lunes, noviembre 03, 2008

El testamento y el sacerdote


Esta vez no me iba a pasar. Un cartel como el del viernes ameritaba hacer todo lo posible por ver los dos sets enteritos, y no permitiría que el retraso de algunos me tuviera medio concierto de Testament fuera del recinto. Cuando Judas vino con Whitesnake, sólo ví tres o cuatro rolas de la banda de Coverdale (lo bueno es que no soy precisamente un gran fan). Pero ahora no pasaría.
Sin entrar en más detalles debo decir que lo logré. Antes tuve la oportunidad (y una vez más súper abreviada por culpa de terceros) de saludar a Halford. Muy breve pero muy chido. La anécdota fue que estaban ahí en camwerinos varias cámaras de Tv (Telehit, VH1 y Exa Tv). Del equipo de VH1, la reportera llevaba a su hermanito, un niño como de unos 10 u 11 años. Estaba justo diciéndole a Halford que lo entrevisté por teléfono y que había pasado para saludarlo cuando el niño, con toda la impropiedad característica de la edad, llegó y lo jaló del brazo. “Yes, hello buddy” El niño contestó “can you give me your autograph?” “Oh weel of course”. Le firmó, platicamos 25 segundos y dijo “well, I have to go and grab some tea now, see you guys”. Y se fue. Estaba de muy buen humor, vestido (como aquella vez que lo conocí en el Hotel Presidente) muy informal, con bermudas y camiseta floja, que yo recuerde, sin ningún estampado. Es blanquísimo y alto, yo mido 1.80, él debe medir como 1.86 o poco más. Creí que no lo vería más.


Estaba por ahí despidiéndome del tour manager (una vez arregladas las entrevistas, mi trabajo era en otra área) cuando llegó Testament. He visto a Chuck Billy unas tres veces y cada vez me impacta. Es enorme aunque de cierta manera no lo es. Me explico: su cabeza es del doble del tamaño que una normal, es gordito y tienes brazos del tamaño de un muslo mío. Venía muy serio así que lo más que pude hacer fue mirarlo y sonreír en esa forma de fan que seguro muchos de ustedes comprenden. ¿Qué le dices? ¿Interrumpes su viaje para decirle algo? Yo no. Lo más que hice fue señalarle con la mano la puerta de su camerino, porque se habían metido a un cuarto que decía Testament: Tuning Room. Atrasito llegaron Greg Christian, muy sonriente; Eric Peterson, bajito y rechonchito aunque clave en el sonido de la banda; Paul Bostaph, saludando amablemente a todos y Glen Drover, el reemplazo para las fechas en México de Alex Skolnick, más bien con actitud tímida. Así, sin quererlo realmente, estuve en el lugar perfecto en el momento justo.
Finalmente llegó la hora y a las 20:30 en punto, Testament asaltó el escenario. Fue la primera vez que tocaron en un inmueble grande, y Judas (como lo platicaba Doro Pesch en entrevista publicada aquí mismo) es una banda que trata a sus abridores de manera inmejorable. Así, Chuck Billy y compañía tuvieron audio y luces al 100%, lo cual finalmente marcó la primera vez que tocaron en México en lo que podríamos llamar un concierto masivo con producción de nivel internacional. Sólo tendrían 45 minutos, así que se decidieron por un set list con mayor enfoque en The Formation of Damnation (insisto, ya llegó noviembre y para mí sigue siendo el disco del año). Todo el show lo vi desde la Fila Cero, con el Gallo Ibérico quien por cierto, iba acompañado de la Pollita Ibérica. Desde ahí no queda de otra más que admirar a la banda por la impresionante cantidad de energía que despliega. Abrieron con Over the wall. La gente estaba más bien expectante, calculo que muchos estaban afuera y no necesariamente habían entrado. Into the pit, el rugido fue más intenso. The New Order y ya se escuchaba algo de gente cantando el coro clásico de “For the past it's too late/ 'Cause the world can't control fate/ Shadows cast loud and clear/ Tell the world the new order's here”. Para cuando empezó Practice what you preach, la grada está totalmente llena y la mirada de incredulidad que adornaba las primeras filas de cuerpos amontonados en la valla de la pista se habían transformado en una feroz mueca de felicidad por atestiguar a una banda del calibre de Testament. Es decir, mi impresión es que muchos (sobre todo los más jóvenes, que había bastantes) conocían a Priest, pero no a Testament. U reacción inicial fue más bien tibia y hasta indiferente, pero a la cuarta rola estaba todo el Palacio entregado.
More than metes the eye y Henchmen ride espalda con espalda. Cuánta brutalidad, no había manera de no hacerle al cabeza de sonaja. Chuck Billy caminaba de un lado a otro con su micrófono empotrado en medio pedestal, como siempre. Sacaba la lengua y arengaba a todos. Lo más pesado que han hecho podría ser The Gathering, y dos de las rolas más duras de ese disco son DNR (Do Not Resucitate) y Three days in darkness. Buena parte de DNR se la echó Billy hincado, sacando esa voz gutural brutal y demoníaca que ha perfeccionado desde los tiempos de Low.





