jueves, septiembre 04, 2014

Pinches nacos vs pinches posers, versión extendida

Fuera del ámbito político que tiene infinidad de lastres que detienen el avance del país, uno de los peores referentes de la cultura de “lo mexicano” es el malinchismo.
Cuenta la historia que cuando llegaron los españoles a México, una mujer, Malinalli Ténepal mejor conocida por todos como La Malinche, jugó un importante papel en la conquista española del centro de México. La historia real parece ser la que indica que la Malinche fue en todo caso intérprete (y amante también) de Hernán Cortés, nada más. No traicionó nada ni a nadie, aunque el tiempo y la repetición de ciertas mentiras nos hagan pensar lo contrario., La supuesta traición de La Malinche y el forzado invento y repetición de la mentira de La Virgen de Guadalupe moldearon poco a poco una identidad nacional mexicana que justamente de eso, de identidad nacional, no tiene nada.
Desde la conquista se ha hecho creer a todos que lo que viene de fuera, lo extranjero, es mejor que lo nacional. La Malinche traidora y cobarde que vendió a su patria es un símbolo negativo mientras que la identidad nacional se fue estableciendo a imagen y semejanza de un símbolo traído de fuera, una supuesta versión “propia” de la madre de un supuesto Dios que sencillamente en México no existía, que llegó de fuera, la madre de un Dios extranjero.
Así, el término malinchismo se usa entonces para definir actitudes que favorecen lo extranjero sobre lo nacional. Y sucede en todos los ámbitos del quehacer cotidiano en México: la gente prefiere ir al súper en lugar del mercado, prefieren siempre el cine de fuera sobre el hecho en casa, la ropa con etiqueta en otro idioma que la hecha en México, los refrescos extranjeros que los nacionales y por supuesto, el rock que viene de fuera sobre el que se hace en casa.
“El rock nació en inglés y sólo así puede ser entendido” es un argumento que usan muchos que odian el rock o metal cantado en español. Si bien es cierto que el origen del género está anclado en el lenguaje inglés, es un tanto ridículo argumentar que sólo así es válido crearlo y escucharlo.
Pero argumentar siempre será mejor que hablar por hablar. Se respeta que las personas quieran escuchar metal cantado en inglés porque así lo conocieron y les gusta más, el problema llega cuando la banda de metal en cuestión y que canta en inglés, es mexicana. Ese día arde Troya. Un mexicano que hace metal y canta en inglés es inmediatamente etiquetado como “pinche poser”. “Ni que fueran Iron Maiden, que no mamen” y frases por el estilo abundan cuando las bandas nacionales cantan en inglés.
Cantar en español parecería entonces la solución ¿cierto? Pues no, el metal cantado en español es de “pinches nacos” dice el colectivo malinchista nacional. ¿Cómo aceptar que una banda cante en español si eso es de nacos, corrientes, panchitos?
Pero ahí no para el problema: el mexicano odia (en general) a las bandas nacionales que cantan en inglés porque no es su idioma natal, pero aceptan alegremente a infinidad de bandas con calidad bastante cuestionable (por no decir francamente mediocres) que cantan en inglés a pesar de que ese no sea su idioma natal. Bandas alemanas, suecas, finlandesas, griegas, italianas, brasileñas, portuguesas, suizas, rusas, noruegas, japonesas, chilenas y hasta iraníes son bien recibidas por el simple hecho de venir de fuera, sin importar y mucho menos sin mediar su capacidad musical.
Y cuando se trata de cantar en español las cosas no mejoran tampoco. Por diversas razones sociológicas y tal vez hasta antropológicas, la mayoría de los países de habla hispana, excepto México por supuesto, tienen una escena metalera nacional sólida y estable. Los Rata Blanca, Mago de Oz, Kraken y Gillman de Argentina, España, Colombia y Venezuela respectivamente se han hecho grandes desde sus países de origen hacia afuera. Obviamente son grandes en México también, y no sólo ellos, se puede hacer una lista de 50 bandas que cantan metal en español que son conocidas en México y que muchos preferirán siempre sobre cualquier grupo mexicano sencillamente porque vienen de fuera.

