miércoles, mayo 17, 2006

W.O.A

Las siglas representan Wacken Open Air. La mecca, la cima, la culminación del paseo de un metalero por este mundo. El lugar, el concierto, la fiesta, el suceso que todos deberíamos vivir por lo menos una vez en la vida, como si fuera una manda religiosa.
Yo he estado ahí dos veces (2004 y 2005) y no tiene rival. Todo, desde que llegas al aeropuerto de Hamburgo (el más cercano) y ves a cientos de greñudos enfundados en todo tipo de uniformes metaleros: chalecos viejos con infinidad de parches para thrasheros y clásicos; terciopelo negro, maquillaje blaco y púrpura para los más góticos; impresionantes cinturones y brazaletes de clavos en el caso de los blacks; camisetas sangrantes, pantalón camuflaje o bermudas y colguijes para los death...y así.
Viajas en tren hasta Itzahoe. En Alemania la cosa es más relajada y la banda va en los vagones bebiendo, cantando y divirtiéndose. Llegas a Itzahoe y te espera un camión tipo Metro Bus que va y viene muchas veces al día. En ese camión conocí a una de las mujeres más hermosas que he visto. Se llama Angel, es de Israel. Trigueña, de pelo pintado negro mate, ojos azules, facciones finas. llevaba puesto un top (un brassiere más bien) de cuero negro, una larga cadena coronada con calacas y una cruz invertida, piercing en el ombligo, short de cuero, mallas, botas negras hasta las rodillas, uñas negras y varios anillos de gárgolas.
Decía que era periodista, pero Markus Grosspof de Masterplan me dijo que era groupie. Claro, Markus, mi amigo jajaja. Resulta que la carpa de prensa en Wacken es también VIP. Conviven periodistas de todo el mundo y músicos de cuanta banda se te ocurra. Y nadie se ofende porque algún reportero sea fan, aunque también es cierto que los reporteros europeos son menos latososo que los latinos. Puedes estar bebiendo en algún momento en la misma mesa que Udo por ejemplo!!!!
Y como Angel hay muchas. Y de todos los rincones del planeta. Por cierto, ella resultó ser muy amiga de Kobi, el cantante de Orphaned Land, a quien pude conocer bien cuando vinieron a México. Es un mundo pequeño.
Los dos años he ido acreditado por La Jornada. Los dos años he escrito un artículo previo y una reseña. En 2004 la reseña fue por días, (tres en total) pero el año pasado ya no alcanzó a entrar a tiempo y de lo que mandé, sólo cupo la mitad. Así pues, a continuación el artículo/reseña de Wacken 2005, completo, como debió salir en La Jornada:

