martes, mayo 16, 2006

A 20 años del Master of Puppets

Metallica.
Decía Dave Mustaine en alguna entrevista que "es realmente difícil competir con ello, digo, ¿cómo superar a una banda que lleva el metal desde el nombre?". Pero eso fue hace muchos años. Megadeth sigue en la brega metalera y Metallica lucha desesperadamente en contra de su propia incapacidad por trascender en donde impoirta, en el corazón de sus fans.
Mi primera colaboración en la revista Marvin fue en febrero de este año. El tema a desarrollar era Agridulce. En mi caso, la intención era rescatar alguna banda de metal de la que me sintiera cómodo escribiendo de ella. Era el primer artículo y tenía que quedar bien. Pero al escribir suelo colgarme, tenía un espacio de 4 mil caracteres para desarrollar y al terminar la nota medía más de 5, 500.
Así, la nota en la revista apareció sin la intro referente a Black Sabbath y sin algún otro párrafo por ahí. Ésta es la nota completa, sin edición sobre Master of Puppets y su agridulce legado, 20 años después:
(Nota: cualquiera que guste debatir sobre el origen del metal, bienvenido, aunque este artículo no abunda mucho en el tema, me encanta.)

Master of Puppets, su agridulce legado 20 años después

Veinticuatro horas antes del día de San Valentín de 1970, el primer disco de metal de la historia salió a la luz. Black Sabbath ofreció un álbum homónimo y cambió la historia del rock para siempre. Hay quienes insisten todavía en que éste género lo inventaron los Beatles con “Helter Skelter”, otros se rasgan las vestiduras porque para ellos Led Zeppelin es el inicio y otros tantos aplican el clásico “Iron Butterfly inventó el metal con ‘In a gadda da vida”. Pero el resto, la inmensa mayoría de los metaleros – y sobre todo los músicos que hacen y han hecho metal – aceptan que Black Sabbath fue quien demostró en su examen de ADN que es el padre del rock pesado.

“Black Sabbath”, “Behind the walls of sleep” y “N.I.B” (que por cierto, un nib es la punta de un bolígrafo, y como Bill Ward tenía la barba puntiaguda, así le apodaban; eso de que significaba Nativity In Black es mito) sonaban absolutamente diferentes a cualquier cosa que se hubiera hecho antes. Fue entonces, en el primer año de la década de los setenta que una banda combinó tonos graves; riffs lentos, repetitivos y brutales, una batería enloquecida y letras místicas, directas, contundentes y carentes de la psicodélica ambigüedad de los hippies estadunidenses. Fue entonces que el bastardo del rock and roll respiró por primera vez.

Y poco después llegaron Judas Priest e Iron Maiden, y más tarde Saxon, Diamond Head y muchos más, pero fue hasta el 21 de febrero de 1986 que el metal tuvo su disco más representativo; uno de los más trascendentes, brutales, exquisitos y perfectos compilados de fiereza lírica y musical de la historia: Master of Puppets. Y se dice fácil, pero se debe recordar que ese mismo año salieron otros clásicos imprescindibles del metal como Peace sells...but who´s buying de Megadeth; Reign in blood de Slayer y Pleasure to kill de Kreator.

Master of Puppets tiene todos los elementos necesarios para llamarlo leyenda. La portada resume buena parte del contenido con un camposanto estilo militar, un cielo nublado y tétrico en el cual un par de manos dominan los hilos de las cruces sin nombre que adornan la historia de los Estados Unidos. Una de esas cruces tiene colgado un casco y una medalla de identificación de soldado.
Y adentro, “Battery” lidia con el abuso intrafamiliar, “Master of Puppets” con las adicciones, “The Thing That Should Not Be” es una adaptación al cuento de H.P. Lovecraft Shadow over Innsmouth, “Welcome Home (Sanitarium)” con la salud mental, “Dispossable Heroes” con la guerra, “Lepper Messiah” con la religión y “Damage, Inc.” trata de la violencia sin sentido y la actitud de la banda ante la vida. Y es precisamente en ésa última canción que Metallica deja claro su compromiso ante el mundo cuando dice “lidiamos con la agonía que nos rodea, vamos con todo y ninguno se rendirá, puedes vivir de rodillas, conformarte; o morir de pie buscando la honestidad; consanguíneos, nuestros cuerpos funcionan como uno sólo, sangriento, pero nunca lloramos en sumisión, seguimos nuestros instintos y no una moda, vamos contra corriente hasta el final”.