Aquí mi primera intromisión. Tal vez 50 sea una exageración pero voy a hacer una lista de bandas, así de bote pronto, que cantan en español sé que mucha gente en México iría a ver antes que a una mexicana. Ojo, no cuestionaré su calidad porque algunas son muy buenas, es simplemente sumarle al texto y poner ejemplos. Este artículo originalmente habla sobre malinchismo, no sobre qué banda es mejor que cuál otra porque como siempre, al final del día eso es bastante subjetivo. Tampoco tiene NADA que ver con qué promotores podrían haber traído o vayan a traer a algunas de estas bandas. Una vez más, es sólo un listado bote pronto de bandas que muchos metaleros mexicanos irían a ver, aún cantando en español, cuando a las nacionales preferirían evitarlas. Y también aclaro (aunque sea obvio) que esto es mi experiencia en términos generales, en ningún momento significa que TODOS los metaleros mexicanos sean iguales.
Se me ocurren:
Angeles del Infierno, Rata Blanca, Obús, Barón Rojo, Mago de Oz, A.N.I.M.A.L, Malón, Horcas, Almafuerte, Saurom, Tren Loco, Kraken, Ian, Lujuria, Plan 4, Sober, Sherpa, Alakran, Riff, Avalanch, WarCry, Saratoga, Tierra Santa, Ópera Magna, Gillman, Basca, Muro, Sangre Azúl, Stravaganzza, Los Suaves... todos ellos cantan en español, algunos podrán ser buenos, otros no tanto y cada quién sabrá se les late o no, pero todos esos venden discos en México.

¿Es la banda de Paul Gillman mejor que todas las bandas de metal mexicanas? ¿Es mejor guitarrista Walter Giardino que todos los guitarristas de bandas mexicanas? ¿Es mejor música la de Barón Rojo que la de todas las bandas de metal mexicanas? No. Pero ellos vienen de afuera, su música puede ser realmente mala pero es de afuera y por lo tanto, es mejor. Como diría Saúl Hernández que nada tiene que ver con el metal pero es uno de los grandes referentes del rock nacional cantado en español, “afuera tú no existes sólo adentro”. Eso aplica en cualquier país de habla hispana, excepto claro, en México. Desafortunadamente en nuestro país, si eres una banda de metal es mucho más probable que suceda exactamente al revés, que te conozcan, quieran y reconozcan afuera, que adentro.
Esto obliga a cuestionar muchas cosas: ¿quién es el pinche naco y pinche poser en verdad, el músico que quiere hacer metal en México en el idioma que sea o el público, ese que no acepta nada hecho en México precisamente porque es hecho aquí?
Desde mi perspectiva existe tranquilamente un combo de 35 bandas nacionales de excelente calidad que venden discos fuera de México, cantando tanto en inglés como en español. Bandas que tocan fuera de nuestras fronteras y que son apreciados por su calidad, sin importar su nacionalidad. Eso me hace un pinche naco poser, y muy orgulloso de serlo. ¿Alguien más se siente igual?

Otra extensión del texto original y aquí sí trataré de completar la cifra que mencioné, que es de 35 bandas mexicanas que cantan tanto en inglés como en español y que venden discos o hacen o han hecho giras o presentaciones fuera de México (y fuera de México implica desde Centro América a Europa, Estados Unidos o cualquier parte fuera del país). No importa si aún siguen tocando o no, punto es mencionar y demostrar que hay bandas nacionales que quizás no son bien recibidas en nuestro país pero que han logrado trascender fronteras, se me ocurren:
Voltax, Acrania, Split Heaven, Luzbel, Strike Master, Foeticide, Mákina, Disgorge, Cenotaph, Zombiefication, Ágora, Megatón, Maligno, Ultimatum, Leprosy, Transmetal, Next, Piraña, Here Comes The Kraken, Nuclear Chaos, Orcus O Dis, Rain Shatter, Behold The Grave, Denial, Imperium, Ángel de Metal, The Arkitecht, War Kabinett, Zamak, Archetype, Anabantha, The Chasm, Anarchus, Khafra, Psicofonía, Raxas...