Los dioses del panteón metalero despiertan en Wacken

El dios de la lluvia estuvo de gran humor el fin de semana del festival Wacken, pues saludo a los poco mas de 35 mil fanáticos del metal reunidos en el pequeño pueblo alemán con tres días de lluvia casi ininterrumpida. Desde la tarde del jueves 4 hasta la madrugada del domingo 7, las bandas y los aguaceros se sucedieron con estridente alegría. Todo comenzó el 4 de agosto, que como ya es tradición cuando toca a Wacken, fue el primer jueves del mes de agosto. El sol brillaba con una intensidad digna del verano alemán, pero bastó que las primeras y melancólicas notas de Tristania ensombrecieran los ánimos para que el cielo hiciera lo propio y soltara sus propias lagrimas.Esa noche fue extraña cuando menos. Abrieron los mencionados noruegos, pero una de las mas grandes atracciones de todo el festival llegó en segundo lugar. Los recién reunificados suecos de Candlemass tomaron las riendas del metal llevado a los extremos mas depresivos y oscuros. Poco a poco el publico fue llenando el espacio, absorto en las lentas y decadentes notas del mejor doom metal de los tiempos modernos. Lo suyo no es melancolía, es existencialismo casi suicida. El escenario estaba adornado con enormes cruces blancas que le daban un sentido todavía mas oscuro a la legendaria decadencia lírica del quinteto. Messiah Marcolin, el vocalista, enfundado en su tradicional hábito de monje demostró que la demencia bien cabe en el seno del metal.Pero la noche tenia un giro de 360 grados para cerrar. Los finlandeses de Nightwish eran anunciados como los estelares del primer día. La expectación era grande, se trata de una banda que en México ha crecido enormemente, pero faltaba ver si Europa también se había rendido a los pies de Tarja Turunen y compañía, o si los metaleros aztecas se queman con los primeros rayos de sol que ven. La respuesta fue impresionante. 30 mil cabezas de sonaja (por aquello de sacudir la cabeza como tal) de todo el mundo dieron muestra de que Nightwish ha dejado de ser una buena banda del subterráneo para transformarse en una de las fuerzas motoras del metal del nuevo milenio.El viernes comenzó desde muy temprano. Al medio día ya comenzaba a sentirse la artillería pesada. Morgana Lefay tomó el escenario True Metal y sacudió a los desmañanados con su potente metal con sabor a vieja escuela. Después, en el Black Metal Stage, Naglfar mostró que es perfectamente capaz de llevar al terreno de las presentaciones en vivo su violentísimo black metal, tan puro y y pagano como lo hace sonar en sus ce dés. El baterista es una máquina que sin perder el aliento pasa de bruscos ataques de doble bombo a gran velocidad a golpes precisos y macizos que obligaban al público a sacudirse el agua al más puro estilo canino.En el escenario pequeño, la magna leyenda del punk Marky Ramone hizo de las suyas. Lo bueno fue verlo ahí, ante un publico mayoritariamente metalero que sin embargo le rindió tributo en la forma de una mas que aceptable concurrencia que osciló entre los 5 y 6 mil. Lo malo fue que los tres músicos que lo acompañan son tan jóvenes que parecen gusanos en capullo, esperando el día en que puedan madurar. Poca actitud que no obstante fue reparada con creces con el baterista, quien a pesar de tener siempre el eco de lo que pasaba en el lejano Black Stage (Obituary), se entregó como siempre.La lluvia siguió, insistente. Chubascos y aguaceros hicieron de la pradera un oscuro y pesado lodazal. Con todo, el tiempo llegó para otra de las grandes leyendas de esta 16ª edición de Wacken Open Air. Metal Church se subió al escenario sin nada que perder, con su enorme pasado como único soporte y salió de ahí como torero que corta orejas y rabo y es sacado del ruedo en hombros y por la puerta grande. Excepcional demostración de Heavy Metal, así, sin mayores adornos, con excelentes solos, una potentísima voz y temas como Watch the children pray coreados a tope.La noche trajo consigo a Apocalyptica, otra de las agrupaciones que debían ser vistas en un escenario como el de Wacken para medir su real trascendencia. El resultado fue apoteótico. Si bien la concurrencia no era mayor a los 20 mil, la cifra se vuelve espectacular al recordar que lo suyo es hacer metal con tres violoncelos y una batería! Además, los temas viejos de Metallica, que forman buena parte del set de los finlandeses siempre son bienvenidos en el contexto del rock duro.El cierre fue menos contundente tras un fallido intento de Corvus Coprax por encender los empapados ánimos con su versión en gaitas y orquesta de Carmina Burana.Finalmente llego el sábado. La madrugada de ese día fue la mas difícil en cuanto al clima. Tremenda tormenta inundó cientos de casas de campaña, lo que lejos de desanimar obligo a que surgieran extrañas formas de entretenimiento. De las más curiosas, algunas personas gritaban algún lamento a todo pulmón, a lo cual seguían dos o tres segundos de mortal silencio para luego recibir respuesta de alguien más en otro punto distante del campamento. En esas horas (entre la 1 y las 3 de la madrugada) tocaron los suizos Samael y los finlandeses Sentenced, quienes ofrecieron con todo el frio y lluvia una exquisita presentación. La banda que este domingo tocará en México y luego cierra su vida musical el 1o de octubre en Finlandia dio cátedra de como manejar los estados de ánimo del publico, logrando arrancar incluso algunas lágrimas. El quinteto será sumamente extrañado en el ámbito metalero.Ya con la luz del día, los rugidos de Zyklon por un lado y la virulencia lírica de Suffocation por el otro dieron el banderazo de salida. El campo ya era una masa lodosa donde las botas se hundían hasta varios centímetros. El festival cuenta con regaderas públicas, pero el sentir general era que resultaba innecesario tomar un baño, pues sólo de caminar de regreso al campamento, a la zona de comida o al área de los conciertos, lo quitado por el jabón regresaba con singular alegría al cuerpo.Over Kill era una de las cartas mas esperadas hacia las 4 de la tarde. Fue la única banda que tocó un set completo sin lluvia. Excelente muestra de thrash neoyorquino de la vieja escuela. Pero el sábado fue el día de las bandas alemanas. Desde Edguy (que demostró ser verdadero profeta en su tierra) y Kreator hasta la nostalgia viva con Accept, quedó claro que es en ese país donde actualmente se produce la mayor cantidad de decibeles.Wacken es el concierto que todo metalero debe vivir aunque sea una vez. La recomendación es viajar ligero pero preparado para todo, pues como su slogan lo manifiesta: Nos vemos en el verano, con sol o con lluvia.

