miércoles, febrero 20, 2008

¿Recordar es vivir?

Hace algún tiempo, antes de que naciera este blog, el famoso Mikkel, el Gallo Ibérico, una amiga llamada Sandra y yo, queríamos hacer una revista online. Un día nos sentamos en un departamento, con discos chingones en el estéreo, caguamas y papitas y tratamos de definir lo que queríamos hacer. Ya tiene tiempo, fue en el último cuatrimestre del 2005, y nunca lo echamos a andar en forma.

Esa noche, mientras escuchábamos a Doro y Blaze Bailey cantando Fear of the Dark con Orquesta, en Wacken, con suficiente alcohol en las venas como para reírnos de nosotros mismos (bueno para eso se necesita que nos juntemos y ya, pero se entiende la idea ¿no?) empezamos a buscarle un nombre al dominio. Obviamente ya no recuerdo los nombres que barajamos, muchos estaban bastante ridículos, hasta que el Mikkel dijo “Metalcoatl”. Igual que con la historia de Kiss, en la que todos daban nombres hasta que alguien dijo Kiss, y se hizo el silencio, igualito pasó con nosotros. Metalcoatl sonaba muy bien, definía de cierta manera lo que queríamos hacer, que entre otras muchas cosas era no darle la espalda al metal hecho en México. Total que ya no recuerdo que pasó, pero si estuvo al aire duró muy poco tiempo. Eso de cierta manera fue el origen del blog (no del nombre, ese ya lo expliqué antes). Dice el Gallo Ibérico que incluso nos pusimos nombres, y casualmente (maldito) sólo recuerda el mío, Huitzilomaiden jajajaja.

Como fuera, esa página nunca la echamos a andar formalmente, estuvo nomás de prueba y no se concretó, entre otras cosas, porque no teníamos varo para pagar el hosting en la red (o algo así). En este mismo blog existe una breve referencia a Metalcoatl, en un texto sobre Def Leppard.

Total que mientras buscaba algo que subir al blog, porque no me daba mucho tiempo de escribir algo fresco, me encontré una reseña de tres de las bandas que estuvieron en el Live and Louder del Palacio de los Deportes. Esto que sigue es lo que pensé entonces de las presentaciones de OverKill, The 69 Eyes y Therion. Los otros tres fueron Rage (que imagino lo habrán escrito el Gallo o el Mikkel), Poison the Well (espantoso Un Metal) y Nightwish (en lo que a la postre fue su penúltimo concierto con tarja Turunen en la voz).
Aquí la reseña de la nostalgia:

“No nos importa lo que tengas que decir, jódete”: Over Kill

Over Kill la tenía difícil en el Live and Louder. Su posición era de sustituto de Testament, banda que de acuerdo a un escueto comunicado en su página web se quedó sin guitarrista y por ello canceló todas sus presentaciones en Latinoamérica.
Los metaleros de la vieja guardia sabían el tamaño de la leyenda comandada por Bobby “Blitz” Ellsworth y DD Verni, pero el público más joven estaba estático y escéptico. Tras una patética demostración de soberbia por parte de un roadie de la banda que retrasó el inicio por más de 10 minutos, se apagaron las luces y comenzó inmisericorde “Necroshine”. Cabe destacar que una de las características del Live and Louder fue el volumen. Los decibeles estaban tan altos como rascacielos, lo cual seguramente molestó a algunos, aunque a la mayoría les ayudó a mantener el ánimo encendido durante las más de ocho horas que duró el concierto. Blitz saludó al público, dijo que tenían un nuevo disco llamado Relixiv e inmediatamente dejó caer sobre el Palacio de los Deportes la brutal “Damned”.


Rotten, to the core.

