lunes, junio 17, 2013

Escorpiones, damas de hierro y sus "exes"

En un lapso de 3 días tocaron en México dos "ex" algo, y ambos conceptos fueron de ex algo importante, además. Primero el viernes, en lo que resultó ser una noche un poco agridulce se presentaron Uli Jon Roth y el concepto llamado Lovedrive and Tokio Tapes, o lo que es lo mismo, los ex Scorpions Michael Schenker, Herman rarebell, Francis Bucholz y en algunos temas, Uli, con Doogie White (ex Rainbow e Yngwie entre otros) en la voz y Wayne Finley en los teclados.
Desde el miércoles que llegó a México, Uli venía "incompleto". KLM, la aerolínea holandesa le perdió su equipaje, y en él venía, entre otras cosas, su Sky Guitar. Es un señor muy amigable y nunca perdió el control, pero decía constantemente, mientras esperábamos a que llegara Schenker, que éste era un gravísimo problema. Al final del día, en Monterrey tocó con una guitarra prestada por Schenker y ya en el DF, de último momento (tal cual, porque el equipaje llegó ya en la tarde/noche) ya con su equipo normal. Mucho material viejo de los Scorpions, de sus años en la banda que fueron los ´rimeros años de la banda, por cierto. Un verdadero lujo tener de abridor a Uli jaja, quien lo diría. Muy carismático, muy amable y muy entregado. Se disculpó un par de veces por el retraso (que al final due de 30 minutos).
La gira en sí tuvo sus problemillas, coresía de una empresa brasileña que es la encargada de todo. El tour manager, Tim, no estaba precisamente feliz de como sucedieron las cosas (y eso que México era apenas el inicio de la gira), tanto así que decidió que no haría el trabajo de ingeniero para Uli, sólo para Schenker. Así, el inge para Uli era un mexicano aventado al ruedo sin previo aviso. En el soundcheck no se escuchaba mucho la guitarra de Uli, resultó que el inge había muteado la guitarra en la consola (no salía por el sistema de PA, sólo se escuchaba lo que salía de los Marshalls). Le dije al stage manager que se escuchaba bajito, cuando supimos que la guitarra de Uli estaba en mute porque "sonaba muy muy fuerte"# se le explicó al inge que por algo la banda se llama Uli Jon Roth Band y listo, le quitó el mute y cuando llegó la hora del concierto sonaba fuerte (muy fuerte( y claro jaja.

Después de unos 25 minutos tomó el escenario la banda llamada Lovedrive Reunion, encabezada por Schenker. Otro caso especial. Me habían dicho que era insoportable, sangrón, difícil... todos los adjetivos negativos imaginables. Y por algo será, pero mi experiencia con él, que realmente fue muy casual, fue totalmente al revés. Como dije, Uli llegó en un vuelo antes que él, Schenker llegó 20 minutos después y unos 20 minutos más tarde ya lo podíamos ver afuera de la Sala E del Aeropuerto. Cada que se abría la puerta que comunica el área de migración con la sala de espera lo veíamos con cara de perdido, buscando qué hacer. Decía Uli que si no venía con su tour manager podría ser complicado, que no está acostumbrado a hacer cosas como pasar por migración sin ayuda, y que quizás por eso se veía perdido. Sin embargo se habrá dado cuenta de que debía pasar por esos semáforos que hay en el aeropuerto y le habrá tocado luz verde porque a los 5 minutos de que lo vimos "perddo" salió. Saludó muy amable y aunque en el camino al Hotel iban hablando en alemán, pude entender que preguntaban por sus respectivas familias, que Uli se quejaba de KLM y en general, que estaba de muy buen humor. Llegando al Hotel le dí a cada uno la llave de su cuarto y Mauricio, quien era el que llevaba la camioneta les dijo que al día siguiente debían estar en el lobby a las 8am para salir a Monterrey, que una camioneta del Hotel los llevaría al Aeropuerto. Ahí sí Schenkwer puso cara de espanto y preguntó si eso debían hacerlo solos o si alguien les ayudaría, jajaja, pero sin molestarse-. Así pues, tal vez su mala fama sea bie ganada, pero hasta entonces, todobien.

