lunes, junio 25, 2007

Symphony.



"Puede pasarnos todo, puede no pasar nada, no es mas que una tocada más".
Los tiempos en que uno no sabía si después del toquín todo estaría bien han quedado en el olvido. Ya no es probable que llegue la policía montada a madrear gente nomás porque sí; ya no es probable que te tiren agua caliente, que te tiren extinguidor, que te levante la Julia por la facha, que se arme la bronca en la calle porque todos beben ahí, etcétera. Los concieertos de hoy son mucho más profesionales y relajados que antes.

Y así fue elñ de Symphony X. Lo único que no cambia con los años es que cuando llueve, no hay manera de evitar la mojada antes de entrar porque es necesario hacer largas colas. Sigue siendo cliché un concierto de metal y por lo tanto la seguridad es más numerosa y más pasada de lanza. No mochilas, no hebillas, no cadenas para la cartera, en fin.
El boleto decía 21:00 horas y por unos cuantos minutitos, el concierto empezó realmente muy puntual. Como anécdota estúpida, yo llegué poco antes de las 8. De música de fondo estaba "The number of the beast", pero lo demás era basura incongruente con la gente que estaba ahí. La raza chiflaba y los promotores se espantaban un poqutiín.
Ellos: "Necesitamos poner otra cosa"
"Migraña, ¿traes algo?"
Yo: "Si claro. ¿Me lo cuidan como la niña de sus ojos?

Y para acabar pronto, por ahí de las 20:15 lo que sonaba era al menos un poco más ad hoc, el Tribute to the Gods de Iced Earth. Entre las 8 y las 9 puras sonrisas y sorpresas agradables. Gaby Zombie y Shagrath, Andrea LP y su marido, los ganadores (los cinco, bravo) de la trivia. La noche pintaba bien.

A las 9 y cachito, Ágora.
Se veían nerviosos antes de empezar. No se los dije pero todos traían cara de "a ver como nos va seis meses después" jajaja. Nomás por la broma los abracé a todos y les preguntaba si los podía apretar sin romper. Estaban ansiosos, del tipo "¿cuánta gente hay ahorita? ¿crees que se ponga chido?" y demás.
Subieron al escenario y la ovación fue además de merecida, muy calurosa. La sonrisa en cada uno fue más que evidente, sabían que su publico estaba ahí, sabían que el que no era su público al menos de entrada, los iba a ver con expectación. Y así fue.



"Zona de silencio", "Persiste", "Refugio vital". Para saber que a una banda abridora o invitada le va bien hay que escuchar al público, y cada vez que Lalo Contreras pedía brincos, el público brincó. Cada vez que pidió gritos (hey, hey, hey) el público gritó. No todos, pero la mayoría.



"Dunas de mar", "Renacer" y "Segundo pasado". Ese fue el set. Corto pero consistente. Buen regreso; excelente regreso de una banda de altísimo nivel. Se quedaron hasta el final y todavía entonces, pasaditas las 12 de la noche varios pidieron fotos y gritaron cumplidos. Además, y a título personal, el detalle de Lalo Carrillo (batería) de poner el logo de la banda en el bombo, me encanta. Eso es absolutamente vieja escuela.

Siguió Calvaria pero no les fue bien. Dejémoslo ahí. Tocaron "Stronger than hate", "Sálvame", "Náufrago" y "Héroe".



Mientras sucedió todo esto puide conocer un poco más a Zombie, la niña (lo de niña es cariño y se refiere al género, no es despectivo ni receloso) que con su blog me hace tenerle fe a la nueva generación. Ella y el novio vinieron desde Tulancingo, Hidalgo, muestra de que las distancias se acortan cuando hay ganas. Platicamos un rato ellos dos, Andrea kissera, su marido y yo. De a poco se sumó más banda. Ya para cuando estaba cerca de empezar Symphony me había encontrado a todo mundo: el Fede y Viviana, Rodrigo Chopo, Ramón Tenderness, su carnal y el bajista de la banda, el Mai Sharona y Daphnis, Ricardo el promotor de Misfits (ahora ya sé que tiene promotor independiente y que no lo hace el Hard Rock solito, ja), Félix (uno de los que se tomó la molestia de reseñar algo inventado en la última trivia, que no supera el "para sacar al panchito que llevamos dentro" cuando hablé de los ADI), Topi de Scarecrow, Jessica e Itzel "Vive Latino" y muchos, muchos más.
Entre la gente había varias camisetas de Maiden, varias de Symphony (obvio), algunas de Dream Theater. Había bastantes mujeres también. Pintaba bonita la onda.

