jueves, febrero 07, 2008

Apocalyptica, reseña.

Los últimos dos discos no me entusiasmaron mucho.
La verdad era que Apocalyptica parecía haber perdido el chiste, al menos para mí. Los he visto varias veces en vivo, pero tenía algún tiempo que no. El Worlds Collide, su más reciente cd no estaba en mi radar y la idea de ir al Auditorio por la chamba, era más bien eso, chamba. Estaría chido ver algo del show, pero no era algo que esperara con ansias locas.
Hace algunos días tuve chance de estar en una conferencia telefónica con Pertu, que es un de los cuatro músicos. Mi labor fue enteramente de traductor, ninguna pregunta por tanto es mía, pero algunas fueron interesantes, por ejemplo:
En relación a México decía que “es la mejor audiencia del mundo, siempre es fantástico estar en conciertos en ese país.... Estamos en un punto en la carrera de Apocalíptica en que tenemos muchas canciones que queremos tocar y poco tiempo, es un buen dilema. Lo que hicimos entonces fue que en la gira europea del otoño pasado, definimos un set list que va muy acorde con los gustos de los fans. Claro, tocaremos muchas canciones del disco nuevo, pero también temas de Metallica y temas nuestros que han tenido éxito...”


El entrevistado.

Ismael, el editor de espectáculos del Ovaciones me puso a parir chayotes porque quería saber, si la mayoría de las bandas afinan sus guitarra medio tono debajo de lo común, ¿en qué tono afina Apocalyptica sus chelos? Tons, lo que él contestó es así:
“En realidad afinamos en un C menor (creo, y que algún músico nos diga, que C es Do, Do menor en este caso) que es un tercio de tono más bajo que las guitarras normales. Por su naturaleza, el chelo es más bajo que las guitarras y todos en la banda afinamos más o menos igual. Pero en el disco hay una rola que se llama I am not Jesus que está afinado un paso más abajo porque creíamos que le quedaba mejor (es un tema con sonido Un Metal, con Corey Taylor de Slipknot en la voz)”.


Este fue el motor de los gritos tipo concierto de banda plática hija de televisa. Nomás porque está güerito jeje.

Le preguntaron si les gustaría llevar algún invitado a escena para cantar, y entre otras cosas decía que “descubrimos hace tiempo que la audiencia siempre tiene un grado de curiosidad sobre la cuestión instrumental de la banda. Y muchos se saben las canciones, las letras de las canciones entonces una de las situaciones más chingonas en nuestros conciertos es la interacción con el público. Es mejor que ellos canten sobre la música, lo hace un momento especial y único”.
Le preguntaron sobre innovaciones tecnológicas para el chelo, pero que lo explicara para la gente común, para los que no somos músicos:
“Siempre que estamos de gira buscamos implementos que nos ayuden, descubrimos un par de micrófonos que ayudaban muchísimo en la distorsión, esto se genera con los micros y una mezcladora que ya viene integrada con los instrumentos, así es como hacemos de los chelos clásicos instrumentos eléctricos, lo cual es muy divertido. Esa mezcla ha enriquecido y ampliado las posibilidades sonoras de la banda”.
En fin, son tipos muy alivianados, opero que en el pasado, para mi gusto muy particular, ya no tenían mucho de novedoso que ofrecer. Algunas de sus composiciones propias perdieron la frescura de sus primeros trabajos.


Tener baterista de fijo fue un gran acierto. Se nota en Worlds collide, discazo.

Pero el concierto fue una total reconexión. Fue sencillamente impresionante. Ya escuché el disco tres veces, pero lo hice después del chou. El disco y el concierto empiezan con Worlds collide, rola que no alcance en vivo. Entré para la segunda, Refuse/Resist, buena noticia porque preludiaba que tocarían algunos cobres, lo que en sus últimas presentaciones había casi desaparecido. Siguieron con I am not Jesus, misma que yo no conocía y que me enteré que cantaba Corey Taylor hasta que escuché el disco. Hasta ese momento había escuchado pedacitos del concierto, siguió Fight fire with fire y casi no escuché nada. Fue hasta que empezó Grace, otra rola nueva, que ocupé un lugar y me dediqué de lleno al concierto. Siguieron SOS e Ion, tercia de temas nuevos que de entrada me sorprendieron porque eran mucho más agresivas y directas que el común denminador de sus dos discos previos. La noche se ponía bien. Sin embargo un detalle llamaba mi atención. Cada vez que Eicca Topinen habla, la respuesta del público es comparable a un c0ncierto de Menudo o RBD. Y no son ganas de joder, es sólo que (y esta teoría me vino después del concierto y platicando con buenos amigos como Arthur Alan Gore y el Inge Tibu) la banda dio en el clavo con algunas colaboraciones en tiempos pasados. Empezaron siendo una banda ideal para gente de mi edad, porque tocaban los clásicos del viejo Metallica de una forma desconocida para el mundo. Pero con los años fueron invitando a colaborar con ellos a gente de H.I.M, Rasmus y otras más. Personalidades de altos vuelos para las nuevas generaciones.


