martes, junio 13, 2006

Dio(s) de regreso en México

Los que tuvimos la enorme fortuna de verlo en el Salón 21 sabemos a que atenernos. Los que no, podrían tener en esta su última oportunidad. Dio es grande entre los grandes, garantía de calidad y entrega y por si fuera poco, creador de temas como "Stargazer" de Rainbow, "Heaven and Hell" de Black Sabbath y Holy Diver de Dio.
Éste es el boletín de prensa que está manejando Clandestinos agencia de Prensa y Promoción. Al final, un par de anécdotas con él:

¡¡¡Dio regresa a México!!!
El pequeño gigante tocará en el Circo Volador
· 29 de julio en el Circo Volador

El término leyenda se usa ya en demasiadas ocasiones, pero en este caso, es más que justificado. El mítico cantante Ronnie James Dio, cuyo currículo incluye bandas como Elf, Rainbow y Black Sabbath regresa a México para presentarse en la catedral metalera de la capital, el Circo Volador. La presentación será el sábado 29 de julio en formato novedoso, pues el Circo estará acondicionado con sillas y tres secciones diferentes para mayor comodidad de la gente.

Dio es sinónimo de trascendencia, profesionalismo y constancia. Comenzó su carrera en una banda llamada Elf, pero fue hasta mayo de 1975 cuando el nombre del cantante comenzó una ascendente carrera, primero al lado del ex guitarrista y fundador de Deep Purple, Ritchie Blackmore y su proyecto Rainbow. De aquella época, los metaleros de la vieja guardia recuerdan temas como "Stargazer" o "Man on the silver Mountain". Cualquier duda sobre la capacidad vocal de Dio quedó hecha pedazos con esas canciones y más cuando las ofreció en su pasada visita a México.

Su carrera al lado de Blackmore fue efímera pero fructífera, tanto que Rainbow nunca superó el éxito de los cuatro discos lanzados con Dio como vocalista. La causa de su partida es un tanto misteriosa, aunque el rumor popular asegura que el cantante no estaba a gusto a la sombra del guitarrista. De aquellos años queda el inmortal álbum Rainbow Rising, votado por los lectores de la afamada revista Kerrang! como el mejor disco de metal de todos los tiempos.

En 1979, Ronnie James ocupó el puesto de Ozzy Osbourne en Black Sabbath. Para variar, los críticos se mostraban renuentes al hecho. Sin embargo, cuando Heaven and Hell salió a la venta, lo único que se escuchó fueron alabanzas y comentarios favorables. En 1981 grabó con ellos Mob Rules y en 1983 el Live Evil, disco en vivo que marcaría el final de Dio con Sabbath, en su primera etapa. Quedan para el recuerdo temas como "Heaven and hell", "Children of the sea", "Mob rules" o "Voodoo".
Ese mismo año fundó su propia banda y comenzó una trilogía de producciones en mismo número de años. Holy diver, The last in line y Sacred Heart. Riffs claros, contundentes y precisos le dieron la vuelta al mundo y encumbraron a un Ronnie James Dio que por fin dejó de ser un gran vocalista, para convertirse en figura mítica, legendaria e indispensable para entender el género heavy metal. De ese primer trienio son temas inmortales los que dieron nombre a los discos, además de "Rainbow in the dark", "We rock" y "Rock and roll children", entre otras.

Dream Evil del 87 y Lock up the wolves, del 90, fueron los últimos grandes larga duración de Dio por un buen tiempo. Canciones como las homónimas de los discos, "All the fools sailed away" o "Wild one" mostraban que el cantante y la banda estaban en perfecta forma. Para 1992 Ronnie James regresó con Black Sabbath para grabar Dehumanizer, cuya gira pasó por el Palacio de los Deportes, pero que terminó dos fechas antes cuando, una vez más, Dio dejó la banda.

Siguieron los no tan memorables Strange highways y Angry machines, hasta que en el 2000, Dio regresó al estrellato con el disco conceptual Magica. Luego llegó el tiempo de Killing the dragon, una placa que los críticos llamaron casi unánimemente el Holy diver del nuevo milenio, lleno de temas profundos y espinosos. Finalmente en el 2004 salió Master of the moon, el más reciente cd en estudio al que siguió en este año Holy Diver Live.

Es apenas un guiño de la historia del pequeño en estatura pero monumental en trascendencia, Ronnie James Dio. Él y su banda ofrecerán un concierto el próximo sábado 29 de julio, en el Circo Volador. Boletos a la venta en Ticketmaster.

Información y Prensa
Clandestinos
servicioclandestino@yahoo.com
[Fin del boletín de prensa]

Bueno, Dio es la figura o celebridad de mayor envergadura que me ha regañado en mi vida (no que me regañen a cada rato ¿verdá?). Hace ya varios añitos, tal vez por ahí del 2000, Dio vino a México acompañando a Depp Purple en su gira aniversario del disco Concierto para grupo de rock y orquesta. Estuvo simpático porque cantó "Holy Diver" con Deep Purple en los instrumentos, y otros tres temas (alguno de Roger Glover y no recuerdo que otros dos). Pero el día anterior ofrecieron una conferencia de prensa en el Hotel Presidente Intercontinental.
La imagen era surrealista, en la misma mesa estaban Ian Gillan y Dio, dos de los mejores cantantes de metal/hard rock que ha dado la historia.
Mis instrucciones eran no permitir que al final, los reporteros se convirtieran en fans y pidieran autógrafos a los músicos. Hoy entiendo que no tiene nada de malo siempre que se haga con prudencia, pero en ese tiempo mi actitud era más bien agresiva hacia ellos.