Symphony comenzó con "Of sins and shadows" y "Domination". La gente realmente estaba prendida, ya se habían dejado escuchar los cantos de "Symphony, Symphony", pero el rugido cuando la banda tomó el escenario fue impresionante. La entrada oficial fue de casi dos mil personas, y se notó, el Salón 21 se veía bastante bien. Muestra del tipo de gente, o mejor dicho de la edad promedio de la gente que estuvo ahí era que el segundo piso estaba lleno. A ese nivel sólo se accede con la condición de comptrar una botella, así que ustedes dirán de que rodada éramos casi todos.



El Russell Allen estaba enfermo. No sé cuánto exactamente, pero traía calentura. Eso sin embargo no se notó, cantó a tope todo el concierto, aunque estuvo un poco estático (poqutio nada más). El reporte que teníamos desde argentina era que no se movían mucho. Cierto, comparados con otras bandas son más quietos, pero tampoco son estatuas.
El problema más recurrente es la queja del audio. Yo escuché "Inferno (unleash the fire)", "Evolution (the grand design)" y "Communion and the oracle" desde la Fila Cero, y el sonido era perfecto. Pero cuando te alejas, sobre todo si escuchas el concierto desde atrás, por la zona de la barra, la calidad efectivamente se reduce bastante. No tengo idea de cual será la explicación, pero es un hecho que sucede casi siempre.



Parte del concierto estuve como a la mitad del foro hacia un costado. Ahí también se escuchaba bien. La bronca es que se ve mal, sobre todo por los pilares que te quitan medio escenario de visibilidad. Eso no influyó sin embargo para que viéramos la técnica de Michael Romeo. La verdad sí es impresionante. Yo conozco poco de la banda, lo he dicho antes. Esperaba algo más progresivo y menos metalero, pero fue al revés.Y qué bueno, porque bandas como Dream Th. ya son demasiado técnicas y pierden el sentido fiestero del metal. Con Symphony X daban ganas de sacudir las vertebras. Siguieron con "Smoke and mirrors", "Set the world on fire (the lie of lies) y "The serpents kiss".



Se acercaba el final, pero Allen todavía tenía ganas de mostrar su gusto por elpúblico mexicano. Enseñó además su capacidad para trascender los viejos clichés: "ya saben como funciona esto (señala justo por la mitad a la audiencia) de aquí para acá (señala del medio a la izquierda) deben gritar cuando cuente hasta cuatro. Luego lo harán ustedes (los de la derecha) y veremos quien grita más fuerte. Uno, dos, tres cuatro" (aaaahhhhhhh) Luego del otro lado. Mientras preparaba a los de la izquierda, los de la derecha hacían desmadre y él decía algo como "antes de empezar, estos cabrones ya les van ganando". El grito de la izquierda estuvo chafón, así que Allen hacía burla como si estuviera dándose un toque, y luego hacía como que gritaba en tono pacheco (el típico grito apagadon, a media velocidad y con los ojos entreabiertos nada más) jajaja. Estuvo simpático el cotorreo.
Su producción era muy básica. Un puete de luces adelante y otro atrás, otro par a los lados formando un cuadrado de luces, casi todas convencionales.
Las pocas robóticas eran cuatro al piso y cuatro más a media altura, detrás de los teclados y batería. Raro en estos tiempos en que se ven pocas luces porque casi todas son robóticas y solitas hacen lo mismo que harían seis convencionales. Según yo traían dos líneas de ocho sistemas por lado, y medio metro detrás, otro par de líneas con cuatro sistemas más. Es decir, se debió escuhar bien en todo el lugar, pero no fue así. Otra vez de regreso a la fila cero, pero le estorbaba a una chava que me decía que me quitara, así que me incomodé y me salí.

Cerraron con "King of terrors" y "Sea of lies". Se fueron y era obvio que habría encore, pero tardaron bastantito en regresar. Calculo que cerca de cuatro o cinco minutos, mismos en los que el público aguantó bien y nunca djó de mantener el espíritu arriba cantando el nombre de la banda. regresaron y Allen presentó a todos, con la ovación más grande obviamente para Romeo. El cierre fue nomás de veinticuatro minutitos con las siete partes de "The Odyssey" completitas.



