lunes, noviembre 05, 2007

Hijos de Sodoma


Chequen la parte de abajo, donde trae los temas de "reserva"



¿Thrash domination 06? Thrash domination righ fucking now!


Frank Blackfire. Se le nota que es fan de Sodom, ¡canta todas las rolas! jajaja

A toda iglecita le llega su fiestecita.
A cada guajolote le llega su navidad y a nosotros nos llegó la hora de ver a Sodom. Tan esperado fue el concierto que era menester que por lo menos en mi caso, fuera una noche más bien extraña. Era miércoles en la tarde, pocos minutos antes de las 6 para ser exactos y en el teléfono la sentencia decía que “será en el lobby”. Ya no hablé con la gente de Dilemma hasta el mero viernes en la noche. Llegué como siempre barriéndome, apenas unos instantes antes de las 8pm. Con la caminata (breve en realidad) desde las callecitas adyacentes al Viaducto, casi en la esquina con La Viga, hasta el Circo, llegué a las 8 en puntito. Corriendo, buscando. Uno de los amigos que vende playeras en el lobby estaba como siempre al pie del canón. Le pedí que me guardara unos minutos la Playboy de noviembre porque “le prometí a Angelripper que sacaría parte de nuestra entrevista en esta revista” y así era. Ahí está la columna Sangre de Metal con Sodom.


Agent ... orange, Agent ... orange


Panorámica en azul, pero no en azul cielo sino el azul ¡del fuego!

Minutos más tarde vi llegar a la puerta de invitados a la persona cuya presencia normalmente anuncia que las bandas ya están en camerino. “¡Ya están aquí?” Si. Recogí la revista, fui al camerino y los vi, sentados en la antesalita del camerino, relajados. Afuera la entrada parecía pobre. Los Death blood se rompían la madre en el escenario, pero yo no pude verlos. Había como 500 personas, menos tal vez. Mientras me preguntaba qué pasó en el camino que hizo cambiar la sede del lobby al escenario grande, Angelripper me volteó a ver con cara de ‘tal vez como que te conozco’. Me acerqué como pocas veces lo hago, como casi nunca, como fan sonriente y tembloroso con mi revista en la mano. Como suele suceder en esos momentos, en ves de portarte a la altura, te gana el nervio y te portas un tanto infantil.
“Vine a cumplir mi promesa, aquí está la Playboy, y aquí (señalando la hoja) la nota de Sodom”. Vaya cursilería. Sí le prometí una nota, pero llegar a dármelas de importante y decir “vengo a cumplir mi promesa” nomás hizo que me sintiera más ridículo. Pero ellos y todos los rockeros importantes saben que el fan es bobo por naturaleza, al menos los primeros instantes. Ellos como cualquiera de su nivel (con excepciones) son amables y te dan la confianza de ser tu mismo al instante mismo que se levantan de su asiento para saludarte. Los tres la vieron, los tres levantaron las cejas y los tres le dieron una ojeada brevísima a la nota y se clavaron después en el contenido que hizo de Playboy lo que es. Comentaron cosas en alemán, sonrientes, me agradecieron y me salí. Ja. Estuve con él en un camión de patrocinio para entrevistarlo en Wacken, me invitó una chela. Y lo vuelvo a ver y me vuelve a ganar el nervio. ¡Que viva el rock and roll!

href="http://2.bp.blogspot.com/_-PlD2VsRJQw/Ry-jzzRt3BI/AAAAAAAAA-c/vxyw1QYdoj4/s1600-h/Sodom+-+3676.jpg">
Aaaarrrrrggggghhhhhhhhhhh!


Blackfire inundado por la sangre de Obsessed by cruelty.

