martes, abril 27, 2010

Rayos gamma cabalgando el cielo


No pude llegar a tiempo para ver a Divine Sword, ni hablar. Ellos estaban sin embargo felices, les fue bien, me lo dijeron con esa sonrisa que no miente, que no esconde. Y llegué tarde por una hermosa razón, si ellos hubieran preguntado y les digo, lo entenderían. Mis respetos para ellos y las 44 bandas de la batalla. Ahí la llevamos, poco a poquito la escena como la vemos nosotros (los que hacemos la batalla) jala mejor. Hay muchos que se esfuerzan, todos hacen lo suyo y está bien. Lo que nos queda es concentrarnos en nuestra visión y dejar que las cosas fluyan. Bien por los Divine, la perseverancia ya dio algun fruto.

Tocaron 30 minutos, terminando justo a las 19:30. La siguiente media hora fue para que la gente llegara con calma, se tomaran alguna chelita y convivieran. A las 8 más o menos, como anunciaba el boleto, se apagaron las luces y comenzó lo que en el set list dice Welcome, pero en realidad era We will rock you, de Queen. Curiosamente, porque imagino que la ponen para calentar motores, para que la gente cante y caliente así la garganta, nadie la cantó. O fueron muy pocos los que lo hicieron. Luego, con un escenario típicamente Gamma ray o típicamente power metalero, con una enorme manta detrás, un par de plataformas laterales también forradas con una manta alusiva a To the metal y un diseño de luces interesante, el concierto comenzó con Gardens of the sinner. Llevábamos menos de un minuto cuando le comenté a la perla negra que me hace vivir que a pesar de que serían unas 1, 300 personas, sonaba como si el Circo estuviera lleno. Pintaba para ser una de esas noches en que todos están ahí por las razones correctas, la principal de ellas el amor por la banda que estaba en el escenario.
No lo vi pero espero que estuviera por ahí el Bucanerito y haya capturado el fervor de la gente. Con New world order cada palabra era coreada por casi todo el recinto. Era ya una de esas noches cargadas de energía positiva, con los detalles típicos de los conciertos power. Menos gente surfeando sobre los demás pero miles de puños en el aire, menos o cero mosh y slam pero miles de cabezas sacudiéndose al ritmo de los frenéticos golpes a doble bombo de la batería. Para la tercera rola Hansen anunció que tocarían material de To the metal. Las reseñas en todo elñ mundo son más bien flojas, pero aquí parece que el disco fue bien recibido, porque Empathy fue coreada, si no popr todos, lo suficiente para que yo lo recuerde.

Siguieron con otra rola nueva, Deadlands y luego con "una rola que escribió Henjo, llamada Fight". Tal vez ahí fue la parte menos eufórica de la noche. Y menos eufórica significa exactamente eso, no que perdió fuerza. Fue el tiempo también en el que agradecí una de las bondades del Circo. Esos escaloncitos que tienen como 10 centímetros de alto hacen la diferencia entre la incomodidad y el paraíso a tope. Cuando tu mirada está al mismo nivel que aquella que anhelas, significa que ... bueno, espectacular. Nunca antes cerrar los ojos fue tan exquisito. Siguieron con Mother angel y No need to cry para sumar hasta entonces ya cuatro rolas nuevas. No parecía, la entrega era igual. Hansen subía constantemente a la plataforma de la batería y brincaba hacia abajo. Sonreía. Agradecía. Jugueteaba. SDe le veía pleno, la banda en gran forma y con mucha democracia porque sin pensarlo dos veces, en varias ocasiones Dirk Schlachter tomó el micro para agradecer a la banda. Con The Saviour/Abyss of the void, el buen Gallo Ibérico perdió la compostura. Y no fue el único, muchso fans más de la vieja escuela sonreían como el güasón antes de perpetrar un crimen. Vino entonces el solo de batería. Muy bien estructurado, porque los solos de bataca suelen ser medio aburridos, sobre todo por la falta de imaginación de los bateristas. Tampoco fue el mejor de la historia, pero cumplió bien su función que es darle un respiro a la banda, hacer lucir un poco al músico y no perder el ánimo de la gente en el proceso.

Armageddon volvió a encender las turbinas del éxtasis. Fue otra de las rolas que cantó casi todo mundo, que hicieron parecer que el concierto tenía el doble de gente dentro del Circo (que no hizo falta, por cierto). Ya para entonces había visto el set list y me dabna un poco de desilusión que no tocaraían Heavy metal universe. Porque la otra que esperaba, por ser más bien HGelloween, era menos probable. Sin embargo la falta de Universe quedó justificada con la inclusión de To the metal:
We came to feel the thunder
the lightning and the heat
we came to hail the metal gods
banging to the beat
singin
Hail to the Metal, hail
Singin Hail Heavy Metal, hail...
Épica, de coro pegadizo y letra unificadora, esa rola es perfecta para encender los ánimos, para involucrar a la gente, para hacernos cantar y reír y gozar y sentir lo interesante que puede ser el placer en medio de un ambiente cálido, húmedo y sugerente. Pero la falta de un par de rolas no significaría la falta de clásicos (o por lo menos yo los considero así en el contexto Gamma) y se rifaron espalda con espalda Rebellion in dreamland y Man on a mission.

