí en San Antonio, Texas, y viví en Brownsville, Texas así que pasé mucho tiempo en México porque mis papás tenían muchos amigos ahí así que durante muchos años comí lo que se consideraba comida mexicana, pero en realidad era lo que llaman Tex Mex. Mucha gente dice comer comida mexicana pero pide salsa que no pique, bueno yo siempre quería la más picosa y creo que ese es el contexto: la gente a la que le gusta nuestra banda sería la que prefiere comer salsa picante.
 
Lo siguiente te lo pregunto como alguien que escucha música desde hace muchos años pero que no es músico. Estaba escuchando “Forever Black” y me di cuenta de que tu batería se escucha muy bien, se escuchan todos los tambores y todos los platos, y veo un estilo propio, a veces sigues el riff a veces tocas algo distinto, pero tocas todos los tambores, no sólo tarola, bombo y un plato. Me parece una manera vieja escuela de tocar la batería, me recuerda a Bill Ward de Black Sabbath. ¿Cómo desarrollaste tu estilo?
Bueno Bill Ward es uno de mis héroes, crecí en la parte final de los 60 y principios de los 70 y escuché a todos los grandes bateristas de esa época, pero nunca tomé clases formales, fui autodidacta. Y mucha gente ha criticado mi capacidad como baterista y yo soy siempre el primero en admitir que técnicamente no soy un muy bueno, pero de lo que sí estoy orgulloso es de haber creado mi estilo propio y creo que encaja bien con la voz de Tim y el resto de la música y las letras y la atmósfera en general de la banda. Yo le llamo un estilo cavernícola, eso sí me genera orgullo. Otra cosa es que hay muchos grandes bateristas en todo el mundo, a veces me meto a Youtube y veo a una chica de 13 años en Tailandia y me digo a mi mismo que es la mejor baterista que he visto en mi vida, pero te digo, me siento orgulloso de haber creado un estilo propio y no es que nadie pueda copiarlo pero es algo mío y eso me hace feliz.