Pero Over Kill es una banda veterana, ha estado en lo más alto de los escenarios del mundo (este año en Wacken estuvieron magníficos) y también en las coladeras más oscuras donde se puede tocar. Tenían muchísimos años de no tocar en México y escogieron sabiamente hacer un set de éxitos, más que presentar los temas del nuevo disco. Así, la tercera descarga de brutalidad sonora fue el clásico “Rotten to the core”. Ya para ese momento, largas cabelleras que pintaban más de una cana volaban por el aire metalero de la ciudad más grande del mundo. Para todos los que ya estamos en los treinta y tantos la noche era de nostalgia bien conducida. Inmediatamente después comenzó la inmortal “Hello from the gutter”. Los más jóvenes (sobre todo los que iban al festival atraídos por Therion y Nightwish) no daban crédito a eso que los “viejos” llaman thrash metal brutal. Blitz ya estaba despojado (como acostumbra) de su camiseta. Su musculosa formación atrajo hacia el frente a muchas jovencitas que gustosas se dejaron sacudir con “Elimination”, una de las más coreadas joyas del quinteto neoyorquino en la noche. Pero en ese momento la banda apenas estaba a la mitad de su descarga frenética. Todos sabían que al menos un tema de Taking over debería sonar, lo que nadie calculaba era que el escogido fuera “In union we stand”. ¡Cuánta algarabía! Incluso los que no conocían a la banda (que debemos reconocer eran bastantes) se dejaron seducir por la frase clásica de “In union, we’ll make a final stand”.


DD Verni, maestro

Para entonces, Blitz ya había dejado claro que es el tipo de frontman que gusta de interactuar con el público. Prácticamente antes de todas las canciones tuvo algún comentario para la audiencia, desde los elogios al “bello país que es México” hasta sus discursos característicos sobre la hermandad metalera. Siguieron “Nice day…for a funeral” y “Thanks for nothing”. Ya para cerrar, Blitz recordó que “tenemos un disco nuevo a la venta, y me vale madres si lo queman, copian o compran, sólo me interesa que lo escuchen”. Lo siguiente fue el tema más extraño de Over Kill en su carrera, aunque curiosamente es una verdadera joya, “Old school”. Era prácticamente imposible no esbozar una enorme sonrisa cuando se escucha la letra, cuando dice que nosotros, los vieja escuela estuvimos ahí, en la creación del thrash y que ellos seguirán dándolo todo. Memorable.


tssssss, qué buena audiencia, me cae. jeje

El cierre fue clásico: “no nos importa lo que tengas que decir…jódete”. “Fuck you” tenía que cerrar la noche de Over Kill en México. Más de seis mil dedos medios abrieron grietas en el aire mientras el grito de Fuck you unió a darkies, metaleros, hardcoreros y góticos. Así, Over Kill recorrió nueve de sus catorce discos en un set de sólo éxitos que duró exactamente una hora. Seguirían Therion y Nightwish pero ya prácticamente no importaba, la leyenda neoyorquina había destrozado
nuestros cuellos y tímpanos, y estábamos felices por ello.


The 69 Eyes, una banda gótica con poco sabor

Finlandia se ha convertido en una especie de Meca del metal. Varias de las bandas trascendentes de hoy vienen de ahí, pero eso no significa que todas sean de gran calidad. Tal es el caso de The 69 Eyes. La banda es visualmente atractiva, por momentos uno piensa que se encuentra ante un Frankenstein de Axl Rose y Nikki Sixx, aunque en realidad se trata de Jyrki 69, carismático cantante que además de rocker es Embajador de la Buena Voluntad por parte de la UNICEF.


Por más que le busco, sólo le veo dos ojos. Chida la chamarra, lo recuerdo bien.

Pero fuera de eso, la música es una mezcla gótica de punk y metal clásico, que se pierde por momentos en la maraña de elementos visuales que ofrece la banda. Las chamarras de piel con huesos dibujados fueron tal vez de lo más recordable de su actuación, aunque temas como “Gothic Girl”, “Feel Berlin” y “Lost Boys” tuvieron buena respuesta por parte del público.
En general, una banda con buenas hechuras que sin embargo no alcanza a destacar en un cartel como el de Live and Louder. Tal vez su lugar dentro del orden de bandas debió ser después de Poison the Well y antes de Rage. Sin embargo el público, que es finalmente la pieza fundamental de cada concierto salió plenamente satisfecho de la experiencia gótica. Además, como lo había prometido en diversas entrevistas, Jyrki 69 cerró la presentación de la banda con La Bamba, al estilo de Richie Valens.
Tal vez lo más destacado de The 69 Eyes fue su activa participación en el backstage. Los músicos cenaron en el comedor general junto a técnicos y personal de limpieza, salieron al bar del Palacio de los Deportes, firmaron autógrafos y en general, se dejaron querer. Algunos de ellos estuvieron al costado del escenario en varias de las presentaciones de las demás bandas.
Además, como es típico en Europa pero extrañísimo en México, sus cabelleras teñidas de negro que contrastaban con la blancura de sus pieles hicieron la noche de más de una vampirita desolada.