Chico Mighraña

7 comentarios:

cannibal dijo...

No deja de ser un sueño el que pueda ir a este festival, del cual otras personas ya me han comentado que es algo impresionante, espero muy pronto hacerlo realidad, se esta ahorrando para eso, pués como bien dices es algo que cualquier metalero debe de vivir por lo menos una vez en su vida.
Gracias por estos textos que realmente alimentan a un metalero.
Saludos.

HELLION dijo...

ES UNA DELICIA LEER TUS AVENTURAS EN WACKEN. Y QUE ONDA, MAS O MENOS CON CUANTA LANA LA ARMAS PARA PASARTELA CHIDO POR ALLA?

SALUDOS

Chico Migraña dijo...

Hola Hellion,
el problema siempre es que Wacken es en el verano europeo, entonces las tarifas de avión siempre son de temporada alta.
El vuelo en promedio debe costar entre 11 y 13 mil varos, aunque si lo compras muy pegado al evento cuestan incluso más de 20.
Francamente no sé cuánto cuesta acampar y entrar, pero calculo que te lleva unos 100 euro, que son poco más de 1300 pesos. Yo voy como prensa y me ahorro eso.
Y ahí, el secreto es llevar algunas latas de atún, porque si comes ahí, todo cuesta en euros, y cada euro está en 14 pesos más o menos.
El primer año yo ahorré un año, pero vale la pena por miles. Es una experiencia única e inolvidable, de verdad.
Si no, pregúntale al Mai
Saludos

HELLION dijo...

QUE CHIDO, GRACIAS POR LA INFORMACION.

*ESCUCHANDO-DEATH-Spiritual Healing

Anónimo dijo...

Markus Grosspof de Masterplan

que pedo?

si sabes de que grupo es¿

$%&$%dejo

Chico Migraña dijo...

jajajaja, tienes razón, era Roland Grapow.
Saludos

yayamaiden dijo...

a loko
pos q chido

ojala y este año se me haga ir al wacken y pos si los boletos tan carillos pero vale la pena

es lo maximo pa un metalero ver un chorral de bandas juntas jajajja se me hace q hasta te vulves loko jajajjajaj q no sabes ni pa onde irte

y pos q chido chico migraña q has tenido la oportunidad de ir

ahi me das unos tips no si es q si se me hace pa este año ir

ya con brincar el charco e ir al woa wowwwwwwwwwwww es la mamada

saludos y muy chido tu blog heeeeeee