Así lo viví. Mi impresión es que la mayoría lo disfrutó, que la mayoría eran fans bien enterados de la banda porque cantaron de principio a fin. Creo que fue un buen sábado. Ahora nada hasta agosto, pero ese mes estará desde brutal hasta clásico, con alguna sorpresita por ahí. Es el mes de Celtic Frost, y eso debe ser más que suficiente para que muchos compren dotación de pañal.

Chico Migraña X

10 comentarios:

Zombie dijo...

Cuando íbamos de regreso, golpeados, cansados, pero alegres después de Symphony, Alfredo dijo que era un de los días más felices de su vida. ¡Y quizá aplique para todos nosotros! Sudamos, cantamos, conocimos al Mai, a Andrea LP, al Chico Migraña...

Sí, fue un buen sábado.

Y eso de la hebilla, chale. Hubiéramos golpeado a alguien para darle razón al horrible cliché, jaja. Saludos, Migrañilla.

Anónimo dijo...

Saludos Migraña, la verdad cumplieron los Symphony X, o al menos lo disfrute, con todo y los problemas de sonido.

Dagon dijo...

Muy buen concierto, aunque coincido con Migraña, los problemas de Audio le restaron un poquito, el Sr. Allen en gran forma y Michael Romeo no necesita mover más que los dedos para demostrar su calidad.

Saludos y esperemos que sigan viniendo a nuestro país bandas de este calibre.

AndreaLP dijo...

Me dió mucho gusto conocer a Zombie y a Sagrath y por supuesto saludar a los que por ahí anduvieron.

Me gustó, salí complacida a pesar del sonido y mi malestar.

Como comenté en mi reseña: "Muy buenos pa' ser gringos".

Venus and Mars dijo...

Pues chingon el Concierto ño??, yo la neta esperaba una entrada pobre, nunca crei k Symphony metiera casi 2 mil personas y eso fue un gustazo aparte k la gente se supiera todas es muy poco visto en mexico a no ser de banda de renombre.
Agora mis respetos para mis carnalazos, la neta es un gusto verlos en un escenario de nuevo!! y Calvaria pues mmm como decirlo pa k no suene ogt....Creeo k deverian cambiarle el nombre a Mario's Montaño Project ya que esa banda si contamos cuantos integrantes han pasado por las filas de calvaria pues la neta son un chingo, Calvaria fue una muy buena banda, pero por los elementos que tenia, no solo por Mario, la neta yo fui fan de esa banda, y verlos como el sabado no keda mas k preguntarse donde esta Juan Pablo Agudelo, Oswaldo Blanco y Vicente????
En fin una verdadera pena lo que vi el sabado con esta banda!!!

Venus and Mars dijo...

Posdata:: Gracias el boleto mi buen migraña!!! Yeahhh Migraña si cumple, jajajajaajaj!!!

Speed dijo...

Concierto bueno a secas,bueno es que no soy muy fan de SX pero estuvo bien el tokin, punto negro el asunto del sonido, malo, saturado, a veces no se escuchaba la lira, etc. una entrada mucho mejor de la que me esperaba, con la gente cantando y coreando sus rolas, un buen de chavas de todos sabores y colores. Agora muy bien, gran recibimiento del publico y pues Calvaria que decir? el que los hayan bajando a la tercera rola dice mucho de lo que actualmente es el grupo.

Y como que no hay nada hasta Agosto??? DECAPITATED son pendejos o que?

Josean dijo...

Viajé desde Guadalajara para ver a los gordos (Romeo y Allen) y que feliz estoy de haber ido, aunque ninguno de mis compas jaló, disfruté mucho el concierto. Nunca había escuchado a Agora ni a Calvaria, a decir verdad no creo volverlos a escuchar a menos que sea porque abren a otro grupo, no es que no apoye el talento nacional sino que no es mi tipo de música. Saludos a todos!

shagrath dijo...

Supongo que escuchabas bien en la fila cero por que te llegaba el sonido de los monitores. Lastima de sonido pero estando ahi se te olvidaba a los pocos milisegundos. Gracias por todo Migraine. A ver si nos vemos pronto por allá (o por acá).

Arthur Alan Gore dijo...

Chale...
primera vez que se reúne toooooda la banda y yo en Guanatos...
Chale
Chale
Chale