lunes, noviembre 13, 2006

larga semana




Calculo que este post va a ser largo.

Fue una semana difícil, pero también exótica y llena de emociones, así que hay mucho material. Será un comentario bastante meneadito tipo entrada de diario, entre No metal y metal o Hard Rock.

Mi semana exótica en el rock empezó el viernes de hace dos semanas (creo, jajaja) con el 16 aniversario de El Haragán y Compañía. Así, es, me fui con el buen Mikkel al Metropólitan a atestiguar el éxito de una de las bandas “callejeras” de más impacto en México. Conozco a Luis el haragán y Tania, la manager desde hace algún tiempo. Que tocaran en el Teatro Metropólitan fue un gran logro para el ambiente del rock nacional. Y no es la primera banda urbana que toca ahí, pero en total no suman más de cinco. La gente ubica el Metropólitan como un lugar más snob, del tipo Placebo, Fobia y demás bandas de orientación más popera. El mito del “tipo de gente” del haragán o Lira ‘n’ Roll (que estuvo ahí hace unos meses) debe desaparecer.
El Haragán acostumbra hacer tocadas de esas con 20 bandas más en gimnasios, centros cívicos y bodegas, normalmente. Eso se notó un poco en cuanto al formato de su concierto en el Metro. Estuvo un poco caótico, pero eso al final fue de lo más entrañable. Me decía el Mikkel, ya con unos tacos y una chela en frente “es que la gente ya se malacostumbró a que todo es o debe ser tipo Ocesa, y el rock mexicano tiene su propio estilo y formato”. Caótico, pero propio el estilo mexicano. Luis es de esos que (por necesidad) fungen como guitarrista, cantante, letrista, manager, chalán, jalacables, promotor y todo lo que rodea a una banda.
El chou comenzó con él y su acústica, con el telón rojo del teatro como fondo. Curioso, pero así fue. Así sonaron unas cinco rolas, luego Luis dijo “me cambio y regreso con toda la banda”. El Mikkel y yo creímos que era broma, pero luego de tres minutos de silencio y telón, vimos que iba en serio. Se levantó la enorme tela y efectivamente, el haragán salió con otra ropa jajaja. Traían de fondo una manta con su logo (un tipo sentado, con sobrero y jorongo que le tapa la cara y del cual asoma una guitarra). Tuvo su dosis de invitados especiales como Alex Otaola de Santa Sabina y la Barranca. Lo que tocaron estuvo poca madre, aunque tristemente no prendió al público. Por momentos parecía un acid jazz urbano con letras haraganescas, muy interesante, pero poco apropiado para su público. Tal cvez si lo hubiera hecho al principio del concierto hubiera funcionado mejor. Estuvieron Johnny Laboriel y el “Pocholo” en la harmónica, entre otros. En fin, la neta estuvo muy simpático y muy emotivo el tquín.
Tons, de parte de Sangre de Metal una calurosa felicitación al Haragán por sus 16. Casi tres horas de clásicos urbanos como “Mi muñequita sintética”, “Se mujer”, “El diablo, el mundo” y “En el corazón no hay nada”, entre otras.
Luego, la semana pasada me quedé sin teléfono y sin internet desde el miércoles. Apenas unos cuantos momentos pa escribir, que usé para subir lo de Priest. Pero el miércoles, luego de la pena de trabajar en esas condiciones me fuí de jarra con algunos reporteros.
Andábamos en el El Consorcio. No sé si así se llama o si es el nombre con el que se conoce. Es una cantinita que está en Bucareli, casi enfrente de Gobernación. Está a tres cuadras de la esquina de la información, ahí donde se encuentran Excélsior, El Universal y del otro lado, La Prensa.
Llegué y estaba en la mesa media botella de Appleton. Pero antes, se suponía que tendríamos una entrevista telefónica con The Mars Volta por el Corona Music Fest. Al final no se hizo, y entre los reporteros que estaban conmigo en el fallido intento, estaba el buen Arthur Allan Gore. Total que a iniciativa suya, previo a lanzarnos a Bucareli, fuimos por unas chelas. Eso se convirtió en comprar 4 caguam,as de Indio, mismas que matamos a ritmo de Nightwish y Halford en el estéreo. De ahí al Cosnorcio. Llegué y estaban Jorge “el Doctor” del Esto, Oswaldo “el osito charmín” de Ovaciones, Javier “Chelico” Hernández de La Jornada, Paco Montaño, editor de espectáculos de La Prensa y Roberto, del Gráfico del Universal. Puro camarada, puro reportero de esos que todavía luchan (junto con otros) por dignificar esa fuente, porque la gente no crea que todos son como en La Oreja y Escándalo TV.
Total que la cantinita tiene rockola. Antes era muy chafita, y ese día, al llegar, Arjona me recordaba que chafita casi patética. Pero de pronto se para el oso, me lleva a la rockola, le mete 20 pesos y órale, a escoger canciones. La habían renovado y entre Arjona y Los Tigres del Norte era posible encontrar a Maiden, Zeppelin, Rainbow y Kiss. Sobra decir que una pareja de amigos que seguro se contaban sus penas amorosas a ritmo del Guatemalteco estaban más que incómodos cuando sonaron “Hallowed be thy name”, “The Trooper”, “Dazed and Confused”, “Christine Sixteen” y sobre todo, la épica, mágica e irrepetible obra maestra de Rainbow, “Stargazer”. Surreal. Estar en una cantina de formato guapachoso, con excelente compañía, excelente plática y estar escuchando a Rainbow de fondo fue algo memorable.