Tienes mucho sentimiento al tocar y eso es muy bueno. Ya que mencionas a Tim, eso es algo que te quería preguntar también. Al leer reseñas, la gente se divide entre quienes lo aman y quienes lo odian, sin puntos medios. ¿Cómo lo ves tú desde el punto de vista de un compañero de banda?
No no no, yo lo amo, te cuento una historia chistosa: cuando salió nuestro primer disco el sello lo mandó a todas partes del mundo, así que recibíamos cartas de fans de todos lados (sí, cartas escritas a mano y mandadas por correo). En ese tiempo nos juntábamos a ensayar 3 o 4 veces por semana y contestábamos las cartas, era importante para nosotros hacerlo porque no éramos una banda grande y apreciábamos mucho que la gente se tomara el tiempo de escribirnos. Y algunas eran divertidas como una de un tipo que nos puso que le encantaba la banda pero odiaba la voz del cantante, decía que era tan malo que ya no podría escuchar más a la banda. La leímos, le contestamos y le dijimos que sentíamos mucho que no le gustara pero que le agradecíamos que hubiera comprado el disco, pero luego dos semanas después recibimos otra carta de esa misma persona y decía: “¿recuerdan que les dije que odiaba a su banda por el cantante? Pues lo escuché más veces y ¡Dios mío!, ahora creo que Tim Baker es el mejor cantante que he escuchado en mi vida”. Entonces la broma que hacemos es que si no te gusta a la primera escucha, tómate un par de chelas y vuélvelo a escuchar y tal vez a la segunda escucha te gustará más. Pero el punto es que su forma de cantar es como mi forma de tocar la batería, es muy singular. La gente se queja de que no canta siguiendo la música o que canta fuera de tono, más o menos como lo que decías de mi forma de tocar pero creo que eso es parte de lo que nos da ese estilo tan único de hacer metal que tenemos.
 Hace poco veía el documental “Murder in the Front Row”  y deja muy claro que en esos años en California las cosas estaban muy divididas entre el Glam tipo Los Ángeles y el Thrash de la zona de la Bahía, pero ustedes estaban de alguna manera atrapados en medio de ambos. Muchos opinan que justo eso fue lo que provocó que ustedes eventualmente se deshicieran como banda pero mejor te pregunto a ti: ¿qué paso a principios de los 90 que hizo que desaparecieran?
Sí, creo que le has dado al clavo. Llevábamos mucho tiempo juntos y la gente nos preguntaba por qué no sacábamos un disco. Por ejemplo, entre el 70-71 y el 81 que fue cuando sacamos “Frost and Fire” lo que pasó fue que crecimos y aprendimos. Al principio de la banda éramos niños de 12-13 años así que en ese tiempo aprendimos a desarrollar un estilo, escribir nuestra propia música. Luego de haber estado juntos por un tiempo y para cuando salió “Paradise Lost” la escena del metal había cambiado, como dices, en Los Ángeles era todo Hair Metal y ya sabes, empezó con una banda que lo hacía, luego eran dos y tres y luego todas las bandas eran Hair Metal. Luego apareció el Thrash que era como Heavy Metal súper veloz y recuerdo que algunos músicos de otras bandas decían que nuestra música era como rock de dinosaurios, les parecía pasada de moda. Pero también fue que luego de que salió el disco (Paradise Lost) comenzamos a tener problemas con nuestra discográfica y terminaron por corrernos. Un par de miembros de la banda se fueron y ya solo quedábamos Tim y yo así que mirábamos el entorno, tratábamos de encontrar una manera de encajar pero en realidad nunca encontramos ese cómo. En algún momento pensamos en traer músicos más jóvenes y que se aprendieran nuestra música pero al poco tiempo nos pareció mala idea porque no eran parte de la banda original y no tenía mucha lógica que tocaran lo que habíamos escrito antes. Y lo otro fue que empezamos a ver el paisaje rockero y parecía que ya no había donde movernos, ni siquiera donde tocar (no se refiere a lugares en sí sino a que los clubes ya no contrataban bandas como Cirith Ungol), porque nuestra música no estaba de moda. Por eso fue que decidimos terminar con la banda. Pero te diré esto que  creo que será cierto para siempre: el Heavy Metal en su forma original, lo primero de Black Sabbath, lo primero de Deep Purple, Budgie, Iron Butterfly, incluso más atrás con Cream y Jimi Hendrix, todos ellos tienen ese ritmo pesado, las guitarras corrosivas, los cantantes gritones, todo ese metal especial que según yo es el que nosotros tocamos va a seguir vigente por siempre. Hay miles de géneros y modas dentro del metal, Black Metal, Death Metal y todo eso y tienen miles de seguidores y eso está perfecto pero creo que al final del día el metal tipo Black Sabbath seguirá siempre de pie, seguirá adelante y algún día será considerada música clásica, tal cual como se considera a Beethoven y Mozart. Eso lo siento en mi corazón con toda sinceridad.
Y en ese contexto, digamos que alguien que no conoce a Cirith Ungol pero conoce todas las categorizaciones que hay, ¿en que categoría crees que encaja mejor tu banda?
Vaya, pues alguna vez alguien nos llamó los padrinos del Doom Metal y creo que eso no está del todo mal, porque cuando Brian Slagel, el creador de Metal Blade lanzó su primer disco, nosotros fuimos afortunados de tener una canción en él, “Death of the Sun”, y yo escribí la letra de esa y hablaba del fin del mundo porque el sol se apaga y entonces la tierra se muere. Luego en nuestro tercer disco, “One Foot In Hell” escribí la rola “Doom Planet”, que también era sobre el fin del mundo, y teníamos otra llamada “War Eternal”, es decir, siempre tuvimos estas letras apocalípticas (doomy) así que algo de cierto hay en llamarnos Doom, pero al mismo tiempo creo que es muy difícil meternos en esa categoría porque tampoco es que seamos Doom Metal clavado. También nos han etiquetado como Metal Clásico o Metal Épico y todo eso es cierto, pero considero que paralelo a eso hay una categoría en la que solo somos Cirith Ungol, y algún día los científicos o los teóricos de la música nos redescubrirán y será su labor discernir en qué categoría quedamos mejor. Y con esto no quiero decir que me moleste que nos metan en una categoría, porque cada persona tiene su opinión, es solo que yo creo que no encajamos en ninguna etiqueta de las que hay. En todo caso, la categoría en que me gustaría que nos pusieran sería la del metal verdadero y original con bandas como Black Sabbath. Nosotros estamos parados sobre sus hombros y espero que la siguiente generación de bandas que toque lo que nosotros se pare sobre los nuestros y que así sea de una generación a otra. Esa es mi esperanza.

