jueves, enero 04, 2007

Tortura, invasiones, Metal!!


No sé por qué, pero me late que esto va para muy largo. Lo más que puedo prometer es que está bastante interesante.
Hace un par de días encontré una nota enorme del Washington Post que hablaba de torturas en la cárcel de Guántanamo. Los afectados suelen ser prisioneros musulmanes.
“Agentes del FBI atestiguaron posibles malos tratos en contra del Corán en la prisión militar de la base militar de Bahía de Guantánamo, Cuba, incluyendo a un interrogador que se acuclilló sobre el libro, en un intento aparente por ofender a un prisionero.
...otro incidente en ese mismo mes (octubre del 2002) incluye que los interrogadores amordazaron con cinta de aislar a un prisionero, lo cual incluyó su barba y cabello largo porque, según los soldados ‘no paraba de citar el Corán’.
Los reportes se suman a otros alegatos, algunos nuevos y por separado que acusan a los militares de usar tácticas de orientación religiosa en contra de prisioneros musulmanes en Guantánamo. Tras un reporte erróneo del 2005 de abuso contra el Corán que ocasionó manifestaciones violentas y algunas muertes en otros continentes, la milicia estadunidense condujo una investigación que confirmó por lo menos 5 incidentes de mal uso intencional y accidental del libro sagrado de los musulmanes. Descubrieron que algunos soldados e inbterrogadores patearon el libro, se pararon sobre él, y en un caso accidental, lo rociaron con orina”
La pregunta es, ¿cómo diablos salpicas accidentalmente con orina un libro? Lo peor es que el reporte lo hace el Washington Post, un diario “serio”. Es insultante, pero continuemos, porque este artículo tiene que ver con el metal, aunque no parezca lógico.
Todo esto se deriva de una encuesta realizada por el FBI en el 2004 entre su personal. Cualquier referencia posterior a la encuesta o los documentos, se refiere a esta misma.
“En los documentos, varios empleados del FBI atestiguaron de por lo menos 26 incidentes de maltrato a los detenidos en Guantánamo, incluyendo algunos casos que ya se habían denunciado en que los prisioneros eran atados con grilletes al suelo por extensos periodos de tiempo, o sujetos a tácticas de sugestión sexual por parte de interrogadoras femeninas.
En una de las denuncias previamente inexistentes, un interrogador presumía ante un agente del FBI que había forzado a un prisionero a escuchar Black Metal satánico por varias horas, y que luego se vistió como sacerdote católico y lo bautizó”
Lo primero que hay que preguntar es ¿que entiende este imbécil por black metal satánico? Porque los gringos son por naturaleza incultos, y son capaces de llamar black metal satánico a Slayer. Digo, en Indonesia y malasia Megadeth est+á prohibido porque es una banda de black metal satánico, así que puede pasar cualquier cosa.
...Algunas tácticas mencionadas en ese documento incluyen envolver prisioneros en la bandera de Israel, someterlos a calor y frío extremos o usar en ellos de manera agresiva luces de las llamadas ‘estrobos’. Dichas formas eran permitidas en aquel tiempo como parte de una política agresiva del Pentágono, lo cual favorece que algunos interrogadores se justifiquen diciendo que eran tácticas permitidas.
...En septiembre, el Pentágono adoptó nuevas reglas y prohibió las adoptadas en Guantánamo...”