Ya la calidad de cada una es directamente proporcional al gusto de acad quien. Y seguramente hay muchas más que se han internacionalizado y que se me escapan, no conozco o cualquier detalle que me obligara a omitirlas. Para extender la lista está por ejemplo la sección de comentarios.
Lo he dicho antes en diversas ocasiones, yo que he estado cinco años como juez en la Wacken Metal Battle sé que el metal "underground" mexicano (todas las bandas que participan en dicha competencia tienen en común que no están firmadas por ningún sello discográfico) está tranquilamente al nivel del de cualquier país del mundo. Falta infraestructura claro, y con eso me refiero a medios especializados, que los medios convencionales volteen a ver a las bandas nacionales, más promotores serios y menos lacras, más espacios con equipo y condiciones medianamente aceptables, más bandas comprometidas, más sellos discográficos... faltan muchas cosas, pero de inicio, lo primero que falta es que la escena nacional crezca en el corazón de los mexicanos. Es muy común ver que hay gente que va a las tocadas y pagan con gusto playeras de 100, 120 o 150 pesos; o discos de entre 100 y 150 pesos, pero en general el número de personas que apoyan es muy inferior al número de personas que no lo hacen. Y me queda claro que es una decisión personal, que cada quien sabe por qué o por qué no apoya el metal nacional, pero esto es como la comida, para decir que un platillo no te gusta mínimo debes haberlo probado alguna vez. Si no te gustan las espinacas porque son verdes o porque se ven feas en tu plato o porque vienen de la tierra pero nunca las has comido, entonces no es que no te gusten, es que no se te da la gana probarlas. Y tendrás derecho a no querer hacerlo pero entonces el discurso debe ser "no se me da la gana" en lugar de "no me gusta" o "saben culero".
No, no se trata de que nomás porque somos mexicanos nos debe gustar el metal hecho en casa. Se trata de que le demos la oportunidad de entrar en nuestra vida y entonces sí, decir si está bien o mal hecho. Creo que sobra decirlo pero también hay muchas, muchísimas bandas en México que no tienen calidad, que no ensayan, que no tienen compromiso, que no invierten en sus equipos e instrumentos y eso, evidentemente, hace que la escena como tal también detenga su crecimiento. Pero bandas malas hay en todo el mundo y en todos los géneros. La diferencia entre México y otros países cercanos a nosotros culturalmente hablando, como España, Argentina, Brasil (que por obvias razones no fue mencionado en este texto, y si no queda claro pues ahí se habla portugés y no español), Chile y demás es que ellos si se "ponen la camiseta". Y eso significa, una vez más, que también es válida y además necesaria la crítica, pero esta es bienvenida, insisto, cuando viene sustentada por un argumento y no por un concepto malinchista. Es decir, los argentinos por ejemplo son muy críticos de sus bandas y su escena pero es normalmente porque escuchan a sus bandas y tienen un referente real para descalificarlas. No las critican nada más por ser argentinas, como sucede en nuestro país.

Dejaré por acá, ahora sí directamente proporcional a mi gusto personal algunas rolas que me parecen de bandas de muy buena calidad, hechas en México. Acá ya no importa si se han internacionalizado o no, simplemente me gustan y tal vez algún glóbulo lector no las conocía y ahora ya tendrá una idea.

Voltax - Obsession for the dark
Disgrace - Mental disorder
Luzbel - Te poseeré
Split Heaven - Waiting for the angel death
Abaddon - Noches de metal
Ágora - En la nada
Agony Lords - The spirit in the tower
Acrania - In my land
Maligno - The beginning
Steel Sentinel - Guardians of the stars
Strike Master - Messiah of the damned
AIAM - Ángel
Deus Ex Machina - Ode for the ultraviolence (2nd movement in E minor)
Foeticide - The lament of my soul
Orcus O Dis - Digital man, analog heart
Megatón - Poseído
Ramsés - Larga vida al metal
Khafra - No pararemos de rocanrolear
Blackrider - The gate to the unknown
Cenotaph - Dethroned empire
Watercolor butterfly - Between asleep and awake pt 2
Glass Mind - Inside the whale
Diosdeira - Slaughter vortex
Leprosy - Llora Chiapas
Muluc Pax - Between two mirrors
Introtyl - The land of the fleshless
Tenderizer - No pain just gain
The Arkitecht - Children of the Gods
War Kabinett - The great deceiver
Piraña - Guerrilla war
Zombiefication - Procession
Ángel de Metal - Alas de acero (demo version)
Raxas - Funeral
Deadly Dark - Slaughter times
Knocker - Knocker
Rain Shatter - Endless
Behold The Grave - The meaning of hate





10 comentarios:

Anónimo dijo...