En los 80 editaron sus discos con sellos pequeños. Ahora lo sacaron con Metal Blade que si bien no es tan grande, sí es especializada y sabe como manejar una banda de metal. ¿Qué tanto ayuda estar en un sello así?
Es fantástico, son el mejor sello de Metal y estamos orgullosos de estar con ellos. Como dije, conocimos a Brian desde el inicio. Cuando íbamos a sacar nuestro primer disco nos lo encontramos en una tienda y nos decía que su sueño era comenzar su propio sello y nosotros le decíamos que el nuestro era tocar Heavy Metal así que nos preguntó si pondríamos una canción para su primer disco, dijimos que sí y luego todos estos años después estamos en su sello y no solo eso, cuando estuvimos separados como banda, él y su equipo europeo re lanzaron nuestros discos y eso ayudó a que toda una generación nueva nos conociera, supieron de nosotros porque Metal Blade mantuvo la llama viva. Si no fuera por ellos probablemente no estaríamos hablando hoy.
¿Qué opinas de internet en ese sentido? ¿Ayuda, estorba?
Me parece maravilloso. Creo que esa es otra de las razones por las que hoy la gente sabe de nosotros, picas un botón, escribes unas cuantas letras y  puedes ver y escuchar cualquier cosa que quieras. También creo que es un arma de doble filo porque así como puedes entrar ahí y encontrar verdaderas joyas, también encuentras mentiras y conspiraciones. Creo que se requiere cierta inteligencia para poder navegar y determinar lo que es verdad y lo que no. Pero si hablamos de música, creo que allanó el camino y ahora bandas que probablemente nunca hubieran conseguido un contrato discográfico pueden subir su música y hacer que la gente la escuche, y eso me parece maravilloso. El hecho de que nuevamente se hagan discos en vinil y la gente los compre es maravilloso. Creo que esta es la era dorada del metal. Yo viví en una época que la gente considera la era dorada pero en realidad en ese tiempo no era fácil, las bandas sufrían mucho, no había mercancía, las playeras de tus bandas favoritas las hacías tú mismo y en cambio ahora todo está al alcance de picar un botón y eso ha hecho el mundo más chiquito y nos ha acercado más, como hermanos.

Hasta aquí la entrevista. Como dije, hablamos un poco más pero ya tampoco era material tipo entrevista. Todas las fotos fijas, excepto la de Rock Hard y Candelabrum son de Robert, quien muy amablemente las compartió.

Verlos en vivo será un placer, además de que para mí significaría ponerle palomita a una de las pocas bandas que me falta ver en un escenario y que me duele no haber visto.






Si llegaste hasta aquí, ¡muchas gracias! Y para no dejarte ir tan fácilmente, ya que él la menciona en la entrevista, te dejo una rola del maravilloso Chac Mool:

Migraña en "noche de whisky y metal" mode on.
  






miércoles, junio 24, 2020

Grave, entrevista


Creo que estas entrevistas serán algo así como la sección "The Candelabrum Diaries". Esta en particular fue entretenida. Tobias, como muchos escandinavos (y cuando suba la entrevista con Johan Längquist verán que así suelen ser), es un poco parco con las palabras pero concreto con los conceptos. No es una charla tan larga porque no es el típico músico que se tira al choro y dice 150 palabras en un minuto sin decir nada. En cambio, sus respuestas son cortas pero bastante interesantes.