Éste se ve más punk que Gótico

El set constó de 12 canciones: “Devils”, “Don’t turn your back on fear”, “The Chair”, “Crashing High”, “Gothic girl”, “Feel Berlin”, “Sister of charity”, “Framed in blood”, “Dance d’ amour”, “The lost boys”, “Brandon Lee” y la mencionada rendición a “La Bamba”.


El ascenso de Sodoma y Gomorra, desde los ojos de Therion

Más de uno comentó en el tiempo de Therion que ellos debieron cerrar el Live and Louder. Y no es secreto que México es el país donde la banda obtiene los mejores resultados. No es gratuito el haber decidido grabar el par de presentaciones de hace dos años en el Circo Volador (inmueble que fuera cine, que hoy alberga conciertos de metal y cuya capacidad es para 2, 500 personas) para editar un DVD.


Implorando a los dioses paganos aztecas
Llegaron a suelo azteca tras una gira norteamericana. De acuerdo a diversos reportes de internet, la banda sintió que fue una aventura exitosa ya que era su primera vez en muchos años, pero tocar para 200 o 300 personas no es lo mismo que hacerlo para 8, 500, de los cuales el 90% conoce a la perfección las canciones.
Por esa razón, desde que "Rise of Sodom and Gomorrah" comenzó, el frenesí contenido de miles de jovencitos por fin dio rienda suelta e hizo vibrar el suelo del Palacio de los Deportes. Christofer Johnsson y compañía se notaban encantados de tocar para una audiencia grande en una sola noche. En varias ocasiones se dieron tiempo de saludar al público en español, pero su misión parecía ser que los 90 minutos que tuvieron rindieran al máximo, sobre todo porque en ocasiones anteriores han ofrecido veladas de hasta dos horas y media.


Se parece al Blitz, pero nel. ¿Sigue en la banda? No recuerdo haberlo visto ahora en el Metropolitan.
En general fue una noche pagana en la que los suecos dieron rienda suelta a los temas mitológicos que tanto eco tienen en México. "Cults of the shadow", "Blood of kingu", "Uthark Runa" e "Invocation of Namah" fueron coreadas incansablemente por una multitud que se deja seducir con los toques sinfónicos de la banda.
Mención especial merece la relación que han desarrollado los juveniles metaleros mexicanos y el quinteto de coristas que acompañan a la banda en esta gira. Particularmente notable es la ovación que recibió Karin Fjellander cada vez que intercambiaba líneas vocales con Johnsson y Mats Levén. Ella fue la única corista que vino a México en la pasada gira de Lemuria/Sirius B, sin embargo el recibimiento del público hacia su persona fue realmente sorprendente, amen su indiscutible capacidad vocal.
Para pintar un cuadro de cómo se vive la relación entre banda y audiencia, el lector se debe imaginar a los músicos con el cabello volando por el aire (el más clásico headbanging) mientras miles de puños hacen un movimiento de martillo y sus gargantas corean el clásico "hey, hey, hey". Y la pregunta será entonces ¿cuál es la diferencia con cualquier otra banda o público del mundo? La intensidad. Cuando los seguidores de Therion hacen esto, la música se vuelve apenas comparsa sonora que queda en segundo plano, como testigo frenético de lo importante que es la banda para los jóvenes mexicanos.


Si no me equivoco esta chava era Rusa.

Otro aspecto curioso en esta relación es el apego de los chicos hacia el paganismo lírico de Johnsson y compañía. La gente sabe de que tratan las canciones y se siente atraída hacia esos abismos oscuros que se exploran en temas como "Seven secrets of the sphynx", "Riders of Theli" o "The Khylsti Evangelist".
En total, Therion redujo su set a un recorrido por lo más conocido de su trabajo, abarcó cinco discos y mantuvo especial énfasis en Theli ("Preludium", "To Mega Therion", "Cults of the Shadow" e "Invocation of Naamah") y Vovin ("The rise of Sodom and Gomorrah", "Wine of Aluqah" y "Black Sun").
El resto de las canciones fueron "Schwarzalbenheim", "Asgard", "Typhon", "Ginnungagap" y "The invincible". En resuman, gran noche para Therion, gran noche también para los hijos de Quetzalcoatl (canción del Lemuria, misma que no tocaron).

****Mañana a las 13:00 horas, ÚLTIMA TRIVIA DE MAIDEN. Esperen lo inesperado, que finalmente el motor de todo esto es tratar de pasar un rato agradable.