Traté entonces de evitar que llegaran a la mesa con sus discos y fotos y se armó un verdadero zafarrancho. Digo, estaban ahí Dio, Gillan, Steve Morse, Ian Paice... Entonces, cuando ya quedaba sólo una persona y Dio le firmó y se tomó una foto con él, me jaló del brazo y en un tono que hasta eso debo reconocer como "paternal" me dijo:
"Yo estoy en el puesto privilegiado de ser quien soy gracias a los fans. Para mí el fan es primero, y no me importa si es cualquier persona en la calle o un reportero. Tú no tienes derecho a decirles que no se me acerquen".
De testigo estaba Steve Morse. Dio se retiró y yo me quedé todo sacado de onda. Morse lo notó y me dijo, en un tono más amistoso que paternalista "él tiene razón. La verdad es que a nosotros nos encanta y nos halaga que nos pidan autógrafos y fotos. Es lo menos que podemos hacer por ellos. No lo tomes a mal, tómalo como consejo".
Bueno, si estas dos situaciones no hablan por sí mismas de lo maravilloso que fue el encuentro, no me imagino que pueda serlo entonces.
Luego, en el 2004 en Wacken pude ser testigo de otro episodio parecido. Dio estaba programado para firmar autógrafos en una carpa destinada para eso. Se suponía que estaría ahí una hora. 85 minutos después seguía ahí (no recuerdo que banda salió sacrificada porque Dio no terminaba) y entonces escuché a gente del staff que decía: "mandó decir que se retirará hasta que el último fan en la cola tenga firmado lo que quiera. Debemos cerrar la fila y anunciar que hasta ahí nomás" jajajaja. El maestro lo hizo una vez más y sí, se levantó hasta que el útlimo formado se retiró.
Así, a golpes es como uno aprende en la vida. Yo había ido a Wacken por muchas razones, pero una de ellas era ver a Dio, pues nunca imaginé que vendría a México. Regresé y a los pocos días tocó en el Salón 21. Y ahora regresa por segunda ocasión. ¿Se puede pedir más?
Y esa ocasión en el salón 21 lo pude saludar. Le dije que lo ví en Alemania y me contestó "oh, acá te la vas a pasar mejor. En Wacken tuvimos apenas una hora (y ciertamente, entre canción y canción ´se quejaba de que tenían poco tiempo jajajaja) pero en México vamos a dar un show completo. Espero que te diviertas mucho".
Y será el destino, pero no hablé más con él porque estaba de malas. Hubo un problema grande con las consolas de sala y de monitores y el concierto estuvo muy cerquita de no hacerse. Al final cuando vió a la gente se le olvidó y ofreció una de las noches más llenas de magia que yo haya visto en mi vida. Además, con todo y su mal humor me atendió como todo un caballero, sabía que estaba de malas porque me lo dijeron algunos del staff de esa noche, pero a mí me trató como fan: con atención, respeto y camaradería. Un verdadero grande Ronnie James.
Ojalá nadie se quede fuera por las razones triviales y bobas de siempre: "¿por qué ahí?" "está caro", "ya ni ha de tener voz y sólo viene a que le den dinero porque ya nadie lo pela" y demás. Si tú que lees este blog confías un poquito en mi palabra, entonces te sugiero que me creas cuando digo que es una de las mejores experiencias en vivo que tendrás, que el Circo Volador ES cómodo y seguro (y la chela es barata) y que saldrás feliz, complacido y extasiado.

Chico Migraña

9 comentarios:

HELLION dijo...

DIO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

yayamaiden dijo...

q onda pues si dio tambien ya lo vi y si es magia lo q proyecta

en el mmf se me hizo q duro muy poco pero en fin siempre suele pasar

ojala y venga a mty aunq se rumora q no jejejje tons iremos al df

te cuidas chico migraña

rodrigo dijo...

con eso q' escribiste te aseguro q' convenciste de perdida a unas 25 personas ojala vaya mas gente q' la otra ves q' vino

El Mai dijo...

No mames, está caro, pinche lugar feo, pinche güey acabado, tú porque haces lana, ya ni la chingas, Migraña...
Ja.
Pagas las chelas ese día, jajaja.

sentinel dijo...

Chico Migraña, solo como comnetario..

DIO no canto Holy Diver con Purple, fue Rainbow in the dark, unma cancion de magica y all is love de Glover...

el circo no es el mejor lugar para conciertos pero bueno... dada las circunstancias pues no hay mucho de donde escojer, eso si lo prefiero mil veces que el saloncillo 21...

y los quejumbres, dentro de unos años diran que ellos iban al circo, como ahora dicen que iban hace años al balneario de panti o a la lopez mateos en tlane, aunque nunca las hayna conocido en su vida..

pero asi son, les gusta quejarse por todo...

DIO es una leyenda y la verdad que es alguien grandioso, si te gusta o no ya es otro pedo, pero es alguien que se entrega al 100% y en verdad te sorprende...

guardian dijo...

dio canto fever dreams, la rola que mas me late del magica

doyman dijo...

Yo lo vi en el MMF I y no mameeeeeeeeeeeeeeen, está cabronsísimo. Como les dije a mis cuates ese día "A ese wey nada mas porque le salieron patas, si no, sería pura verga". Ojalá se llene el circo volador, la verdad vale la pena verlo.

Chico Migraña dijo...

Es cierto Sentinel, cantó Rainbow in the Dark. Todavía recuerdo a Jon Lord con cara de espanto al finalizarla.
Buen comentario, gracias por la corrección, me gana la emoción a veces y me pongo loco jjajajajaa
Saludos

Sergio dijo...

Buen texto y grandes reseñas de esa experiencia.