Luego llegó el viernes. Un rato en Umbra et Imago. Su show es de gran calidad. No porque desvistan a dos mujeres (una de ellas espectacular por cierto), sino por el buen gusto y tratamiento erótico y sado que le imprimen. Poca gente, pero buen show. De ahí me fuí al hard Rock Live a ver, escuchar y disfrutar a la mejor banda de hard rock de México: La Cuca.
Presentaron su nuevo disco, Cuca con pelotas. Qué gran show. Clásicos por todas partes y las nuevas rolas, muy buenas. También se hicieron presentes las mentadas a Maná, que nunca están de más. Todos los que crecimos escuchándolos, nomás no dejábamos de cantar y brincar con “Hombre de la marcha”, “Implacable”, “Don Goyo”, “La balada”, “Insecticida al suicida”, “Puro camote”, “Tu flor”, “El son del dolor” y otros clásicos. Mucha chela además. Al final, Isela (de Exa) me decía “que tranza con la gente, todos se te quedan viendo”. Total que entendimos el porqué unos minutos más tarde cuando una chava me dijo “qué buen show Galo”. Jajajaja, me solté el pelo y más de uno creyó que yo era Galileo Ochoa, el guitarrista de la banda. Un tipo hasta me tomaba fotos con su celular. Chale.
Por cierto que ya tenía rato que no veía el Hard Rock tan lleno. Nomás no te podías mover pa ningún lado. Excelente concierto.

Y para coronar la semana exótica musical, el sábado me tocó el Corona Music Fest. Dejémoslo en que no pude ver a ninguna banda (ni ganas tampoco jajaja). Pero el concierto dejó algo en claro, una cosa es ser rebelde y contestatario, rocanrolero y valemadrista, y otra es ser pendejo. Y el comentario va con dedicatoria especial para los idiotas de División Minúscula, banda dizque punketa del norte del país.
El concierto convocó en total a 25 mil personas. Eran tres escenarios, dos en las explanadas y el principal en la cancha del estadio Azteca. División tocó en la explanada, en el mismo escenario en el que cerraría NOFX. A mitad de su presentación se rompió la valla de contención. Cientos de chavos sen encontraron de pronto al pie del escenario. O)bviamente, la gente de seguridad trataba de que la gente se hiciera para atrás. Para ese mom,ento, en ese escenario había cerca de 10 mil personas. El “cantante” de División, con una cerradez mental implacable, en vez de sugerir que la gente se hiciera para atrás para que se restableciera el orden, empezó a decir “estos de seguridad son unos pendejos, que chinguen a su madre” y demás. Tons, en vez de aligerar la carga, encendió los ánimos (ya encendidos por la incesante lluvia) y casi provoca un verdadero desmadre. Luego alguien le habrá dicho que lo que estaba diciendo era estúpido y le bajó, pidiendo que “vamos a cuidar unos de otros, háganse para atrás para no aplastar a nadie”. Pero el daño ya estaba hecho. Repito, una cosa es ser rebelde, y otra muy distinta es no tener capacidad de ver lo que tienes a tus pies. Afortunadamente no pasó nada, pero División Minúscula quedó como una banda estúpida, con nada que ofrecer.

Luego de la mega empapada, ví un rato a NOFX y me fui a casita.

Esa fue mi semana, y en parte la razón por la que no había escrito nada.

Noticias:
Hoy hay derrame sangriento en www.rockconexion.com.mx No sé que voy a programar, pero estará chido. 10pm

Orgullosamente puedo decir que Chico Migraña ya es colaborador de Metal-Rules.com. Para mí es la mejor página de metal, y ver mi reseña de Live and Louder publicada es casi tan emocionante como la primera vez que me publicaron en Playboy. Chéquenlo aquí:http://www.metal-rules.com/zine/index.php?option=content&task=view&id=716

Edguy ya está en México. Hoy tienen firma de autógrafos en Rock Shop Insurgentes, a las 5pm. Tocan a media semana en Torreón, el sábado en Monterrey Metal fest y el domingo en el Circo Volador.

