martes, octubre 05, 2010

Hipócrita gusano de panteón

La idea al principio era que este concierto tuviera también un abridor sacado de la batalla. Sin embargo la venta iba lentona y todo indicaba que el evento sucedería en el lobby del Circo, lo cual con dos bandas hace imposible poner abridores. Habíamos invitado a loos Orcus O Dis, que finalmente no pudieron. Por sugerencia de un hermoso ángel quería invitar a The Massacre Must begin, pero como dije antes, ante la probabilidad de que fuera lobby, desistimos de buscar banda abridora.
Por esa razón mi primera gran y grata sorpresa fue entrar al Circo y ver que el armado era el escenario del foro grande. Quería decir que al final los metaleros decidieron que valía la pena ver a Hypocrisy luego de muchísimos años de ausencia. Siempre es grato ver que los conciertos pasen al foro grande, siempre son buenas noticias.
Yo nunca fui fan de la banda de Tägtgren, igual es de esas que entiende uno su trascendencia pero simplemente pasaron fuera de los alcances de tu radar. Sin embargo mi expectativa era alta, y traía ganas de ver a los Graveworm, una banda de la que si bien tampoco soy fan clavado, si conozco algo de material y me late mucho.
Su presentación fue realmente buena y la reacción de la gente fue igualmente intensa y ruidosa. Había muchísima gente que conocía las rolas y que se prendió durante todo el concierto. Con un inglés marcadamente acentuado, el vocal Stefan Fiori se pasó cada inter entre rola y rola arengando a la gente, lo cual siempre fue muy bien recibido. De presencia enorme sobre las tablas, el enorme cantante gira la cabeza incluso más violentamente que George "Corpsegrinder" Fisher, por ejemplo. Admirable, ese es un movimiento que yo jamás he dominado, siempre me mareo.
Entre rola y rola se escuchaban siempre algunos gritos guturales con mención al nombre de la banda. Muy buena presentación en general, aunque el ingeniero de audio de plano andaba en otro planeta. Cuando el baterista golpeba velozmente la tarola, no se escuchaba. El doble bombo brilló por su ausencia también, sin embargo, las dos guitarras y el bajo sonaban a todo pulmón. La tecladista hacía más con su headbanging que con su instrumento, aunque da color a ciertos pasajes en algunas rolas. Ellos entregados, la gente igual. Algo me dice que esta no será la primera y única vez que los veamos en México. Lo único curioso fue que en más de una ocasión Fiori pidió que se armara el slam, lo cual nunca sucedió. E insisto, cuando se podía por lo que tocaba el baterista, pues nomás nunca se escuchó. Igual la gente estaba guardándose para el plato fuerte.
El set de Graveworm fue el siguiente:
I - the machine
Suicide code
Legions unleashed
Bloodwork
Forlorn hope
Hateful design
Dreaming beauty
Vengeance is sworn
Ignorance of Gods
Never enough
Abhorrence
Fear of the Dark.









El escenario estaba montado de forma tal que el cambio entre bandas fuera lo más rápido posible. Y así fue. Estaban montadas dos baterías, una delante y una detrás, sobre una tarima, así que el desmontaje fue muy rápido y el público se evitó la joda de ver como se montaba la siguiente. Un esfuerzo importante que se hace con miras a agilizar las cosas.
SWalió entonces Hypocrisy y el rugido del Circo parecía el de un inmueble abarrotado, mucho más escandaloso que lo que los 1, 300 que estaban ahí habrían logrado en cualquier otra noche. Curiosamente todos los canticos eran para Peter Tägtgren y no para la banda.
Por esas cosas de la chamba casi no disfruté la presentación. Tocaron rolas de varias épocas distintas, lo cual se notaba en los distintos formatos en que presentaban su música; a veces un death brutal crudo, a veces mucho más técnico y melódico. Eso sí, preciso, limpio y perfectamente bien ejecutado en todo momento.
Buena velada sin duda, el slam y el body diving estuvieron a la orden del día (qué envidia, con mi peso el body es sencillamente una utopía jajajaja). Yo esperaba mejor entrada, pero al final, insisto, no estuvo mal. Igual aquí invito a algún glópbulo más apto a que mande su reseña. Las caras de gozo se repetían una tras otra así que imagino que sin muicho problema, alguno podrá escribir algo más completo. Muchos incidentes que nada tienen que ver con la banda me privaron de poner la atención debida.
El set list fue el siguiente:
Valley of the damned
Hang him high
Fractured millenium
Adjusting the sun
Eraser
popurri old school (poca madre) de Pleasure of molestation, Osculum obscenum y Penetralia
popurri old school 2 con Apocalypse y The fourth dimension
Killing art
A coming race
Let the knife do the talking
Weed out the weak
Fire in the sky
Final chapter
Warpath
Roswell 47
En general una gran noche. Cuando no hay chance de hacer una reseña lkarga y detallada por la razón que sea, una buena medida es la gente. Desde mi punto de vista prácticamente todos salieron satisfechos (habrá como siempre alguno que no, pero son muy pocos), y las bandas estaban muy contentas.











Como siempre, las fotos son del buen amigo Gallo Ibérico.

7 comentarios:

ugo_lars dijo...

Pues yo stuve en gradas, y se escucho mejor graveworm qe hypocrisy.
Habias dicho qe ibas a poner una entrevista con Peter, dònde sta..?

Alexander Strauffon dijo...

Eres genuino metalhead. Que buen rollo.

tsamaxan dijo...

FENOMENAL!!!

slam con OSCULUM Y PENETRALIA, fue un sueño hecho realidad

Darius dijo...

AHUEEEVOO!, todavía el domingo me dolía el cuello de matear, yo la neta si iba por ambas bandas, Graveworm no jaló mucha gente pero se rifaron, y que decir de El señor Tätgren. Excelsa noche de viernes.

Shogun - Editor de la DZ dijo...

Saludos Migraña, pense que eras mas fan de Hypocrisy (no es crítica), pero igual nos pasa a todos, hay bandas que sabemos que son pilares, o bandas con buena trayectoría, pero simplemente no somos los mas fans. Yo fuí a verlos a El Salvador, me salìa mucho más barato que ir a México, asì que te dejo acà el link con mi "reseña" que mas que eso es mi punto de vista. Claro, para los que les interese.

http://distorsionzocial.blogspot.com/

Giovanni Peruch.

Chico Migraña dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luza dijo...

La pasamos bien no? jajaja con todo y las baladas de graveworm ...Hypocrisy fantástico
Lucha.