Eso era Metallica en sus letras y en la realidad. Cuatro tipos dedicados al metal que estaban a punto de conquistar el mundo. Ozzy Osbourne los llevó de gira y el fenómeno era más que claro, el público iba a los conciertos por Metallica, no por Ozzy. Pero esa es la parte dulce de la historia, lo amargo llegó el 27 de septiembre de ese mismo 1986 cuando en un accidente en la carretera, en algún lugar de Suecia, el camión que llevaba a la banda volteó y rodó por encima del bajista Cliff Burton. Con él murió también gran parte de la inspiración del grupo y el corazón más metalero del cuarteto.

20 años después la historia no tiene nada de dulce, Metallica es apenas un triste recuerdo de lo que alguna vez fue la banda de metal más importante. 20 años después su discografía incluye ...And justice for all (el último disco que su base original de fans aceptó de buena gana), el disco negro, Load, Reload y St. Anger (además de un disco doble de covers y otro de temas con orquesta sinfónica). También quedan para el recuerdo varias declaraciones desafortunadas como “nosotros no somos los cruzados del metal” y la infame “no queremos que nos llamen metal, llámennos Metallica”.

Ahora, luego de varios años de dar tumbos, de recurrir a un terapeuta para que les arregle la vida, de tratar de poner en ridículo a Dave Mustaine (guitarrista de Megadeth, guitarrista original de Metallica) en su documental, de perder a Jason Newstead (el reemplazo de Cliff Burton), de aceptar y aparentemente gozar a personas como Avril Lavigne haciendo covers de sus temas, de salir de gira con bandas no metaleras como Linkin Park y participar en festivales alternativos como Lollapalooza, de haberse hecho acreedores a un odio inaudito por parte del público en general por su pleito contra Napster y de haber desaparecido del mapa del rock duro, Metallica quiere volver por sus fueros.

Hoy, las últimas declaraciones apuntan hacia un retorno a las raíces thrash que los encumbraron con Master of Puppets, anuncian con bombo y platillo que regresarán los solos de guitarra y la actitud que tanto los distinguió en sus mejores días.

Es difícil imaginar como lo van a hacer, especialmente luego de mostrar lo triste y patético de su situación en el documental Some kind of Monster (Joe Berlinger y Bruce Sinofsky, Enero 2004). Ahí quedó claro que el productor Bob Rock no pertenece al mundo de Metallica, que el dinero les nubló las ideas y que el metal simplemente ya no corre por sus venas.

Hoy, 20 años después cabe recordar Master of Puppets. Y más porque ningún disco de metal a partir de entonces ha sido tan querido y vanagloriado. Casi todas las bandas contemporáneas a Metallica tomaron el ejemplo del legado de aquella placa y siguieron por el camino del metal, fieles a su tradición y a su público. Metallica en cambio dejó de ser una banda de rock y se convirtió en un negocio fuera de control en el que, paradójicamente, ejecutivos, productores, medios y demás ejercían dominio y poder.

No importa que Metallica haya vendido 100 millones de copias, porque en ese proceso perdió toda la credibilidad que forjó un amor irrestricto en sus fans originales. No importa que la banda dejara de tocar solos, de construir temas intrincados con cambios de ritmo, variedad de riffs, letras inteligentes y una actitud admirable de entereza ante la adversidad. No importa que hagan covers de Bob Seger y Lynrd Skynrd. No importa que Metallica haga discos como Load, Re-Load y St. Anger porque alguna vez, en un febrero de 1986 nos ofreció Master of Puppets.

Por Chico Migraña
[Fin de la nota publicada]

