jueves, noviembre 06, 2008

Conferencia Global de Metal

Hay tanto que decir y tan poco tiempo.
Noviembre va a ser un mes de pocos textos, tengo más chamba de la que parece normal, el sábado en la mañana viajo a Monterrey y me regreso el domingo tempranito, porque en la noche, hay que darle. Ayer me fui al Foro Sol. Afortunadamente también lo hicieron buena parte de la banda pedota de la fuente de espectáculos. Chelico, el Dr. Almazán, Morriña, El Rober, Roger, Ismael, el buen Arturo Cruz que ayer andaba cortado, igual que el querido Arthur Alan Cumbiagore, Mario y algunos más. Eso significó que a pesar de Vasos Vacíos, Matador, Mal Bicho y 27 largas pesadillas eskatas más, entre el señor Johnnie Walker y nostros la fiesta estuvo chida. En fin, la cosa es que me salí de la oficina a las 5:30 y llegamos al Foro por ahí de las 7. Hoy me salgo a las 7 para llegar al IMER a las 9, que por cierto, hoy van de invitados Juan Santos (legendario promotor mexicano) y el Inge Tibu, ambos con mucho que platicar sobre el Devastation Heavy Metal Fest..
Bueno, ayer, antes de que el señor Walker se derramara en nuestros vasos me dediqué a leer dos textos de un link que me mandó un querido glóbulo (Vic). La página es www.inter-disciplinary.net/ en un apartado que se llama Critical Issues: Imaginative Research in a Changing World (Temas Críticos: Investigación Ctreativa en un Mundo Cambiante). Parece cualquier cosa, pero un apartado se llama Heavy Fundamentalisms: Music, metal and Politics. Me tiré un clavadito para ver que onda y resulta que es una conferencia global que se llevó a cabo en Salzburgo, Austria, entre el lunes pasado y ayer. Para no hacer el cuento largo, varios expositores armaron una puesta de 30 minutos en la que el tema general fuera el heavy metal. ¿Se empieza a poner interesante? Esperen y verán.
Por ejemplo, luego de las presentaciones y bienvenidas, la primera sesión se llamó Estética y Existencialismo. Ahí, la primera exposición fue Tragic Metal (Metal Trágico) ofrecido por Carmen DeAnna, de la Universidad de Maryland, Estados Unidos. El resumen, entre potras cosas, dice que “Este trabajo examinará la relación entre las tragedias griegas, lo dionisiaco y el heavy metal. Nietzche (Federico, filosofo alemán que escribió, entre otros, El Anticristo) alabó a los poetas trágicos por encontrar el balance perfecto entre lo dionisiaco y lo apoliniaco (de Apolo, si se dice de otra manera, la corrección será bienvenida). Apolo es el Dios del sol, la iluminación (intelectual), la poesía y la razón. Dionisio es el Dios del vino, la intoxicación y el éxtasis. Nietzche argumentaba contra que la supresión o pérdida de la dimensión dionisiaca del ser por causa de la modernidad (se refiere a décadas tempranas del siglo pasado, ojo), e incluso Freud desarrolla argumentos similares en sus escritos”.
Bueno, no voy a traducir toda la introducción y mucho menos las ocho cuartillas del trabajo, porque es largo y complejo. Termina su intro diciendo que “Una de las enseñanzas de los poetas trágicos griegos es aceptar el destino propio, carecer de libertad y aún así ser responsable. De forma parecida, muchos artistas del metal retratan en sus letras la fortaleza y dignidad cuando llegan el sufrimiento y la desesperación. El metal pica el espíritu de Prometeo y Antígona contra el nihilismo de la modernidad reciente, al tiempo que provee a la clase trabajadora de un espacio físico y mental para experimentar lo dionisiaco”.
Ay güey. Escribo sobre éste porque es uno de los trabajos que leí en su totalidad. Está muy elaborado, con muchas referencias a filósofos griegos y contemporáneos, pero no está tan difícil de digerir. Es decir, la base de todo el choro es que el metal podría ser algo bueno de acuerdo a los criterios de los poetas trágicos griegos, de las conclusiones de Nietzche (uno de los pensadores más reverenciados de nuestros tiempos) y del sentiodo común. Es una defensa del metal, al que siempre se relaciona con situaciones y referencias negativas.
Ahora, no se como fue la mecánica de las conferencias, lo que sí se es que conseguí entrevistar a uno de los coordinadores de +ésta Primera Conferencia Global. Será en días próximos y obviamente los mantendré informados. Mi idea es leer la mayor parte de trabajos que sea posible para tener un buen contexto. Son temas que me apasionan, mi tesis profesional se llamó “Las letras de las canciones de heavy metal y su significado, como cultura de masas”, así que ya se imaginarán. La idea pues es que el metal tiene mucho sentido social y antropológico. Tengo la fortuna de tener algunos libros respecto al tema, estudios sociológicos sobre el metal, que me han abierto mucho la perspectiva. Lo más reciente son los documentales. Gracias al gallo Ibérico he podido ver Metal: A Headbangers Journey; Global Metal; Metal In Bagdad: Satan Rides The Media (sobre el black noruego) y The Black Metal Mafia. Además, en la Cineteca Nacional vi aquél de Full Metal Village (una perspectiva un tanto sociológica de Wacken) y tengo el DVD de cuatro de los cinco Wackens a los que he podido ir, todos con un documental como hilo conductor. Todos son excelentes materiales. El último que vi fue Global Metal. ¿Cómo les explico que las historias de cómo llegó el metal a China, de cuando Vikerness y/o algunos amigos suyos le mandaron u8na bomba por correo al cantante de Salem (Israel), de por qué después de un concierto de Metallica en Indonesia el metal fue censurado, son fascinantes? Max Cavalera platica una anécdota genial. Ellos (Sepultura) eran fans de bandas como Slayer, y se cagaban cuando veían las fotos en las revistas. Querían ser como ellos y tener cinturones de balas, sólo que en Brasil era imposible, además de ilegal, conseguirlos. ¿Recuerdan las primeras fotos de Sepultura, en las que efectivamente aparecen con cinturones de balas? Bueno, pues no eran balas, eran ¡pilas AA!
Bueno, esta conferencia tuvo muchos expositores, gente como Daniel Frandsen del Instituto de Filosofía, Educación y Estudios Religiosos de la Universidad del Sur de Dinamarca, por ejemplo. Su trabajo se llama “Suicidio, alcohol y Guitarras a todo volumen: El problema ético del Heavy Metal. Este está más fumado, con una compleja discusión sobre ética, estética y moral. Otro es “¿Convertirse o arder? El peculiar caso del metal cristiano” escrito por un investigador finlandés del Departamento de Religión Comparativa de la Universidad Abo Academie de Turku. Es decir, está variadito el cotorreo.
Los que puedan leer inglés, visiten la página. Hay muchos temas, alguno les interesará.
Bueno, todo esto es para decir que en noviembre escribiré poco, pero estaré al pendiente de sucesos importantes para escribir. Lo más próximo es, como todos saben , Exodus y The Haunted. Allá nos vemos.