Se fueron del escenario y el ruidero era ensordecedor. De cierta manera los encores han perdido su chiste porque ya se sabe que casi siempre, la banda saldrá por lo menos una vez más. Yo creía que regresarían con I want out, porque eso decía el set. "They say Mexico City that you like to ride. Maybe ride high... Puta madre, ya estaba gritando como quinceañera en concierto de Tuxido jajaja. No hacía falta escuchar más a Hansen, quedaba claro lo que venía, que mi sueño se haría realidad. Los ojos de ella daban cerrojazo al marco perfecto y en ese instante, cuando la mirada sugería mil cosas acordes a la calidez y humedad del ambiente, empezó la rola por la cual conocí a Helloween hace más de 20 años. Y el sentimiento era compartido, creo no equivocarme si digo que el 99% de la gente se la sabía, la quería escuchar y estaba en éxtasis, como yo. Y para que fuera más hermoso todo, el coro en la parte que dice "give me wings to fly" en un tono super agudo, así fue coreado. Bellísimo escucharnos todos desafinados pero a todo pulmón tratando de emular a Hansen, que 20 años atrás nos hacía vibrar con esos gritos. Terminó la rola y pareció orgasmo, el cuerpo flojito, el cabello en la cara, sudor por todos lados y el reencuentro con esa mirada cómplice e interesante, hermosa. La risita de hansen era una especie de "no que no cabrones". Los gritos de la gente eran una especie de caótico "gracias cabrón, me llevaste de la mano a mi adolescencia". Y entonces supuse que no tocarían I want out, pero nel, el idiota ahí era yo. Claro que la tocaron y claro que todos la cantamos y la gritamos y la vivimos y la gozamos. Y para cerrar Send me a sign. Ya ni hablar es bueno. Gran noche en verdad. Muy especial para los que gustamos de ese tipo de bandas. Tuvo todo lo que se supone debe tener un concierto así: un par de coreografías chuscas, muchos agudos, muchos riffs cabalgantes, mucho doble bombo, muchos momentos para levantar el puño y gritar el clásico "hey hey hey", muchos solos, un hermoso juego de luces que no se detuvo en dos o tres colores sino que mostró un arcoiris de pasiones entre robóticas y convencionales, cervezas y sus labios. Además buenos amigos por todos lados.

Al final un grupo como de diez personas (más bien chavas) estuvieron en una incipiente fiesta de camerino. Esa sin embargo es otra historia y no cabe aquí. El olor a castaña fresca fue el resto de la noche, con un set list firmado y un par de fotos como testigos de una noche que bien valdría la pena vivir muchas veces más.

Migraña en To the metal mode.
Mañana miércoles subo las pics del Gallo.

16 comentarios:

DESTRUCTOR dijo...

que chida reseña migraña
te la rifas
muy buen conciertyo la verdad es que yo esperba un set list distinto
pero con eso fue mas que suficiente

Beruz dijo...

Migraña... Welcome es welcome, incluida en el heading, ese intro que tocaron antes de Gardens...

Hail to the metal!!!

Chico Migraña dijo...

Jajajaj, como dicen los gringos, i stand corrected. Gracias Beruz.

Eddie dijo...

Como ya lo habia dicho excelente concierto, uno de las mejores bandas de la 2da generación de metaleros y el 1er encore un literal EARGASM!!!!
chingona tu reseña y bueno por que no comentar lo de la fiesta en camerinos, seria un plus bien recibido por la banda no? en fin salu2...Hell yeah!

angelamigos1 dijo...

chale creo que man on a mision no la tocaron mi chavo. te falto el set list

ValhallaWarrior dijo...

¡¡¡BENDITO!!!

Yo estaba seguro que "Man on a Mission" no la tocaron, estaba en el set list pero en vez de esa tocaron "Ride the Sky".

Me tranquiliza saber que todavía poseo algunas de mis facultades mentales. =)

Saludos

dri_tm dijo...

En la foto se aprecia poca banda, ya no me acordaba bien del tamaño del Circo, está pequeño el lugar, ni pedo, Gamma Ray no jaló mucha gente, qué mal Rock !!.. Así es esto.

Y también por ahí ya había leido que no tocaron Man on a Mission, .... Pequeño detalle !!

CYA

doyman dijo...

Simón, en lugar de Man on a mission tocaron Ride the sky. ¿Y el vecino del migraña?

angelamigos1 dijo...

Pues claro, para los que estubimos alli si no nos acordamos es porque oviamente no la tocaron, aunque no hubiera estado nada mal.
El migraña nomas nos sacó de onda poniendola en su reseña(muy buena porcierto) pero almenos yo estoy bien seguro de que no la tocaron.

Chico Migraña dijo...