Quienes hayan visto a Grave en vivo tendrán su propia opinión, pero a mi parece una de esas bandas que sin ser realmente espectacular en cuanto a la parte escénica, es decir, sin recurrir a mucho trabajo teatral, es verdaderamente contundente y concisa. Suenan como si estuvieras escuchando un disco, se nota que ensayan y se preocupan por ofrecer una buena experiencia en vivo y son sin duda una de las cartas fuertes del Candelabrum Metal Fest

La banda tiene anunciadas algunas fechas posteriores al Candelabrum, así que pensemos positivamente y calculemos que, si cada uno de nosotros actúa de forma responsable, no tiene por qué ser un problema el acudir a un concierto. 

En el caso de Grave, se anunció que tocarán un set especial con material entre el 87 y el 92, así que aquellos fans del viejo sonido Death Sueco, lleven pañuelos y/o pañales.

Esta es la charla:


Además del Candelabrum, en la página de Facebook de la banda ya se empiezan a ver fechas confirmadas en septiembre, octubre y noviembre, ¿será que el mundo no se va a acabar entonces? 

Esperemos que no. Nosotros tuvimos que cancelar todos los conciertos de verano que teníamos así que el siguiente confirmado, que yo sepa, sería este en México (en Candelabrum). Si tenemos algunas cosas en noviembre por ejemplo pero bueno, debemos esperar y con suerte las cosas se calmarán y podemos hacer los shows tal cuela están planeados. 



Sé que para Grave no es la primera vez en México, pero ¿lo es para ti? 

No, ya he ido varias veces, de hecho la primera vez que toqué con Grave fue justamente en México, en 2009. En esa ocasión sólo era músico de sesión, luego ya en el 2010 me uní como miembro oficial y creo que fuimos a México nuevamente en 2010 o 2011, no recuerdo bien. 


Espero no equivocarme pero leí por ahí que será un concierto especial porque tocarán sólo material muy viejo, ¿es correcto? 

Exacto, eso es lo que yo escuché también, que será un set tipo vieja escuela. Ya hicimos un concierto así el año pasado, canciones muy viejas especialmente dirigidas para los fans más veteranos y eso es lo que haremos en México en esta ocasión. Y será especial porque la verdad es que este tipo de conciertos casi no los hacemos. 

Bueno, ya es algo que conoces, no es que debas estudiar todo ese material viejo ¿no? 

No, en el 2018 lo hicimos por primera vez porque era el 30 aniversario de la banda y tocamos por ejemplo muchas rolas de los primeros demos pero si tuvimos que regresar en el tiempo escuchar todas esas viejas canciones, algunas de ellas que incluso Grave no las ha tocado desde ese tiempo (1988 – 89 más o menos) así que fue un proceso de reaprenderse todo ese material, fue muy divertido, y ahora lo haremos también en México y me emociona mucho. 


No creo que podamos decir que eres el nuevo en la banda porque llevas 10 años, pero eso apenas es la tercera parte del tiempo de vida que lleva Grave. ¿Qué se siente estar en una banda con esa trayectoria? 

Es curioso porque efectivamente soy el nuevo, a pesar de llevar ya diez años siempre seré el nuevo. Digamos que a estas alturas del partido ya me acostumbré al hecho de que toco con Grave, pero aún hay momentos en que tocamos canciones que yo solía escuchar de adolescente, cuando aún vivía con mis papás y era un gran fan de la banda, incluso los fui a ver en vivo a Estocolmo una vez, en los 90 y por supuesto no me imaginaba que algún día las tocaría con ello, así que de verdad está muy chingón tener la oportunidad de formar parte del legado de la banda y creo que además eso es algo que es importante recordar siempre, que no caiga uno en la complacencia. De verdad estoy muy contento de podar formar parte de una banda tan legendaria pero tampoco lo pienso muy seguido. Pero sí, luego estoy tocando alguna de esas canciones más viejas que eran mis favoritas y es en verdad muy emocionante. 