Ya en el tiempo de su soundcheck le salió lo quiquilloso, sobre todo con la persona encargada de monitores. En un momento si le levantó la vozy le dijo que no moviera nada a menos que él lo solicitara, pero habrá funcionado porque en el show de dos horas y un poco más ya jamás volvió a mirar al inge de monitores ni mucho menos le hizo algún aspaviento o grosería.

En cuanto al show en sí, excelso. Uli con una selección de temas de su época en Scorpions, algunos de ellos muy bien recibidos como The sails of Charon, Fly to the Rainbow y Virgin Killer. Musicazo que además estaba acompañado de una banda sólida, de muy buena hechura, sin grandes nombres pero sí con mucho talento. Una vez que llegó el momento de los Lovedrive, a pesar de que muchos esperaban que tocaran todo el Tokyo Tapes completo (lo cual no sucedió, pero tomando en cuenta las rolas sólo Scorpions de ese disco, entre Uli y Schenker tocaron buena parte), la selección de temas mezcla de Scorpions, UFO y la historia solista de Schenker, hubo algo para cada gusto y para cada persona.

En el soundcheck el Doogie White se había puesto un poco necio con un ruido que sólo existía en su mente, lo restrasó un poco porque insistía en que algo sonaba en el escenario hasta que todos le dijeron que no había nada raro. Ya en el show demostró tablas, finalmente no es cualquier cosa liderar una banda con tres ex Scorpions, por más que Bucholz y Rarebell se ve que son muy relajados. Además canta bien. Muchos clásicos, desde Lovedrive, Another piece of meat, In trance, Coast to coast, Blakout, Rock you like a hurricane y Holiday de Scorpions, pasando por Shoot shoot, Too hot to handle, Lights out, Rock bottom y Doctor Doctor de UFO. Una noche realmente hermosa, llena de clásicos y recuerdos. Yo escuchaba el World Wide Live de Scorpions en 1985 y me preguntaba si así de emotivo como se escuchaba el ambiente cuando cantaban Holiday sería en la realidad ir a un concierto. Y sí, cuando la tocaron recordé aquellos años (yo tenía 14) y volví a gozar.

Lo agridulce vino del hecho de que la asistencia del público (como ha sido el caso ya en varios conciertos de diversos promotores recientemente) no fue el esperado. No fue una mañla entrada pero pudo ser mucho mejor. Merecía ser mucho mejor.

Y luego el domingo, entre que a mi Castañita le encanta Iron Maiden y yo quería conocer el Club 27 Live de Arboledas por cuestiones de trabajo, me lancé a ver a Paul DiAnno. Yo fui fan de Maiden algún tiempo, pero incluso entonces, nunca tuve ni escuché (y si lo hice nomás no me acuerdo) los primeros discos. Mi favorito era Piece of Mind y con los años les perdí la pista (bueno, más o menos) así que no traía mucha expectativa. Lo mío era conocer el lugar, que debo decir está muy bien logrado. Es un club ideal para conciertos a pesar de que para uno como capitalino y para mí que vivo hasta Iztapalapa está sencillamente lejísimos. Hice 50 minutos de regreso a mi casa, pero salí de allá justo a las 12 de la noche de un domingo, es decir, fueron 50 minutos sin tráfico. Muuuy lejos.
Abrieron el show los queridos amigos de Los Cerdos. Puro Sabbath esa noche en un set más bien corto, pero muy interesante con joyitas como Children of the grave y The Mob Rules. Creo, y lo digo con todo respeto, que el único "detalle" es que el ingeniero no le agarró bien la onda. O tal vez era yo, pero la guitarra se escuchaba muy bajita y lego muy sucia. Como sea, para calentar motores, Lps Cerdos es una excelente opción.

