lunes, septiembre 24, 2007

Kriaaaaiiiii tor, Kriiiaaaaaiiiii tor


Kreator, con el circo a sus pies

Por cortesía de Canal 22, no vi absolutamente nada de Kotipelto. Es más, ni siquiera conseguí el set list, así que me lo voy a saltar olímpicamente.
Ayer fue un día extraño. Yo me sentía tenso, y creía que era porque el Damnmetal Fest se llevaba a cabo al mismo tiempo que el partido Chicago vs Dallas. Por la razón que sea me cuesta mucho trabajo aceptar que me voy a perder un partido de mis vaqueros, sobre todo cuando lo van a transmitir en vivo. Pero había algo más rondando el aire. Se sentía el ambiente pesado.


Estampa rocanrolera

Había gente afuera del Circo chupando, lo cual ni es grave ni es extraño, pero esta vez la actitud de algunos era de esa vieja guardia que debemos evitar, la de la confrontación, la provocación y el desplante. Será el sereno, pero la enorme sonrisa que me provocó llegar al Circo a las 18:45 y ver que la cola de entrada llegaba a la esquina del Circo y daba la vuelta hasta la esquina de la vuelta, me la quitó el ambiente que se sentía.
Luego se fue calmando todo. Supongo que en el fondo me preocupaba de verdad que alguno más “true metal warrior” que otro iniciara una bronca. Y se con toda certeza que no fui el úncio tenso ayer. Imagino que a muchos les quitó el estrés que saliera Kotipelto a las 19:30 y la respuesta del público fuera eufórica, pero yo estaba en la calle.


Chiquito pero picoso

En fin, entré cuando estaba por iniciar Hammerfall. Supe al igual que muchos que Kreator era la banda que cerraba, hasta que llegué al Circo. Mi idea era gozar a ambas bandas (Kotipelto la verdad no me entusiasmaba gran cosa). Hammerfall me gusta y no tengo ningún reparo en aceptarlo. Sin embargo, las últimas dos veces que han venido (y ya cuento la de ayer) como que algo les ha faltado.
Ya adentro, ya con la poca luz, la enorme fila para las chelas y el precioso espectáculo que es ver el Circo Volador con una antrada al 85%, la sonrisa llegó poco a poco. Y ahí, en la penumbra, más de uno saluda con el clásico “Migraña”. Jajaja, la verdad me emociona muicho que alguien que no conozco se acerque, me salude y me platique lo feliz que fue al ganarse boletos de algo. Ayer en concreto me topé con ganadores de boletos de las luchas y The Cult. Ojalá siempre exista la oportunidad de regalarlos, yo fui al 90% de los conciertos de mi adolescencia (cuando no “debía” ir por chamba) en circunstancias parecidas. En esos tiempos regalaban boletos en Rock 101, WFM y Radioactivo. Y la neta, ir a un concierto que te gusta, ganándote los boletos, sabe re bien. Casi tan exquisito como comer mole en Puebla o escamoles en Querétaro jajaja.
Esta anécdota es real. Mi socia y yo (los que hacemos la prensa) nos enteramos que Ticketmaster medio traba a los metaleros de mala gana, por un sacerdote. Resulta que un fan de Hammerfall llamó a Ticketmaster para comprar boletos y le dijeron que estaban agotados, un par de semanas antes del concierto, lo cual evidentemente no era cierto. Lo curioso sin embargo era que el fan es un cura, de sotana y todo el rollo. A nosotros nos contactó un veterano periodista que maneja una revista de método fácil de guitarra (le atinaron, Toca Rock jajaaj). Total que así supimos que Ticketmaster negaba boletos, y al final, el sacerdote en cuestión llegó al concierto con chamarra de cuero, camiseta de Hammerfall y jeans. Ja, ¿será por eso que los suecos llaman a sus fans Templarios?


