martes, enero 16, 2007

Metal sexoso, o metal y sexo

La bruja y el mago

Existe una historia muy cándida entre un mago y una bruja. Ella dominaba el arte de esconder como a un bosque la más sensual entrega de pasión y ternura. Cuidada por dos largos y firmes árboles blancos se encontraba una planicie de sorpresas , de manantiales que brotan ante la provocación; de un sendero que se ensancha con el palpitar de la emoción, que se abre generoso ofreciendo un clima húmedo y candente, tropical, lleno de olores a rosas exóticas y coronado por un minúsculo montículo de frutas listas para ser devoradas. Más adentro tenía una larga pradera curveada, con un deliucado crater juguetón en el medio, recordatorio de que antes fue receptáculo de vida, y que ahora se deja inundar o recorrer como camino previo y refrescante antes de llegar a las cumbres que coronan la primera parte del encanto. Extensas y de semblante perfecto, las delicadas colinas de dicho bosque pueden cambiar de forma igual que las nubes empujadas por el viento, hinchadas por la lluvia. Dependendiendo la cara por la cual se abordan ofrecen diferentes paisajes de ensoñación; se coronan con un par de delicados montículos color arena, pero el bosque vive y tiene movimiento, y cuando el magma interno recorre los caminos invisibles, los pequeños montículos arenosos se contraen y se transforman en hermosas formaciones de roca que invitan a la seducción del peligro. Perderse ahí puede ser el placer más grato del mundo, pero priva al explorador del resto por descubrir. Porque el bosque respira, y en ocasiones lo hace en vendavales monsónicos que empapan las cavernas y senderos del inicio, que hinchan las colinas y las obliga a expandirse, que obligan a la curveada pradera a moverse espasmódicamente, como un acordeón que se infla y desvanece para sacar su querer. Al final del bosque se encuentra el misterio más hermoso, la forma indescriptible que como claro de agua refleja en la superficie los sucesos del camino recorrido. Una hermosa boca de cañón expele sonidos de viento contenido, de viento liberado, de placeres esplorados y de ansias escondidas. Dos enormes lagunas, oscuras en la superficie por la profundidad que guardan, esconden su belleza. Se abren como flores en la primavera para asombrar al explorador; se cierran como los caminos de la selva para guardarse su placer y emocionar al que se asoma. La bruja domina el hechizo de la pasión, y el mago, mero aprendiz se convierte en viento, se cuela por los rincones del bosque. Se transforma en animal y recorre todos los espacios por descubrir. Los descubre y se transforma en pétalo, y así acacricia con suavidad las paredes del sendero. Explorador sediento bebe de todos los manantiales; los que brotan como fuentes cristalinas, los que se tiñen como el rojizo atardecer. El mago camina sobre la pradera, se transforma en ola y arremete contra las colinas, aveces suave, aveces no, y como ola contra las rocas del acantilado, apenas aspira a regresar por ellas una y otra vez apenas para sentirlas en su cresta. En ese ofrecimiento, bruja y mago terminan y comienzan una y otra vez, porque el aprendizaje requiere práctica y tenacidad. Porque ella conoce un hechizo diferente para presentar el bosque cada vez, y él busca sus secretos con diversos artilugios , también.

Ahora bien, ¿cuál es tu canción favorita de sexo y metal?


La nota Sangre de Metal en Playboy de Enero fue respuesta a una sugerencia pagana: "pues deberías escribir de sexo, para empezar bien el año". Y lo hice. Quedó así (búsqyuela en su puesto de periódicos más cercano, jajaja):


Sexo, el viejo aliado del metal


El mundo se convulsiona y su podredumbre se refleja en el metal con letras oscuras, sin candor. Desde ésta tribuna se ha dicho que eso es bueno, el mundo no es color de rosa y lo malo también se debe expresar. Pero el polo negativo del mundo ha cargado los sistemas y hoy, cuando el año empieza, con el frío del invierno que invita a subir la calefacción, el metal parece haber olvidado al sexo. En este espacio no se censura a nadie, ya habrá tiempo de explorar a las bandas que hablan de necrofilia o de violaciones con cuchillos. Pero a veces falta el apapacho seductor, la cachondería o la franca calentura que tantos dolores de cabeza causaban en las madres de los rocanroleros adolescentes.