Aplastante presentación que hacia el final tenía a los 15 mil metaleros reunidos ahí en éxtasis. Cierto, no es música muy en la onda de Priest, pero ese era el chiste, traer de soporte a una banda legendaria que pudiera acercar a un público un tanto diferente. Cerraron con The Formation of Damnation y un cálido ¡Testament, Testament! por parte de la gente. Y sí, hicieron el disco del año y habían cumplido con la mitad del que competirá por ser el concierto del año.

Con todo y la impresionante puesta de Testament, Judas Priest era el plato fuerte de la noche. Cinco minutos antes de la hora pactada para su salida (9:45) fui a la oficina de producción por el set list. Eso siempre lo hago para que los medios tengan más o menos claro qué tocan los grupos y cuando hagan sus notas más o menos puedan escribir bien las canciones. La oficina de producción está en el mismo pasillo que los camerinos. Iba de salida y en eso veo que viene, ya no Rob Halford (el de las bermudas y la amabilidad a flor de piel) sino el Dios del Metal. Todo de cuero negro, botas con cadenas y espuelas de plata, chamarra, guantes, lentes oscuros y una cara de concentración absoluta. Lo ves caminar así y te quedas sin aliento. Recuerdo por ejemplo la misma escena con Cher, llena de plumas y mamona. Pero este era Dios, con una mueca que decía “vengo dispuesto a matar”, concentración absoluta, así que salí corriendo para ver el show de principio a fin.
No quiero polemizar mucho, leí con respeto las opiniones de varios glóbulos, algunos dijeron que el concierto estaba de bostezo cuando las rolas de Nostradamus, otros de plano dijeron que sólo verían a Testament y se saldrían porque “Nostradamus es una mierda”. Allá ellos, porque la realidad, además, es que de dicho álbum sólo tocaron dos rolas. Luces fuera y enorme manta con la portada del disco, con luces en lo que correspondería a cada ojo. El escenario, viéndolo de frente, tenía tres torres o plataformas. Espero no haber sido el único, pero cuando salió la banda, yo más bien esperaba a Halford. La primera rola fue Prophecy. Salieron todos los músicos, y cuando empezó la voz, repito, espero no ser el único, estaba viendo debao de la batería de Scott Travis esperando a Dios. Como 10 segundos después un fotógrafo se puso junto a mí y apuntó su cámara hacia la izquierda. Halford había salido por otra de las plataformas, con una espectacular túnica plateada y báculo con el símbolo de la banda. La orgía de sonidos clásicos estaba comenzando.