Los templarios del metal en busca del Santo Grial metalero

La banda empezó con Threshold y Templars of steel. El Circo estaba casi a tope, en un espectáculo que, repito, es hermoso en sí mismo. Parecía que efectivamente, Hammerfall había convocado a la mayoría. Cuando tocaron Riders on the storm, el coro sonaba como si todos fueran fans. Siguieron con Rebel inside y Blood bound. Joacim Cans (que según su propia dicción se pronuncia como Joaquin) andaba muy parlanchín, y fue entonces cuando el rumorcito de “Kreator, Kreator” empezó a tomar forma de porra oficial. Pero Hammerfall tiene sus tablas, y sacó la experiencia por delante. Dos clásicos espalda con espalda, Renegade (con todo e intro de motocicleta) y Glory to the brave. Cans platicaba con la gente y dec´ía cosdas en el sentido de “es un honor tocar para ustedes y bla bla bla, y compartir el escenario con Kreator”, y la raza se prendía.


Oscar Dronjak. Traía un cinturón del que caían cadenas y parecía faldita de teibolera. pero de que toca bien..

Siguieron con The fire burns forever, rola que en otras ocasiones (cuando vienen de estelares) tiene mejor rebote con el público, pero que ayer sonó hasta fuera de lugar. Luego Let the Hammer Fall y Crimson thunder. Ésta última en disco es casi perfecta, pero ayer, una vez más, no tuvo gran repercusión. A mí en lo personal me encanta esa parte casi macabra con el bajo distorsionado, sin más instrumento sonando, con una sola nota lenta y oscura, mientras Cans, en voz tétrica y solemne dice “follow the sign of the crimson thuuuunnndeeeerrrrrr”. Será en otra ocasión, porque si el público se engancha, ese coro suele ser de lo más destacado de sus conciertos. Siguieron hammerfall, Natural High y Last man standing. Sus fieles estaban eufóricos, pero cada vez más, lo que se escuchaba entre rola y rola era el “Kreator, Kreator”. Casi para cerrar (incluso cans la anunció como última rola) sonó Heeding the call. Pero el final tenía que ser más fuerte, más clásico, y así sería.


Cans

Para ese momento yo estaba sentado junto al escenario, detrás de la cortina del Circo. No veía a los músicos porque delante de mí estaba una pantalla, que después usó Kreator. El audio llega de manera distinta también. Si estás detrás del escenario, escuchas el concierto igual que los músicos, con lo que sale de sus monitores. Pero yo no estaba de frente a ellos, ni detrás, estaba aun costado, y se escuchaba más al público que la música. Hearts on fire es una rola que traigo en el estéreo del coche, en el disco de 20 aniversario de Nuclear Blast hace un mes aproximadamente, y cada vez que me atrapa el tráfico, ese es mi escape. Me encanta. Y al público también, pero al tener frente a mí una pantalla, lo único que veía era los pies de la banda. Sólo cuando alguno de ellos se ponía delante de los monitores, mi vista era completa. Por esa razón no entendía lo bajito que sonaba el coro:
“hearts on fire, hearts on fire, hearts on fiiireee
HEARTS ON FIRE
hearts on fire, hearts on fire, hearts on fiiireee
HEARTS ON FIRE”


hearts on fire, HEARTS ON FIRE

No se si se entiende, pero antes de explicarlo, eso era lo que yo escuchaba. 2 mil personas susurrando hearts of fire, y de pronto, 2 mil cabrones que sonaban como 5 mil al unísono. Hermoso, estridente, emocionante. Sobre todo porque previo a esa rola, el grito de Kreator ya era escandaloso. Segundos más tarde, cans se acercó a los monitores y pude verlo en acción: con sus manos indicaba a la gente que bajaran el volumen en el coro durante tres tiempos, para explotar en el cuarto. Mágico. Y sólo en México, previo a la rola el público tiraba el Circo con al grito por Kreator y un minuto y medio después, el mismo público tiraba el mismo Circo con una soberbia entrega a coro de Hearts on fire.
Momento de refrescar la garganta y encontrarse a medio mundo en el lobby. Seguía Kreator, al final del día y por la razón que fuera, ellos cerrarían, lo cual tenía contentos a muchos que se sentían agraviados ante la posibilidad de que el cierre viniera desde Suecia.
Un poco tarde, pero finalmente Kreator tomó el escenario. Doce sistemas por lado, dos puentes de luces y varias lámparas robóticas fueron los elementos de producción que estuvieron ahí. Se escuchó y se vio perfecto (Hammerfall podría haberle subido un poco al volumen, pero no hacerlo fue decisión de ellos).


