lunes, marzo 06, 2017

Un tipo extraño llamado Ace Frehley. Previa al show.


La leyenda de Paul Daniel Frehley comenzó un día a finales de 1972 cuando, en respuesta a un anuncio en The Village Voice, un diario neoyorquino que desde su fundación en 1955 ha tenido una marcada inclinación hacia la difusión de lo que sucede en el circuito artístico y cultural de la llamada Gran manzana, se presentó a una audición.
Flaco, visualmente poco impresionante, con un tenis rojo y otro naranja llegó a una sala de ensayo donde se llevaban a cabo audiciones para una banda. El anuncio decía “se busca guitarrista líder, deslumbrante y habilidoso. Banda próxima a sacar disco. No queremos gente que nos haga perder el tiempo”. Paul se presentó y a decir de uno de los que llevaban a cabo la audición “ya habíamos escogido a nuestro guitarrista y estábamos hablando con él cuando llegó este tipo, dijo algo así como ‘qué onda banda’, se conectó y empezó a tocar”. Ese guitarrista que ya había sido escogido se llamaba Bob Kulick, pero esa historia pertenece a otro post.

Paul Daniel tocó con la banda algunos covers, lo llamaron de vuelta unos días más tarde para ver si ya con el material trabajado de la banda que entonces se llamaba Wicked Lester quedaría bien, lo cual resultó ser así. Dice Chaim Witz que en algún momento le dijeron que estaba en la banda pero que ya había un Paul en ella así que necesitaban otro nombre para él: llámame Ace, contestó el muchacho, y comenzó una de las más grandes historias del rock duro, una que días más tarde se llamó Kiss, de la que por cierto el “As” diseñó el logo, aunque el otro Paul, el de apellido Stanley fue quien lo hizo con los bordes y el relleno. Ah sí, Chaim witz, alias Gene Klein pasaría a la historia como Gene Simmons, aunque esa también es parte de otra plática.
Tímido, Ace Frehley demostró desde un inicio que tenía mucho más que “potencial”, tenía madera de leyenda. Los cuatro la tenían pero con el tiempo, de los cuatro originales el que menos pudo vivir con ese peso sobre su espalda fue Peter Crisscoula, conocido después como Peter Criss, el “Gato” original.
Desde el inicio de la banda Ace compuso algunos temas que sencillamente han perdurado en el set por más de 40 años. Las primeras que escribió no las cantaba, creía que su voz no era buena y le dejó la responsabilidad a Gene. Sí, hay mucho qué decir sobre el “Spaceman”, y algunos de esos relatos son muy curiosos, como por ejemplo que el primer tema que escribió para Kiss se llama “Cold Gin” (Kiss la sigue tocando todos estos años después). Como tributo a Kiss y concretamente inspirados para ponerle nombre, fue a raíz de esa canción que surgió alguna vez una banda en la que el papel de Ace Frehley lo hacía un muchacho llamado Tommy Thayer. Sí, la frenética risa de Ace que tanto lo caracteriza tiene parte de su fundamento en las cosas extravagantes que el destino le ha guardado, como ese detalle que se explica solo, aunque para los no tan conocedores de Kiss requeriría quizás de otra entrada para explicarlo.