Para mí, en su contexto, Nostradamus es una obra de arte, así que empezar el concierto con la primera rola del disco fue sencillamente una gran noticia. “Yo soy la oscuridad, nacido de la luz. Yo soy la fuerza, el fuego que arde aquí esta noche, trayendo el futuro a toda la humanidad, guía de la vida – la muerte, soy la vista para los ciegos. Tu futuro yace frente a mis ojos. Lo que puedo predecir te aterrará, no puedo controlar lo que será del pasado al presente y de ahí a la eternidad. Yo soy Nostradamus, ¿puedes creer? Yo soy Nostradamus, ¿que yo concibo?”. Terminó la rola y desapareció Halford. La siguiente fue Metal Gods. Imposible no prenderse. Ahora sí salió de debajo de Scott Travis, con un chaleco precioso, de piel, con la cara de Nostradamus en la espalda. Esta vez traía un paliacate de calaveras en la cabeza. La tercera, una de mis grandes favoritas de todos los tiempos: Eat me alive. La chamarra ya era otra y el paliacate había dejado paso a su calvicie. Sí, Dios es calvo y canta metal. Between the hammer and the anvil y Devil’s Child espalda con espalda. Casi todas las canciones de Judas tienen largos solos, y en cada momento de esos tanto KK Downing como Glen Tipton tomaban el centro del escenario, dejando a Halford detrás, bailando y a Ian Hill en su siempre escondida posición, aunque siempre ahí presente. La correa que sostiene la guitarra de Downing trae bordado “Priest”, espectacular, hermoso. Tipton sonreía y hacía varias poses y saludos a la gente de las primeras filas.
Nunca es buen momento para el clásico de todos los tiempos de la banda: algunos dirán que fue muy pronto en el set, otros dirán que fue muy tarde y algunos pensarán que con esa deberían cerrar. El caso es que Breaking the law llegó en el puesto seis de la noche. Un momento antes me llegó un mensajito de texto para buscar a una amiga, así que toda la rola la escuché mientras la buscaba. No ví pues hacia el escenario y no recuerdo entonces si Halford se vistió de manera especial. Siguieron con The Hell Patrol, coreografiada, impresionante. No por nada está dentro de uno de los mejores discos de metal de la historia, Painkiller. Para ese momento me había encontrado a varios cuates: Bucanerito, el Fede Mendoza, la General y la Ardillita y sabía que por ahí andaba mi querido amigo el Harry, el que es medio papá del concepto sangre de Metal. Lo encontré una vez más y vimos el resto juntos, gritando hasta perder la voz (aún la traigo a medias tintas) y bebiendo chela. Y seguía Death. Yo puse en la entrevista que Halford salía de una especie de cajón. Bueno, entendí mal porque más bien salió sentado en un trono. Eso sí, como lo escribí en la entrevista, lleno de calaveras y símbolos. No se paró mientras duró la canción, actuando la desesperación que narra la letra. Mientras explica como el cielo traicionó a la gente y miles mueren, él ceñía el entrecejo y se remolinaba en el cetro, ataviado con otra impresionante chamarra, ésta con correas en las mangas simulando una camisa de fuerza y tiras de cuero cayendo de los antebrazos y bíceps. El báculo que traía también estaba coronado por una calavera de ojos rojos luminosos. Impresionante. Ahora bien, aquí abro un paréntesis para preguntar: si alguien no estuvo ahí por el prejuicio de que “está bien pinche aburrido” ¿podría decirme realmente que hasta ese punto el concierto estaba de hueva? Y para terminar, siguiendo Death se reventaron Dissident Agresor, en la cual por cierto Halford cantó casi impecable.
“Ay como me pega esta pinche rola” me decía el Harry. “No sé por qué pero me hace pensar en mi hija”. Y en el escenario, la balada de la noche fue Angel. Esta vez no tocarían Diamonds and Rust, se decidieron por ésta que tiene su parte lenta y su parte maciza. “Cuando cierro los ojos escucho tus alas de tercipelo y lloro, estoy aquí esperando con los brazos abiertos –oh acaso no lo puedes ver, ángel ilumíname con tu luz”. Hermoso, y creo que a cada quien le pega de manera diferente.
Cambiaron la manta, un enorme ojo eléctrico era indicativo inequívoco de lo que seguía. Fue de las más coreadas, como siempre. Luego, magia. Mi compu, como todas, está dividida en carpetas. Cosas Pop para lo fresa, generales para lo relativo a papelería, etcétera. La carpeta de los eventos rockeros se llama Rock Hard en honor al tema del Defenders of the Faith, que se llama Rock Hard Ride Free. Siguieron con Sinner y ya desde ese momento el Harry y yo gritábamos cada que acababa una rola “Dios es calvo”. Atrás de mí había un tipo que toda la noche pidió a gritos Painkiller. Era bastante alto, muy moreno y grande (de unos 120 kilos). Luego de Sinner la cantaron, a todo pulmón. Durante muchos años, cuando alguien me preguntaba, yo solía decir que Painkiller era la mejor canción de metal de todos los tiempos. Para mí tiene todo, una gran historia, grandes riffs, excelentes solos, un gran juego entre bajo y batería y a Halford a tope vocalmente. Y el viernes no fue la excepción. Sí, Halford ya no canta igual que hace diez años, pero lo hace todavía mejor que el 90% de los cantantes del resto de la bandas. Cuando terminó volteé para saludar a este chavo y me pareció que lloraba. Así de espectacular había sido la presentación.