"México, are you ready to kill each other? Pleasure to killll"

Y Kreator llegó a escena con la espada desenfundada, tras una presentación en video se reventaron nada más Violent revolution y Pleasure to kill. Así de entrada nos habían sacudido con dos impresionantes clásicos que habían dislocado más de una vértebra. Y apenas era el inicio. Maldita sea la hora en que nacimos atados a un esqueleto rígido, con la música de Kreator dan ganas de zafar los hombros y el cuello y no sólo hacer headbanging sino azotarse contra la pared, gritar hasta que las cuerdas vocales parezcan arado y levantar el puño con la misma fuerza con que Mile Petrozza se madreaba al viento. Siguieron con Some pain will last y regresaron a la senda de los clásicos con el brutal Enemy of god. Para esa rola me había movido junto a la consola, pero del lado derecho. Estaba junto al técnico de luces, separado de él y su consola por una rejita. Estaba ahí porque quería ver el mosh pit. Alguien me preguntaba si me metería y la respuesta era obviamente que no jajajaja. Me meto al slam en un concierto de Kreator y probablemente sea lo ¡último que haga en mi vida! Pero quería verlo, porque estaba claro que sería brutal.


Impossible brutality.

Pero el trabajo del inge de luces me atrapó:
Verde verde verde, azul verde; verde azul, verde verde
Enemy of god; enemy of god, o para que se lo imaginen mejor, e ne my of god; e ne my of god con cada sílaba ilustrada por un color. Él cantaba, enismismado y con la vista fija en el escenario. Tiene que saberse las rolas para que las luces luzcan y parezcan concordantes con lo que escuchamos. Es decir, uno, puede “leer” un concierto con su juego de luces, y este libro estaba muy bien escrito.
People of the lie, Europe after the rain (“esta canción es contra el racismo, que chinguen a su madre los racistas”), Suicide terrorist, Awakening the gods. La masacre sonora no terminaba. Petrozza, igual que Cans, muy parlanchín. Tiró mierda contra el gobierno (el suyo, el nuestro y el de cualquier parte del mundo jajaja), elogió a Hammerfall, dijo que tocar en México era para su banda como tocar en casa, en fin, dijo de todo e involucró al público de manera soberbia.
Renewal, Extreme agression, Phobia. Parece que Kreator es una de esas bandas que no hace nada malo, que rodas sus rolas son brutales.


Excelente contraste, luz roja en la cara, fondo azul. El legendario Miland Petrozze


El sonido del bajo, pieza clave en la música de Kreator

Betrayer, Voices of the death y Reconquering the throne amenazaron seriamente mi salud. Mi cuello giró y se sacudió como hacía varios meses que no lo hacía, ni siquiera en Wacken. Y es que el Circo tiene ese encanto, esa magia de lugar chiquito, aunque es más bien grande; de gran arena aunque en realidad sigue siendo un viejo cine; de catedral del metal, aunque los acólitos de la Arena López Mateos se enojen. Era una brutalidad imposible de describir, ¿o no?
“All I see is violence
All I see is hate
All I see is tyrants dragging servants on a chain
A curse as old as time, An armageddon misery
Spectators of a World in ruins
Paralyzed I'm staring at
Impossible Brutality [x4]”
Una vez más y en espera de que terminara el concierto para rescatar un set list, estaba sentado junto el escenario, detrás de la cortina. Vi salir al baterista (imagino que habrá ido al baño) porque Petrozza presentó ¡tres veces! Flag of hate jajajaja.


Tiene cara de que le urgía encontrar el baño


Pero una vez más, el grito descarnado del público del Circo, el inmenso rugido que decía FLAAAAG OOOFFF HATE! erizaba la piel. Y es aquí donde me surge una duda, porque la neta el estar junto al escenario no me impidió seguir sacudiendo la cabeza al borde de la inconsciencia y la fractura de cuello, en el umbral en el que las aspirinas no sirven más que un Raid Casa y Jardín en medio del bosque. Según mi set list, cerraron con Tormentor. Según yo, no. Pero es difícil saberlo, ya expliqué que en ese lugar la música se escucha mal (aunque el espectáculo de ver a la gente de frente es inmejorable). Como sea, la de anoche fue una velada que empezó muy tensa y acabó en tremenda fiesta de brutalidad, de old school thrash, de metal de primer nivel.


"Muchos graciasss Mexico City"

Como siempre, las fotos son del mejor fotógrafo de Ecatepunk y sus alrededores, el magical mystery Gallo Ibércio.