Metal Boy:
Desgraciadamente para mí la escena metalera mexicana esta muerta, no conocen a las bandas nacionales y no quieren pagar de 10 a 150 pesos por ver a varias bandas nacionales, pero si pagan por bandas de menor nivel pero que por venir de otro país ya se sienten bien conocedores.

Mis bandas de metal son Intoxxxicated y Thrashteel, lo más pendejo es que cuando les paso la música a conocidos y amigos siempre vienen con la misma pregunta, ¿de dónde son? y se quedan con cara de idiotas porque piensan que algo nacional no puede tener calidad.

También me caga que en estos días todos hablando de los estelares del fetival gel and jeven, pero ni voltean a ver las bandas nacionales que van a estar de calidad mundial. Como leí comentarios en el face de dicho festival de personas dicendo de la portada de lo nuevo de Obytuary pero que nunca habían escuchado nada. La verdad es la pura pose para muchos el metal.

IMPALER dijo...

En México el metal siempre ha sido satanizado y actualmente ridiculizado por nuestros gobernantes y por la sociedad en general . Vivimos en un país ignorante donde la gente prefiere que todo siga igual a costa de la miseria de la mayoría de la gente así que no es de sorprender que exista un malinchismo hacia el metal . Yo he tenido la oportunidad de ver varias bandas nacionales de buena calidad como : Transmetal , Next , Anabantha ,Ágora y Septicem y puedo decir que saben lo que hacen y que entiendo porque su música pega más en el extranjero que en México .De cualquier forma el Hell and Heaven es una oprtunidad para muchas bandas en México de crecer y para otras de ser conocidas .
\m/

Anónimo dijo...

¿Qué tal? Hace años que leo tu bitácora electrónica (o blog), desde que el Mariscal Bisteces escribía la suya. El 90% de las veces concuerdo con tus opiniones pero esta vez, desafortunadamente, me encuentro en el otro 10 por ciento (de todos modos no creo que mis desavenencias te lleguen a mortificar jejeje). Y es que de verdad no entiendo ese tema del malinchismo que comentas: ..."desde la conquista se ha hecho creer a todos que lo que viene de fuera, lo extranjero, es mejor que lo nacional"..., además de: ..."la gente prefiere ir al súper en lugar del mercado, prefieren siempre el cine de fuera sobre el hecho en casa, la ropa con etiqueta en otro idioma que la hecha en México, los refrescos extranjeros que los nacionales y por supuesto, el rock que viene de fuera sobre el que se hace en casa". Bajo esas premisas entonces deberíamos retomar la lengua náhuatl u otomí, así como vestirnos con camisas bordadas o huipiles, volver a adorar a Tláloc o Huitzilopochtli, hacer de nueva cuenta sacrificios humanos y regresar al trueque, entre otras cosas, o todos estaríamos siendo hipócritas de alguna forma. En dado caso al cantar en español heavy metal, rock o lo que sea, y usando tu propio contexto, también sería exaltar lo extranjero ya que el castellano fue impuesto por los conquistadores a los pobladores de Texcoco, Teotihuacán, etc. Además se me hace tajante tu aseveración de que preferimos esto o aquello sobre lo "nacional", por lo menos no es mi caso, ya que normalmente prefiero la fruta de un mercado o tianguis que de un "súper", no todas las películas mexicanas me parecen buenas pero hay varias que tienen una historia interesante y son de buena manufactura (en especial las de los años 40’s, 50’s y 60’s). En cuanto a bandas mexicanas me gusta Dimension o Cruz de Hierro por nombrar algunas y acepto que es lamentable ver como reciben insultos muchas de ellas sin antes haberlas escuchado (y aunque no gustaran también sería reprobable el insulto), e incluso padeciendo mentadas antes de dar lugar en el escenario a Stratovarius, Angra, Kiss o qué se yo. Ni hablar, cada quien tendrá su opinión. Sobre la religión no he comentado porque pienso que es meterse a un terreno espinoso, y cada quien lleva su religión monoteísta (en mi caso), ateísmo, agnosticismo, politeísmo, paganismo, etc. como le venga en gana. Saludos Migraña.
Agustín.

flspectro dijo...