Bueno, ahí está la primera parte. Los gringos siguen usando la música que nos hace vibrar para torturar a sus enemigos. Es decir, para sus tácticas estúpidas, el metal es valioso, pero cuando un imbécil mata gente en un restaurante, cafetería, escuela, vecindario, etcétera, el metal es un asco y debería prohibirse, ¿verdad?
Eso nos lleva a recordar el incidente de Twisted Sister en Panamá. La invasión gringa a Panamá sucedió hace 16 años, en la navidad de 1989. Buena parte de la información que viene la conseguí en un blog que se llama No Fear of the Future. Tiene un montón de datos muy interesantes y bien documentados, sus fuentes son varios estudios de diversas universidades gringas que se apegaron a lo que en México se llama Ley de Acceso a la Información.
Los que tengan edad suficiente recordarán, los que no, podrán aprender algo que tal vez no sabían.
Primero, debemos recordar quien era el presidente gringo de ese tiempo. Un tal George H.W. Bush, el padre del terrorista que hoy preside al vecino país del norte.
La invasión se llamó oficialmente “Operation Just Cause” (Operación Causa Justa). La historia de dicha invasión, en breve, es que durante más de un año, las tensiones diplomáticas entre el pequeño país caribeño y Estados Unidos fueron creciendo dramáticamente por diversas circunstancias. Los gringos acusaban al general Manuel A. Noriega de narco y encubridor, además de tranza (había anulado una elección presidencial en la que habría perdido). El 20 de diciembre de ese año, Bush padre ofreció un documento que “justificaba” sus acciones próximas. Los 4 puntos básicos (me saltaré las explicaciones detalladas de cada uno) eran:
Salvaguardar las vidas de civiles gringos en Panamá. (Nomás pa darle más forma, el Canal de Panamá es un proyecto inventado y administrado hasta hace unos cuantos años por los gringos)
Defender la democracia y los derechos humanos en Panamá.
Combatir el tráfico de drogas.
Proteger la integridad de los Tratados Torrijos-Carter (lo relativo al uso, administración y destino del Canal de Panamá, para mayor info, checar cualquier buscador de interné).
Esas fuweron sus premisas, y nomás no se puede evitar pensar en la frase “de tal padre, tal hijo”. Sus estúpidas directrices que “justificaron” el bombardeo de la ciudad de Panamá son casi iguales a las usadas por Bush hijo (de puta) en sus invasiones a Afganistán e Irak.
El 16 de diciembre de ese año, en una trifulca de la que los panameños culpan a los gringos y viceversa, un soldado gringo fue asesinado. Así, Panamá había sellado su destrucción, digo, su destino.
Total que Noriega no pudo ser detenido y se escondió en la Nunciatura Apostólica de su país (la embajada del Vaticano, pues). Otra vez, las malditas religiones entran en acción.
En la mañana del 25 de diciembre de ese 1989, el general Maxwell Thurman tuvo una conversación en la reja de la embajada con Monseñor José Sebastián Laboa (alto funcionario de la embajada). Al retirarse, desde una ventana cercana, un periodista le gritó “Feliz Navidad general”. En su paranoia, el militar pensó que la prensa podría acechar desde las ventanas aledañas con micrófonos parabólicos y que así podrían escuchar y por lo tanto entorpecer las negociaciones. ¿Su respuesta ante tal amenaza? Pidió que se creara una pared musical en torno a la embajada para evitar filtraciones.
Ese día (25 de diciembre) sólo se programó música navideña. Y digo que se programó porque los militares ya habían tomado por asalto una estación radiofónica, y desde ahí empezó todo.
Para el 27 de diciembre, el DJ ya tomaba peticiones por teléfono. Al respecto hay un documento, un Memorandum Post Operación, que entre otras cosas, dice:
“Comenzamos a transmitir en vivo aproximadamente a las 0430 del 20 de diciembre....Pedimos a la audiencia que no hicieran uso de la linea para pedir canciones, que hablaran sólo para emergencias o transmitir mensajes importantes.
...Abrimos la línea para recibir peticiones el 21 de diciembre. Al principio eran canciones muy ligeras. ... cuando empezaron a llegar los soldados del campo de batalla, las solicitudes se volvieron muy imaginativas. La unidad de apoyo canino habló pidiendo Flesh for fantasy, de David Bowie; [Primera gran jalada y muestra del total desconocimiento de los gringos en general, sobre el rock. Ese tema es y se hizo inmoratl con Billy Idol], los marinos dijeron que saldrían de misión y querían un tema que los pusiera a tono, y ese tema era Welcome to the Jungle de Guns n Roses, tema que por cierto ya tenía varias solicitudes. Las fuerzas especiales pidieron varios temas de los Doors como Strange days, People are strange y The End. La 82ª (sic) llamó pero no para pedir una canción, dijeron que no tenían directorio telefónico y necesitaban una dirección en Albrook. Tocamos muchas canciones con la palabra Selva incluida, así como temas varios como God bless america, y We’re not gonna take it, de Twisted Sister.
...El 27 de diciembre, alguien que se identificó como miembro de las PSYOPS (desconozco las siglas) de Fort Bragg llamó para decirnos lo que estaban haciendo con sus bocinas. Ya teníamops reportes de las noticias de lo que estaba pasando (lño que estaba pasando era que bombardeaban todo el día la sede del vaticano con música, y aunque este reporte no lo menciona, We’re not gonna take it era la más tocada). Recibíamos pedidos de canciones con ‘mensaje musical’ dedicadas para el general Noriega, ya fuera por las letras o por los títulos, pero en cuanto la prensa se enteró y lo divulgó, los pedidos se incrementaron dramáticamente”.
Parte de la lista de canciones es esta (tomada del Archivo de Seguridad nacional de la Universidad George Washington):