Para el segundo disco de la banda Frehley contribuyó con otros dos temas, y una vez más su inseguridad vocal abrió paso a que las cantaran Simmons y Pter Criss, “Parasite” y “Strange Ways” fueron las elegidas, respectivamente, y una vez más, “Parasite" se ha mantenido como uno de los clásicos del cuarteto a lo largo de su carrera.
En el tercer disco lleva crédito como compositor en “Getaway”, cantada por Peter Criss y de co compositor en “Rock Bottom” junto a Paul Stanley, quien la canta y ha mantenido en el set junto con todas las alineaciones que han existido de Kiss desde que la grabaron. ¿Llevan la cuenta? Van 3 clásicos en 3 discos.
El cuarto material en estudio llegó cuando el primero en vivo, Alive!, llevó a Kiss de ser una banda promesa a una que llenaba arenas en todo Estados Unidos. El dinero fluía a raudales y para Ace, las drogas y sobre todo el alcohol comenzaban a ser un problema. Cuenta la leyenda (y lo han confirmado Paul, Gene y él mismo en diversas ocasiones) que algunos de sus solos no fueron grabados por él porque el día que le tocaba ir al estudio decidió que era más importante quedarse en una mesa de póker en la que llevaba buena racha. A Paul y Gene esa actitud nunca les gustó, obviamente, pero fue justo eso parte de la clave del amor que provocaría Ace en los fans de Kiss, sobre todo en los que se identificaban de inmediato con el chico desmadroso y rebelde, el rockstar que vivía los cliches, los buenos y los malos del estilo de vida esperado en ellos, al máximo. Aún así co escribió “Flaming Youth”.
En Rock and Roll Over Ace no escribió ninguna canción pero se sacó la espina en el sexto disco en estudio de la banda con “Shock Me”, otra indispensable en las presentaciones en vivo de la banda en su formato con maquillaje, con y sin Ace, ya que es en esa donde el solo extendido ha incluido desde sacarle humo (una adaptación que él mismo creó instalando una bomba de humo dentro del cuerpo de la guitarra) hasta disparar cohetes que tumban luces. Esa fue por cierto la primera que cantó él mismo.
En el lado D del Alive! II Ace contribuyó con uno de los temas que se han vuelto esenciales en su carrera solista, Rocket Ride. Luego, en el criticadísimo Dynasty fue Ace quien puso el rock con tres temas. Un cover de los Rolling Stones llamado "2000 Man" que se convertiría en icónico al ser parte del pequeño de set de reunión que tocaron bajo el concepto de Kiss Unplugged en 1996 y que detonó la reunión de la alineación original y dos golpes de hard rock con tintes de actitud punk llamados “Save Your Love” y “Hard Times”. Si tan solo la gente mirara más allá de “I Was Made For Loving You" y “Charisma”...

Ya cada vez más alejado de la banda, los únicos dos temas que fueron escritos exclusivamente por un miembro de Kiss para Unmasked fueron justamente de Ace. “Talk To Me”, que además fue el primer sencillo promocional en Europa y "Two Sides of The Coin". Además co escribió “Torpedo Girl”. Todas las demás canciones fueron escritas por alguien más o co escritas por Gene o Paul pero con colaboradores externos. Music From The Elder fue el último disco en el que grabó Ace hasta la reunión de los 90. Co escribió “Dark Light” y la instrumental “Escape From The Island”, aunque de ese disco jamás hubo gira.
Así, el hombre del espacio (y vaya que de niño yo de verdad creía que existía un planeta llamado Jendell y que él venía de ahí) fue determinante en la carrera de Kiss.
Yo siempre he tenido problemas para identificar a mi personaje favorito de la banda, depende de las etapas de mi vida en que me lo he cuestionado pero Ace ha sido sin duda el más divertido de todos. Probablemente si a mí me hubiera tocado lidiar con él como a Gene y Paul también me hubiera desesperado, pero las historias simpáticas alrededor suyo son demasiadas como para guardarle algún rencor. Cuenta por ejemplo Eric Singer que luego de la reunión de los originales se convirtió en el nuevo “Gato” cuando Peter Criss fue despedido por segunda vez (o decidió abandonar la banda, dependiendo de a quién se le pregunte), que una vez Ace llegó al camerino con viagra. Es bien sabido, sobre todo entre el círculo femenino de sus fans que le gustaba tocar con sus mallas muy pegadas y con una erección, de ahí parte del concepto de la ya mencionada “Rocket Ride” (las chicas se refieren a su miembro como “leftie” o “zurdito”). Pero aquella vez Ace hizo polvo la pastillita y aunque logró su ansiada erección también logró una enorme hinchazón en su rostro al aspirar el polvo en lugar de tomarse la pastilla con un poco de agua, como sería la norma.
Su carrera solista comenzó de alguna manera aún en Kiss con el lanzamiento conjunto de un disco individual por cada miembro de la banda, en 1978. De los cuatro, el suyo es por mucho el más rockero y desde que existe el sistema de conteo de ventas de Soundscan (los códigos de barras) es el segundo más vendido de los 4 con cerca de 31 mil copias (esto es a partir de 1991). “Rip It Out”, “Ozone”, “New York Groove” (otra que se volvió clásico de Kiss aunque la tocaron sobre todo en las dos etapas con Ace en la banda y muy poco sin él y que además es un cover) y la primera parte de “Fractured Mirror” vienen ahí.