Hace un par de años salió el mismo tema en los comentarios y la conclusión fue deprimente. Quedamos de acuerdo en que falta infraestructura en ese momento y ahora con un poquito más de perspectiva me estoy dando cuenta de que además de la infraestructura hay una crisis aterradora de escasez de público y un sobreoferta (definitiva creo en mi pesimismo)de artistas mercantilizados que no ven rentable crear una cultura propia. Yo creo que por eso a nadie le interesa crear un mercado (productor - distribuidor - consumidor) de productos culturales. La lógica de los distribuidores "grandes" es simple: al público le gusta X entonces le traigo X; Y tiene un público pequeño, ignoro Y porque mi "contabilida creativa" está completa con X. En un mundo ideal el mercado Y sería cubierto por un distribuidor "independiente"... JAJAJAJA Risa loca... Acá es México carnal; el distribuidor independiente es una pandilla que controla bares y fondas para sus puros cuates. Tons los productores de Y simplemente no tienen acceso a escaparates en vivo. Teóricamente no habría problema, quedan los medios... JAJAJAJA... Risa loca. Acá es México carnal; los medios son una pandilla que controla publicaciones y programas para sus puros cuates (se trata de anunciar VANS y Ford Focus güa, "bajar" recursos de publicidad gubernamental, la condechi, hipster, alterna, electro clash. Bien conciente y bien incluyente. Los estoy viendo a todas ustedes revistas de "rock" y deseando cordialmente que sus directores hijos de papi se atraganten de pastas y colas de rata en sus "pubs" y mezcalerías patrocinadas por el fonca güe.). Tons... JAJAJAJA... De la verch. La neta estamos de vuelta en la era rupestre, tons la idea sería asumirlo y operar en ese sentido:

a) lugares pequeños con eventos modestos pero efectivos (en estos años la tecnología está de nuestro lado, ahora un PA chido es mucho más barato)
b) publicidad personalizada, "redes sociales". (aquí el nivel cultural de mx juega en nuestra contra: los mocosos no encuentran en google ni su cabeza tons está de la ch*ngada que un video en yutu que no sea patrocinado por televisa se vuelva "viral"). Como sea es gratis y habría que buscarle.
c) Más grabaciones, más canciones. Si los rupestres llegaron hasta ahí grabando en cassettes y grabadoras no sé porqué los grupos nuevos están tan obsesionados con gastarse 50k en grabar 4 canciones "perfectas" si van a tener el mismo impacto que grabar 10 "2-3" por unos 8k.

En resumen yo creo que el malinchismo viene de la ignorancia de un producto y eso es culpa de los distribuidores y en pequeña parte también de los productores. ¿Cómo se van a cambiar las cosas? Productores más pequeños, móviles e inteligentes que inyecten directamente su producto a consumidores educados. McDonals vs. Mac Doña la del pozole. A fin de cuentas se trata de qué tan buena te sabe la comida y creo que el metal en mx tiene cocineros ching*nzones y comenzales con hambre, pero desafortunadamente no se han conocido entre sí y eso es trabajo de generaciones. Pero ¿a poco piensas comer en MacDonals? Acá en SLP tenemos un promotor bien comprometido (MV) y una sala de conciertos bien puesta que me hacen ser razonablemente optimista sobre el futuro a largo plazo. A corto y mediano, mejor no digo nada... JAJAJA... ya dije muchas pend*jadas.

Andrés Arvizu dijo...

hola, solo quería agregar una banda mas a la lista, la banda es Leviatan, de Chihuahua aquí dejo un link https://www.youtube.com/watch?v=K3q-Km9t5S4

Norum dijo...

Shub Nigurath y Rotten!!!

Anónimo dijo...

Yo agrego a Abaddon con su disco Abaddon, Avzhia con su disco The key of throne, Guarnerius con su disco Arcanos Abismos y Envenomed con su EP Temple of the Morbid Innards.

Anónimo dijo...

Que tal Migraña,

Confieso que yo era de los que no escuchaba metal mexicano (ni en inglés ni en español) pues mi impresión era que aunque las bandas tenían talento, el nivel de profesionalismo era bajo; sin embargo desde hace 5 o 6 años he seguido más de cerca la escena y he descubierto con sorpresa y orgullo a varias bandas de gran calidad a las cuales ahora escucho constantemente.