Poco rato después de que terminaron llegó DiAnno. Por las características del lugar, y ese puede ser quizás el único "pero", en lugar de llegar al escenario desde atrás o un costado como normalmente sucede, Paul tuvo que cruzar entre la gente. Lo bueno fue que Edú de los Cerdos lo había dicho desde el escenario y había pedido que lo dejaran pasar sin ponérsele enfrente. Y así fue, llegó caminando muy lento, usando bastón, muy pasado de peso pero con buena actitud. No llevaba ni tres rolas y ya estaba peleando con el inge de audio por el sonido en sus monitores.
En general creo que fue un buen show. Su voz se mantiene en muy buena forma a pesar de que él está visiblemente dañado. Dijo que llevaba cinco días sin drogas, pero su estado físico, más que drogas supongo que tiene que ver con una elevada cantidad de elementos que lo han marcado para mal. Sin embargo estábamos ahí para escucharlo y no para ver si es un roble o una varita podrida. Cantó algunas rolas que emocionaron a muchos como Phantom of the Opera, Sanctuary, Charlotte the Harolt, Wrathchild, Murders in the Rue Morgue y Running Free. Las demás la verdad no las reconocí, y supongo que algunas serían de otros proyectos además de Maiden. Eso sí, en medio de Running Free huizo un tributo a Bob Marley con Get up, Stand up que se escuchó bastante curioso dado el contexto. Cerró, y dicho por él mismo, con una canción "de una banda de cinco tipos de Nueva York que fueron la razón por la cual decidí que quería hacer música", el Blitzkrieg Bop de los Ramones.
Si hubiera necesidad de ponerle un pero, creo, y lo digo con todo respeto, que su banda de acompañamiento no es la mejor opción. Hay algunas bandas tributo a Maiden que lo hacen mejor. Ojo, no es que sean malos, simpleente creo que podrían ser mejores.

¿Y ustedes, como los vivieron? Porque eso sí, ninguno fue lleno, pero en ambos había gente y muchos, muchísimos conocidos. Sobre todo en el DiAnno ya que el lugar es más pequeño que el José Cuervo y se veía una buena entrada.


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Triste de verdad...

Schenker un maestro, pocos conocen su carrera como MSG y menos en UFO, gran parte estuvieron ahí por el llamado Ex-Scorpions...

No hubiera estado mal que más maiden`s fans (novedosos) escucharan en vivo la rolita con la que ultimamente anuncian que van a salir a escena

Lalo Araujo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fulano De Tal dijo...

En Monterrey no hubo lleno y como a la mitad del concierto Doogie White invito al publico que estaba separada por una barrera a que pasaran al area que esta mas cerca del escenario....al decir es una puta fiesta del rock venganse los de atras hacia adelante muy buen detalle de Doggie
Muy buen concierto..
Lo mejor que ha habido acá en Monterrey ya que ultimamente las bandas ya no programas conciertos en la ciudad...

Troopermex dijo...

Me gusto mucho Schenker y Uli Roth, grandes guitarristas. En lo personal disfruté más las rolas de UFO que las de Scorpions. A pesar de la regular entrada, que tal vez fue un tercio de la capacidad; sentí muy buena vibra de ellos.

Ahora si que, el que aprovechó la oportunidad salió ganando.

Veo difícil que regresen pronto.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
jose baca villafaña dijo...

el problema es que empiezan muy tarde los eventos por ejemplo yo fui a ver a Queensrÿche en el salon jose cuervo y la verdad me sali en el encore ya que empezaron muy tarde 10:15 pm, no se por que la necesidad de meter banda abridora ya que en vez caliente a la multitud la deja igual de apagada bueno el chiste es que cuando llego el encore me fui no por ganas si no para alcanzar transporte y mucha gente hiso lo mismo ya que donde esta ubicado el salon cuervo que es por polanco,los taxistas se manchan y el metro hay que caminar unos 10 minutos y muchos somos plebada, pueblo, peladaje etc y no tenemos carro y si me hubiera quedado capas que no se como hubiera llegado a mi casa, por eso lo pense en no ir al concierto de los ex scorpions, ayer por ejemplo fui a ver a dio disciples y nazareth y no vi a estos ultimos ya que tambien me tuve que salir para alcanzar transporte yo creo que los promotores deben de ponerse las pilas para hacer los eventos un poco mas temprano para poder usar el transporte publico

Anónimo dijo...

yo tuve la oportunidad de ver a Dianno en puebla y tambien dio un muy buen show las bandas abridoras solo alcance a ver a la ultima y era malisima pero Dianno dio muy buen show lo malo igual muy poca gente si acaso unas 100 personas lastima que tan poca gente este tan interesada en ver sus shows de despedida y concuerdo contigo su banda podria ser mejor