Así, cualquier metalero con imaginación y un poquito de inglés habrá fantaseado con las descripciones de las bandas que hacían del sexo un templo de regocijo y placer. Hay de todo: autocomplacientes sugerencias de bandas como Kiss: “Oh, en la noche espero, soy un enviado del cielo con el poder del amor en mi mano. Y se lo que quieres y se lo que necesitas y se lo que sientes. Despójate de tus temores y vive tus sueños, yo seré quien los haga realidad. Fuego y pasión, ansia y deseo, excitador. Dolor y placer, éste es mi nombre, excitador”. Perversas fantasías con los Scorpions: “Ella dijo ‘llévame a casa, necesito en verdad algo de amor así que vamos, noquéame, necesito amor caliente y lo necesito ya’. Luego dijo ‘hey, vamos no te pongas difícil, no eres más que otro pedazo, otro pedazo de carne y ya”. Otros, como AC/DC, eran .los maestros del doble sentido y la bendita vulgaridad. Para el siguiente fragmento se debe tener en cuenta que Ball en inglés significa igual baile y bola, o pelota: “Algunos bailes (balls) se hacen por caridad y otros para alardear, pero cuando se hacen por placer, esos son los bailes/bolas que me gustan más. Mis bailes/bolas se mueven constantemente, a la izquierda y la derecha, y creo en verdad que mis grandes bailes/bolas deberían llevarse a cabo/sostenerse cada noche”.

El problema fueron los 80, ese decenio maldito en que vestirse, maquillarse y peinarse como mujer era sexy. Claro, existen mil historias de groupies, orgías y demás. Convirtieron la magia del sexo, lo que con sus letras construyeron las bandas mencionadas junto a otras como Deep Purple, en cliché. Desde entonces casi nadie involucra el sexo en su música sin que parezca forzado, aburrido, irreal. Ahí están sin embargo algunas glorias como Type O Negative y su irreverente sentido del humor sexual: “Fuiste a L’amour el sábado en la noche, uñas rojas, labial y vestida dos tallas más apretada de lo normal. Su lengua en tu garganta y su mano dentro de tu falda. Claro, soy un hombre, pero igual duele. Puta, ramera, cualquiera. Sé que te estás cogiendo a alguien más (y él sabe que te estás cogiendo a alguien más)”. De postre, de la misma banda: “ellas me mantienen calientito en las noches de frío, seguro nos vemos raros en nuestro triángulo carnal, todos enmarañados. La novia de mi novia se parece a tí, la novia de mi novia es mi novia también”. [Fin de la nota publicada]


Bueno, las rolas que usé para el artículo son buenas, pero hay miles más. Algunas son más explícitas, otras son más vulgares, varias son corrientes y un puñado hablan sobre ese gran mito del cual millones de hombres en el mundo se privan por falta de educación (o de imaginación), el sexo oral.


Algunas de esas son burdas, como "Suck it and see" de Grim Reaper:


"Estoy tendido en sus brazos, tomando todos sus encantos
tomó mi corazón y lo quemó completo
me enseñó todo lo que sabía porque estaba a mki alcance
y yo sólo quería más y más y más


Ella dijo 'chúpalo y verás'
todo era nuevo para mí
era como un gran sueño juvenil
ella dijo 'chúpalo y verás'
no puede estarme pasando a mí
pero está muy bien, si sabes a lo que me refiero
Chúpalo y verás".