You've Got) Another Thing Coming - Judas Priest
Blue Collar Man – Styx
Danger Zone - Kenny Loggins
Dead Man's Party - Oingo Boingo
Don't Look Back – Boston
Electric Spanking of War Babies – Funkadelic
Heaven's On Fire – Kiss
If I Had A Rocket Launcher - Bruce Cockburn
In My Time of Dying - Led Zeppelin
Iron Man - Black Sabbath
Judgment Day – Whitesnake
Jungle Love - Steve Miller
No More Mister Nice Guy - Alice Cooper
Paradise City - Guns & Roses
Panama - Van Halen
Paranoid - Black Sabbath
Refugee - Tom Petty
Renegade – Styx
Run Like Hell - Pink Floyd
The Party's Over – Journey
This Means War - Joan Jett
Wanted Dead or Alive - Bon Jovi
Wanted Man – Ratt
War Pigs - Black Sabbath
We're Not Gonna Take It - Twisted Sister
You Shook Me All Night Long - AC/DC
Your Time is Gonna Come - Led Zeppelin

Veinte de estas 27 usadas de muestra pertenecen a bandas de metal o hard rock. Y eso que tres años antes, el senado había puesto en la mira de los gringos la enorme amenaza del metal para la juventud, con el PMRC.

Ese diembre del 89 fue mítico entonces. Y no sólo fueron estas estupideces, fue el año y el mes en que Bush y Gorbachov declararon muerta a la Guerra Fría, fue el año y el mes del derrumbre Rumano con todo y revolución, con todo e imágenes en vivo de un comando civil armado tomando por asalto la estación de radio del gobierno; el año en que se llevaron a cabo las primeras elecciones libres en Mongolia, el año en que debutaron en la TV los Simpson.

Por eso, cuando salen noticias de que los gringos usan Black Metal Satánico para torturar prisioneros, o que usan a Metallica y Barney (sucedió en Siria hace pocos meses), lo más que podemos hacer es reír. Digo, en el 89 fueron Twisted Sister y Billy Idol, hoy son Metallica y las bandas black, y mañana será alguien más. La estupidez humana, y particularmente la de los gringos en general, es y será siempre un arma que tendremos para reír, es y será elemento que las bandas de metal podrán usar para hacer canciones:

“juramos lealtad a ningún Dios
sólo a la sangre
la libertad es apenas un sueño
cuando mueres en el lodo
Esta es la tierra de los engañados, hogar de los depravados
Tiran bombas como hojas en otoño
mientras la mortífera bandera sigue ondeando
Rojo, el hermoso color de la sangre
fluyendo como un arroyo
Blanco, el color de los huesos al sol
hermoso y obsceno
Azul, el color de la carne moreteada
golpeada, arrancada y violada
Son los colores de la bandera del odio
de la violencia y la pornografía
Lo que ves es lo que obtienes
y no has visto todo el sangriento camino todavía
no soy patriota (patriot) soy un odiotra (hate triot)
Deporte de sangre, mi apuesta segura
Cuando veas la bandera, consigue una bolsa para muertos
Tu formato de salvación es una magnum .44
Porque nuestra puta jodida y sangrienta pinche bandera
Todavía ondea”

Scar Spangled Banner, Exodus, San Francisco, California.




Chico Migraña, historiador y odiotra

7 comentarios:

Anónimo dijo...

PSYOP = Psychological operations

Anónimo dijo...

Interesante interesante, aunque los "green go's" sean 1er. mundo y muy poderosos no cabe duda que no hay nada más gracioso que ver su estupidez...aunque por desgracia siempre terminan afectando al projimo.

Como decimos por aca: aunque la mona se vista de seda mona se queda.

Saludo Don!

AndreaLP dijo...

Como siempre, altamente interesante leerte, Migraña.

A mí ya me da risa ver las reacciones de las personas cuando descubren que me encanta el metal y no me preocupa que cambien su visión de mí como profesional y persona pues a fin de cuentas es una serie de ideas preconcebidas las tienen de la gente que gusta de esta música pero con el tiempo se dan cuenta de que nos interesa la cultura, el entorno social y global.

¡Feliz Año! Un abrazo.

javier dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cacabonita dijo...

interesante como siempre, y no cabe duda que los bush son un par de idiotas e hijos de puta, pero bueno hasta donde podra llegar la estupidez

Arthur Alan Gore dijo...

Sólo como nota adicional: hasta donde sé, también usaron canciones de Eminem como instrumento de tortura...

Da risa la cantidad de prejuicios con los que se asocia el metal, pero más aún que los mismos gringos se lo tomen tan en serio.

¿Te acuerdas de la lista de rolas que se prohibieron en la radio gabacha despues del 11S?

Según recuerdo estaban Seek and Destroy, de Metallica y una de Kiss, entre las muchas de metal...

God bless America

¿Quién quiere a su God?
¡¡¡Quédense con él!!!!

Héctor dijo...

Recuerdo que cuando intentaban sacar a Noriega de a nunciatura apostólica de Panamá en esa epoca, ponian a Twisted Sister y a AC-DC, segun las noticias de esos dias.