Yo soy de los aferrados que todavía guarda una ligera esperanza de que Metallica algún día vuelva a ofrecer un disco de metal como lo saben hacer. Es una banda que me tiene deprimido desde las épocas de Load, pero la tristeza y el coraje que sentí cuando compré St Anger todavía no las he podido superar.
Escuché el tema de promoción en Radioctivo y no lo podía creer. Efectivamente sonaba duro y macizo, pero le faltaba ángel, le faltaban solos carajo! Aún así, a pesar de que el sencillo sonaba como si Lars hubiera agarrado las ollas de la cocina de su mamá en lugar de una batería; a pesar de que James gritaba a los cuatro vientos sobre su santo encabronamiento (St Anger) con una voz que más bien sonaba a santa agonía; aún así, fuí de los primeros 40 aferrados que comraron el disco. Gané una promoción en Radioactivo (imaginénse mi grado de angustia por Metallica que incluso me soplé Radioactivo y su concepto lelo con tal de acceder rápido al disco), me dieron una pulsera y me formé en Mix Up Zona Rosa, en la lluvia. Y ese día, más bien esa noche escuché el disco completo tres veces. Y luego de eso, nunca más.
En ese tiempo escribía en La Crónica, diario que me permitió expresar extravagancias metaleras por cerca de seis meses. Los siguientes links son de dos notas relativas a St Anger que se publicaron ahí, en el 2003. La primera la escribí previo al lanzamiento del disco, con un optimismo irreal y más bien auto impuesto tras haber escuchado "St Anger" la canción, y el segundo es una dizque reseña. Me dio tanta pena lo que escuché en esas tres vueltas continuas al disco en el estéreo, que preferí tomar la vía fácil y no explicar mi total decepción. Mejor le pegué su rasponcito a Korn y sus hijitos antes que decir que Metallica perdió totalmente la brújula y el respeto por su legado.
Hoy lo digo ya sin ningún problema interno: St Anger es patético, espantoso, desangelado, chafa, aburrido y reflejo de cómo Metallica está al borde de la extinción creativa. Ojalá me equivoque.

http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=65355
http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=68708

Chico Migraña
guerejojasso71@gmail.com

7 comentarios:

doyman dijo...

No manches, casi me haces llorar, porque me acordé de la primera vez que escuché el Master, por ahí del 96 y que fue clave para que me hiciera metalero. Y el contraste, cuando escuché el St Anger, creo que le pusiste todos los adjetivos que merece, para mí simplemente me pareció asqueroso, escuché 5 o 6 canciones y lo quité, ni siquiera lo terminé de escuchar, no pude. Pinches mamadas, si iban a tocar así, por lo menos se hubieran cambiado el nombre, por respeto a ellos mismos, pero que le vamos a hacer, es el poder del dinero y hay personas para las que el dinero es lo mas importante.

The Great God Pan dijo...

(Desgraciadamente) si es cierto lo que dices, metallica no es lo que algun dia fue, pero quizas lleguen a sacar un nuevo cd en un futuro que sea bueno. No es por nada, y, por favor corríjanme si estoy mal, pero creo que el Heavy Metal tomo su formo con Alice Cooper, y no con black Sabbath, solo es un comentario de sus servidor, y efectivamente si, Metallica fue grande , fue de los 4 pilares del Thrash Metal, que son Anthrax, Metallica, Megadeth, y Slayer, pero no hay que perder la esperanza de que algn dia se acordarán de Cliff y sacan algo realmente bueno, pues si, estaria bueno un post para debatir la existencia del heavy metal, yo digo que lo inven´to, ya en su forma desarrollada, Alice Cooper, seguidos por Black Sabbath, Iron Maiden, Judas Priest, y de ahi muchos, y así hay grupos que han cargado la bandera del Hevy Metal, y la han defendido, pero mi humilde opinion es que el grupo mas defensor del Heavy, y el que ha definido el estilo por 26 años, es nada mas y nad menos que Manowar.
Solo un comentario de su servidor.

Pan

HELLION dijo...

A MUCHOS NOS ENCANTA DEBATIR ESTOS ASUNTOS... ALICE COOPER NO ESTABA NI SIQUIERA CERCA AL HARD ROCK EN LOS 70´S (EN LA SIGUIENTE DECADA ESTO CAMBIARIA), SU INFLUENCIA EN EL GENERO FUE MERAMENTE TEATRAL, AL IGUAL QUE KISS, COMO HA DECLARADO EL MISMO KING DIAMOND, FAN DE ALICE COOPER. FUERON LOS RIFFS PESADOS DE BLACK SABBATH (Y PESADOS DE VERDAD) Y SUS LETRAS OSCURAS, ANTI GUERRA Y DE CIENCIA FICCION QUIENES LE DIERON FORMA AL GENERO. CREO QUE JUDAS PRIEST ES LA BANDA PROTOTIPO DEL METAL Y SON ELLOS LOS QUE CARGAN CON LA BANDERA DESDE HACE MUCHOS AÑOS, AL IGUAL QUE MAIDEN.
METALLICA FUE EL ENCANTO DE MUCHOS DE NOSOTROS CUANDO ESTABAMOS EN LA ADOLESCENCIA. AHORA A LA MAYORÍA NO NOS LATE. SIN EMBARGO, NO ES UN TEMA NADA NUEVO, ELLOS YA NO FIGURAN EN EL "NUEVO MUNDO" DEL METAL. LEI UNA ENTREVISTA DONDE LARS ULRICH ES INTERROGADO SOBRE QUE BANDAS DE METAL ESCUCHA ACTUALMENTE. LA RESPUESTA NO ME SORPRENDIO, EL "CONOCEDOR DEL METAL" (BUENO, ALGUNA VEZ LO FUE) SE LA JALO AL DECIR QUE SLIPKNOT, S.O.A.D. Y AVENGED SEVENFOLD (BANDA SIMPLONA QUE RECIBE EL SOBRENOMBRE DE AVENGED CENTERFOLD, POR BONITOS)JAJAJA. CREO QUE NUNCA SE HA OIDO HABLAR DE LA CALIDAD DE BANDAS MODERNAS COMO NEVERMORE, EVERGREY O ARCH ENEMY. LASTIMA.