De mis favoritas, una banda nacional, vulgar como pocas, pero que en esta rolita le dio al clavo con una exquisita descripción, un poqutio mordaz y alburera, pero muy entretenida. Es "Tu flor", de la Cuca:


"Quiero ese olor a hierbabuena
tu aroma a madre santa
quiero mojarme los labios
y tu cuerpo pasarlo por mi garganta

Quiero sentir el pétalo de tu pelo
perfumarme del olor de tu celo
ahogarme en el mar de tu amor
y en el flujo de tu flor

Quiero seguir nadando
en el flujo de tu flor
pero que soy poca cosa
que no soy digno de tu amor".


Tons, querido lector, cuál es tu favorita? Se vale opinar, por favor.


Migraña, erótico

5 comentarios:

Héctor dijo...

Por mi parte, siempre me ha gustado como maneja David Coverdale muy bien ese erotismo a la hora de componer, un ejemplo, Kittens got Claws, dedicada creo yo a Tawny...

Walking down the street
Youre the center of my universe
You got the world in your pocket,
My manhood in your purse
You aint a bad girl, honey,
No matter what the neighbours say,
Its just that you were those skin-tight dresses
With your G-string tuned to A

Sweet, sweet, child of the street

Heaven sent, youre an angel dressed in black,
Cool, stiletto strut, youre a drop jaw cardiac
Youre the genuine, feline, prettiest girl Ive ever seen,
With your thief of hearts smile
Youre a certified pleasure machine

Sweet, sweet, child of the street

Dressed to kill in diamonds and fur,
You get what you want
With your pussy cat purr

But, the kittens got claws,
Shell tear your heart out
The kittens got claws,
Shell scratch your back
The kittens got claws
Shell tease an please you
The kittens got claws,
Shes a heart attack

pedro dijo...

¿que tal eat me alive de judas priest?

I gonna force you at gun point...

jaja

Arthur Alan Gore dijo...

Vaya tema apasionante.... ¿Por qué no le dedicamos un día a Sangre de Metal y Ciudad Gótica a rolas sexosas?
Te confieso algo? Tengo algo así como un top ten de rolas para hacer el amor, dependiendo de la situación:

Si es ponerle al estilo hard-Bonjoviesco, opto por "Tócame" de Coda...

Si es coger desfrenadamente, como animal, mordiendo y pellizcando Nymphetamine, de Cradle of Fear

Si es seducir con elegancia y distinción a una princesa darqui, entonces Quiet Desperation, de Human Drama (no es metal... lo sé)


Si es hacer el amor en la parte de atrás del carro en la noche de luna llena con toda una fantasía oscura Black Number one de Type O Negative

Ella está enamorada de sí misma
A ella le gusta la muerte
En su cuello, blanco como la leche,
está la marca del diablo

Hum...

Creo que esta noche estaré inspirado para mantener una batalla con mi chica.

Grax por la inspiración amigo Migraña
Y hablando de cosas inspiradoras, muy buen texto introductorio, ¿es un relato tuyo?
Y hablando de cosas inspiradoras: ¿has vuelto a invocar a Osiris?

Phantom Lord dijo...

Migraña, que descripción tan fantastica y fantasiosa nos acabas de regalar, me late como describes al hombre, a a la mujer y al acto.
Y bueno, de canciones en este momento no recuerdo muchas con tendencias sexuales, pero que tal Eat the rich de Motorhead (bien gatota)? Hace mucho tiempo Arturo Huizar sacó un disco solista llamado pecado capital, que de alguna manera todas las canciones tienen un sentido sexual, empezando por la que le da nombre al disco.
Saludos Migraña, y saludos a todos los que leen

Queenmococoja dijo...

No cabe duda que el metal y el sexo deben ir de mano, no se en que orden pero juntos.

En mi opinion Danzig,en particular el disco Danzig IV, es un tributo a la sexualidad medio (o bastante, segun el gusto de cada quien) sadomasoquista. Lo cual me parece perfecto. En particular "Little Whip" y "I don't mind the pain" son unas super rolas.

"I pull you up, I grab your hair, I give you hope, Little whip... I lick your wounds and you come right back..."

Ya con eso... Que mas se le puede pedir al super Glenn Danzig!
Saludos