Han pasado cuatro o cinco años desde que sacaron el último disco, ¿hay planes de hacer algo nuevo, tal vez la cuarentena los ha hecho grabar algo? 

Exacto, es un buen tiempo para pensar en hacer algo nuevo. No tenemos un plan específico aún pero definitivamente tenemos algunas ideas y demos de canciones nuevas así que espero que este tiempo en el que no podemos hacer gran cosa podamos arreglar las canciones, porque todos han traído muy buenas ideas, sólo hay que darles forma de canción. De hecho este fin de semana nos vamos a juntar por primera vez desde que surgió el coronavirus así que nos juntaremos, vamos a ensayar y supongo que hablaremos de los planes a futuro y veremos que rumbo podría tomar el nuevo disco, porque sí lo hemos hablado pero todos vivimos un poco alejados, no es como que ensayemos cada semana, se debe planear con tiempo así que esperemos que la reunión de este fin de semana nos ayude a darle estructura al nuevo disco. 


Como bajista, ¿es complicado tocar estas rolas viejas? Sobre todo porque los últimos discos de la banda han sido ya con un sonido muy diferente, siempre serán Death Metal pero si ha cambiado, ¿es complicado tocar esas canciones más crudas? 

Sí, entiendo a qué te refieres, esos temas viejos tienen una crudeza y agresividad juvenil muy marcados, sobre todo porque cuando lo grabaron ellos eran muy jóvenes y claro, hoy el sonido es diferente, pero cuando me aprendí esos temas quise hacerlo de manera perfecta, que sonara igual, pero a la hora de subir al escenario y tocarla pienso más en ponerle mucha energía y no tanto en ser el músico más perfecto, creo que es más importante ponerle toda la energía al set y tratar de que la audiencia lo sienta, porque así lo vivía yo de joven, era todo muy energético y uno sentía ese poder que transmitía la banda en vivo, y eso es lo que quiero que la gente sienta al vernos así que no trato de ser perfecto, porque a pesar de que uno puede practicar las canciones en casa es muy diferente, una vez que te subes al escenario de lo que se trata de dar todo lo que tienes, esa es mi postura al respecto. 

Esta pregunta puede ser extraña porque lo hago desde la perspectiva de un mexicano. Aquí es muy común que la gente crezca escuchando bandas de otros países, a pesar de que tenemos una escena nacional grande. Siendo sueco, ¿cómo fue para ti crecer como metalero, qué escuchabas? 

Bueno yo empecé a escuchar música más o menos cuando tenía nueve años y eso fue a finales de los 80 así que escuchaba lo que pasaban en la radio local, W.A.S.P., Iron Maiden, todo lo que era Heavy Metal. Luego, algunos años después, a principios de los 90 me empecé a interesar en el Death Metal, expandí mi gusto hacia una vibra mucho más agresiva. Ahí empecé a desarrollar un gusto más pesado, quería que todo fuera más oscuro y más intenso y fue ahí que empecé a escuchar a todas las bandas suecas de Death como Entombed, Dismember, Grave etcétera, y también algunas bandas de Estados Unidos. Y es que en los 90 la escena sueca realmente despegó, se volvió popular. Esas fueron bandas muy importantes para mí. 


Y ahora has tocado tanto con Dismember como con Entombed y Grave. 

Jaja, sí, es muy extraño si lo piensas, haber podido tocar con mis bandas favoritas es algo bizarro. 

Y en ese sentido y para terminar, ¿puedes nombrar dos o tres de tus discos favoritos de Grave? No importa si tocaste en ellos o no. 

Bueno el primer lugar siempre será “You’ll ever See” porque fue mi introducción a la banda, compré ese disco cuando era muy joven así que… ese disco tiene un fuego un sentimiento adherido a él que es, que me llega muy profundo cada vez que lo escucho. Luego está el “Souless”, que es un disco que me gusta mucho más ahora que cuando salió, ese es otro que disfruto mucho. 


Esta fue la entrevista completa. Como siempre, si llegaste hasta aquí, ¡muchas gracias!

Migraña en "trabajo atrasado" Mode On.