Mmm, es cierto, no la tocaron. Está apuntada antes edel encore, pero ciertamente no sonó. Resbalón de mi parte. La neta es que la emoción de Ride the sky nubló todo lo demás. Y la gente, pues se ve menos de la que en verdad era, eran 1, 300, que si bien no es muchísima (al Circo le caben 2, 500) es lo que siempre ha vendido Gamma Ray. Ese es su tope, digamos.

dri_tm dijo...

Pues sí, creo que tienes razón, alo mejor ese es su tope de Gamma Ray, yo los he visto dos veces allá, la primera en el Salón 21 la entrada fue muy baja y la otra en el Hard Rock, sí estaba hasta el gorro pero le cabrán mil gentes a ese lugar, quizá un poco más pero no mucha. Como sea me parece buen set list, solo por la de Man on a Mission, como que si es de las infaltables. Por ahí un cuate que fue (o dice que fue.. jajaja) me comenta que estuvo muy bueno, pero que la vez del H. Rock estuvo mejor... Es de criterios. Hubo espectáculo de luces con fondo musical durante el solo de batería?. Como comentan que fué un solo más, igual y no lo hicieron.

Saludos.

Beruz dijo...

Respecto a lo del solo, personalmente no se que es lo que normalmente esperan de un cabron que se expresa a madrazos, el solo más chingón no siempre es aquel en el que el baterista toca más rápido, pinchemil notas por milesima, o recorre 20 mil tambores, 4 bombos y otros rantos platillos.

El solo de Zimmerman nos remarca con lo que culturalmente han crecido millones de alemanes a diferencia de que en mexico la denominada "musica clásica" es considerada como aburrida, la inclusión de la marcha turca y el can can, le dio un sazón diferente al solo, esfuerzo que se agradece por pretender algo diferente.

Respecto a los "resbalones" del migraña, denle chance, no puede conocer la totalidad de las canciones de las bandas a las que va a ver y recurre al setlist, que en este caso, por lo que dice él, no se cumplio cabalmente, pero si falto man on a mission, nos la cambiaron por Ride. Además al migraña se le nota lo traen volando bajo... interesante...

dri_tm dijo...

"a inclusión de la marcha turca y el can can, "

No manches Beruz, entonces sí lo tocó como yo decía, pues cuando yo vi eso a mi me pareció excelente, no digo que el mejor solo que haya oido o visto en mi vida ni mucho menos, pero sí un solo Notable, Diferente y para disfturar, aunque claro, cada quién su criterio, pero a mi personalmente me gustó y sobre todo por que incluyen música clásica, que cuando menos a mi me gusta y mucho, claro que no más que el Metal, pero no creo que una cosa esté pelada con la otra.

CYa

Chico Migraña dijo...

El solo estuvo chido, divertido ciertamente, pero yo sigo quedàndome con el que le vi a Mickuy Dee de Motorhead. Digo, el de Gamma Ray no aburriò, como (en mi caso) el de Vinnie Appice con Heaven and Hell. Involucra al pùblico y en general estuvo bien, pero yo sì me quedo con el mencionado.
saludos

Vecino del migraña dijo...

Hola querido público.

Estimado Doyman, no escribía porque me la pasé todos estos días tratando de inventar "comentarios malintencionados y ofensivos" y tratando de "organizar un concierto internacional para darme cuenta de los costos", además de "ofender" a los amigos de mi vecino. También me la pasé "elaborando miles de tablas comparativas entre los precios e los conciertos en USA Y México" pero, o no me sirvió de nada cursar matemáticas financieras o las matemáticas son distintas en la "mente del migraña" que las de mi mente porque a mi entender y el de Pitágoras, los precios en México para los conciertos organizados por OCESA, siguen siendo hasta 308% más caros en México.

También fui con "Ricardo y los mezcales" a cobrar mi mordida por los conceptos de "lambisconeria y publicidad gratuita" para "tirarle a Ocesa y Dilemma usando el mezcal de apoyo" y tratando de entender el porque si Testament iba a venir de telonero de megadeth y finalmente se decidió que "no fue opción por los números del Mezcal" de dónde sacaron los "números" para que abriera Ágora.

Tampoco escribí porque yo los considero inteligentes y no necesitan del semidios del rating para utiliar sus plenas facultades y encontrar rápidamente, las pifias en la reseña del Gamma que hizo mi vecino. Lo bueno que ya fue editado el post y ya no viene el error generado por el "extasis" de Ride the sky.

Y considerando su inteligencia, ¿me pudieran decir en dónde están las "ofensas gratuitas" que el semidios del rating hizo a los amigos de mi vecino?

Espero sus atentas observaciones.

Quedo de ustedes.

dri_tm dijo...

Hablando de solos de batacos, personalmente uno de los que más he disfrutado y me ha gustado es, quizá increiblemente para algunos, el de Alex Van Halen en el 92 ó 94, cuando estuvo Van Halen en el Palacio de los Deportes, un solo fregonsísimo y que complementaba el espectáculo cuando se alzaba la Batería sobre el escenario y daba una vuelta de 360 grados (o sea de cabeza) mientras Alex ejecutaba el solo, de los presenciados por mi, el mejor.