Luego la noche se volvió gris. No comentaré por qué, pero empezó Sodom y yo estaba distraído, adentro pero afuera, oyendo pero no escuchando. Y luego un problema más grande surcó el frío, un problema fuerte que al final se resolvió de manera feliz, o por lo menos no trágica. Una noche en la que contesté más veces por la ausencia del caído en la batalla sodomita de mediados de año que cualquier otra pregunta. Pero al final estamos en el metal, los gringos dicen en sus billetes “In God We Trust”, yo digo que “In metal i trust” y el metal me dio tanto hasta ahora que lo justo era que tarde o temprano, la tempestad se calmara. Y se calmó.
Sodom llevaba medio set, o eso aparentaba, cuando pude detenerme a escuchar, a ver, a sentir en la piel el ansia con la que los recibieron.
Angelripper se colocaba frente al escenario, manos a la cintura, sonrisa de oreja a oreja y se quedaba con alguna palabra en la boca. Se veía agradecido y conmovido. Se veía contento. Tocaron un poco de todo, traían como todos un set list, pero se lo brincaron olímpicamente. Tanto que en el encore Tom lo rompió haciendo un ademán de “vale madre”. Esta canción no la hemos tocado en vivo nunca, ni siquiera la hemos ensayado” decía, y lo dijo dos veces, presentando dos temas oscuros. Tan oscura la noche que incluso se coló por ahí Hawaii, tema que pertenece al repertorio de su proyecto de bebedores cheleros anónimos llamado Onkel Tom.
El slam a tope. Muy a tope, tan a tope que alguno se rompió el tobillo. Duele, lo se porque me lo rompí una vez, pero son gajes dl oficio. El slam fue brutal pero no violento, si es que la descripción tiene lógica. Casi fue media hora que vi el concierto desde la barricada. Veía caer dentro de ella a varias personas que llegaban hasta ahí surfeando sobre cientos de cuerpos. Había una chava muy jovencita pagada a la barricada, parada sobre la unión de dos partes de la misma. Morena, muy jovencita y de rasgos exóticos pero bonitos y con un ritmo para sacudir la mata que era la envidia de varios. El guitarrista no le quitaba la mirada de encima, tanto que al final le regaló una plumlla. Le había aventado una tiempo antes pero cayó en el suelo y la agarró alguien más. Al final se la dio a un chico de seguridad para que se la diera en la mano. Y como ella varios, jóvenes que uno la verdad no imagina como conocedores de la banda, y sin embargo corearon cada rola.


Esa sonrisa es de complicidad y orgullo, no de pose frívola.


No cualquiera se convierte en leyenda. Sólo esos que al ver su foto, sabes inmediatamente quienes son.

Mi pasmo terminó a medio concierto cuando tocaron Agent orange. Ahí me di cuenta realmente de en donde estaba y lo disfruté a tope. Lástima que pasara lo del Macoyín, porque me parece que la entrada pudo ser todavía un poco mejor. Como fuera, la gente estaba prendidísima. Outbreak of evil, Sodomized, Ausgebombt, Remeber the fallen, Bombenhagel...hubo un momento en que cada rola era recibida como gran clásico. Incluso en el momento en que tocaron Ace of Spades el respetable la cantó como si Motorhead fuera la banda que todos conocemos y nos morimos de ganas por ver. Y para cantarla, Angelripper colocó el micro como lo hace Lemmy, en un tributo que fue mucho más que ganas de llenar espacio con alguna rolita.
Al final, gran concierto, gran experiencia y una banda humilde que muestra yuna actitud realmente de consideración hacia sus fans. Creo que no miento si digo que nadie salió decepcionado. Por ahí algunos amigos dijeron que el audio estuvo un poco chato y bajo. Puede ser, aunque como casi siempre la culpa es del inge de sonido encargado esa noche, porque el equipo es el mismo de los últimos conciertos, y noches como la de Celtic Frost han demostrado que el equipo es de muy buen nivel.
Fue la noche de sanar una herida, una que el trío sabía que estaba abierta. No comentaron nada al respecto (no que yo recuerde por lo menos) pero se entregaron con una fiereza que dejaba leer entre líneas “supimos lo que pasó, pero estamos aquí para remediarlo”. Es más, en algún momento el Angelripper dijo que “hace muchos años que no veníamos, desde el 92 creo. Pero aquella vez les dije que regresaríamos y aquí estamos”. Fue una noche mucho más emotiva que el promedio. La música ya depende del gusto de cada quien, pero que la banda subió a dejar la piel en el escenario, que el público estuvo ahí con ganas de sudar hasta la última gota de rencor y rabia, y que eso en conjunto creó un ambiente de noche mágica, eso no tiene discusión.


Con fondo rojo y azul, la sangre y la tristeza, Sodom.


Chris Witchunter. Parece Pink Floyd pero no, es Sodom.