Para el encore se reventaron con hell bent for Eláter (con la clásica Harley davidson), The Green Manalishi (with the two pronged crown) y mi amiga se volvió loca y cerraron con You’ve got another thing comin’. Tengo que buscarlo, pero este concierto me gustó mucho más que el anterior porque cantaron muchos temas que aquella vez se saltaron. Lo más notorio fue que regresó el defenders of the Faith al set list. Impresionante.
Al final el sentimiento era de “ojalá la noche no terminara nunca, ojalá todos los conciertos de metal fueran tan completos como este”. Testament y Judas Priest. Malditos europeos que tendrán el mismo cartel, más Megadeth, el año que viene. Gran noche.





**Todas estas fotos son de Fernando Aceves/Ocesa.
**El Gallo Ibérico fue como fan, y como estaba en fila cero tiene un montón de fotos. ya me las mandó pero mi mail es tercermundista y nomás no llegan. mañana seguro ya están y las subo como álbum.
**Un saludo muy especial a Zombie y Señora Interesante, dos metaleras de la nueva generación, yeah.

30 comentarios:

YAYAmaiden dijo...

A LOKO!!!!!!!

me encantan tus reseñas cabròn , en la de testament ahhhh! era la locuraaaaaa, el chuck tiene una enrgìa el wey q no manches!!! el paul mendiga agresividad hacìa añicos la baterìa. aquì en monterrey fue la locura!! y cuando leìa la reseña hasta se me puso la piel chinita nomàs de acordarme jajajja.

judas pues es judas, al menos estè estuvo mucho mejor q en graspop, que la neta yo decìa" ese no es el judas q yo vì" jajaj y en la arena muy muy diferentes.

saludos lokochon y pues haber si me doy la vuelta pa darle una visiteada jejejej.

YAYAmaiden dijo...

ahhh!! y si malditos europeos se van a papear!!

bernardo silva dijo...

Excelente resena migrana, y excelentisimo concierto, lastima que entre tanto alcohol, no recuerdo todas las canciones, pero no ma........ ha sido uno de los mejores conciertos que he visto en mucho tiempo, JUDAS ES EL MEJORRRRRRRRRRRRRRRRRRR y Halford efectivamente es Dios

El rock chingón dijo...

Que buen pedo de toquín y que lo disfrutaron. Yo estuve en Costa Rica y me lo perdí. Ni modo,

Anónimo dijo...

Ya te pareces al Mai, cada concierto que vas es el mejor, y siempre el vocalista es "Dios", Judas es una excelente banda, Testament son grandiosos, excelente concierto.

La Señora Interesante!! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Señora Interesante!! dijo...

hay si hay si conoci a halford .. vi al gallo iberico .. a la pòllita .. a sepa quien mas .... pero nada de que : VI A LA SEÑORA INTERESANTE VERDAD ???

uno se siente u_u' jajajajajajaja!!!

jajajajaja en chinga para ver a testament ... eso fue genial .. llegue enfrente pero eso amerita que hoy lunes aun ande con el cuello madreado ¬¬

no me importaaaa lo goze ... todooo!!!


gracias *_*

nos oidos alrato !!!!!


(k

HeLL eMPeRoR dijo...

No ma, ke envidia migraña!!! Pinnche trabajo ke t cargas.... Ver a los testament, y a, como bn lo dices, Dios, ja ja. No ps io estuve en pista y carajo ke concierto tan mas chingon!!! De los 3 mejores a los ke he ido en mi vida... a ver cuando se repite algo parecido!

Paranoid Android dijo...

Migraña, sabes quien era el gordito pelon que bailaba en calzones atras del escenario?

Warg dijo...

Gracias por permitirnos ver a Dios calvo en persona!

El Gallo Iberico dijo...

el de atrás del escenario era el Gallo Ibérico, y dejó esto pa la banda...

http://www.flickr.com/photos/metaldragon/3001166876/

Chico Migraña dijo...

Señora interesantsisísima, Zombie, Fermín, Inge Tibu...
Fueron muchos los amigos ahí en el cotorreo. Perdón que no los mencione a todos pero me alegra saber que la pasaron chido.
Nos escuchamos al ratón, como no

Orgasmatron8a dijo...