Angeles del Infierno y el panchito que todos llevamos dentro, ha sido cancelado.

Blind Guardian tocará en el DF en Marzo del 2007.

Si llegaste hasta acá, gracias.

Migraña, extensive mode

10 comentarios:

AndreaLP dijo...

No sé, pero nunca me he sentido identificada con Haragán y ese tipo de bandas, pero reconozco que tiene su mérito tener el público que tienen y mantenerlo por tanto tiempo.

A Cuca me hubiera encantado verlos. Son parte del soundtrack de mi alcoholescencia!

Lo de Blind Guardian son EXCELENTES noticias para mua! Thanks.

Ah, y muy buena reseña la de metal rules.

Saludos.

AndreaLP dijo...

Ah, y la canción de Doro es 'I rule the ruins' no 'I rule the world' ya sé que pronuncia raro, no hay problema. :-D

pinkhead dijo...

Con respecto a lo de el grupete de division pues lastimas que nada mas abre la boca para eso, vaya bien que mal es como un lider donde muchos chavitos se dejan llevar y el hecho de decir la seguridad al diablo pues habra quien le haga caso.

Saludos Migraña

dr_love dijo...

Lo mejor de este post fue la fecha de Blind Guardian.

Chale, pero tuve uno que chutarme todo el choro.

Lo que es no tener nada que hacer.

cacabonita dijo...

pues esta chido que te la hayas pasado bien migraña y que idiota de lo del vocalista de division minuscula lo que es estar pendejo de verdad, y lo de blind guardian pues son muy buenas noticias pa los que no podemos ir al MMFII

yayamaiden dijo...

Q PEDO CAONNNNNNNNN

MUCHO SIN POSTEARTE YA SABES LA MALDITA CHAMBA A TI Y AL AMI LOS TENGO MEDIO OLVIDADOS Y Q PEDO VAS A L MMF O SIEMPRE NONIS

Y A PA SEMNITA TAN CALLEJERA JAJJAJA Y POS CHIDO X LO DE METAL RULES ESCRIBES CON MADRE Y POS TE MERECES MAS

CUIDATE LOKOCHONNNNNNNNNNNN

UN BESO Y UN ABRAZO

Marciano dijo...

Que pena que no escribiste lo más notable del Corona Fest, me refiero a The Mars Volta.

HELLION dijo...

NO ES MAL PEX, PERO NO SE TE ENTIENDE NADA yayamaiden

el Marciano dijo...

Angeles del Infierno cancelado?
porque?
que pedo?

a poco solo vendieron 3 boletos?
chale....

Arthur Alan Gore dijo...

Mi estimado:

Aquí un agradecimiento por haber sido mencionado en tu reseña y no manches, hay que repetir esas chelas.

Ahora: una aclaración. Efectivamente el cantante de División es un bistec, léase un pedazo de animal, pero no sólo él, sino buena parte de quienes siguen a su banducha y en añadidura, a grupos como NOFX.

No tengo nada contra NOFX, de hecho me gustan y mucho. Yo estuve en el Corona Music Fest y estaba de lo más divertido (y empapado por la lluvia) viéndolos, cuando el concierto tuvo que ser interrumpido ya que, como mencionas en tu nota, la valla de seguridad se había roto y la gente quedaba muy cerca del escenario.

El cantante, creo que se llama Fat Mike, se dirigió a la gente y le pidió que se replegara para atrás, para seguir disfrutando del concierto en completa paz.

De hecho, el liro hasta comentó sarcásticamente: "Ohhhh, policias y chicos conviviendo en armonía, excelente".

Como muchos no obedecieron e incluso tuvieron la osadía de treparse al tapanco, los de seguridad entraron en acción y como buenos imbéciles que son algunos policías, les dieron toques eléctricos (que no de mois) a los chavos, quienes mojados por la lluvia, debieron sentir que el Dios Thor les tocaba...

La violencia fue creciendo: algunos fans golpeando policías y algunos policías golpeando fans hasta que el concierto no pudo continuar y NOFX bajó del escenario. Entonces los cavernícolas (no todos, pero sí buena parte) que se encontraban en la audiencia, rompieron lo que quedaba de escenario, aventaron las lonas de Corona encima, causaron destrozos y armaron el pánico al enfrentarse con los granaderos.

Todavía un retardado mental tuvo el descaro de decir, al salir: "ooorales, está bien punk el asunto, seguro a NOFX les encantó el desmadre que armamos".

Sí, seguro a mucha gente le encantó pagar un boleto para que la banda no tocara por culpa de una parte de su fanaticada.

Son chingaderas.