Su carrera solista, si bien nunca despegó ni cercanamente a los niveles de Kiss tuvo sus buenos momentos. Ya fuera como Frehley’s Comet o simplemente como Ace Frehley sacó tres discos en la segunda mitad de los ochenta y generó por lo menos un clásico más: “Rock Soldiers”. Luego vino la reunión en 1996, el disco Psycho Circus en el cual escribió “Into The Void”, la única canción del disco de acuerdo a diversas versiones en la que tocaron en el estudio los 4 músicos originales de la banda y tras la segunda disolución de la formación original hacia finales del 2000, regresó a la actividad solista.
Le llevó 9 años volver a grabar un disco, con algunos esfuerzos en esos años que por diversas razones no vieron la luz, pero finalmente en 2009 ofreció Anomaly, un disco que por fin puso fin a la sequía creativa y que fue hasta entonces el mejor colocado en la lista de Billboard de sus trabajos fuera de Kiss. Space Invader en 2014 y Origins Vol 1 en 2016 le siguieron y lo han mantenido con buenas ventas de discos, lo regresaron al estatus de estelar (en los 80 fue abridor de Alice Cooper y Iron Maiden por ejemplo) y le regresaron la sonrisa frenética que se puede escuchar en diversas entrevistas disponibles en YouTube.

Es Ace Frehley, el mito del cual se han dicho infinidad de cosas, algunas ciertas (como su paranoia por la idea de que la DEA lo espiaba por teléfono así que cuando lo invitaban a alguna fiesta preguntaba si estaría Doña Blanca, que era la cocaína; o que se disfrazaba de oficial alemán y molestaba a Paul y Gene, sobre todo a éste último que es hijo de una mujer que fue la única sobreviviente de toda su familia al exterminio Nazi en la Segunda Guerra Mundial…) y algunas falsas (como que compartió su estancia en una pandilla con Blackie Lawless de W.A.S.P. o que era extraterrestre). Es el guitarrista original de Kiss pero como ya quedó demostrado no fue solo eso sino una pieza fundamental en su desarrollo como banda. Es hoy un sesentón que no pierde el sentido del humor y que llegará a México como solista por primera vez en su vida. Es alguien que pasó de escribir sobre cosas del espacio y sexo y que en la madurez alcanzó la auto crítica en temas como “A Little Below The Angels” en la que empieza con dos versos que dicen “El alcohol era mi amigo y casi me mata. Choqué algunos coches y me metí en algunas peleas, cosas de las que ahora me arrepiento. Me han dicho que tengo nueve vidas, tal vez diez, pero he cambiado mi manera de ser, mi alma está restaurada y ahora soy mejor que antes”.
Es también un guitarrista autodidacta, incapaz de leer música que sin embargo influenció a toda una legión (y la palabra no es exagerada) de rockeros y les hizo querer tocar el instrumento. Es para los Kisseros “nuestro Ace”, y espero que sea para la comunidad rockera un gran concierto. Y ahora que se menciona su visita, al momento de escribir estas líneas tributo es bueno señalar que ya no hay boletos VIP ni Preferentes, ya sólo quedan Acceso General. Allá nos vemos.


1 comentario:

Guillermo Estrada dijo...

Felicidades por seguir con este Blog, lo sigo desde hace muchos años y es un placer leer cada reseña o entrevista, saludos desde San Luis Potosi