Lo que mencionas sobre la calidad de nuestras agrupaciones en comparación con las de otros países es muy cierto, hay buenas y no tan buenas en todo el mundo. Tengo varios amigos de Alemania (País donde se produce mucho metal y muy variado)a quienes les cagan por ejemplo Equilibrium, Edguy o Scorpions, pero les he pasado discos de Voltax, Acrania y Maligno y les han encantado, aún por encima de otras bandas de su país, incluso me han preguntado si hacen giras en Europa porque les gustaría verlos en vivo, la diferencia es que deciden si les gusta o no en base a sus propias aficiones y no al país de origen de la música.

El definir el malinchismo y sus orígenes es cosa muy complicada y a mi parecer sin sentido, creo que lo importante es quitarnos esos prejuicios y comenzar a respetar, disfrutar y apoyar a las bandas mexicanas como lo hacemos con las extranjeras.

Dagon

Anónimo dijo...

JUAN BISTECES
Luis Jasso por que no haces un articulo sobre los "promotores" de metal en México que tanto daño le hacen a las bandas nacionales al no pagarles su correspondiente trabajo, llámense live talen o JSC PRODUCTIONS etc, esta ultima de las mas ratas y a la vez de las mas afamadas del circulo semiunder, por que no hablar de ese tema puesto que es lo que tambien le resta seriedad a la ecena, digo si no le pagan a bandas como voltax, split heaven, makina o luzbel el malinchista tambien se agarra de hay para demeritar el trabajo de bandas que hacen bien su trabajo.

Anónimo dijo...

Hola.

El comentario de "Y sucede en todos los ámbitos del quehacer cotidiano en México: la gente prefiere ir al súper en lugar del mercado, prefieren siempre el cine de fuera sobre el hecho en casa, la ropa con etiqueta en otro idioma que la hecha en México, los refrescos extranjeros que los nacionales..." es completamente desinformado. Como si en el súper no se vendieran productos mexicanos o como si la gente no diversificara sus compras entre el tianguis, la tienda de la esquina y el súper. A lo mejor tú no tienes que buscar precios y ofertas, pero creéme que hay gente que tiene que buscar por todos lados y estirar el gasto para poder surtir la despensa. Date una vuelta los domingos por avenida Texcoco, en Neza, y vas a ver si no hay gente que compra en los tianguis. Y date una vuelta por los supermercados cuando hay ofertas y ya me dirás porqué la gente compra allí.

Lo del cine tampoco es tan simple y hay que tener en cuenta la oferta nacional, los distintos géneros y sobre todo, los gustos de la gente. Y tampoco puedes afirmar que todo el cine extranjero es un éxito aquí en México. Si la gente viera películas nomás porque son extranjeras, la Muestra Internacional de Cine o el Tour de Cine Francés se exhibirían en todos los cines de todo el país, y no sólo en algunos lugares. 'Nosotros los nobles' fue un éxito en taquilla por el género, sin importar la nacionalidad. 'El círculo roto' no va a generar millones en taquilla por ser una producción belga-holandesa.

Sobre la ropa, hay muchos aspectos que tener en cuenta. Por ejemplo, la industria textil mexicana ha decaído en los últimos años y no se encuentran buenas telas nacionales con facilidad. Por otro lado, el mercado de la ropa es también muy amplio. La gente que tiene el dinero para pagar ropa de diseñador, prefiere las prendas extranjeras porque, lamentablemente, tienen mejor calidad y mejor diseño. Sin embargo, te apuesto que los uniformes escolares son en su mayoría hechos en México con telas nacionales. También muchas de las tiendas que venden vestidos de noche son mexicanas, a pesar de que tienen nombres italianos (de hecho la mayoría son propiedad de judíos, y te das cuenta por los días en que cierran). A lo mejor conoces mucha gente que tiene dinero y que hasta los calzones se compra de Calvin Klein. Y tristemente a la industria nacional del vestido (y a muchas otras más) le ha afectado más que nada la entrada de productos importados de China, que la gente prefiere más bien por baratos que por extranjeros.

Lo de los refrescos también tiene sus particularidades, comenzando con que en refrescos como la Coca-cola, fuera del jarabe especial, el resto de los ingredientes son mexicanos. Existen marcas nacionales de refrescos de sabor y agua mineral, como Jarritos o Pascual, y también existen marcas mexicanas que han sido compradas por empresas extranjeras, como Peñafiel, Mundet o Yoli. No sé... me extraña mucho este comentario viniendo de ti. Si lo que querías era decir que las bandas de metal en México son víctimas del malinchismo, hubieras dicho eso y nada más.

Saludos.