Chico Migraña

16 comentarios:

El Gallo Ibérico dijo...

Uta, no por nada, pero que chingona reseña cabrón, más que d eun perdiodista es de un fan old school con fuego en las venas. Muchos así lo vivimos, extremo, ñero, agresivo. Coincido que al principio había una vibra muy pesada, de hecho hubo algunos putazos con los de seguridad en la fila, no sé de quien sería la culpa, pero me recordó a esas tocadas de los 80 y 90, un tiempo que la neta no quisiera volver a vivir pero qu etenía su esencia. Es muy chido que hoy puedan ir familias enteras a ver a las bandas y hacer headbanging juntos, fans de Hammer fall, Kotipelto y Kreator. Se ha demostrado que la violencia en el metal es incluso menor que la asociada a cualquier otro estilo musical y ni hablar del futbol por ejemplo. Era increíble ver al agente moviendo las manos al ritmo de Extreme Agression junto con Mille, uno de los mejores shows del año y sin duda una de las mejores bandas de la historia, sin menospreciar a las otras dos que también tienen lo suyo.

Panchirocker dijo...

¿Te querian romper la madre migraña?... ¿o qué rock?

El bastardo del metal dijo...

¿Te querian romper la madre migraña?... ¿o qué rock?

mark dijo...

lo unico malo es que empezó algo tarde y el tiempo que se tomaban para el soundcheck, ahorita que estoy leyendo tu reseña me arrepiento de haberme salido antes ( todo por no tener transporte propio ) ya ves que cierran el metro y en la estacion que se les antoja te bajan, pero bueno el concierto estuvo muy bueno, aunque creo que kotipelto no prendió mucho, y a mi me pareció escuchar que el bajista de kotipelto toco una estrofa del himno nacional y pos ya sabes la gente se prende, hammerfall a mi me pareció con fuerza ( será porque no los habia visto antes ? ) y de lo que vi de kreator ( me quedé a la mitad ) impresionante, desde violent revolution se comieron a las otras bandas, para mi uno de los mejores conciertos del año y va a ser muy dificil de superar.

yayamaiden dijo...

orale pos q chida reseña migraña jejej y si uno qeda madreado delc uello con este tipo de bandas

pero como resistir el headbanging a poco no

aca tambien estuvo muy parlanchin el mille y la neta es todo un personaje ese cabron todo miado porq la raza le gritab y la madre y el wey todo feliz

jajja incitando a la raza el kreator, kreator, kreator!!!

con madre aca tambien dijo de la old school q esa escuela sigue viva y q le daba mucho gusto ver gente de la old school y la new school con madre

y se hizo el slam a todo loq da neta q pinche kreator es otro pinche pedo

salduos y felicidades al gallo por las pics

DON RAMON dijo...

DE VERDAD QUE CHINGON CONCIERTO, PIENSO QUE DESPUES DE HEAVEN AND HELL, ESTE LE SIGUE,
CON RESPECTO A LO DEL AMBIENTE TENSO; SI LOS GRUPOS CIERRAN FILAS ENTRE ELLOS Y AL MENOS NO DEMUESTRAN PROBLEMAS DE TOCAR CON OTRAS BANDAS, SOBRE TODO EN UN EVENTO COMO ESTE, DONDE SON ESTILOS MUY VARIADOS, DE VERAS QUE CUESTA TRABAJO CREER QUE HAYA FANS QUE NO QUIERAN SABER NADA DE OTROS GRUPOS COMO HAMMERFALL O KOTIPELTO. SI CHECAS LA PAGINA DEL CIRCO VOLADOR Y LEES AULGUNAS RESEÑAS, TE DARAS CUENTA DE LA INTOLARENCIA DEL ALGUNAS CHAVOS QUE PIENSAN QUE LO DEMAS VALE PARA PURA MADRE.
Y ESO CREO QUE NO NOS LLEVARA A NINGUN LADO.
MUY CHINGONA TU RESEÑA DEL EVENTO

SALUDOS,

AH PD . YO SOY EL DE BOLETOS DE THE CULT.

AndreaLP dijo...

Como siempre, una reseña muy vívida (con acento).

Por conciertos como este regresaría a vivir al DF, me cae!! Pero luego pienso en la gente, el tráfico, el desmadre, el smog y rectifico, jaja.