Esta foto me encanta. Él es así, como la imagen; quieto, casi inmovil, y eso contrasta con la música de la banda.

Entonces, el Auditorio estaba lleno (casi, se vendieron 9, 500 boletos) de varias generaciones. Estábamos los veteranos, los medianos y algunos niños acompañados d sus mamás. Y claro, en las pantallas del Auditorio, cada que Eicca hablaba, le hacían close up, tons las niñitas gritaban como si tuvieran frente a ellas al Potrillo Alejandro Fernández. Eso podría parecer patético, pero luego de tocar un tema llamado Somewhere around nothing, quedó claro que los vieja escuela éramos también muchos. Seek and destroy: y el auditorio parecía uno solo cantando toda la rola, pero sobre todo el coro. Impresionante y refrescante. El coro significaba que algunos de los más jóvenes conocían ya al viejo Metallica, y casi seguro lo conocieron por Apocalíptica. Y siguió Bittersweet. El maldito lugar parecía un enorme karaoke. Luego Helden, que fue presentada como la versión alemana del clásico de Bowie, Heroes. En el disco la canta magistralmente Till Lindeman, de Rammstein. Qué equivocado estaba pensando que sería un concierto más. La energía de esos cuatro chelos, aderezada ahora sí durante todo el concierto por un baterista brutal, era sencillamente sobrecogedora.


Intensos. Eso no se les puede negar.

Siguieron con Last hope y un clásico de su repertorio, may of the mountain king. Antes de salir para esperar el encore, Enter Sandman. Wow, casi 10 mil gargantas cantaron la rola enterita. No es mi favorita, pero la verdad se escuchó muy bien. Luego, para casi echarlo todo a perder, Nothing else matters. Curiosamente, fueron muy pocos los que la cantaron, o por lo menos fueron pocos comparativamente. Life burns y luego una exquisitez de su autoría, la Inquisition symphony. Cerraron, y me dio un gusto enorme, con Seeman. Otra vez, casi diez mil gargantas cantaron la rola, y eso fue muy significativo porque la voz originalmente la grabó Nina Hagen. Que las nuevas generaciones, de reboto y todo conozcan a la legendaria punketa alemana fue la cereza en el pastel.
Apocalyptica será lo que sea, pero en vivo, su intensidad es brutal. Gran noche. Y pensar que entré al concierto porque no tenía con quien quedarme afuera a platicar. Si lo bruto es algo que se trae de nacimiento jajaja.

Mañana los entrevisto, pero ahora sí seremos ellos y yo. A ver que tal sale todo.

Migrañalyptico

11 comentarios:

Obliteracion Magazine dijo...

No puedo ni imaginar la atmosfera que se genero en el concierto, por lo que escribiste me resulta sencillamente impresionante, no he tenido la oportunidad de verlos tocar en vivo, asi que espero verlos pronto, excelente reseña del concierto, saludos!!!

Anónimo dijo...

El coraje es para mi que no pude ir. Yo fui al de hace 2 años y la verdad es que si es impresionante verlos en vivo, tenia un buen de ganas de saber como se escucharian
las rolas del nuevo disco, ¡discazo sin duda! chido que ya lo escuchaste y te latio porque si vale la pena, fue una gran sorpresa ver el giro que le dieron a su musica, mi favorita es Ion. Mi duda era quien cantaria las rolas con letra, ahora por tu reseña se que fueron instrumentales. Lo que si me da coraje es que como comentas, se pongan a gritar como loquitas fans de Menudo. Chale! para variar en vez de valorar la musica, se fijan si estan caritas los gueyes.

Symphoniker dijo...

Yo también estuve allí, y fue bastante buen concierto, al principio no iba a ir por falta de lana, pero afortunadamente me gané unos boletos, y realmente disfruté muchisimo el concierto, la verdad también me impactó la manera en que todos corearon seek and destroy...increible..gracias por la reseña!

Césareo dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog y esta bastante bueno, habrá que leerlo todo.

Bueno referente a este artículo logras captar bien lo que se sucedio esa noche, solo bandas así pueden unir a gente tan distinta para demostrar que el metal no hace esa distinción y que es para todos.