Yo

8 comentarios:

Azathoth dijo...

que hay migraña, no seas ca. si puedes poner aca en comments los links de los articulos, por que le ando buscando en la página pero no más no los hayo, jojo es que soy medio wiro... saludos desde los yucas y siguele con ganas a la sangre de metal

Anónimo dijo...

http://www.inter-disciplinary.net/ci/mmp/mmp1/prog.html

ahí estan.

Nestoto

Por cierto Luis deja instrucciones que los jueves a partir de las 9 programen metal contigo o sin ti, esta medio gacho eso de chutarse a las bandas cuchas mientras llegas a poner orden jajaja.

Tsunami dijo...

Bastante interesante todo esto... cabría puntualizar que NO se pueden incluir a TODAS las bandas en general... digo, que tendría que hacer Poison o Motley Crue en un contexto filosófico como este??? o a lo mejor yo estoy equivocado, no se... prometo tratar de leer los artículos que se puedan para discutir con mayor elocuencia... sale pues.

Tio Cosa dijo...

buen tema de tesis, migraña, las letras del heavy metal en la cultura de masas. Deberías publicarla.

una pregunta: de los grupos de rock pesado de los sesentas ¿cuáles te laten?.

Chico Migraña dijo...

Me gustan mucho varias bandas de los 60, aunque no creo que sean "rock pesado". Cream, Blind Faith, Yardbirds (¿se nota que me gusta Clapton?) Jefferson Airplane y otro tipo de cosas como The Doors, Hendrix, Janis, Traffic, por supuesto The Who, The Kinks y un muy largo etcétera. Sobre todo un tío era muy clavado de bandas de esa época, y fue buena influencia

Necrozayas dijo...

Qué tal migraña. Abusando de la confianza, quería corregir algo. Los "dioses" son Dionisos y Apolo, no sé por qué en las traducciones al español le quitan la última S al primero, y las visiones del mundo de las que habla Nietzsche en el "origen de la tragedia" son la "Dionisíaca y Apolínea", creo que esa es la manera correcta de traducirlas.

Igual podrías revisar ese libro de Nietzsche, está cortito y es sumamente importante porque con él comienza la crítica a la concepción de la modernidad sobre la vida y el arte, Platón y Sócrates. Por otra parte, se escucha muy interesante la conexión que hace la autora con lo que Nietzsche planteaba, leeré el artículo. Muchísimas gracias por la información.

Saludos, espero no te molesten mis correcciones.

Chico Migraña dijo...

Bienvenidas las correcciones, muchas gracias

Anónimo dijo...

Saludos. En cierta experiencia "existencial-hegeliana", nuestro termino era "APOLINEO" (respetando el acento, of course). O sea, necrozayas y yo andamos de acuerdo.

Es interesante someter a analisis el asunto del metal (o rock and roll, desde mi muy humilde punto de vista). Es decir, nuestra amada musica esta inmersa en no pocos asuntos referentes a movimientos sociales, no? Abundaremos.

P.D. No quiero decir que "necrozayas" y yo tengamos la razon con el termino; esperamos que haya mas opiniones al respecto.

P.D.2 Chale, les debo los acentos.

PEPE.