PUS YO NO FUI A PISTA Y EL SONIDO DE TESTAMENT FUE HORRIBLE!!! NO SE ESCUCHO NI UNA CANCION BIEN, MAS ALLA DE TODA SU ENERGIA EL SONIDO FUE PESIMO, (AUNQUE NOTO Q EN PISTA NO SE ESCUCHO ASI) JUDAS COMO SIEMPRE IMPECABLES.

Orgasmatron8a

Symphoniker dijo...

Muchas gracias, Migraña. La reseña de a diez, incluído el concierto. Gracia spor los boletos, también, Hay veces en que por cuestiones económicas uno no puede ir a todos los conciertos. Aofrtunadamente no me perdí de éste y cumplí 3 sueños: Ver a Testament, ver a Judas Priest y ver a Paul Bostaph tocar. Sí, soy fan de Bostaph. Siento que siempre lo han menospreciado, ya le sucedió dos veces que lo corren de alguna banda por que el baterista original vuelve. Y yo lo pongo al nivel de Lombardo y de muchos otros, es incréible cómo maneja la batería ese compadre.

Increíble concierto.

victorcalavera dijo...

GRAN CONCIERTO MIGRAÑA... ESPERAREMOS ANSIOSOS EL ALBUM DEL SR DE LA GALLITA JEJJE...

SALIENDO DEL CONCIERTO ME FUI AL PASTORCITO DE LORENZO BOTURINI CON MI CHAVA Y EL INSEPARABLE DODO COPILOTO DE TODA LA VIDA... AL LLEGAR A LOS TACOS ME CAUSA NOSTALGIA UNA MESA COMO DE 12 INDIVIDUOS TODOS ENTRE LOS 14 Y 18 AÑOS (maximo) SOLO DIJIMOS ASI NOS VEIAMOS HACE 12, 14 AÑOS... MUCHA GENTE JOVEN Y UN VERDADERO GUSTAZO ESCUCHAR LOS COMENTARIOS DE: NO MAMES!! DE HUEVOS!! ESTA COMO MI ABUELO PERO COMO LADRAA!! JAJAJA

SALUDOS

sautherom dijo...

Excelente reseña migraña... Por lo que leo fueron los mismos set list que aqui en Monterrey, lo cual fue lo que mas me gusto, un set list bastante poderoso.
Yo pensaba que mucha gente aqui no iba a disfrutar a Testament, ya que en la arena Monterrey habia mucha gente ya mayor que era obvio que iba por Judas.. pero testament se la rifo, se armo el slam y el mosh pit, que hasta yo me meti tal cual puberto adolecente jajajaja, abrieron rajando madres con Over the wall, al igual que alla.. inmpresionante...
Judas ni que decir, disfrute enormemente el concierto, La Yaya me habia dicho que en Graspop habia estado de weba, pero por lo visto aqui se destaparon y dieron un gran concierto el cual disfrute de a madres.... Com bien dices Halford es bastante amable, Hace 4 años me lo tope en el aeropuerto cuando llegaron, la vieja que fue a recogerlos nos decia que venian cansado que no lo molestaramos (llego el aparte de la banda) pero Halford le valio madre y se espero atender a losfans que ahi estabamos, y esta vez no fue la excepcion, ahora si llegaron todos juntos y nuevamente se porto de lo mas amable el Halford, al igual que el restode las bandas, tomandose fotos y firmando todo lo que los pocos fans que ahi estabamos llevabamos..
Por cierto.. en el concierto se acercò a saludarme un amigo tuyo... el Bucanerito, a quien no conocia personalmente, pero sabia de el, por tu blog, estuve platicando con el un rato, buen tipo.
En fin, un gran concierto que disfrute de a madre.. ahora a esperar el que sigue.... Exodus !! El Iguanas se va a caer me cae de madre... jajaja

saludos desde Monterrey

Lex Membrana dijo...

Podria jurar que el chavo que pedia painkiller era mi novio sin embargo el no estuvo en la f-cero... pero igual el estaba al borde de la emocion... Fue para el y para muchos un gran concierto dice: el mejor dia de mi vida... :D (feliz por el)

yo no fui

Anónimo dijo...

Pues yo solo lamento: (ya se por güey me quejo y afortunadamente pude llegar)

No haber comprado boleto en pista

Que el sonido de Testament en las gradas no fue el mejor

No haber podido escuchar a Halford en plenitud de facultades, bien dices lo hace mejor que muchos vocales actuales, pero debió haber sido un deleite escucharlo por lo menos hace 15 años

Beruz

Phantom Lord dijo...