SALUDOS CHICO MIGRAÑA.

FENRIZ dijo...

PUES CON TODO RESPETO, TE ESCRIBO PARA DECIRTE:

METALLICA ESTOY SEGURO QUE TE DIO 4 DISCOS BUENOS, NO, NO BUENOS, MAJESTUOSOS, YA SEA POR LA AGRESIVIDAD, SU ACTITUD TRASHER O EL INIGUALABLE TIMBRE DE LA VOZ DE JAMES, Y ESTOY SEGURO QUE MINIMO 1 DE ESOS DISCOS CAMBIO TU VIDA, PARA QUE LO DEJAMOS EN "TU VIDA" EL MUNDO, LA VIDA DE MILES DE PERSONAS QUE PENSABAN QUE EL HEAVY METAL ERA SIMPLEMENTE SABBATH Y JUDAS PRIEST.
ASI QUE EL OBJETIVO DE MI COMENTARIO ES DECIRTE: TU QUIEN ERES PARA JUZGAR A UNA BANDA COMO METALLICA? EN VEZ DE ESTAR CRITICANDO SUS ULTIMOS TRABAJOS DEBERIAS DE AGRADECER LOS PRIMEROS, AGRADECER LA APORTACION QUE LE HIZO AL MUNDO DEL METAL, COMO LE CAMBIO LA MENTALIDAD A TANTA GENTE EN TODO EL MUNDO.
EN VEZ DE ESTAR HACIENDO CRITICAS DE COMO ES UNA BANDA, PONTE A PENSAR QUE DIFICIL FUE MANTENER SU TRAYECTORIA IMPECABLE DURANTE CASI 10 AÑOS (DESDE EL DEMO HIT THE LIGHTS HASTA QUE EMPEZARON LOS SENCILLOS DE EL ALBUM NEGRO)


SOLO HONESTIDAD
TRASH TILL' DEATH

EL PONCHO dijo...

Creo que la musica por si sola habla, hace muchos años estaba endiosado por esta gran banda, y cuando salio el LOAD me desepciono un poco, efectivamente el ST. ANGER no me gusto, no lo pude digerir, y eso que ya no me proclamo "NECIO DEL METAL" ya veo mas ampliamente lo que musicalmente pueden ofrecer las bandas.

Tendriamos que estar en el lugar de METALLICA para llegar a comprenderlos un poco, claro es que bandas de ese tiempo y pilares del metal les ha sucedido lo mismo,(queensryche, Judas Priest, Iron Maiden al mismo Slayer, etc.) hay que recordar que no siempre se tiene 20 años y todos (o casi todos) llegan a tener cierta madurez (como persona y musical) tambien es dificil sobrellevar siempre a los fans; tengo 35 años y les pregunto: ¿cuanta gente de mi edad que escuchaba metal de chavo la sigue escuchando?.

Ahora imaginemos a las grandes bandas tratar de perdurar en este dificil arte que es la musica.

Al igual que migraña, tengo la esperanza de volver a ver a metallica como los grandes, y si no es asi, vivire de los recuerdos con los cds y videos de METALLICA!!!!!!!.

Chico Migraña dijo...

Hola Fenriz,
tienes razón. Cuando uno hace una crítica tiene dos opciones: hacer mierda a alguien nomás porque sí, o tratar de matizar las cosas y ser honesto. Yo soy honesto. Metallica es uno de los grandes amores de mi vida, y cuando los critico lo hago con la poca o mucha membresía que me otorga ser fan desde hace 20 años o más. Y créeme, si sacan otra vez un disco de metal, volceré a ser de los primeros enj comprarlo y en escribir aquí lo maravilloso que es.
Gracias por tus palabras, el debate sincero y sin insultos enriquece este blog
Saludos

Anónimo dijo...

q tal, ahora salio el death magnetic, q opinan?? enderezo o se tiro directamente a la mierda??