Y es cierto: ganar boletos para el concierto de una banda que te gusta es de lo más chingón que te pueda pasar.

Saludos, Migraña.

El Mai dijo...

Migraña... estás a minutos de llegar a las 100 mil visitas.
Felicidades.

Jorgesys dijo...

KREATOR!!!!!!!!!!!!!!!!

El Gallo Ibérico dijo...

999777¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Ps quien decía que no se podía jejejeje.... Felicidades Migraña

Daniel Salinas Basave dijo...

El mejor concierto metalero que vi en el DF y 16 años después aún lo recuerdo fue el 6 de julio de 1991 en la Arena Lopez Mateos. KREATOR sonó como un reloj, un Rush del Thrash. Era la gira del Coma of Souls. Leprosy y Makina abrieron. Tormentor también fue la rola de cierre. No conozco el Circo Volador y desde 1992 que me fui para siempre de la Gran Tenochtitlán no voy a un toquin en el DF (mi último toquin fue Suffocation, Inmmolation en Lomas Verdes Skate Paradise) pero en la época que viví ahí no me perdí ni uno. Ahora espero con ansias el 30 de abril del 2008 cuando Kreator viene como abridor de King Diamond a San Diego. Oye, una pregunta: Sabes si habrá Monterrey Metal Fest este año? Saludos desde Tijuana BC

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo que los nuevos fans del metal (pubertos de 15,20,hasta 30) hagan soporte pero eso de que anden con sus pinches mamadas de vitorear como pinches pamboleros americanistas de barra es inconsevible. Especialmente por uno que me revento el higado durante todo HammerFall hasta al punto de querer sorrajarle un putazo al guey por mamon.

Bren dijo...

Insuperable Kreator,brutal como siempre,aún me duele mi cuellito.Las fotos y la reseña están increíbles!!,es la primera vez que entro a tu blog,pero no será la última ...eso es seguro

KREATOR dijo...

Muy buena reseña, asi lo vivimos y sentimos muchos, no cabe duda...

Kotipelto traia buen sonido y al principio no estubo tan mal, pero si me aburrio bastante despues de 2 o tres canciones... habia varios weyes a mi lado que le gritaban que ya le llegara, pero digamos que estubo regularzon...

Despues Hammerfall que tampoco tengo reparo en decir que si me laten un poco (pero muy poco y de los primeros discos nada mas), esperaba mas, pense que se ivan a llevar el Show, pense que los fans del Power metal ivan a ser mayoria (como esta de "Moda" y era sabido que con ellos los organizadores aseguraban boletaje), pero gran desilucion, fuera de ritmo, con problemas de audio, el bataco bueno pero muy descuadrado y neta que tambien me aburrieron.

Al ultimo KREATOR, que la neta acepto que yo hubiera sido de esos "ofendidos" si el cierre hubiera sido por Hammer, y le pregunte a varios de los del Staff del circo y me dijeron que Hammer cerraba... neta si me encabrone...

Pero afortunadamente no, Llego kreator con una gran producción, un gran ecenario, luces magnificas, un sonido primero malo, despues bastante bueno (menos la lira de Mille por que sonaba de la chingada) y las rolas, no canciones, himnos metaleros y un Mille enseñando por que lleva mas de 20 años en esto, prendiendo a la gente y comiendo de su mano...

Para mi despues del de TESTAMENT el mejor concierto del Año. (Para mi)

NP: Grave Digger - "The Grave Digger"

D dijo...

chingona reseña , yo hice una tambien , digo no me dedico a esto asi que la hice como fan de KREATOR que soy ...

http://www.circovolador.org/foros/index.php?act=ST&f=10&t=4653&s=623551f700c0231c4b584c418ce3b2f6

ojala puedan verla

saludos

El Cobra dijo...

Hola Migraña.

Soy de los que reconocen a la López Mateos como la catedral. (Pero esto es lo de menos). Y soy de los que se han chutado los cuatro conciertos de Kreator en México (1991,2001,2005 y 2007).

Agradezco tu profesionalismo para hacer reseña de PERIODISTA. Tengo fotos de Kreator de una sony de 7.2 megapixeles, donde te las mando.

Un abrazo.

Kreator Rules¡¡¡¡¡¡

El Cobra