Más fotitos del Gallo Ibérico aquí:

Por cierto, de regalo suyo para los glóbulos lectores de la Sangre, tres wallpapers:


Sssssooooddddoooommmmmmmmm!


Este rifle es más bien del mercado de la Meche.



Con todo y rifle del mercado de sonora, ja.

Migraña sodomita (gentilicio de los oriundos de Sodoma, nada sexual).

11 comentarios:

Vandalo dijo...

Rompe su madre estos cabrones de Sodom, de verdad que quiero darme un pinche escopetazo por no ir a los ultimos desmadres pero la situacion economica en el chante esta cabrona.

En fin, CHINGON por toda la banda que si pudo asistir, sacudan la espina unos segundos a mi salud.
Gracias
De nada jajaajajaja.

Don R.

ValhallaWarrior dijo...

Excelente y emotiva reseña Migraña. =)

... a medio toquín estaba elucubrando: "...nunca pensé que ser SODOMIZADO resultara tan placentero..." JAJAJAJA!!!!

...por cierto, el bataco tocaba con tanta "despreocupación" (por ahí escuché que era igualito a Droppy) que me hizo recordar a Bun E. Carlos de Cheap Trick... con la debida distancia... =)

Saludos

LaloWolfen dijo...

Endemoniadamente cabron toquin!!!

ValhallaWarrior dijo...

Sodom haciendo su setlist:

-a ver wey...¿cuales más tocamos?
-...mmm...Obsessed by Cruelty
-¿y cual otra?
-...este...¿ya dije Obsessed by Cruelty?
-...mmm...deja checo...¿y con cual cerramos?
-...pues con Obsessed by Cruelty...
-...pues claro...que wey soy...

=)

Leonel dijo...

Chida tu reseña Migraña

La neta no pude asistir ni al D.F. ni a Monterrey que era mi ultima esperanza ya que en la chamba no me pudieron dar los dias libres, pero ya me tocara verlos en algun otro lado, bueno eso espero, jeje jeje.

Yo creo que la banda que asistio se divirtio como nunca y sera inolvidable para ellos, ni pex.

Todos me dijeron que estubo con Madre el SODOM.

Saludos desde Jarochilandia.

Ñoñel

yayamaiden dijo...

q chida reseña

el concierto chingon no hay mas palabras para describirlo

los sodom se la rifaron bien chido , aca en el iguana casi se lleno

y los weyes bien amables de a madre q chido esos si son rockstar jejej

saludos

lo lei todo jejej la ventaja de ahorita no tener jefe jejej y andar a las carreras

p.d. gracias migraña

Anónimo dijo...

Pues la reseña es buena, lo que no entiendo?? si es broma o que onda??
Pero ni Frank Blackfire, ni Chris Witchunter, estan ya en Sodom??

si es broma esta bien, pero si no pues que onda ?

o no entendi la reseña?? jejeja

np: Stranger In This Town - Richie Sambora

ValhallaWarrior dijo...

...en efecto, Bobby Schottkowski (el bataco que se parece a Droppy) y Bernemann (Bernd Kost, guitarra) son los que estuvieron en el escenario.

Chris Witchunter grabó el más reciente CD de Sodom con canciones que quedaron del primer EP y Frank Blackfire se avienta palomazos de vez en cuando...

...se me hace que el Migraña andaba chupando con algún wey del Universal o del Excelsior y algo se le "pegó"... =)

...nel...no's'ierto... =)

Saludos

Speed dijo...

jajajajaja, ese migraña ora si hizo de la verga mal pedo, como confundir a Blackfire con Bernemann??? Pa la otra que deje de andar de mamon e investigue mejor.

Dejando eso atras, el concierto para mi junto al de Kreator han sido los mas chingones del año, que fuerza, entrega y comunion que se sintio, valieron la pena los 17 años de espera!!!

lenin dijo...

qué tranza ese chico migraña. nada más pa preguntarte si tú sabras de que los dream theater vendran el proximo año o no? Digo, me parece que esta bandota casi siempre que sale material nuevo de ellos se dan un rol por esta tierras. Qué me puedes comentar. M egustaria saber cuándo es posible que lso tengamos por estos lares. Saludos.

Anónimo dijo...

Oye si wey, que pedo con migraña que si blackfire y witchunter jajaajja la vdd yo estube ahi cabron y esutbo de poca madre