****No se por qué, pero hay gente a la que le gusta enterarse de lo estúpido que puedo ser, y aquí estamos pa servirles. Hasta hoy a las 12 del día más o menos, los boletos de Maiden que voy a entregar vía las trivias, estuvieron perdidos. Desbaraté mi coche, revolví todo en mi casa, esculqué mi lugar tres veces y nada. Hoy, en la última excursión a mis cajones de la oficina, los encontré. Malditos sean, los tenía pegados a la pared frontal del cajón, y pues ahí nomás no se ven. Estuve toda la mañana pensando como resolverlo, si lo diría en el blog o no. Sufrí mucho pero ya no. Igual lo hubiera resuelto de alguna manera, aunque es mejor hacerlo como se prometió en principio jajaja.

Como antes, si llegaste hasta acá, gracias.

Huitzilomaiden

11 comentarios:

Anónimo dijo...

chida tu reseña de hace 2 o 3 años, me hiciste recorda que no fui al concierto por baboso, pero pues ya ni modo, cihdo por tu blog

Anónimo dijo...

Huitzilomaiden: Ya lo dije una vez: Como no llegar hasta el final con ese estilo tan peculiar que tienes para escribir? Invitas a no despegar los ojos del monitor! Te felicito canijo! Mats Leven ya no esta con Therion y es una lastima por que tiene un vocerron privilegiado! Algo que me llamo la atencion en su boxset de dvds es que cuando hace algun cover busca imitar lo mas perfecto posible la voz del artista en cuestion y vaya que lo logra el desgraciado! Para muestra un boton: Cuando tocan "Iron Fist" me cae que estoy escuchando a don Lemmy!

El Chapucero.

Paranoid Android dijo...

Muy buenas las reseñas, que por cierto Mats Levén ya no esta en Therion desde el año pasado. En vivo me gustaba su participación, mas onda rockera. En disco fue todo lo contrario, con un sonido power metal generico...

Nos vemos mañana en la ultima trivia :-D

*Esperando lo inesperado*

Anónimo dijo...

ALGUIEN SABE A QUE HORA LLEGARA EL ED FORCE ONE A LA CIUDAD D MEXICO?,SI ALGUIEN LO SABE PORFAVOR DIGANME.

Symphoniker dijo...

Excelente reseña. Qué buen concierto me cae. Aunque eso sí, yo lo llamé el concierto maldito. Ni Tarja. Ni Mike Terrana, ni Mats Levén, ni The 69 Eyes, han regresado y los 3 primeros ya no están con sus bandas. Una pena.

D dijo...

migraña , necesito un paro urgente , podrias pasarme tu mail , te mande uno alo de la trivia pero igual no lo checaste ... son acerca de boletos del wacken que estoy vendiendo ... saludos

Monsieur Ramon dijo...

Gracias a ti por los buenos recuerdos!! ese concierto fue devastador por tener a Overkill frente a nosotros (Eliminatiooooon!!) y si, yo fui por Therion tambien en una noche que fue genial! jaja para Nightwish un servidor y acompañantes estabamos ya ebrios, bebiendo mejor en el bar del palacio y jugando fuercitas jaja las cosas que uno hace! pero bueno, gran momento!! un saludo enorme y amonos con todo con Maiden!!

Anónimo dijo...

Si migraña... en lugar de trivia deberias de pedirles que se disfracen de Eddie y te manden una foto. El mejor disfraz se lleva... no sé 10 puntos..

jajaja.

El Sercho dijo...

De pelos Migraña!!

Recuerda que también lo publicaste en Rock Hard España!!Muy bueno!!

Sergio A.

Warg dijo...

Recuerdo que aproximadamente a la mitad de la tocada de Overkill, algunos "animales" comenzaron a ladrar: ¡Nightwish!, ¡Nightwish! y Blitz contestÓ algo asi como que tuvieran respeto por que ellos podrian ser sus padres y estuvieron en el comienzo de todo. Despues de ese penoso momento senti como que tocaron un poco tensos, pero como una gran banda que son, terminaron su actuación "como Satanás manda".

motecuzoma dijo...

Para mi el concierto mas fregon por que vi juntas a mis 2 bandas favoritas,OVERKILL y THERION,aunque yo he tenido la fortuna de verlos en otros ecenarios a solo 2 metros,y el palacio tiene cierta frialdad y lejania que solo acerca pouser's