Lo que me parecio curioso es que los weyes de Apocalyptica matean como los del black o el death, así girando locote la mata y no el tradicional headbanging de atras para adelante, eso le dio más intensidad a lo que de por sí ya fue muy buen concierto, aunque me toco con un par de goticos que de plano se estaban durmiendo.

Ya por último un par de aclaraciones respecto a lo que reseñaste.
1. La rola se llama "Hall of the mountain King" no "May..." y es de Edvard Krig un noruego bien fumado, y;
2. La rola de "Inquistion Symphony" es original de SEPULTURA del disco schizophrenia si mal no recuerdo, y no de Apocalyptica.

Saludos y que estes bien.

Tsunami dijo...

bueno, esa banda en lo particular me da un poco de flojerita, pero es de agradecerse que al menos intentaron innovar... bien por ellos.

LaloWolfen dijo...

Que ondas, ps este grupo no es lo mio y ps si la neta no sorprende lo que uno se encuentre en un concierto asi... por otra parte confirmo lo que comenta Cesareo... Inquisition Symphony es una rolota original de Sepultura.

Anónimo dijo...

C = Do. Por los datos de la entrevista, usan una afinación especial en los cellos (C minor tuning):

C-G-C-Eb
Do-Sol-Do-Mi bemol

La afinación estándard del cello es:
C-G-D-A
Do-Sol-Re-La

El Mi bemol probablemente está porque Iommi, Hendrix, Slayer, Van Halen, SRV y otros afinan "medio tono más abajo" y para ellos debe ser más fácil tocar las partes con la cuerda al aire.

Entonces, la parte que dice "un tercio de tono más bajo que las guitarras normales" debe decir "tres tonos más abajo que las guitarras normales". Dimebag efectívamente afinaba 1/4 de tono más abajo.

LEX dijo...

Yo feliz le compre su bolet a mi hermanito... el fue y regreso encantado.

Yo ya los vi dos veces y ps... ya con eso tuve!!

Anónimo dijo...

Hace algunos años que soy metalero, y hace poco que estoy aprendiendo a tocar cello, e inevitablemente me crece el gusto por la música clásica, etc.; uno qu eotro me ha recomendado apocalyptica, abe menionar que solo uno de ellos es metalero, los demas nada parecido(possers o lo que sea). Bueno ultimamente me atrevía buscar un poco de la música de apocalyptica y la verdad no me gusto nada, y viendolo desde el punto de vista metalero y clásico, puede que tengan técnica, pero eso no compra nada mas, todas las canciones que escuche son no mas que temas aburridos, se hicieron famosos por tocar covers(solo asi) y ni siquiera es necesario hablar de las colaboraciones con the rasmus him y bandas asi, y de su sonido propio como cellistas, pero bueno... supongo qu epor algo no muchos músicos de escuelaa los escuchan, o no que yo sepa, y por algo los metaleros reales solo aprecian los covers y ya, ahi se los dejo de tarea

Anónimo dijo...

Césareo, no es por estropearte el momento, pero Hall of the mountain king fue creada por Edvard Grieg.
Aclarado esto y lo del "may" (me dolió en el alma verlo), quería dar mi opinión.
Para mi, Apocalyptica es simplemente increíble. No los he visto en directo, pero pienso hacerlo. Según lo que dicen por ahí, es muy interesante e impresionante. Este año, en junio, vienen a Getafe, España, al Sonisphere, y me lo voy a perder. A este festival también vienen grupos de la fama de Maiden, pero la entrada es muy cara y estoy justa de pelas xD
Ojalá este grupo fuese más conocido, y en cuanto a la "impresión" que puede dar, música clásica mezclada con metal en pocos grupos he podido escuchar (Epica, por ejemplo). Me parece increíble que se pueda ser tan cañero con tres cellos (cuatro en algunos conciertos), y una batería, que como dijiste, es flipante. Pero lo son, y para mi innovaron, y lo siguen haciendo. Lo que no entiendo de tu crítica es eso, que no les des el reconocimiento que merecen en ese plano. En cuanto a Eicca TOPPINEN, con dos "T", que es finlandés, tienes toda la razón: mis amigas mueren por él. Su talento musical es muy impresionante, pero yo prefiero a Perttu, sinceramente.
Ah, y al del último comentario, siento estropearte el momento de gloria, pero no solo los possers escuchan Apocalyptica :) Eso es según tu criterio.
Bueno, escrita la Biblia, me despido :)

Larga vida al METAL! \m/

Anónimo dijo...

Edit: soy del comentario de antes, "Toppinen" con dos P xDDD