Yo desde que terminó el concierto lo pensé: Impresionante! Y creo que para muchos lo fue.
lo malo es que yo estaba en gradas y Testament no se oyó bien, el sonido muy sucio. Con Priest se oyó macizo y claro, eso si.
Y desde arriba sentí unchingo de envidia por los que armaron slam en la pista
Saludos!

kreator dijo...

Buena receña como siempre Sr. No pudiste describir mejor el sentimiento que deja ver a dos grandes bandas en vivo, Testament super chingon, un sonido medio atascado (al menos asi llegaba a las gradas) pero super chingones, macisos lo weyes y de judas no digo nada por que ya se dijo todo, son los mas cabrones, estan medio ya medio betabeles pero como la rifan y que inche poder en vivo(ojala aprendieran algo de ellos gente como Metallica o Sepultura, entre otro mas jejeje)

Adelante de mi estaba un wey con 4 chavitos (15-18 aprox) diciendo que Testament era un grupo Mexicano, CHALE!!!! jajajajajaja

Tsunami dijo...

Chaaaaale me lo volví a perder!!!!! Como sea, excelente reseña...

victorcalavera dijo...

kreator dijo...

Adelante de mi estaba un wey con 4 chavitos (15-18 aprox) diciendo que Testament era un grupo Mexicano, CHALE!!!! jajajajajaja

Pues a mi me toco escuchar un grito de ANGEL OF DEATH!!!! jajajjajaj

y ustedes q escucharon?

Anónimo dijo...

yo concuerdo con symphoniker, yo tambien queria ver a paul bostaph y por finb se me hizo, yo estuve casi hasta el frente y es impresionante ver a halford cantar painkiller a todo pulmon, para mi es el mejor concierto de este año, y por supuesto estuvo mejor que hace 3 años.

saludos

YAYAmaiden dijo...

victorcalavera:
Pues a mi me toco escuchar un grito de ANGEL OF DEATH!!!! jajajjajaj

y ustedes q escucharon?

jajjaja no manches jajjajajaj se la volaron ajjajajja

Anónimo dijo...

Saludos Migraña. Reseña de 10 para concierto de 10. Es una lástima que no tuvimos la oportunidad de ver a Maiden en el palacio, en fin, conciertazooooo!!!! Y si, Dios es calvo, canta metal y además es gay!!!

Doyman

Monsieur Ramon dijo...

Gran concierto la verdad! Testament se rifo bastante bien aunque no me agrado su audio al principio ya despues mejoro, Judas bueno! bastante bien, francamente me la pase bebiendo pero disfrutando mucho del concierto, no te pude saludar mi buen Luis! nomas te vi pasar rapido pero como andabas chambeando no quise robar tiempo jaja saludos y pasenla bien de verdad!!

La Señora Interesante!! dijo...

ya me chivie jajajaja !!
ya vi el saludo especial al final de la cronica ..

vales mil amiguis !!!!!

=)

Anónimo dijo...

Saludos, Migraña.

Pues yo estoy increíblemente feliz, que ya pude ver a Judas dos veces este año y ambos conciertos fueron buenisisisisisisisisísimos, en serio.

Y nomás quiero añadir, con respecto a tu comentario sobre 'Painkiller', que yo lo que siempre he pensado es que si algún día alguien que no sepa nada de metal me pide que como muestra le ponga una canción, esa sería sin duda 'Painkiller'.

Hasta pronto y saludos a tu hijita.

Victor (el de las fotos de Kiss)

Anónimo dijo...

k onda chico migraña yo estuve en fila cero y fue super genial y ya tengo autografos de judas priest y testament.
pero lo mejor del conciento fue cuando se hecharon breaking the law ya q no pare de saltar y casi me desmayo.

Anónimo dijo...

Hola que tal, pues antes que nada felicitarte por tu crónica, pero si te recomiendo tener mas cuidado con los nombres ya que un guerrero de la guitarra merece que su nombre se escriba correctamente -Glenn (con doble "N") Tipton- yo encontre una chica en el fotolog que los conoce, pero no sé si sea una de tus amigas porque las mencionas sólo con seudonimo pero ninguno coincide, es esta: http://www.fotolog.com/adri_za/55880758 seguire pendiente de tus crónicas.